Un menorquín universal en Roma

El fallecimiento, a los 73 años en Roma, donde residía desde 1976, del arquitecto, historiador y arqueólogo Santiago Hernández Andreu, nos sitúa ante este menorquín universal y nos descubre su formidable trayectoria intelectual y profesional que había pasado desapercibida en la Isla.

Honesto y muy discreto, desarrolló en la Ciudad Eterna su vocación por la ciencia y la cultura que armonizó con sus firmes convicciones católicas, expresadas en el compromiso con la Obra de S. José María de Escrivá de Balaguer, de la que era numerario. Una conducta basada en la ejemplaridad de su actuación personal y su labor profesional que transmite en las obras de nueva planta, diseñadas en estudio que abrió en la Via Rosini del Parioli romano; así como en la restauración y rehabilitación de edificios emblemáticos de los siglos XVII al XIX.

Arquitecto, historiador y arqueólogo, el menorquín Santiago Hernández Andreu (Maó, 1949), falleció en Roma el 11 de mayo. FOTO R.H.L. Architettura S.r.l.

Santiago Hernández Andreu se sintió profundamente menorquín y llevó siempre a Menorca en el corazón y la cabeza. Amaba a su isla natal, a la que acudía cada año para recuperar la mirada sobre los paisajes urbanos, costeros y los arcanos del interior de esta tierra, que asociaba a sus orígenes familiares y los años de infancia y adolescencia, la patria más íntima y sentida.

Pocos conocían en Menorca la trascendencia de sus diseños, en los que combinaba la audacia creativa con el rigor técnico. El arquitecto ejercía de historiador y arqueólogo al recuperar casas señoriales y monasterios para transformar sus estructuras en espacios habitables destinados a nuevos usos y actividades.

Sin reconocimiento

El también arquitecto Enric Taltavull y el ingeniero industrial Lluís Hernández Soler -con el que coincidió en los Escolapios de la calle Diputación de Barcelona- sabían que en Roma vivía y trabajaba este ‘homenot’ menorquín.

Un hombre culto, apasionado por la historia de la Arquitectura, que nunca formó parte del Institut Menorquí d’Estudis, un gran humanista que ha fallecido sin haber sido reconocido en la isla donde nació.

Descubrí en 1993 a Santiago Hernández en una visita a Villa Tevere, sede central del Opus Dei en Roma, que acoge la iglesia prelaticia de la Obra. Elogiaron su prudencia y su capacidad de trabajo: «Aquí contamos con un excepcional arquitecto de Menorca, que está realizando en Italia un trabajo extraordinario», afirmaron.

Discreto y perseverante, intervino también en el proyecto Saxum de Jerusalén, que ayuda a los visitantes a profundizar en su conocimiento sobre Tierra Santa, por medio de los recursos multimedia.

Estaba muy ilusionado e interesado en la iniciativa de la Diócesis para renovar y recuperar las instalaciones de El Toro, con la creación de una hospedería y casa de espiritualidad. El retraso que acumula la tramitación de esta obra en las administraciones de la Isla ha impedido que haya podido verla empezada.

Demora inadmisible

El plan parcial para la cima de El Toro, que determina los usos de los edificios, fue presentado el 2 de junio de 2019.

En enero de este año, o sea, 18 meses después, el Ayuntamiento de Es Mercadal lo remitió al Consell al tratarse de una zona declarada Área Natural de Especial Interés, lo que se sabe desde el primer día. El alcalde de Es Mercadal, Francesc Ametller, no se inmuta y se limita a manifestar que los ritmos de la administración son «lentos», cuando debería admitir que son inadmisibles, con unas demoras que hacen desistir a cualquier promotor o inversor.

Santiago Hernández fallece cuando se cumplen dos años de la presentación de este proyecto, que calificaba de magnífico. ¿Tardará dos años más el Consell en aprobar el plan especial para El Toro?

Puerta de entrada

En cambio, el puerto exterior de Ciutadella, construido en Son Blanc, que entró en servicio en mayo de 2011, confirma su eficacia y prestaciones.

La naviera alemana FRS empezará a operar el 1 de junio con un fast ferry que operará en el trayecto interinsular Alcúdia-Ciutadella. El ingeniero de Caminos Joan F. Sales Villalonga, que fue director insular de Carreteras durante el anterior mandato 2015-2019 y hoy es técnico de la Agencia Balear del Agua y la Calidad Ambiental (Abaqua), dedicó su tesis de licenciatura en la Universitat Politècnica de Catalunya al puerto de Son Blanc, con un título elocuente: «El port exterior de Ciutadella, una nova porta d’entrada a Menorca».

El presidente de Baleària, Adolfo Utor, el primero que apoyó el puerto de Son Blanc, advierte que las nuevas navieras vienen a Balears por la «debilidad del mercado». Tiempo para la competencia.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Irá Jesús Méndez al GrupoMixto del Parlament, será no adscrito o seguirá como diputado de Ciudadanos?

¿Cuándo podrá empezar la Diócesis el proyecto de renovación de los edificios e instalaciones de El Toro?

¿Logrará ser reconocida Menorca con ‘semáforo verde’, como destino turístico seguro, cuando el Reino Unido revise la actual calificación?

¿Cuándo propuso Jorge Marichal, presidente de CEHAT, a Luis Casals incorporarse a la junta directiva de la patronal hotelera española?

¿Cuánto durará el pleno del Consell de mañana y cuál será el tema más polémico?

Leave a Reply