Sin dinero para el convenio de carreteras

En abril el Ministerio de Transportes, aún encabezado José Luis Ábalos antes de ser fulminado por Pedro Sánchez, advirtió que «por motivos jurídicos» el convenio de carreteras de Balears quedaría extinguido.

Con la nueva ministra, Raquel Sánchez Jiménez, que cesó como alcaldesa de Gavà para ocupar el despacho de Ábalos, la dotación para el convenio desaparece del proyecto de Presupuestos del Estado para el 2022. Dijo la delegada del Gobierno en Balears, Aina Calvo, que «los consells no han de renunciar al convenio de carreteras, ni debe hacerlo el Estado». Pero esto es precisamente lo que ha ocurrido, al no incluir ninguna partida en las cuentas del próximo año para la maltrecha red viaria de las Islas.

HOMENAJE MUNICIPAL A MESTRE XICO FUMETA. El Ayuntamiento de Es Migjorn situó en la primera fila a los músicos veteranos que actuaron en la banda bajo la dirección de Mestre Xico Fumeta.
Foto: GEMMA ANDREU

Ahora en el pleno del Consell d Eivissa gobierno (PP) y oposición (PSOE) se ponen de acuerdo para exigir al Gobierno Sánchez que mantenga los convenios. Los socialistas apoyaron la moción del PP y Cs, mientras que los consellers ibicencos de Podemos votaron en contra.

En Menorca reclama el convenio la presidenta Susana Mora, y Més anuncia una enmienda a los Presupuestos 2022 a través de ERC, para obtener 23 millones destinados a las carreteras.

Obra realizada

La supresión de los convenios de carretera de Balears se venía gestando en el Ministerio de Transportes desde hace años, cansados de incumplimientos, cambios y demoras.

El Gobierno central, ante estos retrasos y modificaciones en las obras acordadas y proyectadas, incorporó otra fórmula de pago: en lugar de abonar una cantidad anual a los consells decidió pagar en función de la obra ya realizada. El Ministerio frenó el envío de dinero hasta que cada institución insular no justificara fehacientemente que lo había gastado en obra viaria.

Porque los interventores estatales descubrieron que hubo consells que destinaron el dinero a carreteras a gasto corriente, como ya había ocurrido, por ejemplo, con los fondos estatutarios destinados a S Enclusa de Ferreries.

Maó-Alaior

Esta semana se difunde por redes esta conversación, relativa a las modificaciones -con derribo incluido- que pretende introducir el Consell en las obras ya ejecutadas en el tramo Maó-Alaior, que hoy continua paralizado:

-(Fomento): «No podemos seguir financiando cambios en proyectos aprobados y consolidados, que introducen obra de demolición en obra ya construida, porque los técnicos redactores de carreteras son profesionales muy preparados y esta inversión público cuenta con todas las autorizaciones y permisos».

-(Consell): «Es una decisión política, y, en cualquier caso, la demolición la pagará el Consell de sus fondos».

-(Fomento): «Entonces no vemos por qué mantener un convenio que incumplen».

Ya construido el desvío de entrada a Alaior y «amnistiada» la rotonda de La Argentina, persiste la incógnita en torno al puente de Rafal Rubí ¿Resistirá?, ¿obtendrá informes favorables de Serveis Jurídics, Intervención y Secretaría? En el Ministerio no quieren oír hablar del tema.

Ramón Tamames

El economista, historiador y político Ramón Tamames presentará el jueves 4 de noviembre en el Casino 17 de Gener de Ciutadella su último libro: «La mitad del mundo que fue de España. Una historia verdadera, casi increíble» (Espasa), que ya va por la cuarta edición.

Tamames, que será introducido por Luis Alejandre Sintes, viene de la mano de la asociación Menorca Historia y Concordia, que celebra su primer acto público. El catedrático y miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas denuncia que «nos estamos olvidando de nuestra historia, porque los planes de educación dan cada vez menos contenido sobre temas históricos y porque somos un país que conmemora las cosas que le convienen al Gobierno de turno».

Francisco Gimier

Esta semana, Menorca Historia y Concordia ha denunciado la «manipulación y utilización partidista de la historia» en Francisco Gimier Sintes, monárquico conservador, alcalde de Es Castell de febrero de 1925 a febrero de 1930.

Contaba 59 años cuando fue asesinado, frente al cementerio de Es Castell, en la noche del 8 de diciembre de 1936, tras ser sacado de su casa por «milicianos y paisanos, entre ellos dos conocidos militantes del Partido Comunista local, que habían tenido una diferencia con el exalcalde en relación al transporte de materiales». Se atribuyó la muerte violenta de Gimier a una «terrible y cruel venganza personal», pero fue una víctima durante la Guerra Civil.

Como víctima que fue, Gimier Sintes se merece la misma dignidad de las 124 víctimas del franquismo a cuyos familiares el Govern entregó el viernes un certificado. La reconciliación debe ejercerse y practicarse para todos, no con criterios excluyentes. En caso contrario hay víctimas de primera y de segunda.

Mestre Xico Fumeta

El Ayuntamiento de Es Migjorn situó en primera fila, en el homenaje a Mestre Xico Fumeta, a los músicos veteranos de la banda: Xec Ramírez, Toni Orfila, Tòfol Triay, Bosco Triay, Xec Gomila, Miquel Moll, Pere Sales, Jaume Gonyalons y Sebastià Gomila.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Cómo resolverán los ayuntamiento la reducción de ingresos para el 2022 tras la anulación de las plusvalías?

¿Conseguirá Susana Mora la aprobación de un nuevo convenio de carreteras?

¿Cuándo estarán definidos los usos y se habrá redactado el proyecto para el edificio Sa Tanca de Sant Lluís?

¿Entregará el Govern diplomas a los familiares de los asesinados durante la Guerra Civil en Menorca?

¿Cuándo decidió Hauser & Wirth cerrar este fin de semana la galería en la Illa del Rei hasta la temporada turística del próximo año? ¿Y cuándo reabrirá las instalaciones?

Leave a Reply