Archive for febrero, 2020

Los cuatro jinetes desbocados

jueves, febrero 27th, 2020

La estagnación, la esterilidad, la esclerosis y la repetición son los problemas que, según el periodista y ensayista estadounidense Ross Douthat, constituyen los cuatro jinetes del Apocalipsis del siglo XXI.

Cuatro caballos desbocados que destruyen la prosperidad y galopan hacia la decadencia de Occcidente. Lo pronostica Ross Douthat en su columna del «New York Times» y lo explica en su último libro, «The Decadent Society», que acaba de ponerse a la venta. El empresario alemán Peter Thiel, creador de la empresa PayPal, ha publicado en la revista católica «First Things» un excelente y luminoso análisis de este volumen.

Profundicemos en los hechos y sus consecuencias para la sociedad y la economía. La estagnación, en la era del gran dominio Google , es un crecimiento económico reducido por las perspectivas de recesión, la recaída de inflación y los tipos de interés a largo plazo, y ahora más acentuada por el pánico que ocasiona la expansión de la pandemia del coronavirus.

El estancamiento demográfico y envejecimiento de la población son el resultado de la esterilidad, con un escenario en el que al mismo tiempo que se reducen los ingresos, se incrementan los gastos. Los recursos públicos resultan insuficientes.

El tercer jinete, la esclerosis, alude a unas instituciones de la democracia liberal que no gestionan con eficacia ni agilidad para dar las respuestas que demandan ciudadanos y empresas. Excelente caldo de cultivo para las ideologías populistas.

Y la repetición es el ocaso de las humanidades. Damos la espalda a la filosofía, el latín y el griego, la literatura, la música y la historia. Por ello nos condenamos a repetirla. No valoramos el esfuerzo, los contenidos y el afán por aprender. Advierte el periodista mallorquín Daniel Capó: «Solo el tiempo dará cuenta del futuro y de sus consecuencias. Sin embargo, Occidente hará mal si no intenta controlar a sus jinetes desbocados».

De la Fundación Pablo Iglesias a Red Eléctrica

domingo, febrero 23rd, 2020

Destituido esta semana, el presidente de la agencia EFE, Fernando Garea, afirma que «una agencia pública de noticias no es una agencia de noticias del Gobierno, ni siquiera una agencia oficial».

Con esta crítica se despide Garea tras serle comunicado su cese en una cafetería madrileña por el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Angel Oliver.

Le sustituye Gabriela Cañas, vinculada a «El País», donde ha ejercido como jefa de las secciones de Madrid y Sociedad, corresponsal en Bruselas y en París y, sobre todo, editorialista.

FEBRERO DE 2010. Beatriz Corredor, entonces ministra de Vivienda con Zapatero, hoy presidenta de Red Eléctrica con Sánchez firma acuerdos para viviendas ARI. Ocho años después, sólo ha sobrevivido Marc Pons.

Garea considera imprescindible la «desgubernamentalización» de EFE, tal como reclama el Consejo de Redacción de la agencia tras la destitución de Garea: «EFE pertenece a la sociedad española, no al Gobierno», y recuerda a Pedro Sánchez y a Oliver que «la agencia carece de línea ideológica». Un aviso a navegantes para el Gobierno de coalición del PSOE con Unidas Podemos que se ha convertido en el Ejecutivo con más jefes de prensa -hoy se denominan dircom, directores de comunicación- de la democracia española: 28 periodistas contratados por los ministros de Sánchez e Iglesias para difundir sus bondades y transmitir con perseverancia lo que (les) interesa que llegue a la opinión pública.

Relevo en Red Eléctrica

La exministra socialista Beatriz Corredor, que en la actualidad preside la Fundación Pablo Iglesias, es la elegida por Pedro Sánchez para presidir Red Eléctrica de España, en sustitución del dimitido Jordi Sevilla, también exministro del PSOE.

Según Carlos Segovia, «Corredor obtiene el puesto mejor remunerado de los que decide el Gobierno y asegura teóricamente más sintonía que Sevilla con la vicepresidenta del Gobierno para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. El sueldo actual que comporta la presidencia de Red Eléctrica es de medio millón de euros anuales».

La nueva presidenta de REE carece de experiencia en el sector energético, pero fue ministra de Vivienda con Zapatero y es amiga personal de Pedro Sánchez desde que ambos fueron concejales en el Ayuntamiento de Madrid. Con el nombramiento de Corredor se cierra la crisis abierta el 28 de enero en Red Eléctrica Corporación tras la dimisión intempestiva de Jordi Sevilla. Con su renuncia eludió la comparecencia ante la Comisión de Economía del Parlament y dar explicaciones sobre las medidas para evitar el gran apagón que sufrió Menorca en octubre de 2018 así como el famoso plan de contingencia, así como logró Red Eléctrica eludir el pago de justas indemnizaciones a los 38.000 usuarios menorquines que durante 56 horas permanecieron sin electricidad. ¿Acudirá ahora al Parlament la nueva presidenta de Red Eléctrica de España, Beatriz Corredor?

Bárbara no es jurista

La consellera de Bienestar Social y Familia del Consell, Bárbara Torrent (PSOE), nos recuerda que no es jurista para justificar que no se había explicado bien, tras verse obligada a admitir que varias víctimas implicadas en la trama de explotación sexual que investiga la Policía son menores tuteladas por nuestro Consell.

No nos hallamos ante una mera cuestión semántica, sino la ocultación de unos hechos que eran un secreto a voces en Maó.

Llega el momento de asumir responsabilidades. Políticas, naturalmente.

La clave la hallaremos en la fecha en que desde el Consell se interponen denuncias de unos abusos para los que ahora se reclama hermetismo y que dirijamos la mirada hacia otros asuntos, que también escuecen. Por ejemplo, aquellos puentes construidos entre Maó y Alaior o el proceso de revisión del PTI.

La presidenta Susana Mora ha convocado mañana a los alcaldes primero y a los directores de los medios después. Reléase lo que dice el destituido Garea sobre las noticias del Gobierno.

El apaño de López Burniol

Juan José López Burniol, notario y articulista de «La Vanguardia», explicó el jueves, en el encuentro con el Cercle d Economia de Menorca, el apaño para -qui dia passa, anys empeny- dar una respuesta al conflicto catalán que tenga una vigencia de «unos diez a quince años». Esta componenda incluye dos cuestiones fundamentales: fijar un tope a la aportación de Cataluña al Fondo de Solidaridad y una agencia tributaria compartida.

Hoy, gracias al concierto economico, los vascos no aportan nada al Fondo de Solidaridad, lo que constituye una injusticia.

Pero los catalanes, que producen el 20 por ciento del PIB de España, ya no pueden aspirar hoy a un régimen fiscal similar al vasco.

¿Y Balears que también somos una comunidad muy aportadora a las arcas del Estado, y sumamos sólo 1.100.00 habitantes?

Lo que el doctor López Burniol propone como apaño para Cataluña debería constituir la gran reivindicación de Balears, una reclamación encabezada en primer lugar por Francina Armengol y por todo su Govern, y secundada por la sociedad civil. Porque Balears aporta un millón de euros cada día al Estado y carecemos de recursos para gestionar nuestra propia autonomía.

Estand propio en Fitur

Desde hace años Ibiza participa con estand diferenciado en la principal feria turística de España, Fitur. Alaior ha dado el primer paso para que Menorca cuente con espacio propio en Fitur. Me refiero a las doce empresas de Alaior que, mediante convenio con el ayuntamiento encabezado por el alcalde José Luis Benejam, aportaron los 28.000 euros para hacer posible esta participación menorquina. Empresas como Mascaró Morera, Coinga, Pons Quintana, Biniarbolla… ¿Y qué dice el potente sector turístico menorquín? ¿Logrará Menorca desmarcarse de Mallorca? ¿Por qué Ibiza sí y Menorca, no?

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Surgirán nuevas sorpresas en la ampliación del parque solar de Son Salomó y la declaración BIC de los terrenos?

¿Convencerá Susana Mora al Ministerio de Transportes para que apruebe la OSP en la ruta Menorca-Barcelona?

¿Cuándo volverá a licitar el Consell, cuándo lo adjudicará y cuándo estará redactado el nuevo proyecto para el tramo de la carretera Maó-Alaior?

¿Quiénes se oponen, desde Mallorca, a que Menorca participe con un estand propio en las ferias turísticas?

¿Aceptará el Consell la gestión de las depuradoras, tal como la ofrece el conseller de Medi Ambient, Miquel Mir?

¿Quién controla al que debe tutelar?

jueves, febrero 20th, 2020

Pablo Iglesias es el autor de la frase «todos desean que se depuren responsabilidades y que caiga quien tenga que caer» por los casos de explotación sexual de menores tuleadas en Mallorca.

Un feo y preocupante asunto que ha acabado salpicando a Menorca, porque el gobierno del Consell ha tenido que admitir que hay menores tuteladas por la institución insular que aparecen en las investigaciones de la Policía por explotación sexual. El vicepresidente segundo del Gobierno de Pedro Sánchez y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030 pasó ayer, en el Congreso de los Diputados, al ser interpelado por la diputada del PP Marga Prohens, del rotundo «caiga quien caiga» al «ustedes se descojonan en la Cámara».

Ni una palabra de apoyo a la comisión de investigación que han rechazado sistemáticamente los partidos de izquierda tanto en el Consell de Mallorca como en el Parlament. Una comisión que debía llegar al fondo de lo sucedido y depurar las responsabilidades por los 16 casos de explotación sexual de menores bajo la tutela del Institut Mallorquí d’Afers Socials, una institución con la que el Consell de Mallorca gestiona la protección de menores.

Porque las víctimas son los menores, que deben ser protegidos en todos los ámbitos. Menores cuya tutela ya no corresponde a los padres porque ha sido asumida por las administraciones. Si los progenitores fallan y son los consells insulares quienes, en ejercicio de la competencia de menores, ejercen la tutela, han de vigilar y actuar para que no sufran abusos sexuales. Pero, ¿quién controla a las instituciones que tienen asignada la tutela de estos menores? Hasta aquí habíamos llegado, cuando resonó el «caiga quien caiga» de Pablo Iglesias, que ayer quedó en nada. En el colmo de la desfachatez dirigió el tiro contra la Iglesia católica para ocultar que la mayoría de abusos se cometen en el entorno familiar, clubes deportivos y el ámbito docente.

No es la fiabilidad, es la ruta más corta

domingo, febrero 16th, 2020

Ya lo explicó, con claridad y contundencia, el presidente de Balearia, Adolfo Utor, en el encuentro que mantuvo con el Cercle d Economia de Menorca en mayo de 2019: en el transporte marítimo la mejor ruta es aquella que une los puertos más próximos.

Utor empezó a operar con Menorca en enero de 1993 -han transcurrido 27 años- cuando decidió cubrir el trayecto Alcúdia-Ciutadella con el ferri «Rolón Plata», tras abandonar Trasmediterránea esta conexión interinsular. El presidente de Baleària, que con un patrimonio de 300 millones de euros se incorporó el año pasado a la lista Forbes de los más ricos de España, apostó desde el primer momento por realizar desde Ciutadella las conexiones marítimas de Menorca. El motivo: la menor distancia en relación al puerto de Maó, lo que permite una sustancial rebaja en los costes de combustible y de tripulación, así como acortar los tiempos de navegación.

PEDRO MASSA EN MENORCA, LLORENÇ CARRETERO EN MALLORCA. El exalcalde de Sant Lluís, Llorenç Carretero, arropó a Jaume Font en Palma el día que anunció su voluntad de dimitir. El presidente insular del PI, Pedro Massa, quedó en Menorca

Y esta es la mayor ventaja, léase fiabilidad, que presenta el puerto de Son Blanc, cuya ubicación decidió el ingeniero Joaquín Coello, expresidente del Puerto de Barcelona, en un escenario de urgencia motivado por la rissaga del 2006. El diseño inicial -un dique exterior de 340 metros- fue ampliado gracias a la visión de futuro y la perseverancia de Utor, convencido de las ventajas que garantiza Ciutadella por su cercanía a Mallorca y la península.

Con una longitud de 674 metros, el dique de Son Blanc entró en funcionamiento en mayo de 2011. Es una lámina de agua abrigada en torno a una infraestructura portuaria, gestionada por el Govern a través de Ports de les Illes Balears, que el año pasado tuvo un tráfico de 476.287 pasajeros, mientras que en Maó fue de 141.218.

Durante el 2020 Son Blanc apunta a superar, por primera vez, los 500.000 usuarios, lo que implica la consolidación de una zona logística que, en 2006, no habían previsto ni el Plan Territorial Insular ni el Plan General de Ordenación Urbana de Ciutadella.

Nueve años después, el puerto de Son Blanc es el que registra mayor actividad, en número de pasajeros y carga rodada de todos los que gestiona la Comunidad Autónoma bajo la dirección política del conseller Marc Pons y la ejecución a cargo de Xavier Ramis.

Font, «de momento»

Jaume Font (Sa Pobla, 1961) inició su carrera política en 1983, cuando fue elegido concejal de su población natal por Convergència Poblera. Durante estos 37 años ha sido, con el PP, alcalde de Sa Pobla, senador por Mallorca y conseller de Medio Ambiente del Govern.

En febrero de 2011 Font formalizó su baja en el PP y renunció al acta de diputado en el Parlament. Poco después presentó la Lliga Regionalista de Balears que integró, en 2012, en El Pi-Proposta per les Illes junto a Convergència per les Illes -presidida por Josep Melià, que había reunido los restos de la desaparecida Unió Mallorquina-, Unió Menorquina y Es Nou Partit d Eivissa.

Esta semana Jaume Font ha dado un portazo que ha sumido al PI en estado de shock al anunciar su voluntad de dimitir como presidente del partido que creó hace nueve años con Melià y Antoni Pastor, padre fundador apartado de la política. El vehemente exalcalde de Sa Pobla dice que renunciará también al escaño de diputado autonómico cuando formalice su baja como presidente del PI. ¿Cuándo? Nadie lo sabe. «De momento», solo la voluntad.

De Ripoll a Pedro Massa

Con Jaume Font caben todas las opciones. Su gran tozudez y su inmensa vocación política le pueden llevar a seguir presidiendo el PI y que quienes se marchen sean Josep Melià y la alcaldesa de Porreres, Francisca Mora, que lideran el sector nacionalista del partido.

En el PI-Menorca, que no logró cosechar ningún conseller ni parlamentario autonómico en las elecciones de mayo pasado, aguardan movimientos, que los habrá. En un primer momento el vicepresidente menorquín del PI fue Félix Ripoll, exconcejal del Ayuntamiento de Es Mercadal.

Tras la etapa de Unió Menorquina, con Irene Coll, José Luis Sintes y Florencio Conde, se incorporó otro sobreviviente de la política contemporánea: el exalcalde de Sant Lluís, Llorenç Carretero.

En la rueda de prensa del miércoles, cuando Font anunció su voluntad de renunciar, Sino Carretero le acompañó en primera fila. No se desplazó a Palma Pedro Massa para arropar al presidente-que-dimite-pero-que-sigue.

Massa relevó a Lis Sintes en la presidencia del PI menorquín en noviembre de 2018. Llorenç Carretero, político de vieja escuela, ha unido su futuro al de Jaume Font.

Paisaje de asuntos varios

Los colegios concertados de Balears amenazan con una huelga si la Conselleria de Educación del Govern no cumple los acuerdos aprobados -por ejemplo, la equiparación salarial con los colegios públicos- el IB-Salut intenta paliar la falta de médicos permitiéndoles trabajar hasta los 70 años el exvicepresidente del Govern y exlíder de Més per Mallorca, Biel Barceló, es fichado como jefe de departamento por la Comisión Balear de Medio Ambiente que preside Antoni Alorda -relevó al menorquín Ramon Orfila- y la exalcaldesa de Palma Aina Calvo es nombrada por Pedro Sánchez delegada del Gobierno en Balears. No era la opción de Francina Armengol. Ahora se debate la continuidad de Isabel López Manchón en Menorca.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Lograrán ponerse de acuerdo el promotor del parque fotovoltaico de Son Salomó, el Consell y la Martí i Bella?

¿Cuándo impondrá el Consell la primera sanción por la actividad del alquiler turístico ilegal en Menorca?

¿Cobrará alguna sanción con los 28 expedientes abiertos o los promotores conseguirán que prospere la prescripción?

¿Por qué debe repetirse, por tercera vez, el trámite de información pública para la electrificación de La Trotxa?

¿Volverán a producirse los incumplimientos en el servicio de ambulancia de Maó y Ciutadella por la imprevisión de la Conselleria de Salud?

El problema del PI no es Jaume Font

jueves, febrero 13th, 2020

Jaume Font aspiró a convertirse en el Revilla de Balears, tanto dentro como fuera de las Islas, pero los resultados no le acompañaron.

Vehemente, trabajador e intuitivo, tira la toalla por segunda vez. En febrero de 2011 ya renunció a su escaño en el Parlament, como volverá a hacer ahora. Hace nueve años en desacuerdo con la deriva de José Ramon Bauzá que llevó al fracaso al PP balear.

Ahora, por las discrepancias surgidas en el seno del PI con el sector más nacionalista, encabezado por el secretario general, Josep Melià, y la vicepresidenta, Xisca Mora, alcaldesa de Porreres.

El proyecto político del PI no consiguió consolidarse en las elecciones autonómicas celebradas en mayo del año pasado, cuando repitió los mismos tres diputados obtenidos cuatro años antes, pero perdió 3.000 votos. Los tres, parlamentarios por la circunscripción de Mallorca, porque no prosperó el gran objetivo de Font, que consistía en la implantación de Proposta per les Illes en Menorca y en las Pitïuses. Aquí empezaron los problemas y reproches internos, que también tuvieron repercusión en Menorca, porque el PI quedó fuera de los gobiernos municipales de Es Castell y Sant Lluís.

Durante el anterior mandato Florencio Conde formó parte del equipo del alcalde Lluís Camps y Llorenç Carretero, del gobierno de Sant Lluís, hasta que saltó por los aires el equipo enfrentado de la alcaldesa Montse Morlà.

Toda la estrategia de negociación postelectoral, diseñada por Font, secundada por Melià y Mora, se fue al garete: el PI quedaba sin capacidad de decisión para influir en la formación del Govern.

En la oposición, que desgasta mucho, hace frío.

La situación se agravó cuando en las generales de abril del 2019 el PI no obtuvo representación, lo que motivó que no concurriera a las generales de noviembre.

Proposta per les Illes tiene un problema, que no es Jaume Font: averiguar cuál es su verdadera identidad, y definir su programa y objetivos para sobrevivir.

El laberinto de los informes y las licencias

domingo, febrero 9th, 2020

Aún resuenan, en Menorca, los ecos de aquella épica y contundente frase, atribuida al irrepetible alcalde Antonio Pons Timoner: «efectivamente, no cuenta con licencia, pero tiene permiso». Fue la respuesta -irrebatible- que habría dado a una pregunta del PSOE, desde la oposición el Ayuntamiento de Alaior, sobre unas obras en La Argentina.

Esta semana los arquitectos de Menorca han vuelto a reclamar -una vez más, y van- agilidad en la tramitación y concesión de las licencias, atascadas en un laberinto de leyes, reglamentos y normas sometidas a múltiples interpretaciones. Para complicarlo aún más, se modifican, corrigen y subsanan en un bucle constante e interminable, que desborda la capacidad de la comprensión humana.

LA CASITA PROTEGIDA Y APUNTALADA. En los terrenos adquiridos por el Grupo Juaneda para construir la nueva Clínica Menorca se ubica esta casita protegida y catalogada, pero tan deteriorada que ha sido apuntalada. Foto: JOSEP BAGUR GOMILA

A la espera de informes

El calendario del Grupo Juaneda para construir la nueva Clínica Menorca en el Camí de sa Caleta de Ciutadella se está incumpliendo «porque faltan informes». Estamos hablando de una inversión de quince millones de euros que se retrasa por la responsabilidad exigible a las administraciones y los funcionarios implicados, con unos plazos que se dilatan.

En julio pasado, previsores y para evitar problemas, los responsables del Grupo Juaneda mantuvieron encuentros con el Ayuntamiento de Ciutadella y la Conselleria de Salud «para aclarar dudas». El gerente, José Luis Bosch, declaró: «queremos estar seguros de que cuando todo esté correcto y así no se demore la licencia». El proyecto tuvo entrada en julio en las oficinas municipales. Bosch confió de buena fe en el acuerdo aprobado por el pleno del Ayuntamiento de Ciutadella que acordó priorizar este proyecto y conceder la licencia de obras antes de diciembre, fecha marcada para iniciar las obras del nuevo centro sanitario.

La fase gaseosa

Siete meses después no han empezado las obras porque aún no se ha aprobado la licencia. Los técnicos municipales detectaron deficiencias que, transcurridas varias semanas, comunicaron al Grupo Juaneda, por lo que nos hallamos en la gaseosa fase de subsanación.

Un trámite de duración indeterminada durante el que los funcionarios pueden descubrir otras deficiencias. Al mismo tiempo, en el Ayuntamiento aguardan la autorización definitiva del Govern. La Conselleria de Salud debe remitir el informe favorable de la dirección general de Salud, Formación y Acreditación, pero -atención, no se hagan ilusiones- este dictamen precisa de otros tres informes favorables sobre la dispensación farmacéutica; el de sanidad ambiental, que corresponde a la dirección general de Salud Pública, ahora en fase de trámite; y el que debe emitir el área de Seguridad Alimentaria, hoy pendiente.

Una vez se hayan redactado todos los informes parciales, la Conselleria que dirige Patricia Gómez haya emitido el definitivo con la autorización, y en el Ayuntamiento no detecten más deficiencias a subsanar… entonces el Grupo Juaneda obtendrá la licencia que le permitirá empezar las obras. O no, porque en los terrenos donde ha de construirse la nueva clínica, sigue en pie una antigua casita de veraneo, tan deteriorada que ha sido apuntalada, pero con el grave inconveniente de estar protegida y haber sido incluida y catalogada como edificación con valores patrimoniales, históricos y artísticos.

Retraso crónico

El retraso crónico en la tramitación y concesión de las licencias de obras un problema que se registra desde hace años en los ocho municipios de la Isla.

Ni el silencio administrativo ni el procedimiento de la declaración responsable han agilizado los trámites y reducido los plazos para obtener las autorizaciones. La situación se complica cuando intervienen otras administraciones. O sea, cuando los técnicos municipales recaban informes y dictámenes de otros organismos, lo que dilata los plazos. O cuando se entra en la maraña de las subsanaciones y la famosa, por temida, petición: «aporte Vd. nueva documentación». Un embrollo interminable que acaba con la paciencia de promotores, arquitectos, aparejadores e ingenieros.

Aportemos la reforma del Plan Especial del Casco Antiguo de Ciutadella, cuya aprobación se demoró meses, y cuyo último informe fue emitido por el Institut Balear de la Dona.

Malestar y frustración

La mesa redonda organizada por los arquitectos de Menorca ha evidenciado el enorme malestar y la frustración que generan los retrasos en la concesión de las licencias. Una exigencia que las administraciones no se aplican a sí mismas al ejecutar obras o utilizar espacios públicos (léase Can Saura) que incumplen las normativas impuestas a los ciudadanos sujetos pasivos generadores de IRPF y las empresas que pagan el Impuesto de Sociedad y cobran el IVA para Hacienda.

La torre de control

El Parlament se ha pronunciado esta semana en la misma línea del acuerdo aprobado el 21 de octubre por el pleno del Consell: exigir a AENA una nueva torre de control en lugar de instalar un equipo virtual. Al día siguiente, Consell y Govern aceptan la torre virtual, pero la Unión Sindical de Controladores Aéreos advierte que hoy no existe en el mundo un aeropuerto con las características de Menorca que funcione exclusivamente con una torre remota.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿En qué fecha fue redactado el dictamen del Consell que estima el recurso de la Martí i Bella sobre la declaración de Punta Nati como BIC?

¿Por qué se niega a debatir el conseller Martí March la ubicación del nuevo centro integral de Formación Profesional?

¿Quedará el centro urbano de Ciutadella sin Policía Local, tal como ha denunciado CCOO?

¿Quiénes serán los menorquines galardonados este año con los premios Ramón Llull de la Comunidad Autónoma?

¿Cumplirán el Consell y el Govern los acuerdos plenarios para exigir a AENA una nueva torre física en el Aeropuerto de Menorca?

El apoyo de ‘la Caixa’ a MenorcaLab

jueves, febrero 6th, 2020

El presidente de la Fundación Bancaria «la Caixa», Isidro Fainé, tan vinculado a Menorca, afirma que «la inclusión de los colectivos vulnerables y la igualdad de oportunidades son dos objetivos clave para construir una sociedad más justa, a los que cada año contribuimos de manera decidida de la mano de las entidades sociales».

Durante el 2019 la Obra Social de «la Caixa» destinó 17,3 millones de euros a 736 proyectos con más de 268.000 beneficiarios. Las actuaciones realizadas implicaron la participación de 10.591 voluntarios y la contratación de 7.774 profesionales. En el conjunto de Balears dedicó más de 255.000 euros a once proyectos y programas sociales.

Dirigimos la mirada a Menorca, donde «la Caixa» financia una planta piloto de producción agroalimentaria, MenorcaLab, que al mismo tiempo posibilita la resinserción laboral de sus empleados, mediante un convenio de Caritas Diocesana de Menorca -única entidad de inserción laboral en la Isla- con Instituciones Penitenciarias.

Es un innovador proyecto de bioeconomía para dar respuesta, con producto local de calidad, al desfase temporal entre demanda y producción como consecuencia de los ciclos naturales. Esta iniciativa menorquina consiste en que Sa Cooperativa del Camp de Menorca atienda la demanda de la hostelería, con el apoyo de la Asociación Hotelera de Menorca (Ashome) y CAEB mediante el suministro de verduras, frutas y hortalizas a los establecimientos hoteleros. Los productos cosechados son procesados primero en MenorcaLab, y almacenados y distribuidos después a través de Sa Cooperativa del Camp.

La Obra Social «la Caixa» aporta 24.000 euros a este proyecto social de Menorca, en clave de colaboración entre el sector primario y el de servicios, que cuenta con 54 beneficiarios directos.

Isidro Fainé, que conoce personalmente este programa, preguntará en agosto por los resultados alcanzados.

En el año V de la era de los puentes

domingo, febrero 2nd, 2020

Al grano. ¿Habría creado el Govern esta nueva dirección general de Drets i Diversitat si Pau Morlà hubiera revalidado el escaño en el Congreso de los Diputados? Si tantas funciones desempeñará el nuevo departamento, ¿por qué no se aprobó al inicio de la legislatura, hace seis meses?

Prosigamos: ¿aparecerá otra nueva dirección general para colocar a Carme García Querol al no haber ratificado el acta de senadora por Menorca para el PSOE? Y lo más relevante, ¿creará también el Govern del Pacte una direcció general de Deures i Obligacions?

EN EL TRIPARTITO SIGUEN DELIBERANDO. PSOE, Més per Menorca y Unidas-Podemos se reunieron el 15 de diciembre de 2018 para valorar las consecuencias del derribo de los puentes. Aún prosiguen las valoraciones. Foto: JAVIER COLL

La semana transcurre muy rápida. El presidente de Red Eléctrica de España, Jordi Sevilla, dimite por sus discrepancias con la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. En esta sección ya leyó que Mariano Bacigalupo, marido de la ministra Ribera, es el candidato del PSOE para relevar al presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, a pesar de rozar el conflicto de intereses por la regulación del sector energético. De confirmarse el nombramiento de Bacigalupo, hoy consejero de la CNMV, el matrimonio Ribera-Bacigalupo controlaría el estratégico negocio de la energía en España.

El padre de Mariano y suegro de la vicepresidenta cuarta del Gobierno Sánchez-Iglesias es Enrique Bacigalupo, abogado de Messi y magistrado de la sala segunda de lo Penal del Tribunal Supremo durante veinte años. Ribera llamó a Sevilla para influir en las decisiones de Red Eléctrica. La ministra niega las ingerencias, pero Sevilla ya ha renunciado, tras pedir en vano a Nadia Calviño y a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que frenase las ansias controladoras de la todopoderosa Ribera.

Todo ello con Menorca como contrapunto, porque es en Cala Morell donde veranean, hace años, los Bacigalupo-Ribera.

Comparecencia frustrada

Se va el exministro Sevilla sin haber acudido a la Comisión de Economía del Parlament, cuya comparecencia reclamó para explicar las actuaciones de Red Eléctrica, preventivas y ejecutivas, por el gran apagón de octubre de 2018. Aún hoy 38.000 usuarios menorquines siguen esperando explicaciones. Ahora mismo desconocemos si Sevilla quería comparecer en el Parlament y la ministra de Transición Ecológica se lo prohibió.

También ha sido esta ministra -a pesar de saber lo que es una isla, al tener casa en Menorca- quien plantea la imposición de una ‘tasa ecológica’ a quienes tengan la ocurrencia de viajar en avión. Según Ribera, quienes se desplazan en avión son «los que tienen más recursos o son billetes sufragados por la empresa». En una palabra, somos ricos los residentes en Menorca al subir al avión por motivos de salud, estudios, empresa o asuntos familiares. La ministra rectifica tras escuchar que «viajar en avión no es un capricho, sino una necesidad para los isleños».

Comisión de insularidad

El proyecto de Vicenç Vidal (Més per Mallorca) para crear en el Senado una comisión sobre los problemas de la insularidad fue vetado por el PSOE. Al día siguiente los senadores socialistas presentaron la misma propuesta. Al mismo tiempo, la Conselleria de Educación, que se niega a consensuar con la comunidad educativa de Menorca la ubicación del nuevo centro integrado de Formación profesional, opta por retirar el decreto sobre acreditación del catalán para los docentes.

El Gobierno de Pedro Sánchez se niega a devolver los 78 millones por el IVA de 2017 que adeuda a Balears. El Govern dice que si falla la vía política acudirán a los tribunales. También anuncia recurso judicial, aunque propugna la vía política, el conseller de Medio Ambiente, Miquel Mir, por el sobrecoste de 46,3 millones de euros de las desaladoras de Ciutadella y Santa Eulàlia (Eivissa). Y más de 200 plazas ofertadas por la Conselleria de Salud -pediatras, médicos de familia y anestesistas- han quedado desiertas. Todo esto ocurre en el año quinto de la era menorquina de los puentes, cuando persisten todas las dudas sobre si algún día serán demolidos o terminados.

Libro escrito en Menorca

Doctor en Ciencias Empresariales y en Derecho, José Mª Gay de Liébana, ha declarado esta semana en Castellón que «una ley no puede regular el salario mínimo, debe hacerlo el mercado». El martes presenta en Madrid, en la sede del Consejo General de Economistas, su último libro, que se titula «Revolución tecnológica y nueva economía», con un subtítulo rotundo y clarificador sobre la obra: «Todos los secretos contables de Apple, Google, Facebook y Amazon al descubierto».

Este nuevo libro de Gay de Liébana, profesor de Economía Financiera en la Universidad de Barcelona, empieza en Menorca, que define «la Isla que navega por el Mediterráneo». Nos desvela que «Menorca fue el refugio donde este verano, luchando con el enemigo [léase un bache de salud que afrontó y superó], lo rematé y allí llegaron horas de inspiración. En la bahía de Binisafúa empiezan las disquisiciones».

Añade el académico y comentarista amigo: «hora crepuscular, algún rincón de la costa sur de Menorca», evocando los atardeceres menorquines que le inspiran y le enriquecen. Tendremos la oportunidad de organizar un acto para presentar en Menorca, en coloquio ameno, este nuevo libro que nos explica la disrupción.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿A cuánto ascendería la indemnización por la rescisión del contrato para la redacción del proyecto en el
tramo Maó-Alaior?

¿Se reunirá el conseller Martí March con los directores de los institutos de Menorca para consensuar el mapa de FP?

¿Participará el sector privado en la gestión de las visitas a la Cova de s’Aigua de Ciutadella?

¿Aceptará comparecer el nuevo presidente de Red Eléctrica ante el Parlament por el gran apagón que sufrió Menorca?

¿Logrará el Colegio de Arquitectos que los ayuntamientos y el Consell agilicen la tramitación y aprobación de las licencias de obras?