Memoria de la industria y el comercio

Los primeros textos son del 11 de enero de 1906. Cuando ya han transcurrido más de cien años, la Cámara de Comercio, Industria, Servicios y Navegación concluye el proyecto para la recuperación y conservación de su valioso archivo histórico.

Un acervo documental que permite reconstruir la trayectoria, los proyectos y los esfuerzos de industriales, comerciantes y empresarios exportadores. El arduo trabajo de ordenación y recopilación de ese fondo histórico, que fue impulsado por la anterior presidenta de la entidad, Magda Pons-Quintana, ha sido realizado con esmero por Carmen Rodríguez y ahora ha sido presentado por el actual presidente de la cámara, Rubén Adrián.

La centenaria entidad ha añadido a sus apellidos iniciales: Industria, Comercio y Navegación, la actividad empresarial sobre la que pivota, se sustenta y depende un 80 por ciento de la economía menorquina: los Servicios. Era necesario seleccionar y clasificar la extensa documentación, que ha sufrido avatares y desgracias, como aquella inundación que anegó los locales ubicados en la calle Miguel de Verí.

Este archivo abarca la época de la Restauración, la dictadura de Primo de Rivera, la Segunda República, la guerra civil, el franquismo y la etapa democrática de derechos y libertades emprendida a partir de 1976, que consolidó la Constitución de 1978.

Junto a nombres señeros e ilustres del empresariado menorquín -desde José Codina a Pedro Montañés, incluyendo a los hermanos Fernando y Gabino Sintes, Rafael Timoner, Cristòfol Pons Pons, Francisco Vidal Venturini, Santiago Pons Quintana y Jaime Mascaró-, descubrimos el empeño y las inquietudes de muchos menorquines anónimos. Personajes desconocidos que crearon industrias y comercios, que se dedicaron a la exportación, que abrieron mercados y que, desde esta pequeña gran isla, demostraron un extraordinario espíritu emprendedor que hoy debemos recuperar y prestigiar.

Bon dia, Menorca!

Leave a Reply