El Govern sitúa a Menorca en el nivel 3,46

Dos días después de los 11.000 millones de euros anunciados el miércoles por Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados para hostelería y turismo, Comisiones Obreras y UGT demandan al Gobierno que explique cómo canalizará y a qué destinará estas ayudas.

Dijo el presidente del Gobierno que se «va aprobar próximamente un paquete adicional de 11.000 millones de euros para nuevas actuaciones para empresas, para pymes y para trabajadores autónomos, para sectores como el sector turístico, la hostelería, la restauración o el pequeño comercio». Fin de la cita.

El SECRETARIO DE ESTADO PARA LA UE EN QUESERÍA MENORQUINA. ¿También reprochará el PSOE de Es Migjorn a Susana Mora y Miquel Company que incumplan las medidas sanitarias en fotografías junto a personas de riesgo?

El mismo día, en «El País» Antonio Maqueda y Xosé Hermida advierten que Sánchez «no ha querido dar ningún detalle ni sobre el calendario ni sobre el formato de estas ayudas». Pero, desvelan Maqueda y Hermida, otras fuentes «apuntan que el Ejecutivo no trabaja en las ayudas directas que reclaman los sectores afectados, sino en quitas a las empresas que han recibido créditos ICO y en una especie de fondo de recapitalización para pymes».

¿En qué quedamos? El jueves, la vicepresidenta tercera de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, se mostró incapaz, durante su comparecencia en la Comisión Mixta de la UE, de precisar estos 11.000 millones de Sánchez. Insistieron diputados y senadores, pero Calviño se limitó a contestar que «estamos viendo qué medidas serían necesarias para actuar con eficacia» y que espera «poder presentar el plan en el mes de marzo». Proclamó Sánchez el miércoles que estaría en «las próximas semanas», pero constituye una incógnita tanto el calendario como el contenido de este «paquete».

«Preferente» concluye que «los 11.000 millones que anunció Sánchez es un plan fake» y denuncia que «el presidente del Gobierno improvisó 11.000 millones en ayudas para la hostelería y los autónomos que no existen en ningún plan del Ministerio de Economía que dirige Nadia Calviño. La vicepresidenta no sabe nada y por ello no ha podido informar ni a patronales ni a sindicatos». Continuará.

El decreto -puzzle

Todo esto acontece durante la semana en la que el Govern vuelve a modificar los criterios de las restricciones por la pandemia. El resultado final es un totum revolutum que, al mezclar, cortar y coser medidas de distintos niveles consigue el objetivo de confundir, indignar y desconcertar a los menorquines. Es misión imposible conocer hoy, con exactitud y precisión, los porcentajes de ocupación, aforos de las terrazas, horarios de apertura y cierre, y las distancias exigidas. El último decreto-puzzle del Govern, que sitúa a Menorca en el nivel 3,46, es un laberíntico rompecabezas.

El nuevo conseller menorquín del Govern, al que Francina Armengol le asigna la gestión de la Orquestra Simfònica, así como Cultura, la relación con la UIB y los fondos europeos -tan incógnita como el plan de 11.000 millones de Sánchez- propone a Llorenç Huguet crear una nueva carrera en la UIB para la interpretación y desencriptación de las medidas, cambios de nivel y restricciones de la covid-19 en Balears.

Tras el imparable e impetuoso desembarco de numerosos cargos del PSOE-Mallorca, Miquel Company ha logrado incorporar a una menorquina en su conselleria: Francina Marquès Oleo, hija del exconseller Joan Marquès, hoy delegado-vicario del conseller Martí March en la Isla.

Francina, que antes ejercía como interlocutora parlamentaria en la conselleria gestionada por Marc Pons, ahora desempeña esta misma función con Miquel Company. Ha sido adscrita al gabinete de la conselleria, al frente del que hallamos a Tonina Alomar, hija del exconseller Celestí Alomar. Endogamia.

Hace medio año que Tonina se incorporó a la conselleria de Iago Negueruela para dirigir la Agencia Estratégica de Turismo de Balears (Aetib) después de haber acompañado a Bel Oliver en su paso por la Secretaría de Estado de Turismo hasta que esta política mallorquina fue cesada por la ministra Reyes Maroto.

En el organigrama del conseller Company encontramos a Yolanda Garví, al frente de la secretaría general. Exconcejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma con Aina Calvo -hoy delegada del Gobierno en Balears-, la relación de Garví con Menorca son sus veraneos en Fornells. En julio de 2019 fue nombrada directora general de Coordinación del Govern Armengol.

En la gran remodelación en marcha -que marca el inicio de la segunda parte de la legislatura- la arquitecta Garví es cesada y asignada a la conselleria del menorquín Company Pons. La nueva directora general de Coordinación -y también de Relaciones con el Parlament, Derechos y Diversidad (hasta ahora en manos de Pau Morlà)- es Isabel Castro, que estaba al frente de la suprimida conselleria de Administraciones Públicas.

Continuidad

La nueva estructura de direcciones territoriales de CaixaBank por la fusión con Bankia implica que, en Balears, María Cruz Rivera (Barcelona, 1968), siga al frente de la entidad.

Licenciada en Periodismo por la Autónoma y también en Marketing, Rivera dirige CaixaBank en las Islas desde junio de 2018 con rigor, eficacia y solvencia. Conoce perfectamente la situación de Menorca. Gestiona la actividad de los 498.000 clientes de CaixaBank en las Islas.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Cuántos restaurantes reabrirán en Menorca con la nueva fase de restricciones que sitúa la Isla al nivel 3,46?

¿Ya se ha fijado día y hora de la reunión que reclama Ashome al Consell con el sector para definir la estrategia de reactivación turística?

¿A quién ha ofrecido el Consell desempeñar la nueva dirección insular de Turismo y Fondos Europeos?

¿Por qué la Comisión de Defensa de la Competencia no impidió que Vueling fuera adquirida por Iberia?

¿Qué próximas acciones preparan los grupos de la oposición: PP, Ciudadanos y El PI, en el Ayuntamiento de Sant Lluís?

Leave a Reply