Los riesgos y los platos rotos

octubre 18th, 2017

Es Jean Claude Piris (Argel, 1943), descendiente de pieds noirs menorquines que emigraron a Argelia, advierte que «nadie en la UE reconocerá ninguna declaración unilateral de independencia por parte del Gobierno catalán». Añade que «es peligroso crear falsas ilusiones sobre una independencia unilateral». Es una voz autorizada que pone el acento en una de las realidades que impiden la secesión de Cataluña mediante la proclamación de una república catalana construida sobre un referéndum sin legitimidad.

Porque el antiguo «problema catalán» no se resuelve con hechos consumados, al margen de la Constitución y el Estatut, vulnerando el Estado de Derecho, ni con la insensata huida hacia adelante que emprendieron Puigdemont y Junqueras, abruptamente truncada por la marcha de empresas ante el triple riesgo legal, financiero y comercial de quedarse en Cataluña. La declaración de independencia asusta, crea incertidumbre y genera toda clase de inseguridades.

Con el 1 de octubre hemos perdido todos. Los separatistas no respetaron las leyes, pero supieron construir un relato desde el victimismo, la deslealtad y el sobado «España nos roba», cuando Cataluña no es una colonia. La primera respuesta de Rajoy, desbordado por los acontecimientos, no fue eficaz. Añade Manuel Vilas que «desde la supuesta izquierda que dice representar, Pablo Iglesias no advirtió nunca de que quienes iban a perder en esta crisis eran los trabajadores». Ocultó el líder de Podemos que la independencia crea una inestabilidad económica que perjudica a las rentas más bajas.

En este complicado contexto de platos rotos, la noticia más relevante es el incipiente acuerdo Rajoy-Pedro Sánchez para debatir la reforma de la Constitución en sede parlamentaria. Por aquí.

 

 

 

Las cuestiones que no se debatieron

octubre 13th, 2017

La ‘nota de premsa’ difundida por el Consell al término de la reunión celebrada el jueves, en el Ayuntamiento de Sant Lluís, por la Comissió de Presidents de Corporacions Locals de Menorca, antes Junta de Alcaldes. elude los dos temas que causaron más interés y debate entre los munícipes. Aséptica y redactada con frío lenguaje administrativo no menciona ni la preocupación de los alcaldes menorquines por el reparto de los fondos de la ecotasa ni la preocupación que suscita en sus respectivos ayuntamientos la derogación parcial (?) de la Norma Territorial Transitoria.

LAS DOS VICEPRESIDENTAS, CARA A CARA. La reunión de la Junta de Alcaldes celebrada el jueves -a la que no asistió el primer edil de Es Migjorn- nos permite conocer cuál es el puesto que la vicepresidenta primera del Consell asigna a la vicepresidenta segunda, sentada en posición de equilibrio inestable y con cara de supino cabreo.

Ambas cuestiones fueron planteadas por la alcaldesa de Alaior, Misericordia Sugrañes, que encontró el apoyo y la comprensión de otros primeros ediles, interesados, lógicamente, en la repercusión que tendrán para sus respectivos municipios. Pero la vicepresidenta primera, Maite Salord, echó balones fuera al señalar que estos «temas políticos» no figuraban en el orden del día. Los alcaldes de Menorca, que se quedaron sin el ‘dret a decidir’, están muy escaldados después de haber sido presionados, el año pasado, para presentar proyectos al Govern con la promesa de obtener fondos con cargo al Impuesto de Turismo Sostenible. Los técnicos municipales tuvieron que hacer horas extras para cumplir los plazos exigidos.

Al final, no fue aceptado ningún proyecto de los ayuntamientos menorquines, con la circunstancia -aún no aclarada- de que diez de los cuarenta millones recaudados con la ecotasa de 2016 quedaron sin distribuir. Todo apunta a que han ido a gasto corriente.

Más lentejas a pagar
Desoye el Consell las advertencias sobre los impactos, repercusiones y consecuencias de la derogación de la Norma Territorial, que además de preocupar a los alcaldes al afectar -léase impedir- proyectos e inversiones en marcha, está causando desazón y malestar en organizaciones profesionales. Son los agentes económicos y los empresarios que asumen riesgos y responsabilidades -financieras, fiscales, laborales y mercantiles- quienes impulsan la economía.

Corresponde a las adminisstraciones fijar las reglas de juego, fijar marcos estables y garantizar tanto la seguridad como la eficacia jurídica. Los vaivenes y bandazos normativos generan incertidumbre y ocasionan la huída de los inversores y los empresarios. Sin ellos no hay actividad económica. No se trata de augurar «cataclismos catastróficos», pero ya sabemos los menorquines quienes hemos acabado pagando el coste de sentencias como la del ‘caso Cesgarden’ y otros asuntos similares. Con la derogación de la Norma Territorial se repite la historia, a mayor provecho de procuradores y de los bufetes de abogados expertos en Derecho Urbanístico y Administrativo, que ya preparan sus demandas y más carga de trabajo para la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Balears. La que preside el magistrado menorquín Gabriel Fiol que condenó al Consell de Menorca por las costosas lentejas de Cesgarden.

Los núcleos rurales
Alarma a los alcaldes la supresión del artículo 32 de la Norma Territorial, que posibilitaba la regularización de los núcleos rurales consolidados. Mientras hay quienes están recibiendo multas de 8.500 euros/mes pero no pueden legalizar sus construcciones en estos núcleos porque debe aprobarse un plan especial. El artículo 32 obligaba a los ayuntamientos a redactarlo a partir de enero de este año, y al Consell, a partir de enero del 2018. Con su derogación se elimina esta obligación legal y se vuelve a dejar a los propietarios como hasta ahora, al albur, en un bucle ruinoso y sin salida. Quede claro que fue Mateu Martínez quien registró una instancia en la que pidió ser relevado, por razones de salud, como asesor jurídico de la Presidencia del Consell.

Exigencias lingüísticas
Mae de la Concha (Gijón, 1954) releva a Alberto Jarabo en la secretaría general de Podemos Balears, desbancando a la crítica Laura Camargo, que partía como favorita. Gana el aparato del partido.

De la Concha vino a Menorca en 1980. Se instaló en Ciutadella, donde regentó La Torre de Papel. Se incorporó a Podemos y en 2005 fue elegida diputada por Balears, pero tuvo que ceder el primer puesto al juez Juan Pedro Yllanes. Porque a pesar de ganar Mae las primarias, Pablo Iglesias impuso al juez mediático. La candorosa de la Concha no protestó. Reelegida diputada en junio de 2016 confiesa: «Si fuéramos una pizzería, sería el chico de la moto». Hoy conduce la moto de Podemos en Balears y circula por las rutas que marca Iglesias en un sidecar con Jarabo como pasajero. Su lema es «o gobiernas o solo recoges miguitas». Armengol ya sabe que no sufrirá con la asturiana-menorquina, la cara amable de Podemos en Balears.

 

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Lograrán Maite Salord e Isaac Olives convencer a Air Nostrum para que cubra la ruta invernal con Londres tras la quiebra de Monarch?

¿Por qué la Conselleria de Medi Ambient aún no ha empezado a limpiar los torrentes, con un retraso de tres meses?

¿Cuándo piensa actuar el Consorci de Residus de Menorca para eliminar los 76 vertederos incontrolados detectados en toda la Isla?

¿Cuándo cubrirá el Govern las plazas de fisioterapia educativa para alumnos menorquines, demandadas por sus padres?

¿Por qué incumplen Ara Maó y PSOE el compromiso de impedir la apertura de los ‘súpers’ en los domingos de invierno?

El interés general de Soriano

octubre 10th, 2017

En el pleno del Consell del 16 de octubre PSOE, Més y Podemos derogarán partes y artículos de la Norma Territorial Transitoria (NTT) aprobada en diciembre de 2014 por el anterior gobierno insular del PP.

Según Eduard Soriano Vives, licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, que hoy ejerce como director de Ordenación Territorial en el gobierno tripartito del Consell, esta modificación en el principal instrumento de planeamiento urbanístico de Menorca se aplica en virtud del modelo implantado por el Plan Territorial Insular (PTI) que fue aprobado hace catorce años, sin acuerdo político ni consenso social, por PSOE, PSM y EM-EU.

Sotiene Soriano que el segundo motivo que justificaría la derogación parcial de la NTT es la prevalencia del interés general, pero hoy, como en 2003, tampoco hay acuerdo. Porque el Colegio de Arquitectos, el Partido Popular, la Asociación de Empresarios de Explotaciones Agrarias de Menorca (Agrame) y el Colegio de Arquitectos Técnicos ya se han pronunciado en contra de este enésimo cambio.

Voces ecuánimes y con experiencia, como de la Enric Taltavull, advierten del colapso de inversiones que provocará esta modificación, deben recordar que el marco legislativo ha cambiado en estos catorce años y que las propuestas de los profesionales de la Arquitectura de Menorca no van en contra del modelo territorial del PTI. Llegados a este punto habrá que preguntar a Eduard Soriano si el interés general al que alude consiste en la paralización de ocho proyectos en marcha que ahora se verán afectados y no podrán ejecutarse. ¿Qué garantías y qué confianza transmite el Consell a quienes decidieron invertir en Menorca y constatan, con asombro, que les cambian las reglas de juego a mitad del mandato?

 

 

 

La batalla por la Norma Territorial

octubre 4th, 2017

Dos años y cuatro meses después de las «Mesures dels 100 primers dies de govern al Consell de Menorca», que en junio de 2015 presentaron PSOE, Més per Menorca y Podemos, el próximo martes pondrán sobre la mesa, en comisión, la derogación de la Norma Territorial Transitoria que fue aprobada por el anterior gobierno insular del PP.

Entre aquellas medidas para los primeros cien días figuraba «suspender, inmediatamente, de forma cautelar aquellos aspectos desreguladores y contrarios a la sostenibilidad de la NTT para evitar daños irreparables al territorio e iniciar la revisión del PTI».

EL EQUIPO DE LA NORMA TERRITORIAL. La consellera Marta Vidal con el anterior equipo de la Conselleria de Ordenación del Territorio que logró aprobar la Norma Territorial Transitoria ahora objeto de disección por el actual gobierno del Consell que ha fulminado a Mateu Martínez (PSM) como asesor jurídico de Presidencia.

Después de los meses de retrasos e incertidumbres de Cristóbal Huguet, que al final presentó su renuncia pactada al presidente Tadeo, fue la hiperactiva Marta Vidal quien logró que prosperase la NTT en el pleno celebrado tres días antes de la Navidad de 2014. Aquel 22 de diciembre la consellera Vidal explicó los objetivos de la Norma: «adecuar el Plan Territorial Insular a la nueva legislación, dotar de mayor autonomía a los municipios de Menorca y favorecer el desarrollo socioeconómico de la Isla sin modificar los límites de crecimiento y sin generar mayor capacidad de población». Para ello se facilitaba el cambio de uso de edificaciones ya existentes en rústico, eran suprimidos varios trámites administrativos y reforzados los planes directores sectoriales.

Los cambios que vienen
Arranca ahora la batalla por la derogación de la Norma Territorial, con aspectos clave como el alcance de la retroactividad de sus disposiciones, la anulación de los cambios de uso y la afectación sobre los agroturismos. La aplicación literal de los nuevos criterios provocará la caída y/o paralización de los proyectos hoy en marcha, porque sólo se salvan las licencias -no las declaraciones de interés general- que hubieran tenido entrada, con toda la documentación, hace más de tres meses.

Los agroturismos que llevan un año y medio de tramitación no superarán la criba. También se verán afectadas inversiones en proyectos agrícolas por esta modificación de la Norma Territorial que, tal como ha sido concebida y planteada, es terreno abonado para demandas y recursos. O sea, una vez más quienes tendrán la última palabra serán los jueces y magistrados de lo Contencioso, como ya ha ocurrido en anteriores ocasiones. Y de todo ello en Menorca tenemos amarga y muy costosa experiencia.

Exigencias lingüísticas
Sostiene la portavoz del Govern, Pilar Costa, que a los altos cargos del IBSalut «no se les exige el catalán como requisito para acceder porque no son funcionarios ni empleados públicos». Añade la consellera ibicenca que la Ley de la Función Pública se aplica exclusivamente a los empleados públicos, pero olvida Costa que todos los funcionarios son empleados públicos, pero no todos los empleados públicos son funcionarios.

No debe recordar Costa que los políticos en ejercicio -tanto los electos como quienes han sido designados después, léase directores generales- desempeñan una función pública, de forma que funcionario electo es el que accede a su cargo en virtud de una elección (cargo político). Al ejercer su actividad en la administración pública deberían acreditar el mismo nivel de competencia lingüística que exigen a los médicos y las enfermeras.

Esta controversia se suscita tras expresar el sindicato de Enfermería SATSE su rechazo el proyecto de decreto del Govern que regula la exigencia del catalán al personal del IB-Salut, al excluir a más de 3.500 enfermeras. SATSE y el SIMEBAL denuncian que el decreto ha sido impuesto por el Govern y exime del requisito a jefaturas de servicio, directivos, mandos intermedios y cargos de libre designación. Entre otros, el director general del IBSalut, Juli Fuster, marido de la consellera de Salut, Patricia Gómez.

Entre dos oposiciones
El nuevo escenario municipal en el Ayuntamiento de Es Migjorn coloca al alcalde Pere Moll en una difícil situación de equilibrio inestable entre dos oposiciones: la del PP, que, a pesar de los acuerdos puntuales con Moll, no ha aceptado entrar en la Junta de Gobierno ni las tenencias de alcaldía; y la del PSOE, que ha pasado de formar parte del gobierno municipal con mayoría absoluta al principio del mandato a ejercer la oposición.

El PP de Es Migjorn, cuya presidencia desempeña Antonia Camps, no ha retirado las denuncias contra el primer alcalde que se sustancian en sede judicial. Ahora el PSOE, que ha recuperado al exalcalde Pere Riudavets en el grupo municipal socialista, dirá si apoya o se desmarca de las propuestas exigidas por Ramón Verdú, Manolo Triay -también exalcalde- y Miquel Camps a Pere Moll relativas a la recepción de la urbanización Sant Tomàs, la bajada del IBI y la canalización de las aguas procedentes de los filtros, un grave problema que fue denunciado por el PP mucho antes que el PSOE.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Qué medidas promoverá el Consell para incentivar Menorca como destino turístico durante la temporada baja y atraer visitantes?

¿Conseguirá el Nàutic Ciutadella hallar candidato a la presidencia antes de Sant Antoni, como pide Tolo Carrasco?

¿Qué repercusiones tendrá la aprobación del convenio de hostelería a espaldas de los empresarios de Menorca?

¿Prosperará la demanda del alcalde de Es Migjorn contra el PSOE y conseguirá que sea anulada su expulsión así como las sanciones impuestas?

 

 

¿Entrará en funcionamiento en abril del próximo año la desaladora de Ciutadella como anuncian Govern y Ayuntamiento?

 

 

El problema catalán en tres actos

septiembre 29th, 2017

El 6 de octubre se cumplen 83 años de la proclamación de «l’Estat Català dintre de la República Federal Espanyola». El director de La Vanguardia Agustí Calvet, Gaziel, escribió: «Eso es, ni más ni menos, una declaración de guerra que equivale a jugárselo todo, audazmente, temerariamente, en el preciso instante en que Cataluña, tras siglos de sumisión, había logrado sin riesgo alguno, gracias a la República y a la Autonomía, una posición incomparable dentro de España, hasta erigirse en su verdadero árbitro, hasta el punto de poder jugar con sus gobiernos como le daba la gana». La proclamación duró pocas horas. Fracasó tras la detención del presidente de la Generalitat, Lluís Companys, los consellers de su gobierno y varios diputados de ERC, entre ellos Josep Tarradellas.

43 años después, y a pesar del desencuentro entre Adolfo Suárez y el presidente de la Generalitat en el exilio, Tarradellas pronunció la frase «Ciutadans de Catalunya, ja sóc aquí», que significó el restablecimiento del gobierno de la Generalitat. 83 años después de los sucesos de octubre de 1934 Carles Puigdemont plantea otro envite al convocar un referéndum que ha sido declarado ilegal por los tribunales y calificado de falta de transparencia por Joan Manel Serrat. La sociedad catalana, dividida y crispada, espera que a partir del lunes impere la cordura y el seny. Diálogo, sí, pero sin decisiones políticas unilaterales que vulneran el Estado de Derecho. Porque advierte Iñaki Gabilondo que «si algún día se aborda la tan cacareada reforma de la Constitución tal vez nos encontremos con que la presión sea para ir atrás y no hacia adelante, o que al menos se habrá acentuado esta pulsión». ¿A qué se refiere el maestro de periodistas? Habla del «probable fortalecimiento de la derecha, y de una derecha más a la derecha que podría afianzarse en el poder». Habrá acuerdo.

 

La promoción, pendiente de Eivissa

septiembre 27th, 2017

Septiembre, que es un mes de cambios y novedades, confirma el nombramiento anunciado -y previsto- de Sebastià Taltavull como obispo de Mallorca. Es el primer menorquín que ocupa la sede episcopal de Palma. Tomará posesión el 25 de noviembre, después del pleno de la Conferencia Episcopal Española. Resurge ahora el proyecto para crear la Conferencia Episcopal de Balears, formada por las tres diócesis de las Islas.

El Parlament en la Comisión de Turismo aprueba una propuesta de Més per Menorca, para instar al Ministerio de Fomento a ampliar del 50 por ciento al 75 por ciento -como ya se aplica en las rutas interinsulares- el descuento de residente en el trayecto Menorca-Barcelona. También reclamará medidas y bonificaciones durante la temporada baja, los viajes de fin de semana, estudiantes, enfermos y familiares derivados por el IB-Salut y para las familias numerosas.

DESMARCARSE DE MALLORCA. Los responsables de la organizaciones profesionales del sector turístico menorquín abogan por desmarcarse de Mallorca, contar con espacios independientes en las ferias y gestionar en Menorca el dinero de la promoció. Ahora esperamos la respuesta del Consell d’Eivissa. Foto SERGI GARCIA

En Menorca prosigue, imparable, la venta de llocs a inversores y promotores extranjeros. En esta ocasión la operación afecta a una histórica finca rústica de Ferreries, que en su día perteneció a la familia Martorell. Descubrirán vínculos y relaciones del nuevo propietario con Miami.

Armengol y las urnas
En Mallorca la presidenta Francina Armengol asevera que «el referéndum de Catalunya ya no es legal» y que «de ser alcaldesa, no habría sacado las urnas a la calle».

Frente a la polarización del bate sobre Catalunya, surge la posición intermedia de quienes quieren un referéndum, pero no el de Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, tal como pidió el portavoz de Catalunya Sí que es pot, Joan Coscubiela, en el Parlament catalán, antes de la decisión de no celebrar plenos hasta transcurrido el 1 de octubre. A partir del día 2 habrá otro escenario, elecciones autonómicas y consulta pactada. El jurista y notario Juan José López Burniol apunta que «lo más fácil» es la cuestión del dinero, con un tope al Fondo de Solidaridad y una agencia tributaria compartida.

Promoción sin acuerdo
Aunque diga Armengol que la transferencia de la promoción turística a los Consells se hará efectiva el 1 de enero de 2018, aún no hay acuerdo. Depende del Consell d’Eivissa, cuyo presidente, Vicenç Torres, se ha reincorporado tras sufrir un ictus en julio. El problema es el reparto de los fondos. O sea, el dinero para cada isla.

La consellera del PP-Menorca Salomé Cabrera ya ha solicitado la reunión urgente de la Comisión de Desarrollo Estatutario para conocer el preacuerdo anunciado por la presidenta del Govern, que no está cerrado. Esta cuestión fue tratada en la larga sobremesa que siguió a la presentación de la Mostra de Cuina Menorquina. José Bosch, presidente de Menorca Restauració, propició el diálogo entre Maite Salord, Luis Casals (ASHOME), Joan Melis (CAEB), Isidro Bellota (PIME y Cercle d’Economia) e Isaac Olives. Acuerdo para actuar con criterios menorquines, desmarcarse del modelo mallorquín con campañas y stands de Menorca en las ferias para transmitir la idea de oferta propio, pero que el traspaso de la promoción no se retrase más. Será preciso, además de convencer a los ibicencos, pactar los desacuerdos, todo un reto para la vicepresidenta Salord. En los próximos días se librará esta batalla.

El «peligro» de Tadeo
Escribe Miquel Segura (S’Era, 20 de septiembre): «El conseller de Treball, Yago Negueruela, se llevó un buen revolcón dialéctico en la mañana parlamentaria de ayer. Santiago Tadeo, el pepero que fue presidente del Consell de Menorca, le embistió con furia a propósito de presuntas irregularidades laborales que se estarían dando en la propia Conselleria. Muchos ignoran que el gallego, inspector de Trabajo en excedencia, se ha convertido en el terror dos cangaseiros, perseguidor incansable de supuestas infracciones laborales. Tadeo, que tiene mucho peligro, le echó en cara la incongruencia de ser el gran perseguidor de infractores mientras permite infracciones en su propia casa. La trifulca parlamentaria empezó con un asunto de novias, pero la cosa se torció y al final Negueruela salió bastante escaldado. Posteriormente, los buenos oficios de los servicios de prensa del Govern se encargarían de que el asunto no tuviera el eco mediático que merecía. Para eso les pagan».

Denuncia también Antoni Martorell, exdirector general de IB3 en el segundo Govern del Pacte: «En el Govern, en la Universidad, en todas las instituciones… hábilmente colocada una tropa de aleccionadores profesionales ideológicamente militantes, que se hartaron de repartir leña a los demás en su día y que ahora se llenan los bolsillos con ese dinero público que tanto criticaron para hacer un trabajo de partido, del Partido Socialista, del suyo. Filtran noticias, maquinan, crean cortinas de humo para ella y quien lo paga es usted». («Francina Armengol ya tiene tropa», 16 de septiembre).

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿En qué consiste la nueva infraestructura cuyo proyecto presentarán mañana Lluís Camps, Florenci Conde y varios comerciantes de Es Castell?

¿Cuándo contará con presupuesto y calendario de ejecución la propuesta de Autoritat Portuària para la ordenación y futura gestión de Cala Figuera?

¿Habrá alguna representación menorquina, mañana, en la inauguración del Palacio de Congresos de Palma?

¿Conseguirán desbloquear el jueves la alcaldesa Joana Gomila y el conseller de Medio Ambiente la puesta en marcha de la planta desaladora?

¿En qué consiste el «acuerdo verbal» que pactaron Francesc Ametller y la asociación cultural Amics del Far de Cavalleria?

Casero, ciudadano de Menorca

septiembre 22nd, 2017

Hombre de izquierdas, republicano, teórico, librepensador y activista al mismo tiempo, tertuliano incansable y pícaro filósofo con sentencias inspiradas en el genio cordobés de Séneca, ha ejercido, con su ceceo inconfundible, como andaluz y como menorquín.

Antonio Casero Rodríguez será, muy a su pesar, el protagonista del homenaje que un grupo de amigos ha organizado para este sábado en el Orfeó Maonès. 55 años después, ‘en Casero’, como es denominado y conocido, se ha ganado, por derecho propio, el título de ‘ciudadano de Menorca’. Fue la cara y la voz más conocida del PCE durante la Transición.

Intervino y animó los movimientos antifranquistas desde la clandestinidad; participó en la Junta Democràtica de Menorca (1975) y después en la Assemblea Democràtica (1976). Corrió delante de los ‘grises’ en las fiestas de la Mare de Déu de Gràcia de 1976 por la protesta de Es Freginal (Parc sí, parking no). Firmó el Pacte del Toro (1977) y tomó parte en los debates de la Assemblea Autonòmica de Menorca. Elegido concejal comunista en el primer ayuntamiento democrático de Maó (1979-1983), Antonio Casero ha vivido en primera línea decisiones y momentos relevantes de Menorca durante cincuenta años. Honesto y vehemente, en la noche del 23-F, al conocer el intento del golpe de Estado del coronel Tejero, escondió los archivos del PCE-Menorca con Miquel Vanrell. Ha formado parte de la directiva del Fomento del Turismo de Menorca, proclamado Andaluz del Año en 1977, aconsejó a Josep Portella investigar la obra de Fernando Ortiz…

Incansable, en 2014 firmó un manifiesto a favor de una candidatura unitaria de izquierdas tras haber sido candidato al Senado en 1989. Ahora convoca la concentración «Pel dret a decidir». Genio y figura, Casero.

 

Santa Eulàlia, 5 millones- Ciutadella, 0

septiembre 21st, 2017

Continúan el tripartito de Ciutadella -PSM, PSOE y Gent per Ciutadella y su alcaldesa, Joana Gomila, a la espera de una respuesta del conseller de Medio Ambiente del Govern balear, Vicenç Vidal, para conseguir la puesta en marcha de la desaladora de Ciutadella, que se acabó de construir ya hace seis años.

La petición aún no ha obtenido contestación porque el conseller de Més per Mallorca está muy ocupado y preocupado en resolver los problemas de Eivissa. La misma semana que el gobierno local de Ciutadella solicita esta reunión al Govern, y ya será la tercera para desencallar el problema de la desaladora, el conseller Vidal eleva al Consell de Govern la autorización para que la Agència Balear de l’Aigua i la Qualitat Ambiental (Abaqua) lleve a cabo nuevas mejoras e inversiones en la desaladora de Santa Eulàlia des Riu (Eivissa).

«PER A EIVISSA». La comitiva oficial -presidente del Consell d’Eivissa, Biel Barceló, Pilar Costa y Vicenç Vidal- escuchan las explicaciones durante la visita a las obras de interconexión de la desaladora de Santa Eulàlia bajo el cartel propagandístico del Govern que anuncia «Aquí construim el futur». Falta añadir «per a Eivissa»

Consisten en las obras de ampliación del depósito de agua ya tratada, porque la capacidad actual de la desaladora es inferior a la de producción. El Abaqua -cuyo máximo responsable es el exconseller, exsenador y exdiputado mallorquín del PSOE Antoni Garcies- ya tramita el expediente de contratación, que asciende a 2,3 millones de euros. A esta cantidad debemos sumar otros 2,6 millones de euros que aprobó el Govern en marzo para la conexión de esta desaladora de Santa Eulàlia des Riu a la red de distribución general en alta de Eivissa. En total, 5 millones.

Picaresca en el Abaqua
El pícaro Antoni Garcies, que en una anterior etapa dirigió la empresa pública Tragsa en Balears, es el interlocutor del Govern Armengol que deben lidiar en el Abaqua la alcaldesa Gomila y la concejal de Servicios Generales, Noemí Camps, que no están acostumbradas a tratar ni torear a estos bregados y correosos políticos que hace años ejercen de funcionarios.

Atascados en el desacuerdo sobre el precio que exige al Abaqua al Ayuntamiento de Ciutadella -1,24 euros/metro cúbico para un consumo mínimo de 700.000 toneladas-, deberían centrar sus esfuerzos en conseguir que el Govern pague, como ya ha hecho en Santa Eulàlia des Riu, la conexión a la red de distribución en el municipio de poniente. El marcador de este mandato recoge el resultado desaladora de Santa Eulàlia des Riu, cinco millones de euros del Govern-desaladora de Ciutadella, cero millones.

En la próxima reunión con Garcies, Joana Gomila y Noemí Camps podrán recordarle que aún no ha dado respuesta al escrito remitido en agosto de 2015 por la concejal de Servicios Generales en el que solicitó al Abaqua la ejecución del proyecto para la recogida y desagüe de las aguas superficiales del sector norte de Ciutadella, al objeto de ser canalizadas hacia el Canal des Horts, y el proyecto de la tercera fase de canalización del tramo urbano del Canal Salat. La edil Noemí Camps (PSOE) expuso al director general Antoni Garcies (PSOE): «La ejecución de estas obras es totalmente necesaria para resolver definitivamente la problemática de la recogida de pluviales en el Polígono Industrial de Ciutadella, la ampliación prevista y también el sector de la calle Lleida».

El Abaqua no contesta al gobierno tripartito de Ciutadella, que carece de de maniobra y peso político para presionar al Govern.

Silencio para Sa Nostra
La semana aporta la fusión de Bankia con BMN (Banca Mare Nostrum), lo que significa el fin de la Caixa de Balears Sa Nostra. Desaparece un símbolo de lo que podría haber sido y no fue por la politización de las cajas de ahorros. Sa Nostra llegó a gestionar una cuota superior al 30 por ciento del sector financiero de las Islas.

Desaparece con el silencio cómplice de quienes han sido los directos corresponsables de su mala gestión y las erróneas decisiones que han conducido a su final. No se ha formado comisión de investigación en el Parlament para analizar a fondo lo ocurrido y poner la lupa sobre esta catástrofe. Optan por el silencio mientras investigan las investigadas carreteras de Ibiza.

Sale tocado el vicepresidente Biel Barceló de la moción de reprobación por los contratos adjudicados desde varias conselleries gestionadas por Més al estratega electoral de Més per Mallorca, Jaume Garau. No prosperó la moción (22 votos a favor-24 en contra) gracias a las once abstenciones de Podemos y el Pi. Alberto Jarabo había amagado con el voto a favor, lo que indignó a Més. La Fiscalía prosigue la investigación de aquellos contratos malditos.

Sigue callando y reflexionando sobre lo ocurrido Jaume Gomila, que fue director general de Cultura, y dimitió tras la forzada renuncia de Ruth Mateu.

La próxima semana aportará novedades en Es Migjorn. Mañana conocerá el alcalde Pere Moll las exigencias de los tres concejales del PP, encabezados por Ramón Verdú, para aprobar los presupuestos del 2018 y algunos acuerdos puntuales. La negociación será larga y el acuerdo, complicado.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Aceptará mañana el alcalde Pere Moll el plan de fiscalización redactado por los concejales del PP Ramón Verdú, Manuel Triay y Miquel Camps?

¿Acabará integrándose la vicepresidenta del Consell, Cristina Goméz, en la candidatura de Laura Camargo, que se enfrenta a Mae de la Concha para dirigir Podemos-Balears?

¿Cuándo darán comienzo las obras para el nuevo colegio de Es Mercadal, tan reclamado por madres y padres de alumnos?

¿Quiénes acudieron ayer noche, en Maó, a la fiesta del abogado Xiscu Cardona y la magistrada Samanta Romero tras su reciente boda en Mallorca?

¿Cuándo volverá a presentar el Consell a la Unesco la candidatura Menorca Talayótica?

‘Volem escola nova ja!’

septiembre 15th, 2017

El viernes 7 de octubre de 2016, al día siguiente de una visita del conseller de Educación, Martí March, el titular de portada fue «El colegio de Es Mercadal se construirá en 2018». La información, en páginas interiores, explicaba que «el conseller March anunció ayer que el proyecto del nuevo colegio de Educación Infantil y Primaria de Es Mercadal tendrá una partida reservada en 2017 aunque de menor cuantía, para cuestiones previas como la redacción del proyecto, y que el importe fuerte, que permitirá acometer las obras, queda para 2018, a tenor de las previsiones».

Un año después se desconoce en qué situación se halla la redacción del proyecto básico y de ejecución; el calendario con las fechas de licitación, adjudicación y ejecución de las obras; y, lo más relevante, cuándo y cómo entrará en funcionamiento este reivindicado nuevo centro docente. Todo apunta a que, de no surgir complicaciones en la gestión, ya será el lejano 2020-21, cuando habrá terminado esta legistura del Govern del Pacte.

Pero empieza el nuevo curso y padres y madres exteriorizan su protesta con una pancarta en la antigua escuela de setenta años, inadecuada por la falta de espacio y dos aulas modulares en el patio. Lo más lamentable es que el Ayuntamiento de Es Mercadal debe prestar dos millones de euros al Govern para que construya la escuela, anunciada por el conseller March con un calendario imposible al carecer de la financiación necesaria. El Ejecutivo Armengol se compromete a devolver esta cantidad al municipio en diez años. ¿Ya se ha firmado el convenio?

Mientras, se llevan a cabo actividades escolares en los pasillos, el patio es insuficiente, las clases de psicomotricidad se imparten en una aula de la Escola d’Adults y otro taller debe realizarse en la Escola de Música. Es Mercadal no se lo merece.

 

Empieza la ‘operación Vadell’

septiembre 13th, 2017

Ayer tarde, justo antes de regresar a Roma, el sabio arzobispo manacorí Luis F. Ladaria Ferrer manifestó a «Ultima Hora» que «lo natural es que ahora, cuando el cardenal de Barcelona ya cuenta con los dos obispos auxiliares que había pedido al Papa, Sebastià Taltavull sea nombrado obispo titular de la diócesis de Mallorca».

Ladaria había participado en la consagración episcopal de Antoni Vadell Ferrer y se disponía a regresar al Vaticano. El aguacero que cayó sobre la capital catalana provocó que resbalase el recientemente nombrado prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe y sufriera un esguince. En el aeropuerto de Barcelona Ladaria buscaba una farmacia para adquirir un antiinflamatorio. Pero quien -según todos los vaticanólogos- será creado cardenal por el Papa Francisco en el próximo consistorio no eludió valorar la situación de la Iglesia mallorquina. Ya no se puede prolongar la situación transitoria que supone el periodo de administración apostólica a cargo del prelado menorquín Taltavull Anglada.

La Iglesia ha puesto en marcha la ‘operación Vadell’ para que la diócesis de Mallorca vuelva a ser regida por un obispo mallorquín, que sería Antoni Vadell. El cardenal arzobispo Juan José Omella afirmó en la carta pastoral «Agustín y la misión de los obispos», publicada el pasado domingo, que «ahora llevaremos el báculo del ministerio sacerdotal entre cuatro», en referencia a que va a contar con tres obispos auxiliares: Sebastià Taltavull, Antoni Vadell y Sergi Gordo. Pero ello no significa que deba prolongarse indefinidamente esta situación. Hasta ayer el ardiente báculo de Barcelona era llevado, como escribió Taltavull en «Alfa y Omega» entre dos.

Omella -único prelado español en el dicasterio romano de la Congregación de los Obispos- pidió al Papa Francisco dos auxiliares. También propuso los nombres. Taltavull no ha sido ajeno a estas gestiones, sobre todo en lo concerniente a la designación de Vadell, con quien había trabajado en el Secretariat Interdiocesà de Catequesi de Catalunya i Balears.

De cumplirse los previsiones «naturales» que apunta Ladaria, Taltavull será el primer menorquín titular de la diócesis de Mallorca. En enero próximo cumplirá 70 años, lo que significa que le quedarán seis-siete como máximo de ejercicio, porque deberá presentar la obligada renuncia al Papa, tal como determina el Código de Derecho Canónico. Durante este periodo, Vadell habrá aprendido el «oficio de obispo» como auxiliar del cardenal Omella en una diócesis complicada como es Barcelona. La ‘operación Vadell’ ha sido ideada por Omella y Taltavull, al margen del cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, el gran ausente en la ordenación episcopal celebrada ayer en Barcelona. 75 años después de Josep Miralles, la Iglesia de Mallorca volverá a ser regida por un obispo mallorquín.