Siempre nos quedará Marc Pons

agosto 19th, 2021

La remodelación del Gobierno de Pedro Sánchez, que afectó únicamente a los ministerios controlados por el PSOE, ha vuelto a evidenciar la dolorosa falta de confianza y sintonía política entre Balears y La Moncloa.

La incorporación de siete nuevos ministros socialistas al Ejecutivo formado por PSOE y Podemos no ha implicado la entrada, no ya de un ministro, sino de ningún alto cargo de Balears. Ni secretarios de Estado ni directores generales.

La ausencia de Balears en los ámbitos de decisión del Gobierno central se registra tanto en los 17 ministerios de PSOE como en los cinco de Podemos. Con un Gobierno de 22 carteras esta clamorosa carencia debe tener sus causas y motivos.

Desde el Consolat de Mar y el PSIB-PSOE calificaron de «éxito» el nombramiento, en junio de 2018, de la mallorquina Bel Oliver como secretaria de Estado de Turismo, pero callaron cuando fue cesada en julio de 2020. Era el único cargo relevante de estas Islas en el Gobierno de Pedro Sánchez. Su caída debilitó al PSOE balear y perjudicó a Francina Armengol, principal valedora de la designación de Oliver. Fue relevada por Fernando Valdés, que a punto estuvo de participar en el Foro Illa del Rei de este año.

Además de Bel Oliver, otras dos mujeres del PSIB-PSOE han salido del Gobierno Sánchez: Carmen Orte, que en enero de 2019 dimitió como directora general del Imserso para «dedicar todo mi esfuerzo a ganar las autonómicas de mayo». Y en febrero de 2020 Aina Calvo dejó la Agencia Española de Cooperación Internacional y para el Desarrollo al ser nombrada delegada del Gobierno en Balears.

Pero siempre nos quedará Marc Pons. Hoy, como jefe de gabinete de la ministra Teresa Ribera, es el político de Balears con el cargo más alto en el Gobierno de Pedro Sánchez. ¿Ejerce Pons las funciones de interlocutor de Balears en el Gobierno central? ¿Es el hombre de confianza de Armengol en Madrid?

Balears no es Canarias

agosto 5th, 2021

Al ser preguntado en los jardines de Marivent por cuestiones específicas de Balears, como son el incumplimiento en el desarrollo y aplicación del Régimen Especial o la inclusión del factor de insularidad en los Presupuestos del Estado, respondió Pedro Sánchez el martes con una alusión genérica a Balears y Canarias. Pero el archipiélago mediterráneo nada tiene que ver con las islas atlánticas.

A estas alturas resulta evidente que el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE no recuerda el contenido del acuerdo aprobado en el Consejo de Ministros el 22 de febrero de 2019: el nuevo Régimen Especial de Balears (REB).

Bajo la presidencia de Sánchez aquel consejo dio luz verde a una parte vía decreto ley y otra, a través de un anteproyecto de ley. La entonces ministra portavoz, Isabel Celaá, proclamó en tono solemne que «se reconoce el hecho insular como circunstancia a tener en cuenta en el equilibrio del territorio español» y, junto a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, anunció que «establecemos medidas económicas y fiscales para compensar la insularidad de Balears». Entre ellas, un fondo de nivelación que debería situar a estas islas en la media de inversión del Estado, lo que supondría en torno a 150 millones de euros. Es el llamado fondo de insularidad que el Gobierno no incluyó en los Presupuestos del Estado de 2020 ni en los del 2021. A estos incumplimientos debemos añadir que vinculen Balears con Canarias, cuando el archipiélago atlántico, por su condición ultraperiférica, recibe un tratamiento y unas compensaciones por los sobrecostes de insularidad que no se aplican en Balears.

Por ejemplo, la regla de minimis , lo que castiga y reduce la competitividad de nuestras islas por el transporte de mercancías.

Isabel Celaá ya no forma parte del Gobierno Sánchez, en el que sigue Teresa Ribera, estos días en Menorca. ¿Recuerda el REB que aprobó en febrero de 2019?

Junio: 58% hoteles abiertos; ocupación, 39%

agosto 1st, 2021

Con los datos de junio en la mano, adquiere más sentido y actualidad la cuestión, que escuece, planteada por José Luis Groizard, profesor del Departamento de Economía Aplicada de la UIB: «sería deseable muy poder vivir sin la necesidad de tantos turistas, la cuestión de si podemos».

¿Y cómo conseguirlo? Porque este es el famoso debate sobre el modelo turístico que se repite desde hace años. Implica que «vengan turistas de más calidad» -¿significa mayor poder adquisitivo?-, «distribuir los flujos entre meses que no sean temporada alta», o sea, la tantas veces invocada desestacionalización y que las empresas hoteleras y de restauración «fueran capaces de sustituir clientes con menor poder adquisitivo por otros con mayor». Al final, la fórmula para que menos sea más se reduce a que los visitantes tengan más capacidad de gasto.

SEGUNDO VERANO SIN CAIXERS, CAVALLS I CAVALLERS . Menorca vuelve a renunciar, dos años consecutivos, a la celebración de las fiestas en cada municipio para detener la propagación de la covid. Las miradas están puestas en el 2022.

¿Y los datos de junio? Los hoteles menorquines que se animaron a abrir sus puertas fueron el 58,08 por ciento de la planta hotelera de la Isla. Lograron una ocupación media del 39,31 por ciento.

Estas informaciones, difundidas el jueves por el Instituto Nacional de Estadística, constatan el impacto sobre el negocio de alojamiento de Menorca que provocó el descenso en la llegada de visitantes extranjeros, sobre todo británicos, respecto al último mes de junio antes de la pandemia, el de 2019.

En plena temporada alta de este año atípico, pendientes de las restricciones a la movilidad que van aplicando los países emisores de la UE, siempre nos quedará el turismo español. Menorca espera un intenso mes de agosto, mientras las autoridades sanitarias insisten en la vacunación y advierten de la vertiginosa velocidad de transmisión de la cepa delta.

¿Hubo amaño?

Tras levantar la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, Martina Mora, el secreto de sumario del caso Autoritat Portuària en el apartado relativo a las investigaciones sobre la adjudicación de los amarres del puerto de Maó a Marina Asmen, prosigue el desfile de testigos y declaraciones.

La jueza Mora sospecha que el concurso pudo ser amañado a favor de Marina Asmen, integrada por cinco empresas locales, creada adhoc para optar a esta adjudicación, porque «existía un interés político». Apunta la jueza a una «posible connivencia con autoridades políticas de Menorca», pero aún no ha identificado a quienes desempeñan estos cargos políticos, que tampoco han sido citados a declarar. De momento.

El sumario cifra en «unos 300.00 euros el perjuicio económico» para Autoritat Portuària por un amaño presunto que se investiga en sede judicial. Entre los implicados, la jefa de la Abogacía del Estado en Balears, Dolores Ripoll. Uno de los «indicios sólidos y suficientes» al que alude Martina Mora consiste en que Dolores Ripoll «se apartó de su obligación de informar con independencia» y añade que el marido de la abogada del Estado realizó en 2017 trabajos retribuidos para una de las empresas adjudicatarias del concurso. Joan Gual de Torrella, que estaba al frente de APB cuando se aprobó la concesión, aún no ha declarado.

Educación y fracaso

Escribe en «Ultima Hora» el periodista Javier Mato, profesor de Periodismo del Cesag (Centro Superior de Enseñaza Superior Alberta Giménez) de Palma: «decir que la enseñanza en Baleares es un desastre no es una exageración. Privadamente, la gente reconoce la catástrofe que las instituciones no quieren ver. Ni el Consejo Escolar».

«Dejar que la educación se hunda -denuncia- es condenar a los chicos de segmentos desfavorecidos a la pobreza y la miseria.

Lo que está haciendo el sistema educativo balear es condenar a las familias humildes a seguir siendo pobres, porque nunca podrán salir de la situación en la que se encuentran».

Añade Mato: «el fracaso del sistema educativo nos condena a continuar así , porque no hay mano de obra cualificada, si el sistema produce jóvenes analfabetos -en catalán, pero analfabetos-, con certificados que mienten sobre su formación, ¿a qué tipo de empresas podemos aspirar? Pues a camareros, y gracias».

Quiénes fueron

El Gobierno aprueba una nueva Ley de Memoria Democrática. Plataformas de la memoria histórica denuncian que «la verdad no sólo abarca a las víctimas, también a los verdugos se debería decir quiénes fueron los asesinos». ¿También, por ejemplo, quienes asesinaron al diputado republicano Teodoro Menéndez, los hermanos Gabriel y José Olivar de Olives, el dentista José Anglada y Gabriel Saura en agosto de 1936? Recomiendo la lectura del lúcido y luminoso artículo de Josep Mª Quintana, en la línea del mensaje de perdón y reconciliación difundido esta semana por María Huguet Cardona, hermana del joven sacerdote asesinado en Ferreries a los 23 años en julio de 1936. Un mensaje expresado con serenidad a los 95 años: «aprendí de mi madre a perdonar».

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Cuáles son zonas del «entorno» de Favàritx donde se autorizará el aparcamiento?

¿Cuándo dará a conocer Més al sucesor de Josep Juaneda en la dirección insular de Joventut, Educació i Esports?

¿Cuántos de los 309 pasajeros del crucero Ms Europa 2 que el jueves atracó en el puerto de Maó desembarcaron?

¿Prosperará en el Senado la propuesta de Cristóbal Marqués que protege las casetes de vorera de Menorca?

¿Presentarán contencioso el Consell o el PSOE contra al cambio de uso de Binicodrell, donde se construirá el geriátrico, cuando el Ayuntamiento desestime sus alegaciones?

En clave electoral de mayo del 2023

julio 29th, 2021

En el ecuador del mandato, Maite Salord, en Més, y Antoni Juaneda, en el PP, han dado un paso atrás y dan por concluida su etapa en primera línea de la escena política. Lo que no debe interpretarse que renuncien a seguir haciendo política, porque ambos mantienen viva la vocación.

Es tiempo de congresos, de cambios, descartes y fichajes porque se aproxima con rapidez el horizonte de mayo del 2023, cuando se celebrarán las próximas elecciones municipales y autonómicas.

En el PP balear Gabriel Company optó por no presentarse a la reelección y la diputada Marga Prohens ha sido elegida nueva presidenta regional por aclamación.

El PSIB-PSOE convoca su próximo congreso en el que proclamará a Francina Armengol para emprender una tercera legislatura. En Menorca lo organiza Damià Borràs, incombustible dinosaurio de la política insular, a la que se incorporó con el recordado Tirso Pons en los años 80 del siglo pasado.

El PI, que se desangra en más luchas internas, aún no ha logrado averiguar si es regionalista, nacionalista o autonomista. Desde Menorca no comprenden el origen de estas luchas intestinas en clave mallorquina. Y Ciudadanos, ahora reconvertidos en liberales, también buscan su identidad y futuro.

La primera cuestión consiste en los alcaldes que repetirán y los que se retiran. ¿Aspira Francesc Ametller a seguir en Es Mercadal?, ¿relevará Josep Juaneda a Joana Gomila en Ciutadella?, y ¿quién encabezará la lista de la Entesa en Ferreries cuando Joana Febrer concluya su mandato? Volverán a presentarse Héctor Pons en Maó, José Luis Benejam en Alaior, Antonia Camps en Es Migjorn Gran Joana Escandell en Es Castell y Carol Marquès en Sant Lluís.

Y para la presidencia del Consell, ¿optarán Susana Mora, con el propósito de continuar, Misericordia Sugrañes, Miquel Àngel Maria y Eugenio Ayuso? Todo empieza a escribirse durante este intenso verano.

El error nuclear: dar por vencido al virus

julio 25th, 2021

Miércoles 10 de junio de 2020. Congreso de los Diputados. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afirma que «hemos vencido al virus», en respuesta a la cuestión planteada por el presidente del Grupo Parlamentario Popular, Pablo Casado.

Aquella rotunda, y textual, afirmación del secretario general del PSOE se produce cuando España registra una incidencia acumulada de 10,66 casos por 100.000 habitantes y una cifra de fallecidos que no superaba los 28.000. Sánchez dio por vencido al virus.

DEL «NO TENER MIEDO» A LA TRANSMISIÓN COMUNITARIA DESCONTROLADA. Pedro Sánchez pidió en junio del 2020 «salir a la calle» para «reactivar la economía». Cada vez que se suavizan las restricciones, crecen los contagios. Foto EFE

Trece meses después, julio de 2021, con más de 81.000 fallecidos -cifras oficiales que no coinciden con el exceso de muertesy una incidencia acumulada que se sitúa en los 677 casos, las comunidades autónomas se ven obligadas a endurecer las restricciones en el ocio y las reuniones de no convivientes. Así lo ha acordado el Govern balear ante el aumento de contagios, resultado de una altísima y peligrosa transmisión comunitaria. Y siete autonomías han solicitado o tienen ya autorizado el toque de queda: Cataluña, la Comunidad Valenciana, Navarra y Cantabria cuentan con el aval de la justicia autonómica, mientras que Asturias y Canarias están a la espera de que se pronuncien los tribunales. Y Galicia exige, desde ayer, el certificado de vacunación o una prueba negativa de la covid para entrar en los locales de hostelería en los municipios con alta propagación del virus.

Hospitales y UCIs

E instalados en la montaña rusa de la incertidumbre, las dudas y la confusión, con cambios constantes en las restricciones y las desescaladas, Pedro Sánchez aún no ha admitido el error nuclear de dar por «vencido al virus», que hoy sigue circulando, infectando y contagiando.

Sólo reconoció el presidente del Gobierno errores en la desescalada después de la primera ola -y ya vamos por la quinta- al considerar que se hizo «demasiado rápido». El diagnóstico del doctor Sánchez se ha revelado muy erróneo ante las sucesivas olas y la acentuada incidencia de las nuevas cepas.

El mantra oficial consiste ahora en que «todos debemos aprender a convivir con el coronavirus» y que lo importante no es el número de casos -con el consiguiente confinamiento de contactos estrechossino los ingresos en los hospitales y las unidades de cuidados intensivos. Pues que lo pregunten a los profesionales del Mateu Orfila y del resto de centros hospitalarios de Balears: Son Espases, Son Llàtzer, Manacor, Inca y Can Misses de Eivissa. Y que recaben la opinión de los profesionales de Atención Primaria. ¿Tan difícil resulta que un político con responsabilidades de gobierno, que debe transmitir confianza y seguridad a la población, reconozca sus propios errores?

Jóvenes y críticos

Después nos sorprende la desafección, el rechazo a la política y aumenta la abstención. El último estudio de opinión difundido por Quaderns Gadeso concluye que los jóvenes de Balears se manifiestan «significativamente» más críticos que los adultos con la gestión realizada por el Govern para afrontar la crisis sanitaria, social y económica que ha provocado la pandemia del coronavirus.

Según este informe, «los que se muestran más críticos con el Govern y más benévovolos con la oposición son los jóvenes».

Gadeso atribuye este posicionamiento a «seguramente» las restricciones impuestas. «Los jóvenes necesitan relacionarse con sus amigos como parte de su proceso socializador y las medidas restrictivas impuestas a la fiesta no están cayendo bien. Porque los jóvenes reclaman más libertad.

Y, al mismo tiempo, «el discurso libertario de la derecha, encarnado por la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y su ya famoso hago lo que me da la gana porque soy así, porque soy libre ha obtenido cierto eco entre la población isleña, sobre todo entre los jóvenes».

Entre los 18 y 30 años, un 47 por ciento de los encuestados por Gadeso califica de «preocupante», «mala» o «muy mala» la gestión realizada en Balears por el Govern.

Federación balear

CAEB ha presentado en Eivissa la nueva Federación Empresarial de Restauración de Balears tras impulsar la creación de la asociación de este sector profesional en las Pitïuses.

Alfonso Robledo, presidente de la Associació Mallorquina de Cafeteries, Bars i Restaurants (Restauració CAEB Mallorca) y José Bosch, presidente de la Asociación Empresarial de Hostelería y Restauración de Menorca (Menorca Restaurants) han sido los promotores de esta federación balear.

José Bosch denuncia que «la hostelería está sufriendo en Balears unas restricciones injustas que no se ajustan a la realidad, porque los contagios se producen en la calle y no el interior de nuestros establecimientos, donde observamos los protocolos y cumplimos las garantías sanitarias que nos exigen». Idéntico razonamiento que esgrimen los hoteleros y el sector de alojamiento.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Cuándo estarán instaladas las cámaras para controlar el acceso a la zona de tráfico restringido de Maó?

¿Exigirá el Consell a todo el personal que trabaja en los centros geriátricos de Menorca que debe vacunarse?

¿Cómo ha conseguido el Ayuntamiento de Alaior salvar y mantener los tres chiringuitos de la playa de Son Bou?

¿Prosperará el recurso de la promotora Agrytursa en el que sostiene que no debe asumir la subsanación de las deficiencias de Sant Tomàs?

¿Cuándo, y por qué, decidió Antoni Juaneda renunciar al acta de concejal en Ciutadella y retirarse de la vida política?

La prensa local: un servicio público

julio 22nd, 2021

Cada día hay un grupo de personas que trabaja en equipo para buscar, contrastar y escribir las noticias, los reportajes y las columnas de opinión del diario que ahora tiene en sus manos.

El silencio en la Redacción a primera hora de la mañana se transforma en actividad incesante, movimiento, idas y venidas y teléfonos que siempre llaman a medida que van llegando los periodistas, los reporteros gráficos, maquetadores y todos lo que intervienen en el proceso de transformar las páginas en blanco en un producto informativo diseñado y ordenado desde la arquitectura de la portada a la última.

Quienes pronostican la muerte de la prensa en papel se equivocan, porque se transforma y continúa, adquiriendo mayor sentido y consistencia en el ámbito local. En MENORCA «Es Diari» que este 2021 cumple una trayectoria de ochenta años conocemos -y agradecemos- la lealtad de suscriptores y lectores que dan continuidad a la cabecera periodística más longeva de la Isla, una iniciativa periodística iniciada aquel febrero de 1941 y que hoy se desarrolla a través del diario en papel y el digital menorca.info

Escribe Juan José Millás: «necesito que alguien me interprete las noticias, necesito una sintaxis de las noticias, una gramática de las noticias, una puesta el servicio del sentido de las noticias, necesito que alguien me explique para qué sirven las noticias, que alguien me cuente cómo se monetizan las noticias, que alguien me enseñe a medir los kilates de las noticias».

Los periódicos han formado y siguen formando parte de nuestra vida. Y adquieren su razón de ser cuando desempeñan el servicio público de informar y explicar, lo que exige informaciones veraces, fruto del esfuerzo de los profesionales impulsados por la fuerza de su vocación periodística y también opiniones independientes.

Una tierra -en este caso, región insular- sin prensa propia perdería identidad, voz y personalidad.

Gay de Liébana, siempre a favor de Menorca

julio 18th, 2021

El apreciado amigo y respetado profesor, economista y abogado José Mª Gay de Liébana (Barcelona, 6 de mayo de 1953) ya tenía los billetes para desplazarse a Menorca con su esposa, Mercedes Orfila. MENORCA «Es Diari» y el Cercle d’Economia de Menorca habíamos organizado la presentación de su último libro «Revolución tecnológica y nueva economía. Los secretos contables de Apple, Google, Facebook y Amazon al descubierto», editado por Deusto.

Iba a celebrarse el viernes 20 de marzo de 2020, a las 20 horas, en Can Oliver, que nos había cedido el Ayuntamiento de Maó. Pero el veloz incremento de contagios por la pandemia de coronavirus y las restricciones que se empezaron a aplicar motivaron la suspensión de aquel acto. El 13 de marzo lo acordamos con José María, quien respondió: «No hay otra, Josep, abrazos muy fuertes desde Barcelona, confiando en vernos muy pronto en Menorca».

EN EL FORO MENORCA ILLA DEL REI DE 2017. Gay de Liébana interviene en el Foro Illa del Rei con Agustín F. Estela, Antonio Vivó de Salort, Gonzalo Adán y Laurent Morel. La primera vocación del economista indignado fue el periodismo.

Mantuvimos el contacto periódico, atentos a sus intervenciones en Cope, La Sexta y sus píldoras económicas en «La Vanguardia» mientras luchaba como un jabato -con su poderosa energía, entereza y su enorme fuerza de voluntad- contra aquel cáncer diagnosticado en octubre de 2018.

Lucidez y entereza

José María Gay de Liébana era hombre de convicciones sólidas, de principios y lealtades. Era consciente de la fragilidad de su salud. Hace unas semanas sabía que la enfermedad avanzaba con tanta rapidez que ya era inexorable.

Lúcido y sereno lo explicó en el mensaje enviado hace una semana: «me queda muy poquito de estar aquí y no sé los días que aún voy a estar en este planeta antes de subir al cielo. Intentaré hacer algunas grabaciones más mientras que el cuerpo aguante». Creyente y hombre de fe, recibió la unción de los enfermos, y con la entereza y sosiego que caracteriza a las personas buenas compartió sus últimas horas con María Mercedes, Memé, su esposa, cuarenta años de relación ejemplar en un matrimonio unido, y Pepe, su hijo, que desarrolla su actividad en la cinematografía como director de fotografía.

Tiempos difíciles

El 12 de abril de 2020, tras la lectura de esta sección (11.15 horas) entra el comentario del «economista indignado». Directo, advierte: «Que Dios nos coja confesados porque viene el apocalipsis económico».

Y a continuación, su pensamiento para Menorca: «¿Estáis todos bien por nuestra querida Menorca, Josep? Cuidaros mucho, que sois activo importante para todos nosotros, y todo mi apoyo a la economía menorquina, porque estamos en tiempos difíciles y el futuro inmediato que nos espera, se antoja complicado, querido Josep. Tendremos que remar con mucha fuerza e impregnados de entusiasmo hacia la orilla en busca de la salvación. Abrazos virtuales y entusiasmo a raudales».

Francisco Tutzó propuso, en pleno confinamiento, invitar a Gay de Liébana a un encuentro telemático con los socios del Cercle d’Economia de Menorca. Se celebró el 7 de mayo de 2020 y despertó gran interés. El profesor no defraudó y dio titulares rotundos: «Menorca debe reinventarse con imaginación y apostar por la diferenciación, porque ya no puede seguir con el modelo del turismo de masas», «la insularidad nos ha protegido» y pronosticó que «el 2020 y el 2021 son dos años perdidos para el turismo por las dificultades para viajar, las dudas que abre el coronavirus y las restricciones que se aplican».

Flechas en la diana

«Hombreeeee…». Con esta palabra y su característico tono nasal mientras lanzaba abrazos al aire en señal de saludo a la audiencia empezaba sus intervenciones en televisión. Economista mediático, arquero certero -torrente de ideas, datos contrastados, y conclusiones que invitan a la reflexión- deslumbraba con su verbo ameno y preciso. Cada frase, una flecha en la diana. Le gustaba provocar.

«Si las estadísticas del fútbol están para romperse, las previsiones económicas están para incumplirse», afirmaba.

Y en un acto de la Asociación Española de Asesores Fiscales, de la que formaba parte, empezó con una frase contundente: «Este es un país de chorizos. Y lo digo con todos los respetos».

Catedrático del sentido común, conocía a fondo la realidad de Menorca, que le dolía. Calificó de innecesario el túnel de Ferreries y cuestionó repetidamente las dimensiones de nuestro aeropuerto.

«He cumplido»

Persona maravillosa, amigo de sus amigos, siempre dispuesto a colaborar, aceptó la invitación para intervenir en el Foro Comercio organizado por Ascome que se celebró el 7 de mayo de 2015 en Pime-Maó, con el salón de actos que resultó insuficiente para acoger a la audiencia.

Llegó a Menorca a las 18.35, procedente de Barcelona. El foro empezó a las 19 horas. A las 21 horas nos dirigimos de nuevo al Aeropuerto porque al día siguiente, a las 9, tenía una clase Economía de Empresa en Girona. «Josep, he cumplido» fue su despedida.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Serán declaradas las fiestas de Sant Joan de alto riesgo y se modificará la ordenanza de consumo de alcohol en la vía pública, como pide el PP?

¿Persistirán en la negativa a vacunarse los empleados de geriátricos de Menorca que rechazan ser inmunizados?

¿Prosperará la causa penal de la Fiscalía de Medio Ambiente contra la Demarcación de Costas por los amarres en Sanitja?

¿Conseguirá el Ayuntamiento de Alaior los fondos UE que pide al Govern para el nuevo centro de salud?

¿Cuántos de los presuntos delitos del caso Nerer , que se remonta a 2004, hace 17 años, acabarán en prescripción?

Es doctor Vidalet: del olvido a la reparación

julio 15th, 2021

Tenemos la oportunidad, gracias a la investigación del profesor y escritor Josep Cuello Subirana, de descubrir la trayectoria vital, el espíritu emprendedor y todas las aportaciones del médico Simón Vidal Sintas (Maó, 1899-1950) para mejorar la atención sanitaria de los menorquines.

Aunque el yerno de es doctor Vidalet no llegó a conocerle por su temprano fallecimiento, a los 50 años, ha recuperado la memoria, el entorno familiar, las vivencias y las actividades que protagonizó.

«Metge a Menorca. Simon Vidal Sintas» que acaba de editar Miquel Àngel Anglada Marquès en la imprescindible «Col·lecció Jamma», es un libro apasionante, que combina el sólido conocimiento científico de Cuello Subirana con su perspicaz curiosidad y una mirada inquieta, entre analítica y periodística.

Escribe en el prólogo Miquel Àngel Limón, infatigable periodista investigador: «encontraréis, no solo la biografía individual de un médico, sino toda la densidad del contexto de una familia, de una época social -incluida la política- y un estadio evolutivo de la medicina dentro y fuera de Menorca».

Había obtenido referencias del doctor Vidal Sintas a través de su prima, Mercedes Saura Sintas, pero faltaban piezas para contextualizarlo y recuperar sus vivencias. Lo ha hecho Josep Cuello, que recupera, con este volumen de 426 páginas, el olvido en el que había caído quien fue pionero en el uso de los rayos X en Menorca para los enfermos de tuberculosis pulmonar, y promotor de la primera escuela de enfermeras en Maó y de la Clínica Menorca. «Al entrar en la familia Vidal Andreu vi el inmenso vacío que la ausencia de Simón Vidal había originado. Un cráter de dimensiones geológicas, materiales y sentimentales. Que estaba muy presente, real», desvela Cuello.

«Metge a Menorca» llena este cráter y nos sitúa al protagonista en su tiempo, su vocación, su trabajo y su ciudad. Ya solo nos falta localizar su tesis doctoral.

Si no son culpables, ¿hay responsables?

julio 11th, 2021

Además de la remodelación el Gobierno, que Pedro Sánchez ya no podía retrasar más, la semana trae un triple cambio de criterio que replantea el relato oficialista y el discurso del Govern sobre el coronavirus.

En primer lugar, no debemos fijarnos en la incidencia acumulada, hoy disparada y descontrolada en Menorca por la transmisión comunitaria y los rebrotes -sobre todo entre los jóvenes- que complican el rastreo y colapsan y desbordan a los equipos UVAC. Lo relevante ahora serán los ingresos en los hospitales y quienes entran en las UCI. Francina Armengol: «Es el momento de pensar en otras cosas que no sean la incidencia acumulada».

JÓVENES Y ASINTOMÁTICOS. Muchos de los jóvenes que se concentraron este año en los botellones de Es Pla, a pesar de ser asintomáticos, transmiten el virus y aumenta la incidencia acumulada. Pero hay que pensar en otras cosas.

Este nuevo discurso gubernamental -que la incidencia acumulada no sea el parámetro para medir el peligro covid de un territorio- no ha convencido a Alemania, que incluye hoy a Balears, junto con el resto de España en zona de riesgo y desaconseja los viajes al archipiélago. Las islas triplican la incidencia a siete días que marcan los criterios científicos del país germano. Exigencias alemanas que contradicen la novísima doctrina sanitario-política del Govern Armengol sobre cómo gestionar la pandemia.

Doctrina Armengol

A partir de ahora, el control de la contagiosa infección vírica en Balears -léase las restricciones para evitar más contagios- ya no se ajustará a criterios epidemiológicos, lo que constituye un contrasentido, según denuncia el doctor Claudio Triay, delegado del Sindicato Médico de Baleares (Simebal) en Menorca.

Pero la directora médica del IB-Salut, Tamara Contreras de Pino, no tiene inconveniente en avalar este cambio de planteamiento político porque «tener que encerrarnos para que hagamos algo que ya sabemos, provoca daños colaterales». La doctora Contreras «entiende» que estas decisiones se toman por «las consecuencias económicas que puedan tener».

¿Y los culpables?

Y la consecuencia final de esta extraña nueva normalidad se resume en que no hay que buscar culpables. Así lo han proclamado esta semana en Palma, al alimón, Francina Armengol: «No voy a buscar culpables; no busco culpables en nada»; y el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig al afirmar que «no hay que buscar culpables».

Esta es la cuestión nuclear para quienes gobiernan, como se evidenció en el pleno extraordinario que celebró el Ayuntamiento de Ciutadella, solicitado por el PP, para debatir lo ocurrido este año durante los días de Sant Joan, sin caixers i cavallers, caragols ni jocs i corregudes des Pla, pero con botellones, masificación y mucho desmadre.

Un escenario que ha originado, en gran medida, la explosión de contagios en Menorca, aunque la relajación se repitió y la vulneración de las medidas sanitarias se registró en otros muchos lugares de la Isla. La doctrina oficial insiste en que no procede buscar culpables de lo que pudo haberse evitado y atajado, aunque imperó la imprevisión, la improvisación y el descontrol.

Dispuestos a aceptar la mayor, reclamamos la menor: que asuman sus responsabilidades, porque, de haberlas, haylas. Si no se consideran culpables, al menos que practiquen la autocrítica y sean responsables, porque el 2014, cuando estaba en la oposición, el PSM reclamó la dimisión del entonces alcalde, José María de Sintas, por el accidente mortal en los Jocs des Pla. Siete años después ven las cosas de otra manera -ya no están en la oposición- y nos cuentan que no procede pedir dimisiones ni, mucho menos, buscar culpables. Naturalmente, hay que definir soluciones, pero ¿quién asumirá las responsabilidades?

Mientras, miles de menorquines deben cumplir cuarentena y no pueden salir de casa al dar positivo en las PCR o haber mantenido contacto estrecho con contagiados. La incidencia récord de la pandemia multiplica las bajas de los trabajadores, afecta a numerosas empresas de todos los sectores de Menorca y provoca    el cierre de negocios en plena temporada. El colapso en las UVAC demora las PCR y la comunicación de los resultados. Ha entrado en vigor la prohibición de buscar culpables y responsables.

Isla de los prodigios   

Cambio de tercio. Vamos a la Illa del Rei, que, con acierto, define nuestro articulista de cabecera Pedro J. Bosch como «La isla de los prodigios», al    proponer que «si quieren una inyección de moral y espíritu cívico, no lo duden y acudan un domingo cualquiera a contemplar un milagro en vivo y en directo». Allí conocerán los «voluntarios domingueros».

Hauser & Wirth inicia sus actividades en el recuperado edificio Lángara, con la inauguración, el 17 de julio, de las obras de Mark Bradford. Manuela e Iwan Wirth ponen a Menorca en el mapa mundial del arte. «No será una sala comercial, sino algo más parecido a una fundación, únicamente accesible en barco, formada por ocho galerías de 1.500 metros cuadrados», apunta «El País Semanal».

Y los incansables voluntarios -encabezados por Luis Alejandre, ayer con Mercedes Milá, en desayuno de trabajo- insisten para construir la rampa    de acceso universal, su gran asignatura pendiente.

El Colegio de Médicos impondrá el día 30 su medalla de oro a Alejandre al haber liderado la recuperación del histórico hospital británico.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Cómo afectará a Menorca la remodelación del Gobierno anunciada ayer por Sánchez?

¿Por qué el IB-Salut descartó el cribado de Ferreries, reclamado por el Ayuntamiento, al liderar la incidencia de la pandemia en Menorca?

¿Cuántos bares, restaurantes y negocios de Menorca han cerrado por el confinamiento de sus empleados?

¿Prosperará el recurso de reforma que anuncia el PP contra el archivo provisional del caso judicial del matadero de Ciutadella?

¿Comparecerá la presidenta Armengol en el Parlament por los contratos de Autoritat Portuària de Balears?

La crónica anunciada de los botellones

julio 8th, 2021

Quienes no supieron prevenir, atajar ni controlar los botellones que se repitieron cada noche en Es Pla de Ciutadella durante los días de las fiestas canceladas, anuncian ahora que prohibirán la venta de bebidas alcohólicas en comercios y gasolineras a partir de las 10 de la noche. Pero ‘es mal ja està fet’ y asistimos a un repunte de contagios, con cifras récord de infectados en Menorca, que, además de atentar contra el enorme esfuerzo social realizado en los meses de invierno, pone en peligro la recuperación.

Los mismos que controlaban al milímetro el aforo de bares y restaurantes, contaban las mesas y sillas de las terrazas, vigilaban si había clientes en el interior y multaban por transitar sin mascarilla, fueron incapaces de detectar los miles de pasajeros que desembarcaron a partir del 18 de junio en el puerto de Son Blanc. Debían ser invisibles.

Y hoy padecemos una transmisión comunitaria desbocada porque quienes presentan mayor retraso en la vacunación, que no implica inmunización, son los adolescentes y jóvenes de 16 a 30 años. Los mismos que se lo pasaron en grande y nos dejan el triste récord del mayor número de contagios.

Ayer, en Pamplona, donde se han suspendido los sanfermines, la Policía Municipal desalojó una de las calles más céntricas por aglomeración de personas. En cambio, en Ciutadella, como explica Anna Giner, de Sabadell, durante la ‘verbena de Sant Joan’ de este año  «es como si la covid no existiera, la gente iba sin mascararilla y la Policía no hacía nada». ¿Desalojar Es Pla?, impensable. Cierto, porque ya era demasiado tarde. Relatos de cientos de jóvenes que viajaban en barco a Menorca y ya consumían alcohol sin restricciones a bordo, en lo que era el preludio del gran desmadre. Y no venían en viaje de estudios, sino a perderse en la crónica anunciada de las aglomeraciones y botellones diarios. Pero aquí, en Menorca, la culpa es de un titular de Es Diari.