Archive for the ‘Sin categoría’ Category

Las apuestas y los amaños

jueves, septiembre 20th, 2018

Con discreción, desde hace meses, agentes del Servicio de Juego de Azar de la UDEV-Central de la Policía Nacional están investigando a clubes de Tercera División en Balears por apuestas deportivas ilegales y amaño de partidos. Según informa Julio Bastida, estas pesquisas policiales se centran en varios jugadores, algún entrenador, así como integrantes del cuerpo técnico y directivos. Los responsables de este caso han confirmado que mantienen varias líneas de investigación abiertas, tanto en clubs de Mallorca como en el resto de islas del archipiélago balear. Menorca está también en el foco de las sospechas de los agentes del departamento de Juego de Azar, que se centran en entrenadores y jugadores que han ido rotando en varios clubes.

Porque, mientras las apuestas entran en el ámbito de la legalidad, los amaños constituyen una clara vulneración penal, severamente penada. Con el mero ofrecimiento de un soborno a un jugador, árbitro, entrenador, directivo o persona directamente vinculada a un club deportivo ya estaría consumado el delito una infracción castigada por el Código Penal con privación de libertad de hasta cuatro años de ingreso en prisión, así como cuantiosas multas.

En febrero pasado fue detenido Jonan García, exjugador del Ibiza durante los años 2008 y 2009, en un operativo que se desarrolló en Murcia, Barcelona, Badajoz, Albacete y Madrid, que se saldó con 24 arrestados. Esta misma semana el jugador del Formentera Samuel San José motivó que fuera citado en sede judicial tras una apuesta de 5.000 euros en el equipo de la Pitiusa menor.

“Cuando íbamos a jugar la eliminatoria de Copa del Rey contra el Athletic recibí una llamada de un conocido. Me dijo que si perdíamos por más de dos goles me pagaba 20.000 euros”, admitió San José.

Desde la Policía indican que no se trata de amaños generalizados, pero esta investigación también afecta hoy a Menorca.

 

Gabriel Escarrer arranca el día en Son Bou

domingo, septiembre 16th, 2018

A las ocho de la mañana del viernes, antes de la presentación en el hotel Cala Galdana del proyecto sostenible para Son Bou a la sociedad menorquina, el primer ejecutivo de Meliá Hotels, Gabriel Escarrer Jaume (Palma, 1971), estaba paseando por la playa de Son Bou.

Había amanecido un día espléndido en Menorca, y en aquel remanso de paz y sosiego, junto a la orilla del mar, roto en el infinito sólo por la línea del horizonte, el hijo del fundador y presidente de la compañía hotelera se conjuró para redoblar sus esfuerzos y poner todo su empeño en la transformación de aquellos edificios construidos en 1973 en el mejor hotel vacacional de Menorca.

Gabriel Escarrer conversa, el viernes, con Misericordia Sugrañes. Foto J.P.F.

Los antiguos y obsoletos Sol-Milanos de Son Bou fueron adquiridos en 1984 por su padre, Gabriel Escarrer Juliá (Porreres, 1935), junto con otros treinta establecimientos de la desaparecida cadena Hotasa, de Ruiz Mateos. El grupo Sol -hoy Meliá Hotels Internationalpresentó la mejor oferta económica y ya lleva invertidos 396 millones en la modernización y remodelación de treinta hoteles vacacionales en España. En Menorca la compañía que, desde diciembre de 2016 dirige Gabriel Escarrer Jaume tras relevar a su padre en la dirección ejecutiva de una empresa que hoy cotiza en Bolsa, ha llevado a cabo las obras de reforma y mejora en tres de sus establecimientos, con una inversión que asciende, en conjunto, a 22 millones de euros: el antiguo Gavilanes, transformado en Meliá Cala Galdana el Sol Beach House de Sant Tomàs y el Sol Falcó All Inclusive, situado en Son Xoriguer (Ciutadella), que pertenecía a un tour operador británico quebrado en los años 80.

COMENTARIO CON EL REY

En 2018 la modernización del Milanos-Pingüinos constituye la gran asignatura pendiente de Meliá Hotels en Menorca, un proyecto que aún se resiste, cuyo desbloqueo exige voluntad política con la participación de instituciones gobernadas por distintos partidos.

La tensión preectoral de mayo del 2019 no favorece, ahora, la solución pero los tiempos políticos no acostumbran a coincidir con los empresariales ni con los ritmos judiciales.

En el transcurso de la audiencia con los Reyes en el Palau de l Almudaina de Palma, en agosto de 2015, hace tres años, Gabriel Escarrer padre explicó a Don Felipe el plan de reforma de sus establecimientos en Balears y afirmó que “en Menorca no hay manera de alcanzar un acuerdo con las administraciones para realizar la inversión prevista para los hoteles de Son Bou”. El rey expresó su extrañeza e instó a quien, tras sesenta años de trabajo, había logrado levantar un imperio hotelero formado por 370 establecimientos en 43 países de cuatro continentes: “Gabriel, ve a Menorca y habla con los políticos de la Isla para hallar una salida”.

-Señor -respondió con respeto el empresario hotelero mallorquín que fue tratado con honores de jefe de Estado en el funeral de Fidel Castro- en Menorca ni me escuchan ni me hacen caso.

Para la familia Escarrer, el proyecto de Son Bou es una cuestión prioritaria y de “compromiso con Menorca”. Así lo manifestó el viernes en Cala Galdana el consejero delegado, que con Mark Hoddinot, Toni Aguiló, María Umbert, Rita Barber, Jacinto Salvador, María Morales, Rafael Silva y otros miembros del equipo de dirección de Melià Hotels, y la participación del abogado Pedro Pons Morales trabajan desde hace meses para hallar la fórmula que permita transformar el Milanos-Pingüinos en un “hotel responsable, inteligente y sostenible”. Pero no será fácil.

Se complica la solución por los sucesivos cambios normativos y en los planeamiento urbanísticos -Escarrer invocó la seguridad jurídica en la tierra de los vaivenes políticos-, la ausencia de documentos administrativos que primero no estaban y después aparecen, los criterios del PTI y el propósito de un sector, que reivindica la demolición de los hoteles de Son Bou. No habrá solución sin voluntad política. Por ello, llamó la atención la ausencia del Consell insular -ni políticos ni técnicos- al acto del viernes, mientras que acudió en pleno la corporación municipal de Alaior. Cortés y atento, Gabriel Escarrer aguardó en el hall del hotel Cala Galdana la llegada de la alcaldesa Misericordia Sugrañes. Hablaron antes y después de la presentación. Pero en aquellas conversaciones se notó la ausencia de Susana Mora y Maite Salord, tras reiterar Escarrer Jaume la necesaria colaboración público-privada, que también proclama el Consell. ¿Cuándo se sentarán en torno a una misma mesa Consell, Ayuntamiento y Meliá Hotels? Porque, ¿puede Menorca echar a perder esta inversión de 49 millones que dinamizará toda la zona de Son Bou, hoy en decadencia?

DOS EMBAJADORES

El martes, con motivo de la exhibición de los Red Arrows (Royal Air Force) se desplaza a Menorca el embajador británico en España, Simon Manley. Durante su estancia en la Isla tendrá la oportunidad de conocer la realidad menorquina. Manley es el autor de la respuesta: “Salimos de la UE, pero no salimos de Europa y seguimos teniendo las mismas amenazas, sobre todo la de nuestros amigos rusos, y tenemos que trabajar juntos” al ser preguntado sobre el Brexit.

Será el segundo embajador que visita Menorca en pocos días, porque, siguiendo los consejos del cónsul honorario de Rusia en Balears, Sebastià Roig, el embajador en España, Yuri Korchagin, vino, de incógnito, desde Mallorca en barco a Menorca. Le gustó el trayecto Alcúdia-Ciutadella. Volverá.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Qué políticos menorquines incluyen tesis doctorales y másters en sus currículums profesionales?

¿Explicará Conxa Juanola cómo llegó a Ara Maó un documento interno del Ayuntamiento que después fue difundido en las redes sociales?

¿Logrará el Govern adjudicar las obras que aún no ha podido ejecutar en el Centre BIT?

¿Por qué no asistió el Consell a la presentación del proyecto de modernización de Meliá para los hoteles de Son Bou?

¿Qué ayuntamientos de Menorca aplicarán, en los presupuestos municipales de 2019, reducciones en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI)?

 

De la dictadura a la democracia

jueves, septiembre 13th, 2018

Quienes ahora afirman que “se hizo la transición posible y no la ruptura necesaria” olvidan que en aquellos años de tantas ilusiones y esperanzas como dificultades y tensiones solo era posible la transición. Un periodo, muy difícil y con cientos de escollos a sortear, que incluyó el harakiri de las cortes franquistas, la Ley de Reforma Política, las elecciones constituyentes del 15-J de 1977, la aprobación de la Constitución de 1978 y las primeras municipales democráticas, en 1979, con la constitución, ex novo, del Consell insular.

Todo se resume en seis palabras: de la dictadura a la democracia.

Fácil de enunciar, pero de espinosa e intrincada ejecución. La Transición española, con mayúscula, fue un extraordinario ejemplo de diálogo para superar una Segunda República que fracasó víctima de sus desacuerdos, ambiciones e insatisfacciones el golpe militar en la España de julio de 1936, cuando el Gobierno republicano no garantizaba ni la seguridad ni los derechos cívicos la cruenta guerra civil y los años del franquismo. La Constitución de 1978 constituye un acuerdo histórico a favor de la concordia y la reconciliación.

Explica Luis María Anson que “el eje del sistema fue, como en Holanda, en Dinamarca o Noruega, la Monarquía parlamentaria”, porque Juan III, el hijo de Alfonso XIII y padre de Juan Carlos I, propugnó la devolución al pueblo español de la soberanía nacional, secuestrada en 1939 por ejército vencedor de la guerra incivil.

Cuarenta años después se oyen algunas voces que cuestionan aquella audaz operación política, con orfebres del Derecho Público -de la ley a la ley- como Torcuato Fernández-Miranda.

Menorca y los menorquines, que habían sufrido represión, persecución y asesinatos en 1936 primero y en 1939 después, dieron ejemplo durante la Transición de entendimiento y dignidad para cerrar las heridas de la guerra civil y la represión. La ruptura no era posible.

 

Almuerzo en Cala Galdana con Bel Oliver

domingo, septiembre 9th, 2018

La directora general de Recursos Hídricos, Joana Garau y la alcaldesa de Maó, Conxa Juanola, han dado los titulares de la semana. Garau afirma que “la puesta en marcha de la desaladora depende del Ayuntamiento de Ciutadella”, tras explicar que el Govern ha hecho los deberes, pero aún falta aprobar la modificación de la ordenanza municipal que permita aumentar las tarifas y suscribir el convenio con el Abaqua. Confirma la directora general que las distintas fechas anunciadas por el gobierno municipal de Ciutadella para la entrada en servicio de las instalaciones eran un brindis al sol. El martes habrá más novedades.

Y Juanola responde con evasivas al ser preguntada sobre si aspira a un segundo mandato. “Le estoy dando vueltas”, dice la alcaldesa y se remite a la asamblea que Ara Maó celebrará el 29 de septiembre para el reglamento y el calendario de las primarias.

En la terraza del hotel Meliá Cala Galdana. Los directivos de la Asociación Hotelera de Menorca, CAEB-Menorca y PIME-Menorca pusieron sobre la mesa los problemas, demandas, propuestas y reivindicaciones de los sectores turísticos menorquines. Tomaron nota Isabel Oliver, Susana Mora y Maite Salord

Los alcaldes arrancarán el curso político el próximo jueves en el Ayuntamiento de Alaior, donde celebrarán la mensual reunión de la Comisión de Presidentes de Corporaciones Locales de Menorca, organizada por el Consell. Para esta ocasión, Susana Mora y Maite Salord han invitado a los presidentes de PIME y la Asociación Hotelera de Menorca, Justo Saura y Luis Pablo Casals respectivamente, con el propósito de abordar “la problemática detectada en las urbanizaciones y, si fuera necesario, compartir información más concreta sobre esta realidad en cada municipio”. Esta cuestión ya se puso sobre la mesa en la reunión de alcaldes de julio.

Ahora, Casals y Saura transmitirán las quejas y peticiones de sus respectivas juntas.

De Es Migjorn a Ferreries
La semipresidenta Mora Humbert y la semivicepresidenta Salord Ripoll fueron dos de los comensales que participaron el 30 de agosto en el almuerzo, celebrado en la terraza del hotel Meliá Cala Galdana con la secretaria de Estado de Turismo, Bel Oliver, organizado por la Asociación Hotelera de Menorca.

Su presidente, Luis Casals, decidió y ordenó los asistentes a este encuentro con quien también es la presidenta del PSIB-PSOE, mano derecha de Francina Armengol, durante el periodo 2017-2021 en una ejecutiva de la que forman parte los menorquines María José Camps, secretaria de Política Autonómica, y, como vocales, Pilar Carbonero, Héctor Pons, Queta Camps y Andreu Bosch. La hoy secretaria de Estado fue comisionada en octubre de 2016 por Armengol para pacificar el PSOE-Es Migjorn y hallar una salida a la crisis política crónica de aquella agrupación, pero Oliver dijo a la presidenta del Govern que “lo de Es Migjorn Gran no tiene solución y acabará mal para el PSOE”.

El almuerzo en Cala Galdana contó -por decisión de Luis Casalscon la participación de directivos cualificados de Ashome, CAEB y PIME. Por la Federación de la Pequeña y Mediana asistieron los presidentes de Ascome y Viviendas Vacacionales (Viturme), Vicente Cajuso y Javier Pons de Marco por CAEB-Menorca, Lorenzo Pons, presidente de la Agrupación Empresarial de Agencias de Viajes (Aviba), e Isidro Bellota, de la Asociación de Transporte y por Ashome, además del presidente, los vicepresidentes Francisco Mercadal y Rita Barber, y la técnica Marta Febrer (no pudo acudir la gerente, Azucena Jiménez). La directora insular de Ordenación del Territorio, Elena Costa, acompañó a Susana Mora y Maite Salord.

Oliver acudió con dos asesores: Guillermo Martín Jiménez y Antonia Sastre Llompart y Meliá Hotels -donde se celebró el almuerzoestuvo representado por Antonio Aguiló Colldeforn y Juan Ignacio Pardo. En realidad PIME contó con tres representantes, porque Isidro Bellota preside la Asociación del Polígono Industrial de Ciutadella, integrada en la federación que hoy encabeza Justo Saura. También forma parte Bellota de la directiva del Cercle d Economia de Menorca.

Oliver, sorprendida
Casals explicó que la apuesta de Menorca a favor del turismo cosmopolita se empezó a gestar en junio de 2017 con el anterior secretario de Estado de Turismo, Manuel Butler, para desarrollar una estrategia de promoción específica, enfocada a los visitantes que valoran las características de Menorca. Lorenzo Pons, de Aviba, señaló que “no está siendo una temporada fácil” tras aludir a las cancelaciones y retrasos de aerolíneas como Vueling, las obras en la carretera, el deficitario servicio de los taxis, y el estado de las urbanizaciones y playas. Isidro Bellota advirtió que “en Menorca discutimos la carretera que se debe hacer, cuando en realidad lo importante sería debatir el modelo de movilidad por el que debemos apostar lo mismo que hacemos al discutir el tipo de turismo que debemos traer, cuando lo interesante sería definir el modelo turístico para Menorca”.

En el ámbito comercial dijo Bel Oliver a Cajuso que los establecimientos de Menorca deben aprovecharse del comercio on line, y en el alquiler turístico coincidieron Viturme y Ashome al reclamar las mismas reglas de juego para cumplir las normativas y una limitación del número de plazas, como se limitaron las plazas hoteleras.

Francisco Mercadal propugnó más agilidad administrativa para la concesión de nuevas licencias. Puntualizó que no solicitaba la creación de nuevas plazas turísticas, sino facilidades para reconvertirlas y aportar calidad.

Oliver regresó a Madrid abrumada por el gran número de temas planteados, y con el convencimiento de Menorca no tiene nada que ver con Mallorca ni Eivissa. Aquí le pusieron muchos deberes.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Cuántos trayectos de Vueling con Menorca han sufrido demoras este verano?

¿Qué dirán los técnicos de la Dirección General de Tráfico sobre la rotonda en superficie de Rafal Rubí con un tráfico de 17.000 vehículos diarios?

¿Logrará el PI presentar candidaturas en los ocho municipios en las elecciones de mayo?

¿Qué novedades depararán las nuevas declaraciones d el alcalde Es Migjorn Gran, Pere Moll, en sede judicial, sobre las licencias de Sant Tomàs?

¿Cuándo podrá reunirse el conseller Martí March con la alcaldesa Misericordia Sugrañes por las obras escolares pendientes en Alaior?

 

41 años de compromiso con PIME

jueves, septiembre 6th, 2018

En noviembre de 1977 se constituyó la Federació de la Petita i Mitjana Empresa de Menorca. El impulso fundacional de PIME-Menorca, en aquel año mágico de la Transición con tantos cambios y novedades, surgió en la fábrica Torrent Ciutadella, de los hermanos Rafel y Carlos Torrent. Su primer presidente fue Juli Mascaró, y Pablo Seguí, un joven y desconocido abogado de Alaior, asumió la secretaría general. Las dos primeras asociaciones fueron Industrias Auxiliares de Calzado y Carpintería. Desde el primer momento Antonio Juaneda Anglada formó parte del núcleo de los empresarios fundadores de PIME al incorporarse a través de la empresa familiar Tarsa.

En 1987 asumió la presidencia de la asociación de Auxiliares de Calzado, que desempeñó hasta el 2000. Ese año entra en el comité ejecutivo, como vocal después fue tesorero y durante 18 años, desde el 2000 y hasta el 2018, fue el presidente de la federación empresarial menorquina. Han sido 31 años de colaboración, compromiso y dedicación a la organización menorquina que ahora reconocerá esta larga trayectoria con una merecida Medalla de Oro.

Antonio Juaneda vivió, desde los pequeños despachos de la sede de la calle Federico Pareja de Ciutadella, el proceso de evolución y consolidación de la PIME menorquina compartió muchas horas y reuniones con aquel Pau Seguí infatigable y batallador en los despachos de Palma y Madrid participó e intervino en las gestiones para obtener la financiación que necesitaba la entidad para construir primero la sede en el Polígono de Ciutadella y después el edificio en el Polígono de Maó, porque las oficinas de la mahonesa calle Padre Huguet también se habían quedado pequeñas. Antonio Juaneda es un hombre discreto, intuitivo y observador, al que no le gustan las estridencias. Persona de diálogo y conciliadora, ha vivido en primera persona la historia de PIME-Menorca. Deja huella.

 

La investigación que elude Montse Morlà

domingo, septiembre 2nd, 2018

Todo empieza a moverse. Los ocho alcaldes, tanto los que aspiran a repetir -son los que aparecen en todas las fotos- como aquellos que no optarán a un segundo mandato, quieren cerrar temas relevantes.

Ayer lo logró Lluís Camps que, con Susana Mora y Marc Pons, anunció el principio de acuerdo para adquirir los cuarteles de la Explanada de Es Castell y destinarlos a servicios públicos. Arranca ahora el proceso para la firma del convenio de colaboración -previsto para diciembre- que concretará la participación de cada institución y después se anunciarán los posibles usos. Es preciso redactar el pacto con la Sareb (Sociedad de gestión de activos procedentes de reestructuración bancaria). La cantidad que cobrará el banco malo está cerrada, aunque el conseller Pons aluda a flecos y detalles , pero ayer no era el día para darla a conocer. Entre febrero y marzo del 2019 habrá más noticias, porque la compra de los cuarteles de Es Castell forma parte de los respectivos programas electorales.

¿Manifestación de kellys o de políticas? Mae de la Concha, diputada, Joana Gomila, alcaldesa, Maria Cabrisas, consellera, Noemí Camps, segunda teniente de alcaldía, y Bárbara Torrent, directora insular de Bienestar Social y Familia. Se olvidaron de transmitir sus quejas al conseller Negueruela. Foto: SERGI GARCIA

En Maó la alcaldesa Conxa Juanola, cabeza del cartel de Ara Maó para mayo del 2019, no quiere demoras en la puesta en marcha de la primera desnitrificadora, anunciada en julio de 2017. La fecha que baraja para la inauguración es abril del próximo año.

¿Cumplirá este plazo?

11-S: LA DESALADORA

En Ciutadella, la alcaldesa Joana Gomila, que repetirá como candidata del PSM-Més, se ha fijado como prioridad la entrada en servicio de la desaladora antes de las elecciones. Incumplidas todas las fechas anunciadas alegremente, ahora hay que acabar las obras de las canalizaciones para la conexión al depósito de Son Blanc, firmar el convenio con el Abaqua, modificar la ordenanza municipal para aplicar las nuevas tarifas, y adjudicar la explotación, mantenimiento y conservación de las instalaciones. El 11 de septiembre habrá visita de obras a la desaladora y se darán a conocer nuevos calendarios.

Las políticos, como siempre, víctimas de sus propios retrasos porque, como manifestó el médico y empresario Víctor Madera el martes en Es Mercadal: “para entender la legislación balear se necesita un máster”. Mucho más lenta y compleja es su aplicación.

Francesc Ametller avaló y compartió tan razonada afirmación.

Pero el alcalde de Es Mercadal no tiene aún nadie que investigue las obras de la nueva escuela.

En Es Migjorn Gran, Pere Moll Triay, hoy abandonado y vilipendiado por quienes le apoyaron y auparon a la alcaldía, espera acabar el mandato sin sobresaltos. Es consciente de que se halla en una precaria situación de equilibrio inestable después de que el PSOE local, enzarzado siempre en luchas cainitas, no fuera capaz de presentar una moción de censura. La dimisión de los concejales socialistas Mar Ameller, Raquel Al·lès y Josep Triay provocó la descomposición de la candidatura del PSOE migjorner.

Pere Moll es un superviviente de la política menorquina que debe pactar con el PP de Es Migjorn. Los populares renunciaron a aceptar delegaciones de alcaldía para seguir en la oposición, desde donde hacen valer su peso y posición clave.

Tito Moll, que ha demostrado más astucia que el PSOE de Es Migjorn, no descarta concurrir a las elecciones del 2019 mediante la fórmula de la agrupación de electores. Deseos y realidades.

SANT LLUÍS, SIN COMISIÓN

No figurará en las propuestas municipales de Sant Lluís para el 2019 la comisión, aprobada por unanimidad en diciembre, para investigar la gestión en el área municipal de Urbanismo durante los últimos cuatro mandatos. El PP pidió la comisión y el exalcade Llorenç Carretero registró la moción, dispuesto a autoinvestigarse.

Ocho meses después no se ha constituido ni hay previsión de que vaya a formarse. Montse Morlà dice ahora que “posiblemente no lleve a ningún puerto, porque ni las comparecencias ni el resultado son vinculantes”.

Pero la realidad es otra: al negarse la alcaldesa a formar esta comisión, por motivos que aún no han trascendido, los lluïsers no sabrán nunca qué ocurrió, porqué, cómo y cuando se adoptaron decisiones urbanísticas que han acabado teniendo un coste millonario en indemnizaciones para las arcas municipales. Viva la transparencia.

Morlà, que aspira a un segundo mandato, gobierna en minoría tras expulsar del gobierno municipal a los concejales del PSOE y al edil del PI, Llorenç Carretero, que encabezará el próximo cartel electoral de esta formación. Debería ser Carretero el primer interesado en la formación y el ágil funcionamiento de la comisión que el propuso. El exalcalde lamenta que no se hayan tramitado aún las peticiones de documentación al Consell insular relacionadas con los expedientes a investigar. ¿Quién/es están boicoteando esta comisión de investigación?

LA FRASE DE LA SEMANA

Josep Ramoneda, periodista y escritor, autor de la frase “del nacionalismo puede salir el fascismo, pero también el estado republicano francés”, afirma esta semana que “no se dan las cuatro condiciones para conseguir la independencia catalana”.

Alude el presidente del Grup 62 , articulista habitual de los diarios “Ara” y “El País”, a una mayoría social clara una capacidad insurreccional fuerte y decidida una o varias potencias extranjeras que apoyen el proceso y un apoyo económico sólido en el interior.

“Sin estos cuatro pilares no tienen posibilidad de lograrlo”, sostiene quien dijo haber votado a la CUP y durante años dirigió el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Pedirá el Consell al Govern que Menorca quede excluida de la obligación de cobrar el alcohol en el todo incluido ?

¿Por qué hay que esperar un año para que el Ayuntamiento de Ciutadella repare el derrumbe en el Camí de Baix?

¿Quién encabezará la candidatura del PSOE al Parlament por Menorca en las elecciones del 2019: María José Camps o Marc Pons?

¿Cuántas ofertas de fincas de Menorca ha recibido el médico Víctor Madera, tras adquirir siete llocs y la Illa den Colom?

¿Recurrirá a los tribunales el inquieto Gerardo González Bilbao en sus denuncias por el agua de Binisafúller Roters contra la alcaldesa Montse Morlà?

 

 

Víctor Madera en el laberinto

jueves, agosto 30th, 2018

Médico, filósofo y empresario, Víctor Madera -que ahora está volando en dirección a Australia- afirma, con mucha razón, que “para entender la legislación balear se necesita un máster”.

Alude el presidente del grupo Quirón a la extrema complejidad y al gran número de normativas, leyes, planes y reglamentos que son de obligada aplicación para desarrollar cualquier proyecto en el archipiélago. Pero lo preocupante ya no es el volumen legislativo, que aumenta y se modifica cada año, como ya advirtió el arquitecto Antonio Vivó de Salort en el Foro Isla del Rey del 2017, sino las interpretaciones que hacen los técnicos -algunos funcionarios y otros contratados- y también ciertos políticos.

Víctor Madera, seducido por la densidad de historia, los contrastes del paisaje y el patrimonio histórico-artístico de Menorca, lleva más de dos años descubriendo esta isla, a la que regresa siempre después de sus trayectos a Asturias y Londres. En esta tierra menorquina busca la armonía molecular. Empeñado en la recuperación de enclaves singulares como Sa Torre del Ram y la restauración de Can Squella, visita, siempre con discreción y sin prisa, otras fincas, acompañado por Mónica Pons Morales.

Propietario de siete llocs cuya superficie supera, en conjunto, las 1.200 hectáreas, y también de la Illa den Colom, Víctor Madera no comprende como algunos trámites burocráticos se retrasan más de dos años en las instituciones de Menorca. Del Ayuntamiento al Consell, del Consell insular a la Comisión Balear de Medio Ambiente. Tiro porque me toca y vuelta a empezar.

Además de tener uno de los porcentajes de territorio protegido más altos de España, somos una isla cuyas administraciones se caracterizan por la ineficacia, la falta de agilidad y la trampa de las interpretaciones legales. Un problema crónico que ya sufrieron Eduardo Chillida y Richard Brason. Los dos se marcharon. Víctor Madera, luchador nato, mantiene su compromiso.

 

El nuevo curso político arranca en agosto

domingo, agosto 26th, 2018

En agosto ha arrancado un curso político de alto voltaje que se cerrará con las elecciones municipales, autonómicas, europeas (¿y generales?) que se celebrarán el domingo 26 de mayo de 2019.

El Gobierno Sánchez, en situación de permanente equilibrio inestable y a merced de los apoyos de otras formaciones, retrasa la aprobación de los Presupuestos de 2019.

Prioriza el PSOE la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria para sortear la mayoría absoluta del PP en el Senado, con capacidad de veto sobre el objetivo de déficit. Pero hay otros escollos, que tendrán coste electoral. Son las exigencias de Podemos para apoyar un proyecto de ley de Presupuestos que ahora mismo carece de fecha de tramitación. El partido de Pablo Iglesias, que se hunde en la encuestas de intención de voto, reclama subir el IRPF a las rentas con ingresos superiores a los 60.000 euros brutos anuales, la supresión de la deducción por aportaciones a los planes de pensiones, la imposición de impuestos a la banca y las tecnológicas, y la derogación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria -con la eliminación del techo de gasto- para que los ayuntamientos y las autonomías puedan gastar mucho más.

Los dirigentes de las organizaciones empresariales de Menorca cuestionaron en la reunión con Pablo Casado el régimen de ayudas europeas para reducir el coste del transporte de mercancías, con alusión directa a la ley de mínimis. Quesería Menorquina es la empresa más afectada. Foto: JAVIER COLL.

La estrategia de Podemos consiste en el desgaste puro y duro del PSOE para que los socialistas queden solos.

YLLANES SE AUTOPROCLAMA

Ya empiezan a circular las quinielas sobre los candidatos de todos los partidos. Primero los número uno , después ya se irán completando las candidaturas. Jaume Font se desplaza cada dos por tres a Menorca con el objetivo de cerrar fichajes para las listas del PI. En Ciudadanos de Menorca, el tridente formado por Manel Bonmatí, Florencio Conde y Jesús Méndez hijo articulan en secreto -siguiendo los criterios emanados de Xavier Pericayla estrategia de las candidaturas para el 2019, pero saben que deberán entenderse con UPCM, cuyo presidente, Joan Triay, ya ha anunciado que no volverá a encabezar la candidatura municipal en Ciutadella, lo que no impide que vaya en el segundo puesto.

Desde el PSOE Susana Mora intentará continuar en la presidencia del Consell insular Héctor Pons aspira a dar el salto a la alcaldía de Maó, al menos desempeñar a durante dos años del mandato, lo que no supo negociar Vicenç Tur frente a una astuta y escurridiza Conxa Juanola el concejal Jordi Vidal será el nuevo candidato del PSOE a la alcaldía de Es Castell y Francesc Ametller no tiene inconveniente en volver a encabezar la candidatura socialista al Ayuntamiento de Es Mercadal, siempre y cuando su partido -del que es presidente en Menorca, aunque ejerce poco- le garantice un puesto de salida en la lista al Parlament.

La dama de ferro del PSOE menorquín es María José Camps Orfila, diputada autonómica e integrante del todopoderoso comité federal del PSOE, que actúa mediante el poder vicario delegado por la semipresidenta Mora que ya sufre lo suyo con todos los frentes abiertos e incendios a apagar en la sede del Consell insular.

El diputado-dinosaurio, léase Damià Borràs, espera ocupar uno de los tres primeros puestos en la candidatura al Parlament, de la que se cae Elena Baquero.

Quien no ha tenido espera es el diputado y magistrado en excedencia Juan Pedro Yllanes, que esta semana ya se ha autoproclamado candidato de Podemos a la presidencia del Govern. En la mejor línea de la digitación impuesta por Pablo Iglesias, que no tuvo en cuenta la designación de Mae de la Concha, aprobada en Balears, y la relegó al segundo puesto para imponer a Yllanes, este no va de cuentos y anuncia que se presentará a las primarias “para encabezar una lista electoral para las elecciones al Parlament balear”.

Haría bien don Juan Pedro en explicar cuántas iniciativas ha presentado en el Congreso -preguntas en pleno y comisión, interpelaciones, proposiciones no de ley y peticiones de documentación- desde que usufructúa un mullido escaño en la Carrera de San Jerónimo.

Dicho con otras palabras, cuántas veces ha intervenido y cuántas propuestas parlamentarias ha registrado a favor de Balears.

Cristina Gómez intenta no tomar partido en la guerra sorda, pero con silencios atronadores que disputan las semipresidentas Maite Salord y Mora. Gómez desea seguir cuatro años más en el Consell.

Piensa que el espacio electoral se lo disputan PSOE y Més, pero se equivoca. Podemos pierde hoy un conseller en Menorca, que no va a otro partido de izquierdas, además de la saga-fuga de Javier Ares.

CAMBIOS EN EL PP

Pablo Casado ha dejado claro, con el mitin y los encuentros celebrados en Menorca, cuál es su prioridad para Balears, además del espaldarazo dado a Gabriel Company para dirigir esta etapa.

En el PP menorquín la visita del nuevo líder nacional pone en marcha la maquinaria de las elecciones del 2019. Los cinco consellers y los cinco diputados populares en el Parlament intensificarán ahora su labor de oposición con preguntas e interpelaciones.

Coia Sugrañes ya arrancó el curso político con la propuesta, que después fue elogiada incluso por la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, para declarar Menorca zona piloto de la UE en energías renovables. Sugrañes promueve cambios para el cartel electoral del 2019, tanto en el Consell como en los ayuntamientos. Pero ya hay candidatos decididos. En Maó la diputada Agueda Reyés prepara el nuevo equipo para recuperar la alcaldía, y en Es Migjorn Gran la presidenta local, Antonia Camps Florit, encabezará la lista municipal, con incorporaciones relevantes.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Logrará el Consell superar todos los trámites y aprobar la revisión del PTI antes de concluir el mandato?

¿Cuándo presentará la ministra Teresa Ribera a la UE la propuesta para declarar Menorca zona piloto para impulsar las energías renovables?

¿Quiénes repetirán, en mayo del 2019, de los actuales trece consellers y trece diputados menorquines en el Parlament?

¿Cuándo estará definitivamente aprobado el proyecto para la refrigeración de las turbinas de la central térmica de Maó?

¿Recurrirá la Societat Martí i Bella a los tribunales para frenar la construcción del parque solar de Son Salomó?

 

Quatre capellans, quatre carrers

jueves, agosto 23rd, 2018

La colección “Monografies Ferrerienques”, que edita el Ajuntament de Ferreries, arrancó en 1988 con el estudio del sacerdote e historiador Josep Sastre Portella titulado “Emigració ferrerienca a Alger des del port de Ciutadella”. Treinta años después prosigue con la publicación del volumen número 23, dedicado a cuatro presbíteros que dan el nombre a otras tantas calles de la población. Son el canónigo Josep Febrer Al.lès (1853-1920), que fue proclamado hijo ilustre de Ferreries el ecónomo Bartomeu Florit Janer (1883-925) el sacerdote mártir Joan Huguet Cardona (1913-1936), beatificado por la Iglesia católica y Guillem Coll Pelegrí (1910-1964), que ejerció durante 25 años como rector de la parroquia de Sant Bartomeu

Joan Janer Martí es el autor de la semblanza biográfica del ecónomo Florit Janer, mientras que el sacerdote e historiador Guillermo Pons Pons ha redactado las trayectorias de los otros tres presbíteros.

Explica en el prólogo el concejal de Cultura, Bep Cardona: “veim com una necessitat deixar constància escrita de qui som, d on venim, de quines són les nostres arrels per tal que les generacions futures coneguin millor la nostra història”.

Una monografía de 145 páginas que nos desvela aspectos inéditos sobre la actividad pastoral, social y cultural de estos cuatro sacerdotes, así como su compromiso con Ferreries. Así, descubrimos el trabajo desarrollado por el deán Febrer en el ámbito de la prensa católica menorquina y como rector del Seminario durante 23 años el impulso dado por el ecónomo Florit a la construcción del convento para las religiosas Hijas de la Misericordia (Ca ses Monges) el estremecedor testimonio de fe cristiana de Joan Huguet, asesinado en el zaguán del Ayuntamiento por el brigada Pedro Marqués, autoproclamado gobernador militar de Menorca en julio de 1936 y el impulso dado por el senyor Guillem, sacerdote culto y piadoso, a la Acción Católica, la caridad y la devoción mariana.

 

Memoria histórica para la reconciliación

domingo, agosto 19th, 2018

El Consell de Menorca anuncia una iniciativa para recuperar la memoria de las 500 víctimas del bando republicano que murieron durante la Guerra Civil y el franquismo. Su objetivo es averiguar su identidad y establecer la ubicación actual de sus restos mortales. Encarga estas investigaciones al infatigable historiador Josep Portella, autor de numerosos artículos sobre la Menorca republicana en MENORCA «Es Diari». La primera parte de los trabajos programados tendrá un coste de 10.954 euros y está previsto que se prolongue hasta el mes de junio de 2019.

Nuestra historia contemporánea es conocida y no es ahora la ocasión para rememorarla con detalle. Baste recordar que el golpe de julio de 1936 fracasó en Menorca, lo que dio lugar a una terrible ola de violencia que se cebó particularmente con la Iglesia diocesana y con los elementos más representativos de las familias de la nobleza local y el conservadurismo insular. En julio de 1936 empezaron los asesinatos, la persecución y los exilios.

Las iglesias de Menorca, saqueadas y destruidas durante la Guerra Civil

Luego, a partir de febrero de 1939, se produjo el fenómeno contrario y tras ‘sa Girada’ dieron comienzo las represalias contra todos aquellos —civiles y militares— que se habían mantenido adictos a la Segunda República.

Hoy, cuando están a punto de cumplirse 80 años del final de la Guerra Civil, es absurdo pretender valorar de modo distinto las víctimas azules y las víctimas rojas porque, como aseveran los clásicos, omnia mors aequat: la muerte es igual para todos.

Algunos empiezan a estudiar los exilios menorquines a partir de febrero de 1939 y otros argumentan que las víctimas del 1936 al 1939 ya fueron suficientemente reivindicadas durante el franquismo, por lo que ahora no es necesario recordarlas. Este argumento, sin embargo, no se sostiene: en una democracia del siglo XXI no podemos dar por bueno algo que se hizo bajo el yugo y las flechas de una dictadura.

Los menorquines asesinados por el bando republicano antes de febrero de 1939 por sus ideas, convicciones religiosas o solo por pertenecer a determinadas familias, también tienen pleno derecho a la dignidad y el respeto por unos dirigentes que han sido elegidos democráticamente, unos gobernantes que —a diferencia de lo que ocurría durante el franquismo— nos representan hoy a todos, porque así lo hemos decidido con plena libertad.

Para lograr una memoria histórica en clave de reconciliación, como la que desde aquí proponemos, es imprescindible que todos —empezando por los políticos, con independencia de si son gobierno u oposición— seamos capaces de superar las dialécticas fratricidas que unas cuantas generaciones atrás nos llevaron al desastre de la Guerra Civil, símbolo de un gran fracaso. El recuerdo del odio cainita que cegó a España durante aquellos años, que tantas víctimas y tanto dolor provocó, debe reforzar nuestra voluntad de encontrar nuevos cauces de verdadera concordia.

En Menorca —donde hubo víctimas de los dos bandos y donde, a diferencia de Mallorca, no ha surgido un colectivo de ‘memoria histórica’— la iniciativa que promueve el conseller Miquel Àngel Maria no será sectaria ni revanchista cuando tenga en cuenta a todos los menorquines que perdieron la vida por su ideología, su trayectoria profesional, sus escritos y opiniones o sus sentimientos. No se pueden silenciar ni las víctimas ni los crueles episodios vividos aquí a partir de julio de 1936. La historia de la Guerra Civil no empezó en Menorca en febrero de 1939.

La propuesta del Consell de Menorca adquirirá sentido y validez si permite cerrar viejas heridas del pasado. Por ello nuestra primera institución política no puede quedarse ahí: las víctimas de 1936, los muertos que provocó el bando republicano, también merecen ser estudiados, reconocidos y recordados con respeto.

Menorquines olvidados
Ha realizado el historiador Portella un gran trabajo al recuperar del olvido a republicanos menorquines exiliados, asesinados y represaliados. Pero es preciso continuar. ¿Qué sabemos hoy, por ejemplo, del alcalde de Maó Mateo Seguí Carreras; y los diputados menorquines Teodoro J. Canet Menéndez, de Unión Republicana, y Tomás de Salort y de Olives, de la CEDA? Los tres fueron asesinados en agosto de 1936 por sus ideas políticas.

Teodoro Canet, que desempeñó un papel protagonista en la vida política menorquina del primer tercio del siglo XX y en la creación del Casino 17 de Gener de Ciutadella, cuenta con una calle en Alcúdia porque siendo diputado gestionó inversiones para aquella ciudad mallorquina. El farmacéutico Mateo Seguí Carreras, en la mañana del 19 de julio de 1936, al día siguiente del golpe de Estado, reunió a sus hijos en la casa del Carrer de Ses Moreres para rezar ante la imagen del Corazón de Jesús. «Ayer —dice a sus hijos— empezó un movimiento que puede salvar España del desastre, pero también puede hacer vertir mucha sangre», explica Josep Maria Quintana en la certera evocación a es doctor Seguí, uno de los hijos del alcalde mahonés. Mateo Seguí Mercadal supo perdonar al negarse a declarar contra los responsables del asesinato de su padre, fusilado frente al cementerio de Es Castell, con otros menorquines, civiles y religiosos.

Paz, piedad, perdón, como dijo Manuel Azaña. Pero también memoria para la reconciliación, para la Historia de Menorca, que ha de ser escrita en su integridad, no en parte, y como pedagogía ciudadana —historia magistra vitae est— para evitar la tentación o el error de repetir aquellos hechos.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Cuándo volverán a hablar Susana Mora y Maite Salord sobre la demolición de los puentes construidos en Rafal Rubí y La Argentina?

¿Quién ha dado un plazo a quién para adoptar una decisión relativa al derribo de estas dos estructuras viarias ?

¿Quién irá, en nombre de Menorca, a Guangzhou (China) en septiembre para explorar la apertura de nuevos mercados?

¿Se llegará a aprobar en el Parlament el proyecto de la Ley Agraria de Balears redactado por Més per Mallorca, rechazado por las opas y la oposición?

¿Por qué acorta el Govern el plazo para pedir el suministro de semillas forrajeras?