No es lo mismo ser juez que conseller

El juez en excedencia Juan Pedro Yllanes, que ha renunciado temporalmente al foro para incorporarse a la política y ejercer en el Govern de la mano de Podemos, amonestó severamente y amenazó el martes en el Parlament al diputado de Esquerra de Menorca-EU Pablo Jiménez.

Con su habitual tono agrio y bronco, el vicepresidente de Francina Armengol y conseller de Transición Energética y Sectores Productivos espetó a Jiménez: «¡Voy a llamar a Garzón para decirle que un diputado suyo ha votado con Vox!». Se refería al ministro de Consumo y líder de Izquierda Unida Alberto Garzón, aliado del partido morado, no al juez Garzón.

El diputado menorquín de EU había cometido el gravísimo pecado político de desmarcarse del Govern para exigir que el decretazo de la covid-19 -en realidad un cajón de sastre que modifica, cambia, corta y pega

numerosas leyes- fuera tramitado como proyecto de ley para garantizar una decente participación y el control del Parlament. El Govern del PSOE, Podemos y Més per Mallorca había sufrido un duro revés y, pese a todos sus intentos, perdió la votación 30-29 al no lograr colar como decreto lo que es una nueva ley muy compleja.

La suma de los diputados del PP, Ciudadanos, Vox, El PI, Més per Menorca y el diputado de Esquerra de Menorca-EU dieron al traste con el burdo intento del Ejecutivo Armengol para eludir el control parlamentario. La furia del conseller Yllanes le llevó a encararse también con Josep Castells, a quien se dirigió con su acostumbrado fair play: «No tienes ni idea de política», a lo que replicó el diputado de Més per Menorca: «Yo ya hacía política y tu no habías nacido».

Yllanes aún no ha comprendido que no es lo mismo dictar sentencias en la Audiencia que negociar en sede parlamentaria. Y a quien debería llamar y pedir explicaciones es a Pablo Iglesias por eliminar los topes salariales y limitaciones de mandato en aquel partido que un día fue anti-casta.

Leave a Reply