La ministra portavoz que no ama a Balears

La formación del nuevo Gobierno mantiene en vilo a cuatro cargos de Balears, todos mallorquines por supuesto, cuya continuidad depende de los designios de Pedro Sánchez. Son Bel Oliver, secretaria de Estado de Turismo; Aina Calvo, directora de la Agencia Internacional para el Desarrollo; Joan Groizard, que del Govern pasó a la dirección del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE); y Ramón Morey, actual delegado del Gobierno, aún en funciones.

Y en Menorca, ¿permanecerá Isabel López Machón en la dirección insular de la Administración del Estado? Sigamos preguntando: ¿quiere continuar la exconcejal de Maó que en julio de 2018 relevó a Javier López Cerón?, ¿o ha pedido el relevo para reincorporarse al servicio de Urgencias 061? En este caso, ¿ya ha pactado Susana Mora con Francina Armengol el nombre del sucesor/a de la doctora López Manchón?

María Jesús Montero y Pedro Sánchez, ministra de Hacienda ratificada en el cargo y presidente del Gobierno investido tras cinco intentos frustrados. En sus manos está la nueva financiación y el Régimen Especial de Balears. Foto EFE

Ministra y portavoz

Médico de profesión, que no ha ejercido en las consultas, sino en los despachos de la política, María Jesús Montero (Sevilla, 1966) ya sabe que seguirá como ministra de Hacienda en el Gobierno que Sánchez forma con el PSOE y Unidas Podemos.

Además, ejercerá como portavoz del Ejecutivo. Advierte Teresa López Pavón que «será la imagen de una legislatura plagada de minas, aunque le sobra carácter para ello». La continuidad de Montero reabre muchas dudas e incertidumbres en Balears. En junio del 2018, cuando accedió por primera vez al Ministerio de Hacienda, ya fue recibida con recelos e incomodidad en el Govern Armengol porque hasta entonces había desempeñado la cartera de Hacienda en la Junta de Andalucía y desde allí se opuso radicalmente a las pretensiones de Balears en materia de financiación.

La propuesta de la comisión de expertos para redefinir la financiación autonómica fue rechazada totalmente por María Jesús Montero en la exigencia ‘estrella’ de Balears: que se respete el principio de ordinalidad. Es decir, que las comunidades que más aportan y recaudan en impuestos estén entre las que más reciben.

También se opuso la ministra a que el Estado perdonase a Balears parte de los 6.000 millones de euros que le debe del Fondo de Liquidez Autonómica, otra exigencia de la entonces consellera de Hacienda, Catalina Cladera, que fue desatendida. Hoy Cladera, al frente del Consell de Mallorca, reclama más recursos para la institución mallorquina a Rosario Sánchez, su agobiada sucesora en la Conselleria de Hacienda, el departamento que da más disgustos en el Govern, pluses aparte.

Régimen tan especial

Según Miquel Payeras, «no es una buena noticia para el Govern Armengol que María Jesús Montero haya sido nombrada una vez más ministra de Hacienda». Recuerda que «se mantuvo como un valladar irreductible ante la pretensión de los privilegios para Balears. Al final sólo aceptó un Régimen Tan Especial como que en la práctica no ha hecho otra cosa que subsumir, pues ambos ya existían, el descuento del 75 por ciento para residentes en billetes aéreos y marítimos, así como la conexión energética con el continente. Así, el Tan Especial quedó reducido a nada nuevo».

El descuento de residente del 75 por ciento fue incorporado por Rajoy en los Presupuestos de 2018 para amarrar el voto de Coalición Canaria. El PSOE votó en contra de estas cuentas del PP con las que Sánchez ha gobernado durante 18 meses.

Sonrisas y lágrimas

Más lejos va Nekane Domblás al afirmar que «Armengol está contenta con el nuevo Gobierno, pero también a ella se la pasará rápido la alegría. La sonrisa le durará hasta que ERC tenga a bien permitir que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado y entonces llegarán las lágrimas, como siempre». Porque «Armengol fue la niña de los ojos de Sánchez hasta que en su camino se cruzó Patxi López, pero en este cuento ya sabemos todos que habrá lágrimas porque ahí está María Jesús Montero para convertir la comedia en drama. En los Presupuestos quedará clarísimo una cosa: que Teruel existe y que Balears, no».

Canarias gana a Balears

La incorporación de una ministra del PSOE de Canarias al nuevo Ejecutivo proclama el peso político que reconoce Pedro Sánchez al archipiélago atlántico en detrimento de Balears, del PSOE balear exactamente. Carolina Darias, próxima ministra de Política Territorial y Función Pública, ha sido aupada al Consejo de Ministros para neutralizar a los partidos regionalistas canarios.

Porque Canarias siempre gana a Balears. Unas veces por ser región ultraperiférica, otras por Coalición Canaria y Nueva Canarias. El PSIB-PSOE suspira en vano por un ministro cuando en las previsiones de Pedro Sánchez no está ni se le espera. La diputada ibicenca Sofía Hernández ha sido relegada en la mesa del Congreso; el dicharachero Pere Joan Pons sigue vendiendo, con la fe del curandero, las bondades infinitas de un Régimen Especial vacío de contenido, sin medidas fiscales ni presupuesto; y el PSOE-Menorca perdió a su diputado en la noche electoral del 10-N.

La reunión que se negó

El Consell informó que había quedado aplazada la reunión sobre Son Salomó, pero se celebró en el Cercle Artístic. ¿Es la nueva política informativa?

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Acabará teniendo el parque fotovoltaico de Son Salomó una superficie de 104 hectáreas, tal como ha previsto desde el principio la promotora Ceconat?

¿Redactarán este año los proyectos de los juzgados de Ciutadella y la comisaría de Maó?

¿Por qué tres de los seis parques fotovoltaicos proyectados en Menorca aún no han tramitado las ayudas?

¿Qué cantidad recibirá la ganadería de Menorca de los 300.000 euros con que ha sido dotado el plan estratégico para este sector en Balears?

¿Se conocerá el contenido y del escrito remitido por el círculo de Podemos-Maó a Mae de la Concha?

Leave a Reply