Acabar el puerto de Son Blanc

Las estacas de amarre que instalará el Govern del PSOE y Podemos para incrementar la operatividad y la seguridad en el puerto de Son Blanc, concretamente las operaciones de atraque, entrada y salida, se corresponden con los duques de alba que había proyectado el Partido Popular.

La izquierda recupera ahora el proyecto inicial que diseñó el Govern del PP con el Consell de Menorca y el Ayuntamiento de Ciutadella tras la gran rissaga del 15 de junio de 2006. Jaume Matas, Joana Barceló y Llorenç Brondo se conjuraron para trasladar el tráfico marítimo fuera del puerto histórico. Hubo acuerdo, tras la intervención del inquieto Joaquim Coello, para ubicar el nuevo puerto de Ciutadella en Son Blanc.

Garantiza los trayectos más cortos y directos de Menorca con Mallorca, la península y el sur de Francia. Y las navieras buscan la menor distancia. El puerto de Son Blanc fue presentado/inaugurado en mayo de 2011 por Francesc Antich con la ausencia del PSM, que se sintió burlado al comprobar como el dique exterior duplicó su longitud mientras se ejecutaban las obras. Pero el conseller de Obras Públicas, Jaume Carbonero no se atrevió a concluir el proyecto tal como había sido diseñado. Y quedó sin ejecutar el muelle frente a Son Oleo así como la mejora de la funcionalidad del muelle principal, tal como reiteradamente ha reclamado Capitanía Marítima.

Hemos pasado de los duques de alba a las estacas de amarre.

Es lo mismo, cuestión de nombres. Ports de les Illes Balears atiende las peticiones de las navieras -ahora mismo son cuatro las compañías- que operan en Son Blanc y también de los responsables de la seguridad del tráfico marítimo en Menorca.

La zona portuaria se va completando, a pesar de las voces que pretenden cuestionarla. Quedan aspectos por resolver, que el Govern tiene sobre la mesa, como la zona de servicio para que los camiones de carga rodada no aparquen en las urbanizaciones y viales colindantes.

Leave a Reply