El director que siempre estaba de guardia

En julio de 1999, en aquellos tiempos heroicos de «La Veu de Menorca», Miquel Serra y Pedro Comas vinieron para sentar las bases de «Ultima Hora Menorca».

El abogado y periodista Josep Melià, que había sido secretario de Estado para la Información con Adolfo Suárez, había persuadido al presidente-editor del Grup Serra, Pere A. Serra, que se daban las condiciones para llevar a cabo, por segunda vez, un proyecto periodístico en Menorca. Desde el primer momento, Comas impulsó, orientó y apoyó aquella iniciativa editorial. El 15 de enero de 2000 arrancaba, con un acto en Cala Galdana, la publicación de la edición menorquina de «Ultima Hora».

Aquella iniciativa concluyó en septiembre de 2013, trece años después y 4.986 portadas, con la integración de los dos rotativos insulares que dio paso a la nueva etapa de MENORCA «Es Diari».

Pere A. Serra me nombró redactor jefe y responsable editorial, con Pedro Comas como director de la cabecera. Culto, mesurado, con una inquietud periodística excepcional, respetó nuestros criterios menorquines y nos dejó trabajar con libertad en una redacción formada por profesionales locales.

Comas ejercía la dirección con una triple exigencia: rigor, sensatez y contraste de las informaciones para garantizar la solvencia y el prestigio de cada publicación. En los momentos de tensión transmitía serenidad. Y como explica Joan Martorell, cuando las cosas no salían como se esperaba, no abroncaba, razonaba, siempre con elegancia.

Pedro Comas era el último en abandonar la redacción. Repasaba a conciencia cada página y, siempre al quite, incorporaba noticias a medida que avanzaba la noche. Cuando «Ultima Hora Menorca» se imprimía en Palma recuerdo una llamada de este hombre bueno y periodista excepcional, a las dos de la madrugada, para confirmar un dato de la portada. «Ahora podemos imprimir», respondió el director que siempre estaba de guardia.

Leave a Reply