Vacunas exprés para directivos y jubilados

Indignado, Miguel Lázaro, presidente del Sindicato Médico de Balears (Simebal), y con trayectoria profesional en Menorca, fue el primero en hacer público y denunciar que altos directivos del hospital Son Espases, se habían vacunado antes que personal sanitario cuya actividad diaria es de riesgo con pacientes infectados por covid.

Aquel viernes 15 el doctor Lázaro desveló que «hay al menos cinco médicos de Urgencias de Son Espases y residentes que realizan guardias que no han sido vacunados, mientras que la directora médica y el director de enfermería sí lo han sido». El IBSalut lo confirmó y lo justificó, pero eludió contestar la segunda efectuada por el Simebal: si personal administrativo del hospital de referencia, secretarias concretamente, también habían sido beneficiados frente a sanitarios más expuestos.

MIGUEL LÁZARO DESTAPÓ LA VACUNACIÓN ANTICIPADA PARA DIRECTIVOS. El presidente del Sindicato Médico de Balears denunció que el IB-Salut priorizaba a personal de dirección antes que a profesionales de primera línea

La vacuna exprés para directivos, allegados y la «gente externa» que recibió el SMS de aviso ha provocado malestar y enfado ente los profesionales que trabajan en primera línea de lucha contra la pandemia al constatar que han quedado relegados al haberse colado, con pillería y gracias a unos buenos contactos, quienes desarrollan su actividad laboral en despachos y oficinas, e incluso médicos que ya están jubilados.

El ambiente en el hospital se enrareció cuando empezaron a conocerse los nombres de los afortunados. Desde el «Mateu Orfila» llegó este tweet demoledor: «Quitarle la dosis a ancianos y profesionales sanitarios de alto riesgo. Descontrol y déficit de ética, ausencia de justicia social, empatía, ejemplaridad, prudencia y responsabilidad. Megadosis de egoísmo».

«Lo injustificable»

Carles Recasens, vicepresidente del Colegio de Médicos de Balears, se muestra sorprendido porque el IBSalut permite primero, y justifica después, la vacunación anticipada de los directores de sus hospitales.

«Vacunando a antes a sus directivos han intentado justificar lo injustificable, porque lo más prudente y lo más elegante habría sido vacunarse cuando lo hubieran hecho todos sus trabajadores», declara el doctor Recasens. Explica que los gerentes no deben ser considerados como sanitarios de riesgo porque «en primera línea de lucha contra la covid están los que llevan epis -equipos de protección individual- atendiendo a los pacientes con esta enfermedad en urgencias, en las UCI o en las unidades de hospitalización».

Las llamadas de protesta al Colegio de Médicos se suceden, y hay quienes, como el doctor Carlos Silvestre, que, entre disgustados y enojados, hacen pública su protesta al ver que los directivos del «Mateu Orfila» ha sido vacunados, mientras que profesionales de primera línea aún no ha recibido la primera dosis. Claudio Triay, delegado del Simebal, en Menorca, califica lo sucedido de «lamentable».

«Naturalmente»

En los despachos de la Conselleria de Salud discrepan, se pretrechan sin un atisbo de autocrítica, y se queman al pretender justificar lo injustificable.

La directora de Asistencia Sanitaria del IBSalut, Maria Eugenia Carandell Jäger, ampara el trato de privilegio para los directivos de la salud pública en las Islas: «Naturalmente que deben vacunarse», proclama.

Pero Carandell contradice al Ministerio de Sanidad, cuyo criterio consiste en «vacunar a sanitarios en primera línea, en contacto con personas de riesgo». Sólo 24 horas después de que los gerentes de dos hospitales de Vizcaya y el consejero de Salud de Murcia, Manuel Villegas, tuvieran que dimitir al haberse vacunado de forma irregularmente anticipada, el IB-Salut pretende justificar las dosis administradas a los gerentes de varios hospitales de Balears.

Es una actuación que vulnera la estrategia del departamento que aún dirige el ministro saliente y muy mucho candidato Salvador Illa. El IB-Salut, con una contumaz y tronante Carandell, intenta defenderlo con una interpretación tan sui generis que es una singular opinión ‘a la balear’, en abierta discrepancia con el Ministerio.

Y cuando las cosas se hacen mal, todo empeora. En Menorca, hubo, al menos cinco vacunados ‘indebidos’, entre ellos médicos jubilados. Sostiene el coordinador de la campaña de vacunación en Menorca, Txema Coll, que «algunos trabajadores sanitarios reenviaron a gente externa [al IBSalut] el SMS con el enlace al fomulario». Bienaventurados los que recibieron este bendito enlace.

Y como, según Coll, directivo que habría sido vacunado, «no existe un criterio estricto» sobre quiénes son profesionales de primera línea, pues también han vacunado a administrativos e informáticos. Continuará.

Suspenso a la gestión

El estudio demoscópico del IBES que publicamos hoy sobre la gestión política de la crisis sanitaria y la vacunación transforma en números el malestar popular, acentuado por los cambios de criterio y los vaivenes en las restricciones. El termómetro del rechazo supera el 60 por ciento.

Los ciudadanos de Balears suspenden esta gestión, tanto la del Gobierno de Pedro Sánchez como la del Govern Armengol, que ha entrado en modo tensión y nerviosismo por los desmarques de Més per Mallorca y Podemos, que intentan atribuir las responsabilidades al PSIB-PSOE. Habrá que llamar hoy a Gonzalo Adán, director del IBES, para conocer los datos menorquines del sondeo.

Agobiada por las protestas, una temporada turística sin fecha de inicio y las diferencias entre quienes deberían socios leales y expresar sus críticas en la omertá del Consulat de Mar, Francina Armengol ha ya perfilado la amplia remodelación de un Ejecutivo que necesita ser cambiado. Sólo falta el día.

Mientras, la distribución de vacunas deja a Balears a la cola al ser la última comunidad en función de la población.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Aceptarán el Gobierno central y la Unión Europea la declaración de la OSP para el trayecto Barcelona-Menorca?

¿O ya sabe el Govern que esta propuesta no tiene opciones de prosperar y, por tanto, será rechazada?

¿Quién asumirá responsabilidades por el personal que no es de primera línea y los jubilados que se colaron para recibir la vacuna exprés en la Isla?

¿Cuándo lograrán los propietarios de Talatí de Dalt que sea declarado núcleo rural?

Dos años después de colocar la primera piedra, y sólo un 16% de obra ejecutada, ¿cuándo acabará el Govern las obras de la VPO de Borja Moll?

One Response to “Vacunas exprés para directivos y jubilados”

  1. nascut el 43 dice:

    Es Talatí de Baix,con sus huertos y edificaciones al norte de la carretera general

Leave a Reply to nascut el 43