La prensa local: un servicio público

Cada día hay un grupo de personas que trabaja en equipo para buscar, contrastar y escribir las noticias, los reportajes y las columnas de opinión del diario que ahora tiene en sus manos.

El silencio en la Redacción a primera hora de la mañana se transforma en actividad incesante, movimiento, idas y venidas y teléfonos que siempre llaman a medida que van llegando los periodistas, los reporteros gráficos, maquetadores y todos lo que intervienen en el proceso de transformar las páginas en blanco en un producto informativo diseñado y ordenado desde la arquitectura de la portada a la última.

Quienes pronostican la muerte de la prensa en papel se equivocan, porque se transforma y continúa, adquiriendo mayor sentido y consistencia en el ámbito local. En MENORCA «Es Diari» que este 2021 cumple una trayectoria de ochenta años conocemos -y agradecemos- la lealtad de suscriptores y lectores que dan continuidad a la cabecera periodística más longeva de la Isla, una iniciativa periodística iniciada aquel febrero de 1941 y que hoy se desarrolla a través del diario en papel y el digital menorca.info

Escribe Juan José Millás: «necesito que alguien me interprete las noticias, necesito una sintaxis de las noticias, una gramática de las noticias, una puesta el servicio del sentido de las noticias, necesito que alguien me explique para qué sirven las noticias, que alguien me cuente cómo se monetizan las noticias, que alguien me enseñe a medir los kilates de las noticias».

Los periódicos han formado y siguen formando parte de nuestra vida. Y adquieren su razón de ser cuando desempeñan el servicio público de informar y explicar, lo que exige informaciones veraces, fruto del esfuerzo de los profesionales impulsados por la fuerza de su vocación periodística y también opiniones independientes.

Una tierra -en este caso, región insular- sin prensa propia perdería identidad, voz y personalidad.

One Response to “La prensa local: un servicio público”

  1. Damia dice:

    Ningú t’hauria d’interpretar ses notícies. Haurien d’estar redactades de manera objectiva i impersonal. I de com es monetitzen, ho sabem tots, qui paga mana. Si qui paga pensa en blau, ses noticies serán blaves.

Leave a Reply