Archive for the ‘Sin categoría’ Category

Las metamorfosis de Pau Morlà

domingo, febrero 21st, 2021

En la mañana del martes, el ya exconseller del Govern Armengol, en lugar de realizar el habitual trayecto Menorca-Mallorca, fue pasajero del vuelo Menorca-Madrid.

Al llegar, Marc Pons se dirigió a la zona de Nuevos Ministerios y accedió a la monumental sede del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, en la plaza de San Juan de la Cruz. Empezaba la inesperada etapa madrileña del político de Es Mercadal.

ALCALDE, DIPUTADO, DIRECTOR GENERAL… En 2007, siendo alcalde de Alaior, Pau Morlà participa en la apertura del curso en la UIB. 14 años después se reinventa como delegado del Ibavi en Menorca. Superviviente.

Durante el vuelo, reflexionó sobre la concatenación y sucesión de los diversos acontecimientos que han motivado su salida del Ejecutivo autonómico. Lejos de Mallorca y de su Menorca natal -con idas y venidas semanales y estancia enMadrid de lunes a viernes- será ajeno a las decisiones del núcleo duro del Consulat de Mar y ya no participará en las reuniones del Consell de Govern.

El miércoles salió publicado su nombramiento en el Boletín Oficial del Estado, en el apartado de Autoridades y Personal, con formato de Real Decreto por el que «previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 16 de febrero de 2021 se nombra Director del Gabinete de la Vicepresidenta Cuarta del Gobierno a don Marc Isaac Pons Pons», firmado por la vicepresidenta y ministra Teresa Ribera, y avalado por «Felipe R».

En el organigrama del Ministerio ya aparece con la foto oficial que le hicieron para la página web -traje azul, corbata a rayas, leve y forzada sonrisa de circunstancias- tras indicarle cuál será su nuevo despacho y presentarle al abogado Julio César Prieto Contreras, procedente del Grupo Parlamentario Socialista en el Senado, que desde hace un año es el director adjunto del Gabinete de la ministra Ribera. Titular y adjunto.

A Marc Pons le releva en la Conselleria de Movilidad y Vivienda del Govern el ibicenco Josep Marí Ribas, ‘Agustinet’, que cesa, también inesperadamente, como alcalde de Sant Josep. Son piezas del PSIB-PSOEque mueve Armengol en el tablero de ajedrez para las próximas elecciones autonómicas.

Expedientes abiertos

El conseller menorquín deja muchos expedientes abiertos, que van desde las obras en los puertos de Ciutadella (Son Blanc) y Fornells a los proyectos del Ibavi, así como el proyecto de OSP para la ruta Barcelona-Menorca, la controversia que genera la aplicación del 75 por ciento del descuento de residente y la petición para modificar la ‘regla de minimis’.

En Mallorca, Marc Pons se sabía y sentía cuestionado desde que aplicó las nuevas tarifas del transporte público, que han motivado críticas de usuarios, asociaciones de consumidores y el comité de empresa de Serveis Ferroviaris de Mallorca. Y también está la incógnita de las concesiones que aprobó Autoritat Portuària de Balears, de cuyo consejo de administración formaba parte junto con la también cesada Pilar Costa.

En cualquier caso, la incorporación al gabinete de la ministra Ribera marca un punto de inflexión en la carrera política de Marc Pons y queda hoy sin respuesta la pregunta principal: ¿le habría gustado más continuar en el Govern?

Congresos en 2021

Escribe hoy Torres Blasco en «Ultima Hora» que la remodelación en el Govern se entiende en clave política y de partido, porque el 2021 es el año de los congresos que empezarán a definir las elecciones autonómicas previstas para mayo de 2023. Siempre y cuando Armengol no disuelva antes el Parlament y convoque comicios anticipados. Esta decisión se materializará si mejora la situación social y económica en Balears.

Según Torres Blasco, «al nuevo conseller de Fons Europeus, Miquel Company, le llaman algunas voces del partido ‘el nuevo Marc Pons’. No cuesta imaginar que Company lidere en 2023 la candidatura del partido en Menorca (no es lo mismo ser candidato al Consell que al Parlament) y no cuesta nada imaginar que Josep Marí Ribas, ‘Agustinet’, encabece la lista al Consell de Eivissa». O sea, Miquel Company está llamado a liderar la próxima candidatura del PSOEal Parlament por Menorca, porque, ¿ya está amortizado Marc Pons en Balears?

El flamante conseller menorquín, al que adjudican Fondos Europeos, Universidad y Cultura en un departamento de asuntos tan varios que incluye las direcciones generales de Cultura; Modernización y Administración Digital; la Orquesta Sinfónica; y la entidad pública empresarial de Telecomunicaciones e Innovación, aún no ha nombrado a su jefe de gabinete. Tendría que ser menorquín, Micky, porque todos los cargos de tu departamento son mallorquines.

Y ahora, al Ibavi

El conseller ibicenco Marí Ribas ratifica al menorquín Eduardo Robsy como director general de Vivienda y le añade Arquitectura. En cambio, Pau Morlà ha durado poco en el Govern al desaparecer, con la remodelación, la dirección general de Derechos y Diversidad. El político de Alaior, que se reinventa y se transforma, había sido nombrado el 31 de enero de 2020.

La prodigiosa vida política de Morlà -concejal de Alaior de 1995 a 2004 y de 2011 a 2015, y alcalde del 2004 al 2011- protagoniza otra metamorfosis, como su fugaz paso por el Congreso de los Diputados (abril-noviembre 2019). Ya no gestionará Derechos y Diversidad en el Govern al relevar a Noemí Gomila en la oficina del Ibavi en Menorca. Y Gomila regresa al Consell. Ha quedado claro que Pau Morlà no quiere regresar al IES Biel Martí de Ferreries.

Provacuna

Inquieto, el médico Miquel Munar gestiona la presentación de la plataforma ‘Vacunas, Salud y Economía’ en Menorca. Su objetivo es lograr una inmunización rápida masiva para salvar a Balears de la ruina social y económica.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Qué usos, actividades y servicios acogerá el edificio Sa Tanca de Sant Lluís, y cuándo?

¿Propone el PSOE-Menorca a Francina Armengol incorporar a más menorquines en cargos vacantes del Govern?

¿Habrá críticas y manifestaciones al prorrogarse durante 10 años las extracciones de petróleo al norte de Menorca?

¿Será sancionado Antoni Casero por la protesta a favor de Pablo Hasél en Maó?

¿Qué cambios está valorando Susana Mora en las direcciones insulares tras la renuncia de Miquel Company?

¿Quién será el jefe de gabinete de Company en el Govern?

El salto a Madrid de Indiana Pons

domingo, febrero 14th, 2021

La remodelación del Govern, tan inevitable como urgente, ya no se podía demorar. Marc Pons, que se sabía cuestionado dentro y fuera del Ejecutivo, había gestionado su incorporación al gabinete de la ministra Teresa Ribera Rodríguez, vicepresidenta cuarta del Gobierno PSOE-Unidas Podemos.

El martes 16 de febrero aparecía marcado en rojo en las agendas de Francina Armengol y de Marc Pons, porque era la fecha fijada para que el exconcejal socialista en el Ayuntamiento de Valladolid Álvaro Abril dejara el cargo de director de gabinete en el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico para ser relevado por el político de Es Mercadal. Abril había dirigido el gabinete de la ministra Ribera desde la llegada del PSOE a la Presidencia del Gobierno, en junio de 2018. Constituye una incógnita el motivo de su salida y qué cargo desempeñará ahora.

Antich y Marc Pons, dos supervivientes de la política institucional. Tejero, Barceló y Bagur no tienen feeling con Armengol.

Y aquí se produjo el momento clave en el que Marc Pons, imbuido del espíritu de la remodelación imparable, recibió la milagrosa, por inesperada, propuesta para suceder a Álvaro Abril. Con su antecesor en el gabinete había mantenido frecuente contacto durante el primer Govern Armengol, cuando el menorquín también gestionaba Energía, adjudicada en esta legislatura al juez en excedencia Juan Pedro Yllanes, hoy vicepresidente del Govern y conseller de Transición Energética y Sectores Productivos.

La salida de Marc Pons del Govern tenía fecha cerrada. La remodelación era inaplazable. Armengol mueve la bancada socialista y mantiene a los consellers más cuestionados: Iago Negueruela, al que le adjudica la portavocía, hasta ahora en manos de la ibicenca Pilar Costa; la consellera de Salud, Patricia Gómez; y el de Educación, Martí March, que ya no gestionará Universidad, Investigación y Política Lingüística.

Salen, además de Marc Pons, Pilar Costa, que relevará a Silvia Cano como portavoz del Grupo Socialista en el Parlament; e Isabel Castro, que estaba al frente de la consellera de Administraciones Públicas, departamento que se disuelve.

Autoritat Portuària

Armengol, Marc Pons y Pilar Costa saben que la juez Martina Mora acabará levantando el secreto del sumario en la investigación que provocó la aún inexplicada dimisión de Joan Gual de Torrella como presidente de Autoritat Portuària de Balears.

El jueves -mientras se cerraba en el Consulat la remodelación que se iba a anunciar al día siguiente- la juez Mora prorrogó un mes más el secreto de sumario, con un informe de la Guardia Civil que ocupa 95.045 folios. El origen de este asunto, que sigue sub secreto, son las denuncias presentadas contra las concesiones al Club Nàutic d’Eivissa y las empresas de la mercantil Asmen -no confundir con la Asociación de Empresas Náutica de Menorca- en Maó.

Pero como el secreto sumarial no es infinito, amparado por la juez en «el elevado número de personas implicadas», cuando se levante se sabrá si Marc Pons y Pilar Costa, integrantes del consejo de administración que aprobó estas adjudicaciones, aparecen como investigados. Por si acaso, Armengol puso al frente de Autoritat Portuària al expresidente Francesc Antich, otro superviviente de la política institucional balear.

Desconocemos por qué fueron detenidos, además de Joan Gual de Torrella; Miguel Puigserver, vicepresidente de APB; Juan Carlos Plaza, director; Armando Parada, jefe de Proyectos y Obras; y también Dolores Ripoll, jefa de la Abogacía del Estado en Balears. Ellos tampoco lo saben y nadie se lo ha explicado.

En clave mallorquina

¿Y qué dice la prensa de Mallorca sobre el salto de Marc Pons a Madrid? Escribe el director de «Ara Balears», Enric Borràs: «També s’han desfet d’un conseller, Marc Pons, cada vegada més qüestionat».

En este mismo rotativo dispara la redactora Maria Llull: «Pons parteix després de rebre crítiques per la seva gestió en matèria d’habitatge; gairebé dos anys després de l’aprovació de la Llei de l’Habitatge, el menorquí encara no havia aconseguit posar a lloguer social cap pis d’un gran tenidor, tot i que era una de les principals mesures que preveia la norma. Els socis morats van mostrar divendres la seva satisfacció perquè deixi la Conselleria i esperen que el relleu serveixi per a acostar posicions amb els socialistes. També havia rebut crítiques de Més per Mallorca, entitats i ciutadans per les noves tarifes de transport públic».

Nekane Domblás, en «Última Hora», desvela que «Podemos, muy crítico con la política de vivienda de Marc Pons, celebró su salida del Govern». Y en «Diario de Mallorca», leemos: «Hay miedo en esta crisis, umbrales infranqueables. Se destituye a la portavoz ibicenca y al menorquín Marc Pons, que compraba pisos públicos por encima de los cien mil euros, pero se respeta escrupulosamente la cuota insular. Por esta cláusula, la conselleria de los fondos europeos no ha podido recaer en el especialista del Govern para asuntos continentales, Alberto Magro».

SOS Turismo

La crónica de la remodelación de las consellerias del PSOE, que ahora pone en el disparadero a las de Podemos y Més per Mallorca, no ha logrado ocultar, acallar ni silenciar el impacto de la campaña SOS Turismo. Numerosas empresas y establecimientos de Menorca, no solo hoteleros, se han adherido a este movimiento «social y transversal» en el que participan empresarios y trabajadores. Al Govern remodelado le corresponde dar respuesta a la reclamación de un «plan de rescate del sector turístico», porque no hay recursos ni ahorros.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Cuántos directores generales tendrá la nueva conselleria que gestionará Miquel Company y quién los designará?

¿Incorporará Company a menorquines en este departamento del Govern?

¿Continuará Arturo Robsy Petrus como director general de Vivienda del Govern?

¿Cuándo y cómo cerrará Susana Mora la remodelación del Consell tras la renuncia de Miquel Company?

¿Ha pensado la presidenta Mora en nombrar un conseller no electo para gestionar el área de Territorio?

¿Habrá nuevo director insular de Promoción Turística?

La mala suerte del cable de la Illa del Rei

domingo, febrero 7th, 2021

El mismo día que el funcionario Iago Negueruela Vázquez (Santiago de Compostela, 1980), inspector de Trabajo en excedencia al ejercer como conseller de Turismo y Trabajo en el Govern Armengol, solicita abrir «corredores seguros para la llegada de visitantes a Balears durante esta primavera», el Reino Unido pide atrasar las reservas de verano y Alemania propone reducir «casi a cero» los vuelos internacional y evitar los viajes no esenciales.

Este mismo día la ministra de Turismo, Reyes Maroto, adelanta a la primavera cuando se podrá viajar con seguridad «porque -dice- estará inmunizada entre un 30 y un 40 por ciento de la población». La ministra de Pedro Sánchez contradice al presidente del Gobierno, que había situado el final del verano, con un 70 por ciento de la población vacunada, el momento en el que España estará «progresivamente» preparada para recibir turistas internacionales.

OCHO AÑOS. El proyecto para la dotación de los servicios de agua, electricidad y telecomunicaciones a la Illa del Rei, en los que la Fundación y los voluntarios han invertido 193.000 euros, ha tardado ocho años en ser aprobado

Y mientras la campaña de vacunación -empañada por la picaresca de quienes han querido ser los primeros de la clase- no acaba de arrancar, por el retraso y las complicaciones en la distribución de las dosis, aumenta el pesimismo y el nerviosismo a medida que se aleja cada vez más el inicio de la temporada 2021. «España no resistirá un segundo verano sin turismo», advierte el consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer.

Empresarios menorquines señalan que «no damos nada por perdido; todo depende de si se logra aprobar el ‘pasaporte covid’ para que vengan visitantes inmunizados, y si funcionan los corredores turísticos, que el 2020 constituyeron un fracaso».Pero mientras se mantengan las restricciones a la movilidad no habrá temporada. La demora en la vacunación aleja el anhelado objetivo de la inmunización.

La recuperación se retrasa

Durante el segundo trimestre el PIB balear llegó a caer un 35 por ciento. La economía de las Islas, por su enorme dependencia del turismo, ha sido la más castigada en España. El catedrático Antoni Riera, director de la Fundació Impulsa, admite que «habíamos calculado que a partir de septiembre de 2021 se podría volver a un PIB positivo en Balears, pero no será así».

Al haber entrado en recesión y persistir las incertidumbres, la recuperación no será rápida. Dependemos del control de la epidemia en España y también de la evolución en los países emisores. Para Menorca la clave, en lo que respecta al turismo extranjero, está en Gran Bretaña y Francia. Este verano se repetirá un escenario similar al del 2020: vendrá el turismo español que se deje viajar y quienes cuentan con segunda residencia en la Isla. ¿Y para cuándo la reactivación? Responden los expertos que no volveremos a los niveles económicos del 2019 antes del 2024. O sea, a partir del 2023.

Ocho años después

La Junta de Gobierno del Ayuntaiento de Maó aprueba, después de ocho años, la «dotación de servicios de agua, electricidad y telecomunicaciones a la Illa del Rei», un proyecto promovido, impulsado y gestionado por la Fundación Hospital de la isla del Rey. El valor de las instalaciones asciende hoy a 193.000 euros. Son bienes que ha aportado la fundación.

Explican los voluntarios liderados por el general Luis Alejandre que «el cable eléctrico y la canalización de agua lo instalamos entre 2012 y 2013». El tendido del cable, que fue una generosa dotación de Red Eléctrica de España -cable submarino trifásico de alta tensión, con fibra óptica incorporada- corrió a cargo de los voluntarios con la ayuda de «amigos buzos».

También colaboraron CLH, que aportó dos transformadores de segunda mano, procedentes de Cala Figuera; el Ayuntamiento de Es Castell, que autorizó el uso de espacio público; la empresa «Juan Mora», que construyó la caseta del transformador «a precio de buen amigo»; Autoridad Portuaria, con la autorización por la zona de su competencia; y Sorea, que entregó 400 metros de tubo.

Según Alejandre, «este cable tuvo la mala suerte de empezar en el municipio de Es Castell, continuar por terrenos de Autoridad Portuaria, entrar en el Mediterráneo, llegar a la Isla del Rey en territorios de Demarcación de Costas y también de Autoridad Portuaria, para concluir en tierras del municipio de Maó. Y al afectar a dos Ayuntamientos, también intervino el Consell». La autorización municipal de Maó ha llegado ocho años después.

«En Alaior se quejan de un trámite de 40 meses para el interés general de la electrificación de La Trotxa; y nosotros hemos tenido que aguardar ocho años», apuntan los voluntarios que cada domingo acuden a la Illa del Rei.

Cuestiones muy abiertas

La semana se despide con varias incógnitas abiertas. Por ejemplo, el aplazamiento de la renovación en la Sindicatura de Greuges, con la agrupación del PSOE-Ciutadella que proclama su «derecho a opinar». Y en estas opiniones hallamos la raíz de la demora.

Queda también por resolver si habrá relevo en la dirección insular de Promoción Turística tras comunicar Jesús Gomila a Susana Mora que no tiene intención de continuar. Y aclaramos que quien avanzó la renuncia de Gomila fue Onda Cero Menorca, y no Radio Menorca SER como erróneamente publicamos el pasado domingo.

También son temas abiertos el futuro y continuidad del concejal Enric Mas y las polémicas obras, proyectadas por Ports de Balears, en el puerto de Fornells.

«Tiempo y confianza»

Jesús Vidal, entrevistado en «Expansión», rinde homenaje a su abuelo y a su padre, como pioneros en la industria de la bisutería en Menorca. El director y propietario de Vidal&Vidal afirma que «el cambio requiere tiempo, paciencia y confianza». Vidal, tan emprendedor como incansable trabajador, subraya que «el éxito es honestidad y humildad».

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Cuántas dosis llegarán a Menorca de las 83.600 vacunas anticovid que Balears ha de recibir en un mes?

Al finalizar estas cuatro semanas, ¿cuál será el porcentaje de población vacunada en la Isla, que hoy es del 1,99%?

¿Se llegará a celebrar el pleno extraordinario de Maó que solicita el PP para que el concejal Enric Mas dé explicaciones?

¿Qué ayuntamientos de Menorca flexibilizan las ordenanzas para la ocupación de vía pública durante la pandemia?

¿Aplicará el gobierno municipal de Ciutadella el artículo 11 de la ordenanza con criterios más generosos para ‘dalt es Passeig’ de la plaza des Born?

Exigir a quien debe ayudarnos

jueves, febrero 4th, 2021

La presidenta Armengol viene hoy a Menorca para reunirse con los agentes sociales y económicos, que califican las ayudas de «insuficientes» y piden presionar al Gobierno central. También asistirá a la Junta de Alcaldes, a los que el Govern incluyó en el plan exprés de 102 millones de euros, cuando se vio soprendido y desbordado por las primeras manifestaciones de protesta empresarial en Palma.

El Ejecutivo autonómico mantendrá las restricciones, lo que significa renunciar a la Semana Santa y la temporada de este año es una incógnita porque Reino Unido desaconseja hacer reservas para el verano, apostando por las vacaciones en el propio país (staycation) y Alemania quiere reducir los vuelos internacionales «casi a cero». Nos quedará el turismo español… si le dejan viajar.

Con Balears en recesión y una caída interanual del PIB regional del 20 por ciento durante el cuarto trimestre -la más severa de España-, Armengol debería apoyar la exigencia de desarrollo y aplicación del Régimen Especial de Balears que aprobó el Consejo de Ministros en febrero de 2019. Le incomoda a la presidenta el recurso de inconstitucionalidad contra los Presupuestos Generales de este año, al incumplir las compensaciones sobre insularidad, porque pone en evidencia a Pedro Sánchez.

Con Balears a la cola en la distribución de las vacunas, el incumplimiento de REB y un malestar social en aumento, la presidenta de la Comunidad Autónoma recuperaría su credibilidad con una actitud más reivindicativa. Porque la recuperación se aleja, el paro se ha convertido en una tragedia, cierran las empresas y los autónomos están paralizados. En lugar de pedir unidad a Gabriel Company -como hace Sánchez cuando se dirige a Pablo Casado en el Congreso-, Armengol demostraría valentía, contundencia y autoridad si exige al presidente del Gobierno lo que hoy reclama a la oposición. Balears no puede seguir liderando la crisis.

La semana horribilis de la presidenta Mora

domingo, enero 31st, 2021

La semana empezó con dolor, bajo el impacto emocional del fallecimiento, en accidente, del hijo del conseller de Servicios Sociales, Josep Pastrana. La presidenta Susana Mora, tras consultar con los partidos del gobierno insular y los grupos de la oposición, decidió suspender y el pleno convocado para el lunes.

La consellera de Bienestar Social, Bárbara Torrent, cumplía confinamiento domiciliario, y tampoco podía acudir a la sede de la Plaza de la Biosfera, donde la presidenta Mora Humbert ha vivido una semana horribilis.

La aplazada sesión plenaria se celebrará mañana, pero del orden del día ha caído el nombramiento de las que debían ser nuevas integrantes de la Sindicatura de Greuges: la exconcejal del PSOE-Maó Bárbara Coll y Pepa Gil Clausell, llamadas a relevar a Gràcia Seguí y a Emili de Balanzó, fallecido en abril una de las primeras víctimas menorquinas de la pandemia. Las tensiones larvadas en el seno del PSOE-Menorca, con el rechazo frontal de la agrupación de Ciutadella a Bárbara Coll, paralizan su designación. En su condición de secretaria general del PSOE-Menorca, Susana Mora no ha conseguido aún reconducir estas discrepancias internas y la Sindicatura de Greuges atraviesa por un periodo de interinidad.

OCTUBRE DE 2012. El PSOE-Maó -en la foto, Bárbara Coll, María Membrive y Josep Buñuel- augura un 2013 «más difícil, con nuevos recortes». Membrive, hoy secretaria de Igualdad, cuestiona la vacuna exprés de Enric Mas.

Sa Cova de s’Aigua

En enero de 2016, en el anterior mandato, Maite Salord, a la sazón presidenta del Consell, admite que «se ha perdido la financiación estatal para la apertura de las cuevas de Cala Blanca» y en mayo de aquel año la institución insular advierte que la falta de informes frena la apertura de las cuevas… hasta «al menos» el 2018.

El proyecto arranca, finalmente, en julio de 2017. En enero de 2020 el Consell licita las obras de la Cova de s Aigua y en julio pasado, cuando empiezan a ejecutarse, Salord Ripoll, como vicepresidenta de la institución, anuncia que la gruta se podrá visitar «en cuatro meses».

Cinco años después se dan por concluidas las obras, pero las restricciones impuestas para contener la propagación del coronavirus impiden que sa Cova de s Aigua pueda recibir visitas. Habrá que seguir esperando.

CAEB se planta

El miércoles, la reunión de la mesa de diálogo social convocada por el Consell, que reúne periódicamente a los empresarios y sindicatos de Menorca, se celebra con la ausencia de CAEB.

Es una severa advertencia de la asociación que, en la Isla, preside José G. Díaz Montañés. El escrito en el que explica la razón de su plantón constituye una enmienda a la totalidad al sistema de funcionamiento de esta mesa al denunciar que las decisiones ya están tomadas anteriormente y que los encuentros son «muy poco efectivos».

Para romper esta tendencia y cambiar la dinámica, CAEB-Menorca pidió a la presidenta Mora que «nos adelantaran los planteamientos del Consell para poder analizarlos, ayudar a la consecución de los objetivos, que son los mismos para todos, o, en su caso, alternativas». Pero como «no hemos recibido ningún planteamiento por adelantado, ni ninguna explicación, creemos que no asistir a esta reunión será la mejor forma de expresar nuestra disconformidad, con la voluntad de volver a trabajar cuanto antes», comunicaron los empresarios integrados en la CAEB menorquina.

El presidente de PIME, Justo Saura, aún no lo ha entendido, y a Susana Mora se le abre otro frente: recomponer las relaciones con CAEB para conseguir que vuelva a la mesa de diálogo social.

Pero ello implica contar con un plan y poner propuestas sobre la mesa. Más trabajo.

Jesús Gomila se va

Trasciende también -lo avanza Radio Menorca SER- la dimisión de Jesús Gomila como director insular de Promoción Turística.

El último en incorporarse al gobierno del Consell en este mandato (septiembre de 2019) es el primero en marcharse.

Naturalmente, hay que respetar las razones personales, profesionales y familiares que invoca Gomila Pons al presentar su renuncia, pero también ha pesado en su ánimo el durísimo parón que supone la pandemia para el conjunto de la sociedad y la economía insulares, así como el laberinto de informes y controles en las administraciones que demoran iniciativas y actuaciones.

Esta semana nos aporta un caso paradigmático: la declaración de interés general de la red soterrada para electrificar la ampliación del Polígono La Trotxa de Alaior se aprueba después de 40 meses y tres periodos de exposición pública. La resolución del conseller de Economía y Territorio del Consell, Miquel Company, incluye 37 condicionantes. El 14 consiste en: «En cas de recórrer el camp a través s haurà de demanar autorització de l empresa distribuidora».

No extraña que el documento ocupe más de 60 folios.

¿Habrá nuevo director?

Cuando se haga efectiva la dimisión de Jesús Gomila, la presidenta Mora -a la que se acumulan los asuntos a resolver- deberá valorar si nombra otro director o si atiende la propuesta de la presidenta del PP-Menorca.

Misericordia Sugrañes, que denuncia «las conexiones familiares y de partido que hay en este departamento», pide la supresión de esta dirección insular y destinar la partida a promoción.

En este caso, Elena Costa, que pronostica la recuperación de la temporada este año a partir del turismo británico, asumiría la gestión desde la gerencia de la Fundació Foment del Turisme.

La vacuna exprés

La semana horribilis de Susana Mora -que en este caso salpica al alcalde Héctor Pons y también al gerente del IB-Salut en la Isla, Romà Julià- es el extraño caso de la vacuna exprés del concejal de Servicios Sociales de Maó.

Fue Sugrañes quien pidió a los grupos municipales del PP que se interesaran por las vacunaciones llevadas a cabo para detectar irregularidades. La cuestión consiste ahora en ¿hasta cuándo resistirá Enric Mas y cuándo dimitirá?

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Por qué la Comisión Europea declinó los 500 millones de dosis que le ofreció Pfizer y sólo adquirió 200 millones?

¿Qué destino turístico comercializa un paquete vacacional de 21 días con vacunas anticovid incluidas?

¿Están más expuestos una cajera de supermercado, un camarero y un facturador de aeropuerto o un concejal?

¿Hay otros cargos públicos que se han beneficiado de vacunas exprés en Menorca?

¿Por qué hoteleros, transportistas, agencias de viajes y rent a car dan por perdida la Semana Santa y sitúan el inicio de la temporada turística de este año en junio?

Falsas expectativas con las vacunas

jueves, enero 28th, 2021

El Govern tiene que ralentizar la vacunación en Balears porque no hay suficientes dosis: la próxima semana no recibe los viales de Pfizer y Moderna retrasa sus envíos. El secretario de Salut Pública de la Generalitat de Catalunya, Josep Maria Argimon, alertó ayer de la escasez de vacunas y denunció que «10.000 personas que recibieron la primera dosis no recibirán ahora la segunda». Y la Comunidad de Madrid suspende, esta semana y la siguiente, la vacunación de primeras dosis por la «carencia» y los «recortes» de vacunas que sufre la región. El vicepresidente Ignacio Aguado califica de «imposible» contar en junio con el 70 por ciento de ciudadanos inmunizados, objetivo que no se alcanzará hasta 2023.

Y mientras aumenta la tensión entre AstraZeneca y la Unión Europea por el retraso en el suministro -la farmacéutica ha anunciado una reducción del 60 por ciento de las dosis para este primer trimestre-, escribe la periodista menorquina Susana Quadrado en «La Vanguardia» que «la Comisión Europea haya decidido dar un golpe sobre la mesa y enseñar los dientes, más que un gesto de autoridad, es una muestra de desesperación». No hay nada peor que crear falsas expectativas para obtener titulares al día siguiente, pero que después se convierten en flagrantes incumplimientos. Balears no tendrá el 65 por ciento de la población vacunada en verano, como dijo el director del IB-Salut, Juli Fuster, el 26 de diciembre; ni el 70 por ciento de los españoles estarán vacunados al final del verano, como aseveró Pedro Sánchez el 19 de enero.

No se cumplen ni los cálculos de llegada de los viales necesarios ni los calendarios de vacunación con un plan para comprar dosis a bajo coste que es una ingenuidad y retrasa la recuperación social y la reactivación económica. Luego hay quienes se han puesto muy nerviosos con el contador que ha empezado a publicar MENORCA «Es Diari» para informar sobre el ritmo de la vacunación en la Isla.

Vacunas exprés para directivos y jubilados

domingo, enero 24th, 2021

Indignado, Miguel Lázaro, presidente del Sindicato Médico de Balears (Simebal), y con trayectoria profesional en Menorca, fue el primero en hacer público y denunciar que altos directivos del hospital Son Espases, se habían vacunado antes que personal sanitario cuya actividad diaria es de riesgo con pacientes infectados por covid.

Aquel viernes 15 el doctor Lázaro desveló que «hay al menos cinco médicos de Urgencias de Son Espases y residentes que realizan guardias que no han sido vacunados, mientras que la directora médica y el director de enfermería sí lo han sido». El IBSalut lo confirmó y lo justificó, pero eludió contestar la segunda efectuada por el Simebal: si personal administrativo del hospital de referencia, secretarias concretamente, también habían sido beneficiados frente a sanitarios más expuestos.

MIGUEL LÁZARO DESTAPÓ LA VACUNACIÓN ANTICIPADA PARA DIRECTIVOS. El presidente del Sindicato Médico de Balears denunció que el IB-Salut priorizaba a personal de dirección antes que a profesionales de primera línea

La vacuna exprés para directivos, allegados y la «gente externa» que recibió el SMS de aviso ha provocado malestar y enfado ente los profesionales que trabajan en primera línea de lucha contra la pandemia al constatar que han quedado relegados al haberse colado, con pillería y gracias a unos buenos contactos, quienes desarrollan su actividad laboral en despachos y oficinas, e incluso médicos que ya están jubilados.

El ambiente en el hospital se enrareció cuando empezaron a conocerse los nombres de los afortunados. Desde el «Mateu Orfila» llegó este tweet demoledor: «Quitarle la dosis a ancianos y profesionales sanitarios de alto riesgo. Descontrol y déficit de ética, ausencia de justicia social, empatía, ejemplaridad, prudencia y responsabilidad. Megadosis de egoísmo».

«Lo injustificable»

Carles Recasens, vicepresidente del Colegio de Médicos de Balears, se muestra sorprendido porque el IBSalut permite primero, y justifica después, la vacunación anticipada de los directores de sus hospitales.

«Vacunando a antes a sus directivos han intentado justificar lo injustificable, porque lo más prudente y lo más elegante habría sido vacunarse cuando lo hubieran hecho todos sus trabajadores», declara el doctor Recasens. Explica que los gerentes no deben ser considerados como sanitarios de riesgo porque «en primera línea de lucha contra la covid están los que llevan epis -equipos de protección individual- atendiendo a los pacientes con esta enfermedad en urgencias, en las UCI o en las unidades de hospitalización».

Las llamadas de protesta al Colegio de Médicos se suceden, y hay quienes, como el doctor Carlos Silvestre, que, entre disgustados y enojados, hacen pública su protesta al ver que los directivos del «Mateu Orfila» ha sido vacunados, mientras que profesionales de primera línea aún no ha recibido la primera dosis. Claudio Triay, delegado del Simebal, en Menorca, califica lo sucedido de «lamentable».

«Naturalmente»

En los despachos de la Conselleria de Salud discrepan, se pretrechan sin un atisbo de autocrítica, y se queman al pretender justificar lo injustificable.

La directora de Asistencia Sanitaria del IBSalut, Maria Eugenia Carandell Jäger, ampara el trato de privilegio para los directivos de la salud pública en las Islas: «Naturalmente que deben vacunarse», proclama.

Pero Carandell contradice al Ministerio de Sanidad, cuyo criterio consiste en «vacunar a sanitarios en primera línea, en contacto con personas de riesgo». Sólo 24 horas después de que los gerentes de dos hospitales de Vizcaya y el consejero de Salud de Murcia, Manuel Villegas, tuvieran que dimitir al haberse vacunado de forma irregularmente anticipada, el IB-Salut pretende justificar las dosis administradas a los gerentes de varios hospitales de Balears.

Es una actuación que vulnera la estrategia del departamento que aún dirige el ministro saliente y muy mucho candidato Salvador Illa. El IB-Salut, con una contumaz y tronante Carandell, intenta defenderlo con una interpretación tan sui generis que es una singular opinión ‘a la balear’, en abierta discrepancia con el Ministerio.

Y cuando las cosas se hacen mal, todo empeora. En Menorca, hubo, al menos cinco vacunados ‘indebidos’, entre ellos médicos jubilados. Sostiene el coordinador de la campaña de vacunación en Menorca, Txema Coll, que «algunos trabajadores sanitarios reenviaron a gente externa [al IBSalut] el SMS con el enlace al fomulario». Bienaventurados los que recibieron este bendito enlace.

Y como, según Coll, directivo que habría sido vacunado, «no existe un criterio estricto» sobre quiénes son profesionales de primera línea, pues también han vacunado a administrativos e informáticos. Continuará.

Suspenso a la gestión

El estudio demoscópico del IBES que publicamos hoy sobre la gestión política de la crisis sanitaria y la vacunación transforma en números el malestar popular, acentuado por los cambios de criterio y los vaivenes en las restricciones. El termómetro del rechazo supera el 60 por ciento.

Los ciudadanos de Balears suspenden esta gestión, tanto la del Gobierno de Pedro Sánchez como la del Govern Armengol, que ha entrado en modo tensión y nerviosismo por los desmarques de Més per Mallorca y Podemos, que intentan atribuir las responsabilidades al PSIB-PSOE. Habrá que llamar hoy a Gonzalo Adán, director del IBES, para conocer los datos menorquines del sondeo.

Agobiada por las protestas, una temporada turística sin fecha de inicio y las diferencias entre quienes deberían socios leales y expresar sus críticas en la omertá del Consulat de Mar, Francina Armengol ha ya perfilado la amplia remodelación de un Ejecutivo que necesita ser cambiado. Sólo falta el día.

Mientras, la distribución de vacunas deja a Balears a la cola al ser la última comunidad en función de la población.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Aceptarán el Gobierno central y la Unión Europea la declaración de la OSP para el trayecto Barcelona-Menorca?

¿O ya sabe el Govern que esta propuesta no tiene opciones de prosperar y, por tanto, será rechazada?

¿Quién asumirá responsabilidades por el personal que no es de primera línea y los jubilados que se colaron para recibir la vacuna exprés en la Isla?

¿Cuándo lograrán los propietarios de Talatí de Dalt que sea declarado núcleo rural?

Dos años después de colocar la primera piedra, y sólo un 16% de obra ejecutada, ¿cuándo acabará el Govern las obras de la VPO de Borja Moll?

«A finales de verano»

jueves, enero 21st, 2021

El presidente del Gobierno ha situado la recuperación turística «a finales de verano». Pedro Sánchez afirmó el martes, ante la ejecutiva de la Organización Mundial del Turismo en Madrid, que «España estará preparada para recibir turistas extranjeros con el 70 por cien de la población vacunada a finales de verano.

El verano de este 2021 empezará el lunes 21 de junio y concluirá el miércoles 22 de septiembre. Según Sánchez, durante la segunda quincena de septiembre se reactivará un sector del que depende, directa o indirectamente, el 80 por ciento de la economía de Balears.

El jarro de agua fría, en realidad un chaparrón, del inquilino de La Moncloa y secretario general del PSOE motiva la crítica y el malestar de las asociaciones empresariales. La Federación Hotelera de Mallorca y la Agrupación de Cadenas Hoteleras de Balears expresan su desacuerdo con Sánchez. Así, María Frontera, presidenta de la FEHM, y Gabriel Llobera, de la ACH, manifestan que «no es admisible que el propio presidente del Gobierno, en vez de lanzar un mensaje claro, contundente y que dé tranquilidad para contribuir a la recuperación turística, no calibre bien sus palabras en una intervención pública».

Alude el presidente del Gobierno al «turismo del futuro», inspirado en «la digitalización, la ecología, la diversidad, la igualdad y el desarrollo sostenible». Pero, ¿cuántas empresas resistirán y sobrevivirán para llegar a este futuro tan maravilloso?

La organización que representa a las principales empresas del sector turístico, Exceltur, informó ayer que el 2020 se cerró con un desplome sin precedentes, retrotrayendo al sector 25 años atrás, con una caída de 106.000 millones de euros. Exceltur reclama al Gobierno un paquete de ayudas directas para las pymes del sector turístico, de 5.300 millones de euros.

Pero Pedro Sánchez prefiere hablar del futuro incierto. ¿Y la campaña de vacunación? Por favor, no haga preguntas difíciles.

Vacunas en Menorca: 1,7% de 91.143 tarjetas

domingo, enero 17th, 2021

Suspendidos los actos de Sant Antoni, incluso la Processó des Tres Tocs, que se había celebrado sin interrupción desde 1939, hemos llegado al nivel 4, de riesgo extremo. La semana concluye en Menorca con otro preocupante récord de contagios y 471 casos activos. Aumentan las restricciones, pero el virus sigue circulando e infectando a mayor velocidad.

Todas las expectativas están depositadas en las campañas de vacunación.

Ya lo dijo una atribulada Patricia Gómez el 8 de enero, al ser preguntada por los trabajadores de las residencias geriátricas que han rechazado vacunarse. «No disponemos más que de la vacuna para combatir esta pandemia, es lo único que tenemos», afirmó la consellera de Salud.

LA PROTESTA QUE FRACTURA LA LEGISLATURA. Las 4.000 personas que el martes se manifestaron en Palma para expresar su indignación por la restricciones anticovid del Govern han quebrado esta legislatura.

Pero el coordinador de la campaña de vacunación en Balears, Carlos Villafáfila, reconoció cuatro días después que solo se habían puesto el 40 por ciento de las vacunas que habían llegado a Balears.

Las dosis se retrasan, no llegan, y los últimos datos facilitados por el Govern, correspondientes al viernes 15 de enero, recogen que en Balears se han inyectado 12.854 dosis, lo que supone el 66,6 por ciento de las 19.290 recibidas. ¿Y Menorca? Pues aquí se han administrado 1.508.

Significaría el 1,7 por ciento de las 91.143 tarjetas sanitarias de Menorca. Pero hay que tener en cuenta la doble dosis de Pfizer para que la inmunidad adquiera eficacia. Teniendo en cuenta que la vacunación empezó en Menorca el 30 de diciembre, ya pueden calcular, a este ritmo, cuándo habrá vacunado el IB-Salut al 70 por ciento de la población menorquina.

Estalla la indignación

Persisten todas las incertidumbres y aún desconocemos si habrá temporada turística este año, porque en verano del 2020 fue una temeridad abrir puertos y aeropuertos sin vacunas, con corredores sanitarios seguros que no eran seguros.

Tres datos avalan la gravedad de la situación: Balears cerró el año covid con el mayor aumento del paro de España y 31.000 trabajadores afectados por los ERTE la creación de empresas descendió un 16 por ciento en las Islas, que sitúa el ejercicio del 2020 como el peor de la serie histórica para el emprendimiento en España y la inversión hotelera se ha hundido más del 60 por ciento.

La indignación de bares y restaurantes estalló en Mallorca tras anunciar el Govern el endurecimiento de las restricciones al comercio y la restauración, pero sin ofrecer ayudas o compensaciones.

CAEB y PIME-Balears expresaron el 8 de enero su apoyo a las nuevas prohibiciones pero reclamaron a Armengol «ayudas inmediatas» que cuantificaron en 500 millones de euros para «sobrevivir los próximos meses».

«Basta ya»

La movilización de 4.000 representantes de la hostelería y otros colectivos el 12 de enero que, al grito de «Basta ya», protestaron frente al Consulat -incentivados por el error de Aina Calvo al prohibir la manifestación- ha abierto una brecha en el Govern que fractura definitivamente esta legislatura.

La crispación social, y el descontento de Podemos y Més per Mallorca con la mala gestión de las nuevas prohibiciones, marca un antes y después en el segundo mandato de Francina Armengol al abrir una vía de agua en la nave gubernamental por la que entra el virus de la desconfianza. Quienes son socios en el Govern también son adversarios políticos y no quieren ser arrastrados por el descomunal y lacerante malestar que ha incendiado las calles de Palma. Los aliados-contrincantes intentan desmarcarse y expresan su desasosiego al denunciar que el Govern incurrió en un error de principiante cuando minusvaloró el impacto y la repercusión de esta primera manifestación.

El enfado de bares y restaurantes arrastra y moviliza a otros sectores de Balears, también perjudicados por la paralización de la actividad económica.

Tocado y noqueado

El PSIB-PSOE, muy tocado y noqueado por estos acontecimientos, tuvo que admitir que se equivocó al no valorar el gran descontento social. La gran protesta, que no figuraba en la agenda del Govern, ha descolocado a la presidenta y a sus tres consellers de confianza que forman el núcleo duro : Iago Negueruela, Pilar Costa y Marc Pons. «Hay que reaccionar y actuar», manifestaron.

De ahí que el viernes, a remolque de la situación, se empezó a apagar el incendio con el improvisado anuncio de que «Govern, consells y ayuntamientos movilizan 103,5 millones para paliar los efectos de las restricciones» y que los locales obligados a cerrar por el Govern recibirán -de enero a marzo- 1.500 euros al mes. Pero falta aún conocer los requisitos.

Alcaldes, presidentes del Consell, concejales y consellers de hacienda e interventores están haciendo números, porque el Govern también los ha pillado con el pie cambiado.

Y nosotros, ¿qué?

El mismo viernes la Agrupación de Cadenas Hoteleras de Balears manifestó su «estupefacción» por las ayudas anunciadas por el Govern por las medidas de cierre, cuyos «principales beneficiarios son restauración, los gimnasios y centros deportivos y distribución».

Este asociación empresarial y la Federación Hotelera de Mallorca exigen a las administraciones de las Islas que «tengan en cuenta la aportación del turismo al conjunto de la economía balear».

Recuerdan que la planta hotelera está cerrada desde noviembre de 2019 «sin recibir ingresos y soportando las mismas cargas fiscales y financieras», y reclaman «un plan de rescate, inmediato y específico para el sector turístico sin dejar de lado al sector hotelero».

Corresponde al Govern mover ficha. Y Ashome se pronunciará la próxima semana.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Por qué interrumpió Podemos sus críticas a la revisión del PTI para presentar alegaciones y «negociar cambios»?

¿Hasta cuándo continuará pagando el Consell un plus de productividad que, según la Sindicatura de Comptes, abona de forma irregular?

¿Cómo se enteraron los alcaldes de Menorca que han de «reducir al máximo» las tasas municipales a los bares y restaurantes por la covid?

¿Cómo se aplicará esta reducción, que anunció el Govern?

¿Cuántos bares y restaurantes de Menorca tendrán derecho a recibir los 1.500 euros de enero a marzo y cuándo cobrarán esta cantidad?

Había que confinar en diciembre

jueves, enero 14th, 2021

Con la pandemia descontrolada y una transmisión comunitaria cada vez más veloz y mortífera, Menorca se prepara para entrar el sábado situación de ‘riesgo extremo’, que se mantendrá durante quince días.

La frase más repetida ayer en «se veía venir» porque el virus ha seguido circulando, infectando, contagiando y matando. No han funcionado ni las restricciones ni las reiteradas apelaciones a la responsabilidad para evitar encuentros sociales. Es un fracaso de todos pero, en primer lugar, de quienes tenían que haber aprobado unas decisiones y medidas que no se atrevieron a aplicar. Y ahora sufrimos las consecuencias, con un severo agravamiento de la emergencia sanitaria, social y económica en Menorca y el conjunto de Balears.

Cuatro titulares de la hemeroteca del mes de pasado:

12 diciembre: «El empeoramiento de la pandemia conduce a Mallorca a la fase 4 de riesgo extremo». 15 de diciembre: «Balears lidera los contagios por habitante de toda España». 18 de diciembre: «Simón alerta de la inminencia de una tercera ola y avisa que los casos seguirán subiendo durante enero». Y 20 de diciembre: «Los contagios seguirán al alza. Balears bate su récord de positivos al sumar 535 en un solo día».

Todo ello, antes de la Navidad. Las previsiones se resumían en un futuro «crítico» con un aumento de la presión en los hospitales de las Islas por el incremento de ingresos, con advertencia del número limitado de plazas disponibles en UCI.

Todas estas advertencias fueron desoídas. Se veía venir, pero el Govern no se atrevió a decretar el confinamiento al que nos dirigimos por lo sucedido en la segunda quincena de diciembre. Se equivocó al intentar salvar la Navidad pero a costa de incrementar los contagios y de nuevas restricciones que debilitan más una economía sin pulso. Y a medida que se aleja la reactivación aumenta la crispación y el malestar social.