Grijelmo: «Balears tiene dos lenguas propias»

En la conversación que, en una de las salas de «La Minerva», mantiene el subdirector de «El País», Álex Grijelmo, con los redactores de MENORCA «Es Diari», surge la cuestión del bilingüismo a raíz de la entrevista publicamos este mismo día. Llama la atención, y suscita la controversia, una concluyente afirmación de quien presidió la Agencia Efe de 2004 a 2012 y hoy dirige la Escuela de Periodismo de «El País».

Proclama Grijelmo que «en las comunidades con dos lenguas propias, todos tienen derecho a elegir en cuál se expresa, y a que los poderes públicos lo amparen». Le apunto que el Estatut d’Autonomia de Balears reconoce como oficiales el español y el catalán, pero como propia, únicamente la lengua catalana.

Álex Grijelmo, el viernes, en la Sala Sant Antoni de Maó. Foto: GEMMA ANDREU

Rehúye la polémica, pero argumenta su idea: «Los españoles bilingües no tienen una lengua propia y otra ajena, sino dos lenguas propias, con independencia de que se sientan más vinculados a una u otra». De ahí que considere el periodista y escritor al catalán, el euskera y el gallego «también como lenguas mías; soy heredero de sus poetas, sus escritores y cantautores».

Concluye: «El bilingüismo es una gran riqueza» y marca distancias: «No estoy obligado a usar el mismo lenguaje que el Estatut. También España es un Reino, según la Constitución; y no por ello nadie está obligado a decirlo… Y hay quienes eligen el Estado español». Pero, en cambio -añado- no hablan del Estado francés, el Estado alemán o el italiano.

La sinécdoque   

Este planteamiento no es nuevo, porque Álex Grijelmo ya se expresó desde la disidencia en el artículo «La sinécdoque confusa» publicado en enero de 2014 en «El País».

Escribió entonces que «los catalanes tienen legalmente una ‘lengua propia’, a diferencia de los navarros, que según su ley foral 18/1986 cuentan con dos: el euskera y el castellano. Pero los catalanes son también competentes en esta lengua, salvo empeño en lo contrario, y muchísimos de ellos aman los dos idiomas (derivados ambos de la dominación romana) y los sienten como propios».

«Los catalanes de hoy han heredado dos culturas, y estarían en su derecho, individual y colectivo si renunciasen a ella. ¿Cuál es la lengua propia de Joan Manuel Serrat? Parece propio de los catalanes, pues, hablar y escribir en catalán y castellano. Pero si bien parece que ‘los catalanes’ disponen hoy de al menos dos lenguas propias, al concepto ‘Cataluña’, sinécdoque de ‘todos los catalanes’, se la adjudicó solamente una», sostuvo, y sigue sosteniendo, Grijelmo.

Porque la cuestión de fondo es otra: ¿Hay una lengua propia y otra, impropia?

«Aire fresc» en El PI

Tras ser elegido vicepresidente de Proposta per les Illes (El PI) en el congreso celebrado el 26 de septiembre, Antoni Bosch recibió el encargo del nuevo presidente, Tolo Gili, de celebrar un congreso en Menorca para elegir una dirección insular menorquina.

Al demorarse esta actuación, que se abordó en la visita que el 27 de octubre efectuaron a Menorca Gili y la vicepresidenta, Xisca Mora, la ejecutiva de El PI decidió el 3 de noviembre disolver la gestora insular y, al mismo tiempo, nombró una nueva ejecutiva provisional, integrada por Bosch como presidente; Silvia Mir, vicepresidenta; Marisa Puertas, secretaria general; y Pedro Massa y Joan Forcada, vocales. A ellos les corresponde convocar y organizar el congreso de Menorca, que se debe celebrar antes del próximo 31 de marzo.

El mismo 3 de noviembre, la corriente crítica de El Pi, que se autodenomina «#AireFresc» denunció «maniobras para constituir una nueva ejecutiva provisional en Menorca para controlar el comité de disciplina». Saltó a la palestra José Cantallops -que formaba parte de la gestora insular cesada- para denunciar que se habían vulnerado los estatutos al nombrar una «ejecutiva provisional con personas totalmente diferentes a las que componen la actual».

Desde el sector crítico piden explicaciones a Tolo Gili por la inclusión, en la dirección provisional, de personas que habían estado al frente de El Pi en Menorca pero se marcharon, apuntando a Marisa Puertas y Pedro Massa. Pero nadie se ha dado por aludido porque no han producido comentarios y reacciones.

El Estatut frustrado

El Consell de Mallorca ha instalado una placa en el Teatro Principal de Palma que recuerda la aprobación, en julio de 1931, del anteproyecto del primer Estatut d’Autonomia de Balears. Pero esta iniciativa no prosperó porque Menorca decidió no participar.

Los recelos de los menorquines procedían de la atávica desconfianza hacia Mallorca; las distintas opciones que se planteaban; entre ellas una autonomía sólo para Menorca o un acuerdo con Catalunya. Y la hegemonía, en Menorca, de un Partido Republicano Radical que no creía en la vía autonómica. Cuatro días antes de la asamblea que se celebró en el Teatro Principal de Palma, los representantes de los ayuntamientos de Menorca, reunidos en Es Mercadal, acordaron no asistir. Para ello argumentaron -y así lo comunicaron a los promotores mallorquines del anteproyecto- que aún no había sido aprobada la nueva Constitución de la Segunda República.

En cualquier caso, el Consell de Mallorca conmemora hoy lo que hace ochenta años quedó en una frustración.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Quiénes integran el Consell Científic de la Reserva de la Biosfera -14 miembros, once de ellos del IME- y cuándo han sido nombrados?

¿Qué ha impedido preparar los expedientes para el pleno de Ciutadella y ha motivado su aplazamiento al día 25?

¿Cuándo se empezarán y cuándo estarán acabados los proyectos de ‘largo’ recorrido’ para Menorca que el Govern incluye en sus cuentas?

¿Se aplicarán distinciones entre vacunados y no vacunados, como plantea el doctor Maties Torrent?

¿Qué cambios aportará la renovación de las juntas locales del PP-Menorca?

Leave a Reply