Junio: 58% hoteles abiertos; ocupación, 39%

Con los datos de junio en la mano, adquiere más sentido y actualidad la cuestión, que escuece, planteada por José Luis Groizard, profesor del Departamento de Economía Aplicada de la UIB: «sería deseable muy poder vivir sin la necesidad de tantos turistas, la cuestión de si podemos».

¿Y cómo conseguirlo? Porque este es el famoso debate sobre el modelo turístico que se repite desde hace años. Implica que «vengan turistas de más calidad» -¿significa mayor poder adquisitivo?-, «distribuir los flujos entre meses que no sean temporada alta», o sea, la tantas veces invocada desestacionalización y que las empresas hoteleras y de restauración «fueran capaces de sustituir clientes con menor poder adquisitivo por otros con mayor». Al final, la fórmula para que menos sea más se reduce a que los visitantes tengan más capacidad de gasto.

SEGUNDO VERANO SIN CAIXERS, CAVALLS I CAVALLERS . Menorca vuelve a renunciar, dos años consecutivos, a la celebración de las fiestas en cada municipio para detener la propagación de la covid. Las miradas están puestas en el 2022.

¿Y los datos de junio? Los hoteles menorquines que se animaron a abrir sus puertas fueron el 58,08 por ciento de la planta hotelera de la Isla. Lograron una ocupación media del 39,31 por ciento.

Estas informaciones, difundidas el jueves por el Instituto Nacional de Estadística, constatan el impacto sobre el negocio de alojamiento de Menorca que provocó el descenso en la llegada de visitantes extranjeros, sobre todo británicos, respecto al último mes de junio antes de la pandemia, el de 2019.

En plena temporada alta de este año atípico, pendientes de las restricciones a la movilidad que van aplicando los países emisores de la UE, siempre nos quedará el turismo español. Menorca espera un intenso mes de agosto, mientras las autoridades sanitarias insisten en la vacunación y advierten de la vertiginosa velocidad de transmisión de la cepa delta.

¿Hubo amaño?

Tras levantar la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, Martina Mora, el secreto de sumario del caso Autoritat Portuària en el apartado relativo a las investigaciones sobre la adjudicación de los amarres del puerto de Maó a Marina Asmen, prosigue el desfile de testigos y declaraciones.

La jueza Mora sospecha que el concurso pudo ser amañado a favor de Marina Asmen, integrada por cinco empresas locales, creada adhoc para optar a esta adjudicación, porque «existía un interés político». Apunta la jueza a una «posible connivencia con autoridades políticas de Menorca», pero aún no ha identificado a quienes desempeñan estos cargos políticos, que tampoco han sido citados a declarar. De momento.

El sumario cifra en «unos 300.00 euros el perjuicio económico» para Autoritat Portuària por un amaño presunto que se investiga en sede judicial. Entre los implicados, la jefa de la Abogacía del Estado en Balears, Dolores Ripoll. Uno de los «indicios sólidos y suficientes» al que alude Martina Mora consiste en que Dolores Ripoll «se apartó de su obligación de informar con independencia» y añade que el marido de la abogada del Estado realizó en 2017 trabajos retribuidos para una de las empresas adjudicatarias del concurso. Joan Gual de Torrella, que estaba al frente de APB cuando se aprobó la concesión, aún no ha declarado.

Educación y fracaso

Escribe en «Ultima Hora» el periodista Javier Mato, profesor de Periodismo del Cesag (Centro Superior de Enseñaza Superior Alberta Giménez) de Palma: «decir que la enseñanza en Baleares es un desastre no es una exageración. Privadamente, la gente reconoce la catástrofe que las instituciones no quieren ver. Ni el Consejo Escolar».

«Dejar que la educación se hunda -denuncia- es condenar a los chicos de segmentos desfavorecidos a la pobreza y la miseria.

Lo que está haciendo el sistema educativo balear es condenar a las familias humildes a seguir siendo pobres, porque nunca podrán salir de la situación en la que se encuentran».

Añade Mato: «el fracaso del sistema educativo nos condena a continuar así , porque no hay mano de obra cualificada, si el sistema produce jóvenes analfabetos -en catalán, pero analfabetos-, con certificados que mienten sobre su formación, ¿a qué tipo de empresas podemos aspirar? Pues a camareros, y gracias».

Quiénes fueron

El Gobierno aprueba una nueva Ley de Memoria Democrática. Plataformas de la memoria histórica denuncian que «la verdad no sólo abarca a las víctimas, también a los verdugos se debería decir quiénes fueron los asesinos». ¿También, por ejemplo, quienes asesinaron al diputado republicano Teodoro Menéndez, los hermanos Gabriel y José Olivar de Olives, el dentista José Anglada y Gabriel Saura en agosto de 1936? Recomiendo la lectura del lúcido y luminoso artículo de Josep Mª Quintana, en la línea del mensaje de perdón y reconciliación difundido esta semana por María Huguet Cardona, hermana del joven sacerdote asesinado en Ferreries a los 23 años en julio de 1936. Un mensaje expresado con serenidad a los 95 años: «aprendí de mi madre a perdonar».

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Cuáles son zonas del «entorno» de Favàritx donde se autorizará el aparcamiento?

¿Cuándo dará a conocer Més al sucesor de Josep Juaneda en la dirección insular de Joventut, Educació i Esports?

¿Cuántos de los 309 pasajeros del crucero Ms Europa 2 que el jueves atracó en el puerto de Maó desembarcaron?

¿Prosperará en el Senado la propuesta de Cristóbal Marqués que protege las casetes de vorera de Menorca?

¿Presentarán contencioso el Consell o el PSOE contra al cambio de uso de Binicodrell, donde se construirá el geriátrico, cuando el Ayuntamiento desestime sus alegaciones?

Leave a Reply