40 millones sobre la mesa de Armengol

Hoteleros de Mallorca solicitaron al Ministerio de Sanidad, en febrero pasado, que les autorizase la compra de vacunas para sus empleados «ante el riesgo de que la falta de dosis pueda poner en riesgo la temporada turística de este año», según informó «Preferente».

Esta iniciativa, emprendida por países como México, fue planteada primero al Govern. La respuesta -previsible- consistió en que «no podemos autorizar esta petición, diríjanse al Ministerio».

Y el Gobierno aún no ha contestado.

ZONA VERDE. Los terrenos que cedió la familia Valera en Sa Platja Petita de Santandria deben ser gestionados por el Ministerio de Transición Ecológica. Trabajo para la ministra Teresa Ribera y Marc Pons

Poco después, y ante el silencio que practican el Govern y el Gobierno para eludir responsabilidades, los grandes hoteleros mallorquines pusieron sobre la mesa del Consolat de Mar, o sea, de la presidenta de la Comunitat Autònoma, una oferta definitiva: 40 millones de euros para comprar miles de dosis y acabar con el retraso que acumula Balears, a la cola en la vacunación en España.

Los empresarios son conscientes del enorme riesgo que corre Balears si no incrementa exponencialmente el ritmo, porque mercados emisores con mejores cifras epidemiológicas y altas tasas de inmunización, por ejemplo Inglaterra, pondrán la lupa sobre las vacaciones en estas Islas donde el contagio es un peligro que acecha. Para disuadir a los posibles visitantes, Boris Johnson advierte que exigirán una PCR negativa, con un coste de unas cien libras -120 euros- pero si el país de destino no cuenta con semáforo verde , o sea, con un porcentaje de vacunados similar al de Gran Bretaña, aunque no sea necesaria la cuarentena, les pedirán más PCR.

400 libras más

Los mayoristas, las aerolíneas y las agencias de viajes se oponen al considerar que encarece las vacaciones, hasta en 400 libras más por persona, además de los gastos del viaje. Empezamos a comprender por qué el principal grupo vacacional británico, Jet2, retrasa los vuelos a Balears al 24 de junio, coincidiendo con el segundo año de la pandemia y la no celebración de las fiestas de Sant Joan.

Las alarmas se encendieron en el sector hace muchos meses y los mensajes de preocupación y malestar aumentan cada semana.

Alemania decide mañana si aprueba el cierre del país para prohibir los viajes turísticos al extranjero. La temporada en el aire.

La vacuna rusa

Quienes se lanzaron en tromba sobre la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, cuando trascendió que el Gobierno de Madrid había tanteado la compra de vacunas fabricadas en Rusia y conocidas como Sputnik V, callan cuando el estado alemán de Baviera firmó el miércoles un contrato para comprar 2,5 millones de la vacuna rusa, según anunció su presidente, Markus Söder.

Ya no repiten las acusaciones de deslealtad que dirigieron contra Díaz Ayuso.

Incluso nuestro Pedro Sánchez, desde Senegal, anunció el viernes estar dispuesto a la compra de Sputnik tras abrir Alemania el camino para que los estados miembros de la UE puedan adquirirla al margen de la Unión Europea.

500.000 dosis

Bruselas está dispuesta a enviar 500.000 dosis de la vacuna rusa a Balears, según el médico Miquel Munar, promotor de la plataforma «Vacunas, Salud y Economía» tras reunirse con el cónsul de Rusia en Balears, Sebastià Roig. Esa operación se llevaría a cabo el día que la Unión Europea asuma su enorme fracaso en la campaña de vacunación, fracaso que puede repetirse en los fondos europeos de recuperación con un calendario de ejecución cada vez más lejano y complicado.

El no del Govern

Ante el rechazo del Govern a las propuestas de CAEB, PIME, UGT y CCOO, apoyadas por el Consell, José Bosch, presidente de la Asociación de Restauración de Menorca (CAEB), denuncia que «no hay diálogo en la mesa de diálogo social, porque la petición de los empresarios y sindicatos de Menorca no se quiso ni debatir con un no directo». Seguimos hibernados, los ahorros menguan, galopa el paro y el SOS Turismo se incorpora al paisaje insular.

Queda por saber si prosperarán las peticiones dirigidas a la ministra Reyes Maroto y al cónsul británico en Balears, Mr.

Lloyd Milen, para que Menorca sea reconocido como destino turístico verde.

Sant Joan se aplaza

La suspensión de las fiestas de Sant Joan es una tragedia para la economía local, un mazazo sobre los bares, restaurantes, hostelería, comercio, taxis y todos los sectores.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Por qué el Govern rechaza retrasar en Menorca el toque de queda y abrir la hostelería hasta las 22 horas?

¿Por qué el Govern no valora ni tiene en cuenta los mejores indicadores sanitarios que presenta Menorca?

¿Por qué no puede avanzar Menorca hacia una desescalada lenta y segura con las medidas propuestas por los agentes sociales de la Isla?

¿Por qué no hay diálogo en la mesa de diálogo social al descartar las peticiones de CAEB, CCOO, PIME y UGT?

¿Cómo afecta a Menorca el retraso de los viajes del Imserso? No empiezan hasta el primer trimestre de 2022

Leave a Reply