Archive for enero, 2021

La semana horribilis de la presidenta Mora

domingo, enero 31st, 2021

La semana empezó con dolor, bajo el impacto emocional del fallecimiento, en accidente, del hijo del conseller de Servicios Sociales, Josep Pastrana. La presidenta Susana Mora, tras consultar con los partidos del gobierno insular y los grupos de la oposición, decidió suspender y el pleno convocado para el lunes.

La consellera de Bienestar Social, Bárbara Torrent, cumplía confinamiento domiciliario, y tampoco podía acudir a la sede de la Plaza de la Biosfera, donde la presidenta Mora Humbert ha vivido una semana horribilis.

La aplazada sesión plenaria se celebrará mañana, pero del orden del día ha caído el nombramiento de las que debían ser nuevas integrantes de la Sindicatura de Greuges: la exconcejal del PSOE-Maó Bárbara Coll y Pepa Gil Clausell, llamadas a relevar a Gràcia Seguí y a Emili de Balanzó, fallecido en abril una de las primeras víctimas menorquinas de la pandemia. Las tensiones larvadas en el seno del PSOE-Menorca, con el rechazo frontal de la agrupación de Ciutadella a Bárbara Coll, paralizan su designación. En su condición de secretaria general del PSOE-Menorca, Susana Mora no ha conseguido aún reconducir estas discrepancias internas y la Sindicatura de Greuges atraviesa por un periodo de interinidad.

OCTUBRE DE 2012. El PSOE-Maó -en la foto, Bárbara Coll, María Membrive y Josep Buñuel- augura un 2013 «más difícil, con nuevos recortes». Membrive, hoy secretaria de Igualdad, cuestiona la vacuna exprés de Enric Mas.

Sa Cova de s’Aigua

En enero de 2016, en el anterior mandato, Maite Salord, a la sazón presidenta del Consell, admite que «se ha perdido la financiación estatal para la apertura de las cuevas de Cala Blanca» y en mayo de aquel año la institución insular advierte que la falta de informes frena la apertura de las cuevas… hasta «al menos» el 2018.

El proyecto arranca, finalmente, en julio de 2017. En enero de 2020 el Consell licita las obras de la Cova de s Aigua y en julio pasado, cuando empiezan a ejecutarse, Salord Ripoll, como vicepresidenta de la institución, anuncia que la gruta se podrá visitar «en cuatro meses».

Cinco años después se dan por concluidas las obras, pero las restricciones impuestas para contener la propagación del coronavirus impiden que sa Cova de s Aigua pueda recibir visitas. Habrá que seguir esperando.

CAEB se planta

El miércoles, la reunión de la mesa de diálogo social convocada por el Consell, que reúne periódicamente a los empresarios y sindicatos de Menorca, se celebra con la ausencia de CAEB.

Es una severa advertencia de la asociación que, en la Isla, preside José G. Díaz Montañés. El escrito en el que explica la razón de su plantón constituye una enmienda a la totalidad al sistema de funcionamiento de esta mesa al denunciar que las decisiones ya están tomadas anteriormente y que los encuentros son «muy poco efectivos».

Para romper esta tendencia y cambiar la dinámica, CAEB-Menorca pidió a la presidenta Mora que «nos adelantaran los planteamientos del Consell para poder analizarlos, ayudar a la consecución de los objetivos, que son los mismos para todos, o, en su caso, alternativas». Pero como «no hemos recibido ningún planteamiento por adelantado, ni ninguna explicación, creemos que no asistir a esta reunión será la mejor forma de expresar nuestra disconformidad, con la voluntad de volver a trabajar cuanto antes», comunicaron los empresarios integrados en la CAEB menorquina.

El presidente de PIME, Justo Saura, aún no lo ha entendido, y a Susana Mora se le abre otro frente: recomponer las relaciones con CAEB para conseguir que vuelva a la mesa de diálogo social.

Pero ello implica contar con un plan y poner propuestas sobre la mesa. Más trabajo.

Jesús Gomila se va

Trasciende también -lo avanza Radio Menorca SER- la dimisión de Jesús Gomila como director insular de Promoción Turística.

El último en incorporarse al gobierno del Consell en este mandato (septiembre de 2019) es el primero en marcharse.

Naturalmente, hay que respetar las razones personales, profesionales y familiares que invoca Gomila Pons al presentar su renuncia, pero también ha pesado en su ánimo el durísimo parón que supone la pandemia para el conjunto de la sociedad y la economía insulares, así como el laberinto de informes y controles en las administraciones que demoran iniciativas y actuaciones.

Esta semana nos aporta un caso paradigmático: la declaración de interés general de la red soterrada para electrificar la ampliación del Polígono La Trotxa de Alaior se aprueba después de 40 meses y tres periodos de exposición pública. La resolución del conseller de Economía y Territorio del Consell, Miquel Company, incluye 37 condicionantes. El 14 consiste en: «En cas de recórrer el camp a través s haurà de demanar autorització de l empresa distribuidora».

No extraña que el documento ocupe más de 60 folios.

¿Habrá nuevo director?

Cuando se haga efectiva la dimisión de Jesús Gomila, la presidenta Mora -a la que se acumulan los asuntos a resolver- deberá valorar si nombra otro director o si atiende la propuesta de la presidenta del PP-Menorca.

Misericordia Sugrañes, que denuncia «las conexiones familiares y de partido que hay en este departamento», pide la supresión de esta dirección insular y destinar la partida a promoción.

En este caso, Elena Costa, que pronostica la recuperación de la temporada este año a partir del turismo británico, asumiría la gestión desde la gerencia de la Fundació Foment del Turisme.

La vacuna exprés

La semana horribilis de Susana Mora -que en este caso salpica al alcalde Héctor Pons y también al gerente del IB-Salut en la Isla, Romà Julià- es el extraño caso de la vacuna exprés del concejal de Servicios Sociales de Maó.

Fue Sugrañes quien pidió a los grupos municipales del PP que se interesaran por las vacunaciones llevadas a cabo para detectar irregularidades. La cuestión consiste ahora en ¿hasta cuándo resistirá Enric Mas y cuándo dimitirá?

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Por qué la Comisión Europea declinó los 500 millones de dosis que le ofreció Pfizer y sólo adquirió 200 millones?

¿Qué destino turístico comercializa un paquete vacacional de 21 días con vacunas anticovid incluidas?

¿Están más expuestos una cajera de supermercado, un camarero y un facturador de aeropuerto o un concejal?

¿Hay otros cargos públicos que se han beneficiado de vacunas exprés en Menorca?

¿Por qué hoteleros, transportistas, agencias de viajes y rent a car dan por perdida la Semana Santa y sitúan el inicio de la temporada turística de este año en junio?

Falsas expectativas con las vacunas

jueves, enero 28th, 2021

El Govern tiene que ralentizar la vacunación en Balears porque no hay suficientes dosis: la próxima semana no recibe los viales de Pfizer y Moderna retrasa sus envíos. El secretario de Salut Pública de la Generalitat de Catalunya, Josep Maria Argimon, alertó ayer de la escasez de vacunas y denunció que «10.000 personas que recibieron la primera dosis no recibirán ahora la segunda». Y la Comunidad de Madrid suspende, esta semana y la siguiente, la vacunación de primeras dosis por la «carencia» y los «recortes» de vacunas que sufre la región. El vicepresidente Ignacio Aguado califica de «imposible» contar en junio con el 70 por ciento de ciudadanos inmunizados, objetivo que no se alcanzará hasta 2023.

Y mientras aumenta la tensión entre AstraZeneca y la Unión Europea por el retraso en el suministro -la farmacéutica ha anunciado una reducción del 60 por ciento de las dosis para este primer trimestre-, escribe la periodista menorquina Susana Quadrado en «La Vanguardia» que «la Comisión Europea haya decidido dar un golpe sobre la mesa y enseñar los dientes, más que un gesto de autoridad, es una muestra de desesperación». No hay nada peor que crear falsas expectativas para obtener titulares al día siguiente, pero que después se convierten en flagrantes incumplimientos. Balears no tendrá el 65 por ciento de la población vacunada en verano, como dijo el director del IB-Salut, Juli Fuster, el 26 de diciembre; ni el 70 por ciento de los españoles estarán vacunados al final del verano, como aseveró Pedro Sánchez el 19 de enero.

No se cumplen ni los cálculos de llegada de los viales necesarios ni los calendarios de vacunación con un plan para comprar dosis a bajo coste que es una ingenuidad y retrasa la recuperación social y la reactivación económica. Luego hay quienes se han puesto muy nerviosos con el contador que ha empezado a publicar MENORCA «Es Diari» para informar sobre el ritmo de la vacunación en la Isla.

Vacunas exprés para directivos y jubilados

domingo, enero 24th, 2021

Indignado, Miguel Lázaro, presidente del Sindicato Médico de Balears (Simebal), y con trayectoria profesional en Menorca, fue el primero en hacer público y denunciar que altos directivos del hospital Son Espases, se habían vacunado antes que personal sanitario cuya actividad diaria es de riesgo con pacientes infectados por covid.

Aquel viernes 15 el doctor Lázaro desveló que «hay al menos cinco médicos de Urgencias de Son Espases y residentes que realizan guardias que no han sido vacunados, mientras que la directora médica y el director de enfermería sí lo han sido». El IBSalut lo confirmó y lo justificó, pero eludió contestar la segunda efectuada por el Simebal: si personal administrativo del hospital de referencia, secretarias concretamente, también habían sido beneficiados frente a sanitarios más expuestos.

MIGUEL LÁZARO DESTAPÓ LA VACUNACIÓN ANTICIPADA PARA DIRECTIVOS. El presidente del Sindicato Médico de Balears denunció que el IB-Salut priorizaba a personal de dirección antes que a profesionales de primera línea

La vacuna exprés para directivos, allegados y la «gente externa» que recibió el SMS de aviso ha provocado malestar y enfado ente los profesionales que trabajan en primera línea de lucha contra la pandemia al constatar que han quedado relegados al haberse colado, con pillería y gracias a unos buenos contactos, quienes desarrollan su actividad laboral en despachos y oficinas, e incluso médicos que ya están jubilados.

El ambiente en el hospital se enrareció cuando empezaron a conocerse los nombres de los afortunados. Desde el «Mateu Orfila» llegó este tweet demoledor: «Quitarle la dosis a ancianos y profesionales sanitarios de alto riesgo. Descontrol y déficit de ética, ausencia de justicia social, empatía, ejemplaridad, prudencia y responsabilidad. Megadosis de egoísmo».

«Lo injustificable»

Carles Recasens, vicepresidente del Colegio de Médicos de Balears, se muestra sorprendido porque el IBSalut permite primero, y justifica después, la vacunación anticipada de los directores de sus hospitales.

«Vacunando a antes a sus directivos han intentado justificar lo injustificable, porque lo más prudente y lo más elegante habría sido vacunarse cuando lo hubieran hecho todos sus trabajadores», declara el doctor Recasens. Explica que los gerentes no deben ser considerados como sanitarios de riesgo porque «en primera línea de lucha contra la covid están los que llevan epis -equipos de protección individual- atendiendo a los pacientes con esta enfermedad en urgencias, en las UCI o en las unidades de hospitalización».

Las llamadas de protesta al Colegio de Médicos se suceden, y hay quienes, como el doctor Carlos Silvestre, que, entre disgustados y enojados, hacen pública su protesta al ver que los directivos del «Mateu Orfila» ha sido vacunados, mientras que profesionales de primera línea aún no ha recibido la primera dosis. Claudio Triay, delegado del Simebal, en Menorca, califica lo sucedido de «lamentable».

«Naturalmente»

En los despachos de la Conselleria de Salud discrepan, se pretrechan sin un atisbo de autocrítica, y se queman al pretender justificar lo injustificable.

La directora de Asistencia Sanitaria del IBSalut, Maria Eugenia Carandell Jäger, ampara el trato de privilegio para los directivos de la salud pública en las Islas: «Naturalmente que deben vacunarse», proclama.

Pero Carandell contradice al Ministerio de Sanidad, cuyo criterio consiste en «vacunar a sanitarios en primera línea, en contacto con personas de riesgo». Sólo 24 horas después de que los gerentes de dos hospitales de Vizcaya y el consejero de Salud de Murcia, Manuel Villegas, tuvieran que dimitir al haberse vacunado de forma irregularmente anticipada, el IB-Salut pretende justificar las dosis administradas a los gerentes de varios hospitales de Balears.

Es una actuación que vulnera la estrategia del departamento que aún dirige el ministro saliente y muy mucho candidato Salvador Illa. El IB-Salut, con una contumaz y tronante Carandell, intenta defenderlo con una interpretación tan sui generis que es una singular opinión ‘a la balear’, en abierta discrepancia con el Ministerio.

Y cuando las cosas se hacen mal, todo empeora. En Menorca, hubo, al menos cinco vacunados ‘indebidos’, entre ellos médicos jubilados. Sostiene el coordinador de la campaña de vacunación en Menorca, Txema Coll, que «algunos trabajadores sanitarios reenviaron a gente externa [al IBSalut] el SMS con el enlace al fomulario». Bienaventurados los que recibieron este bendito enlace.

Y como, según Coll, directivo que habría sido vacunado, «no existe un criterio estricto» sobre quiénes son profesionales de primera línea, pues también han vacunado a administrativos e informáticos. Continuará.

Suspenso a la gestión

El estudio demoscópico del IBES que publicamos hoy sobre la gestión política de la crisis sanitaria y la vacunación transforma en números el malestar popular, acentuado por los cambios de criterio y los vaivenes en las restricciones. El termómetro del rechazo supera el 60 por ciento.

Los ciudadanos de Balears suspenden esta gestión, tanto la del Gobierno de Pedro Sánchez como la del Govern Armengol, que ha entrado en modo tensión y nerviosismo por los desmarques de Més per Mallorca y Podemos, que intentan atribuir las responsabilidades al PSIB-PSOE. Habrá que llamar hoy a Gonzalo Adán, director del IBES, para conocer los datos menorquines del sondeo.

Agobiada por las protestas, una temporada turística sin fecha de inicio y las diferencias entre quienes deberían socios leales y expresar sus críticas en la omertá del Consulat de Mar, Francina Armengol ha ya perfilado la amplia remodelación de un Ejecutivo que necesita ser cambiado. Sólo falta el día.

Mientras, la distribución de vacunas deja a Balears a la cola al ser la última comunidad en función de la población.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Aceptarán el Gobierno central y la Unión Europea la declaración de la OSP para el trayecto Barcelona-Menorca?

¿O ya sabe el Govern que esta propuesta no tiene opciones de prosperar y, por tanto, será rechazada?

¿Quién asumirá responsabilidades por el personal que no es de primera línea y los jubilados que se colaron para recibir la vacuna exprés en la Isla?

¿Cuándo lograrán los propietarios de Talatí de Dalt que sea declarado núcleo rural?

Dos años después de colocar la primera piedra, y sólo un 16% de obra ejecutada, ¿cuándo acabará el Govern las obras de la VPO de Borja Moll?

«A finales de verano»

jueves, enero 21st, 2021

El presidente del Gobierno ha situado la recuperación turística «a finales de verano». Pedro Sánchez afirmó el martes, ante la ejecutiva de la Organización Mundial del Turismo en Madrid, que «España estará preparada para recibir turistas extranjeros con el 70 por cien de la población vacunada a finales de verano.

El verano de este 2021 empezará el lunes 21 de junio y concluirá el miércoles 22 de septiembre. Según Sánchez, durante la segunda quincena de septiembre se reactivará un sector del que depende, directa o indirectamente, el 80 por ciento de la economía de Balears.

El jarro de agua fría, en realidad un chaparrón, del inquilino de La Moncloa y secretario general del PSOE motiva la crítica y el malestar de las asociaciones empresariales. La Federación Hotelera de Mallorca y la Agrupación de Cadenas Hoteleras de Balears expresan su desacuerdo con Sánchez. Así, María Frontera, presidenta de la FEHM, y Gabriel Llobera, de la ACH, manifestan que «no es admisible que el propio presidente del Gobierno, en vez de lanzar un mensaje claro, contundente y que dé tranquilidad para contribuir a la recuperación turística, no calibre bien sus palabras en una intervención pública».

Alude el presidente del Gobierno al «turismo del futuro», inspirado en «la digitalización, la ecología, la diversidad, la igualdad y el desarrollo sostenible». Pero, ¿cuántas empresas resistirán y sobrevivirán para llegar a este futuro tan maravilloso?

La organización que representa a las principales empresas del sector turístico, Exceltur, informó ayer que el 2020 se cerró con un desplome sin precedentes, retrotrayendo al sector 25 años atrás, con una caída de 106.000 millones de euros. Exceltur reclama al Gobierno un paquete de ayudas directas para las pymes del sector turístico, de 5.300 millones de euros.

Pero Pedro Sánchez prefiere hablar del futuro incierto. ¿Y la campaña de vacunación? Por favor, no haga preguntas difíciles.

Vacunas en Menorca: 1,7% de 91.143 tarjetas

domingo, enero 17th, 2021

Suspendidos los actos de Sant Antoni, incluso la Processó des Tres Tocs, que se había celebrado sin interrupción desde 1939, hemos llegado al nivel 4, de riesgo extremo. La semana concluye en Menorca con otro preocupante récord de contagios y 471 casos activos. Aumentan las restricciones, pero el virus sigue circulando e infectando a mayor velocidad.

Todas las expectativas están depositadas en las campañas de vacunación.

Ya lo dijo una atribulada Patricia Gómez el 8 de enero, al ser preguntada por los trabajadores de las residencias geriátricas que han rechazado vacunarse. «No disponemos más que de la vacuna para combatir esta pandemia, es lo único que tenemos», afirmó la consellera de Salud.

LA PROTESTA QUE FRACTURA LA LEGISLATURA. Las 4.000 personas que el martes se manifestaron en Palma para expresar su indignación por la restricciones anticovid del Govern han quebrado esta legislatura.

Pero el coordinador de la campaña de vacunación en Balears, Carlos Villafáfila, reconoció cuatro días después que solo se habían puesto el 40 por ciento de las vacunas que habían llegado a Balears.

Las dosis se retrasan, no llegan, y los últimos datos facilitados por el Govern, correspondientes al viernes 15 de enero, recogen que en Balears se han inyectado 12.854 dosis, lo que supone el 66,6 por ciento de las 19.290 recibidas. ¿Y Menorca? Pues aquí se han administrado 1.508.

Significaría el 1,7 por ciento de las 91.143 tarjetas sanitarias de Menorca. Pero hay que tener en cuenta la doble dosis de Pfizer para que la inmunidad adquiera eficacia. Teniendo en cuenta que la vacunación empezó en Menorca el 30 de diciembre, ya pueden calcular, a este ritmo, cuándo habrá vacunado el IB-Salut al 70 por ciento de la población menorquina.

Estalla la indignación

Persisten todas las incertidumbres y aún desconocemos si habrá temporada turística este año, porque en verano del 2020 fue una temeridad abrir puertos y aeropuertos sin vacunas, con corredores sanitarios seguros que no eran seguros.

Tres datos avalan la gravedad de la situación: Balears cerró el año covid con el mayor aumento del paro de España y 31.000 trabajadores afectados por los ERTE la creación de empresas descendió un 16 por ciento en las Islas, que sitúa el ejercicio del 2020 como el peor de la serie histórica para el emprendimiento en España y la inversión hotelera se ha hundido más del 60 por ciento.

La indignación de bares y restaurantes estalló en Mallorca tras anunciar el Govern el endurecimiento de las restricciones al comercio y la restauración, pero sin ofrecer ayudas o compensaciones.

CAEB y PIME-Balears expresaron el 8 de enero su apoyo a las nuevas prohibiciones pero reclamaron a Armengol «ayudas inmediatas» que cuantificaron en 500 millones de euros para «sobrevivir los próximos meses».

«Basta ya»

La movilización de 4.000 representantes de la hostelería y otros colectivos el 12 de enero que, al grito de «Basta ya», protestaron frente al Consulat -incentivados por el error de Aina Calvo al prohibir la manifestación- ha abierto una brecha en el Govern que fractura definitivamente esta legislatura.

La crispación social, y el descontento de Podemos y Més per Mallorca con la mala gestión de las nuevas prohibiciones, marca un antes y después en el segundo mandato de Francina Armengol al abrir una vía de agua en la nave gubernamental por la que entra el virus de la desconfianza. Quienes son socios en el Govern también son adversarios políticos y no quieren ser arrastrados por el descomunal y lacerante malestar que ha incendiado las calles de Palma. Los aliados-contrincantes intentan desmarcarse y expresan su desasosiego al denunciar que el Govern incurrió en un error de principiante cuando minusvaloró el impacto y la repercusión de esta primera manifestación.

El enfado de bares y restaurantes arrastra y moviliza a otros sectores de Balears, también perjudicados por la paralización de la actividad económica.

Tocado y noqueado

El PSIB-PSOE, muy tocado y noqueado por estos acontecimientos, tuvo que admitir que se equivocó al no valorar el gran descontento social. La gran protesta, que no figuraba en la agenda del Govern, ha descolocado a la presidenta y a sus tres consellers de confianza que forman el núcleo duro : Iago Negueruela, Pilar Costa y Marc Pons. «Hay que reaccionar y actuar», manifestaron.

De ahí que el viernes, a remolque de la situación, se empezó a apagar el incendio con el improvisado anuncio de que «Govern, consells y ayuntamientos movilizan 103,5 millones para paliar los efectos de las restricciones» y que los locales obligados a cerrar por el Govern recibirán -de enero a marzo- 1.500 euros al mes. Pero falta aún conocer los requisitos.

Alcaldes, presidentes del Consell, concejales y consellers de hacienda e interventores están haciendo números, porque el Govern también los ha pillado con el pie cambiado.

Y nosotros, ¿qué?

El mismo viernes la Agrupación de Cadenas Hoteleras de Balears manifestó su «estupefacción» por las ayudas anunciadas por el Govern por las medidas de cierre, cuyos «principales beneficiarios son restauración, los gimnasios y centros deportivos y distribución».

Este asociación empresarial y la Federación Hotelera de Mallorca exigen a las administraciones de las Islas que «tengan en cuenta la aportación del turismo al conjunto de la economía balear».

Recuerdan que la planta hotelera está cerrada desde noviembre de 2019 «sin recibir ingresos y soportando las mismas cargas fiscales y financieras», y reclaman «un plan de rescate, inmediato y específico para el sector turístico sin dejar de lado al sector hotelero».

Corresponde al Govern mover ficha. Y Ashome se pronunciará la próxima semana.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Por qué interrumpió Podemos sus críticas a la revisión del PTI para presentar alegaciones y «negociar cambios»?

¿Hasta cuándo continuará pagando el Consell un plus de productividad que, según la Sindicatura de Comptes, abona de forma irregular?

¿Cómo se enteraron los alcaldes de Menorca que han de «reducir al máximo» las tasas municipales a los bares y restaurantes por la covid?

¿Cómo se aplicará esta reducción, que anunció el Govern?

¿Cuántos bares y restaurantes de Menorca tendrán derecho a recibir los 1.500 euros de enero a marzo y cuándo cobrarán esta cantidad?

Había que confinar en diciembre

jueves, enero 14th, 2021

Con la pandemia descontrolada y una transmisión comunitaria cada vez más veloz y mortífera, Menorca se prepara para entrar el sábado situación de ‘riesgo extremo’, que se mantendrá durante quince días.

La frase más repetida ayer en «se veía venir» porque el virus ha seguido circulando, infectando, contagiando y matando. No han funcionado ni las restricciones ni las reiteradas apelaciones a la responsabilidad para evitar encuentros sociales. Es un fracaso de todos pero, en primer lugar, de quienes tenían que haber aprobado unas decisiones y medidas que no se atrevieron a aplicar. Y ahora sufrimos las consecuencias, con un severo agravamiento de la emergencia sanitaria, social y económica en Menorca y el conjunto de Balears.

Cuatro titulares de la hemeroteca del mes de pasado:

12 diciembre: «El empeoramiento de la pandemia conduce a Mallorca a la fase 4 de riesgo extremo». 15 de diciembre: «Balears lidera los contagios por habitante de toda España». 18 de diciembre: «Simón alerta de la inminencia de una tercera ola y avisa que los casos seguirán subiendo durante enero». Y 20 de diciembre: «Los contagios seguirán al alza. Balears bate su récord de positivos al sumar 535 en un solo día».

Todo ello, antes de la Navidad. Las previsiones se resumían en un futuro «crítico» con un aumento de la presión en los hospitales de las Islas por el incremento de ingresos, con advertencia del número limitado de plazas disponibles en UCI.

Todas estas advertencias fueron desoídas. Se veía venir, pero el Govern no se atrevió a decretar el confinamiento al que nos dirigimos por lo sucedido en la segunda quincena de diciembre. Se equivocó al intentar salvar la Navidad pero a costa de incrementar los contagios y de nuevas restricciones que debilitan más una economía sin pulso. Y a medida que se aleja la reactivación aumenta la crispación y el malestar social.

Cuando los empresarios se indignan

domingo, enero 10th, 2021

La semana en la que hemos batido un récord de contagios y casos activos en Menorca desde que empezó esta pandemia descontrolada, se cierra con la convocatoria de un encuentro extraordinario que reúne mañana a los presidentes de las asociaciones empresariales integradas en CAEB-Menorca.

Pilota José G. Diaz Montañés, vicepresidente menorquín de la confederación balear. Sobre la mesa, el único tema: la dramática situación de la economía insular, la incertidumbre que lo infecta todo -como la Covid-, el desconocimiento de si este año habrá temporada turística, y la exigencia de medidas inmediatas para evitar que este archipiélago -al que pertenece Menorca- siga liderando durante el 2021 la destrucción de puestos de trabajo y del tejido productivo en España.

ANÁLISIS EN CAEB. El encuentro que mañana celebrarán los presidentes de CAEB-Menorca tendrá un contenido muy distinto a la jornada de análisis de octubre de 2019. Susana Mora y Miquel Company, en el centro de atención

El Gobierno de Pedro Sánchez prorrogó el estado de alarma hasta el 9 de mayo. El jueves aún subsistían la dudas sobre la continuidad de los ERTE, cuyo actual periodo de vigencia concluye el 31 de enero. Y el viernes se anuncia que los expedientes temporales de empleo se prorrogarán hasta finales de mayo para proteger a los 755.000 trabajadores que se hallan en situación vulnerable.

Tanto desde PIME como CAEB -que reclama se mantengan los ERTE durante todo el 2021- advierten que de nada servirá subsidiar a los trabajadores si no se ayuda a los empresarios. Porque la ampliación de estos instrumentos temporales pueden convertirse en pan para hoy y hambre para mañana.

Los presidentes de las asociaciones empresariales que forman CAEB-Menorca participarán en una comparecencia conjunta en la que expondrán sus preocupaciones y sus propuestas.

Las quejas de Justo Saura

El presidente de PIME-Menorca, Justo Saura, que califica el 2020 de «durísimo» y «año para olvidar» -con la angustiosa perspectiva de que el 2021 sea peor- reclama medidas para evitar que la mayoría de las empresas turísticas de Menorca «se queden por el camino».

Saura, que siempre ha mantenido una relación directa con el PSOE insular, denuncia la «falta de sensibilidad de las administraciones públicas» ante «las pérdidas por los cierres obligatorios y por las limitaciones de actividad». Y se queja porque sin respuesta las peticiones para reducir costes empresariales fijos, la recuperación del Fondo de Garantía Salarial para afrontar las crisis empresariales, y que «se flexibilicen, reduzcan y aplacen sin coste, intereses o recargos las deudas con la administración local y autonómica».

Al obtener la callada por respuesta, concluye el presidente de PIME que «por lo visto, la administración confía más en el endeudamiento de las empresas, y en que consuman sus ahorros y patrimonio personal, que aportar seguridad».

Seguir con vida

Los hoteleros -a través de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat)- reclaman ayudas directas para seguir con vida hasta que la recuperación, que hoy no está ni se la espera, permita reabrir los establecimientos.

«Necesitamos un salvavidas en forma de paquete de medidas de rescate que eviten el cierre de miles de empresas y la pérdida de cientos de miles de puestos de trabajo. No podemos seguir con paños calientes, el sector languidece», afirman en un comunicado difundido el lunes. Reclaman -en este momento que gran parte de la planta de alojamiento sigue cerrada y carecen de ingresos- la suspensión y exoneración de impuestos, con referencia directa al IBI, IAE, tasas de residuos urbanos, de paso de vehículos, de ocupación de vía pública.

También solicitan una ampliación de la moratoria para devolver el principal en los créditos hipotecarios. Y bonos turísticos, en la línea de lo que ya ha hecho Italia; así como un pasaporte sanitario digital para dar seguridad a los turistas.

El regate de Maroto

La plataforma Hostelería de España, que agrupa a las asociaciones empresariales de bares y restaurantes, reclama responsabilidades al Gobierno por la «falta de ayudas serias y directas que compensen las continuas restricciones que está sufriendo el sector por la crisis del coronavirus».

Una petición que formuló el comité ejecutivo a la ministra de Industria, Comercio, y también Turismo, Reyes Maroto. Su respuesta consistió en un rotundo regate al derivar la responsabilidad de otorgar ayudas directas a las comunidades autónomas; a las que -asegura- «e les han dado 12.000 millones de euros de fondo Covid, además de haberse eliminado el techo de gasto». O sea, pase directo a la presidenta Armengol y al conseller Negueruela.

La reacción de Hostelería de España ha sido de «decepción» por «la falta de seriedad con la que las administraciones están tratando a los bares y restaurantes, pasándose las responsabilidades entre ellas».

La batalla de los fondos

La Unión Europea dotará el plan Next Generation, que pondrá a disposición de los estados, con 750.000 millones de euros hasta el 2027, distribuidos en 300.000 millones para subsidios directos el resto, créditos a devolver con intereses.

España ha de recibir unos 140.000 millones, de los que 72.000 corresponden a transferencias y 67.300 a deuda. Pero, una vez descontada la aportación de España al presupuesto de la UE, las transferencias simarán 43.000 millones.

Ya ha empezado la gran batalla, porque aún se desconoce cómo escogerá el Gobierno los proyectos, con el temor de que las pymes queden relegadas. Y no se saben las condiciones que exigirá Briuselas para aprobar el plan de inversiones que debe presentar España en abril. ¿Qué llegará a Menorca de este plan?

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Aceptará el Govern que el Ejército, la sanidad privada y la Cruz Roja colaboren en Balears para acelerar la vacunación contra la Covid?

¿Cuándo estará concluida la expropiación de los terrenos para construir la rotonda del polígono de Sant Lluís?

¿Logrará el Ayuntamiento de Es Mercadal desbloquear el desarrollo de Punta Grossa II?

¿Por qué no se ha adjudicado el proyecto de recarga del acuífero de Migjorn que fue anunciado en 2017?

¿Aplicarán las aerolíneas algún ‘algoritmo cookie’ para averiguar, durante el proceso de compra del billete, si el usuario es residente?

Ni salud ni economía

jueves, enero 7th, 2021

Cuando acabó el confinamiento y con la falsa verdad de que «hemos vencido al virus», proclamada por Pedro Sánchez el 10 de junio, aún no habían empezado las campañas de vacunación y centenares de asintomáticos circulaban libremente y transmitían el mortal coronavirus.

El mensaje oficial, consistente en una alegre invitación a salir para «disfrutar de la nueva normalidad», fue repetido por el presidente del Gobierno el 4 de julio: «hay que salir a la calle y hay que recuperar la economía». Pero sin vacunas, con la precipitada reapertura de puertos y aeropuertos; y sin exigir PCR a quienes entraban en Menorca, los rebrotes se dispararon aquí y en toda España.

El Gobierno se puso a un lado y cedió la gestión contra la pandemia a las comunidades, lo que ha originado un caos de normas, criterios contradictorios y distintos niveles de riesgo. Esta enfermedad no distingue de regiones ni autonomías al circular y contagiar a gran velocidad. La nueva normalidad prometida consiste en que no tenemos salud ni economía.

Quienes, sin vacunas y sin haber vencido al virus, nos animaron a salir, circular y disfrutar, califican de irresponsables a los que les escucharon. Ahora nos riñen porque hay transmisión comunitaria, cuando se expandió durante julio y agosto.

A las puertas de nuevos confinamientos, el 2021 arranca bajo la incertidumbre en todos los ámbitos y la temporada turística de este año es una incógnita. La reactivación económica es un deseo que confiamos a unos fondos europeos que desconocemos cuándo y cómo llegarán.

Pero como es preciso aprender de los errores, cabe exigir una gestión más seria y eficaz de las campañas de vacunación. ¿Por qué no se moviliza a farmacéuticos, dentistas y otros profesionales sanitarios? Naturalmente, al Ejército y, por supuesto, a la sanidad privada. También que, en el próximo reparto regional de las dosis, Menorca no vuelva a ser excluida.