Cristina, bonita, mejor te quedas en casa

Lo ocurrido esta semana no ha sido una tormenta en un vaso de agua, porque ha desnudado al nuevo gobierno de izquierdas del Consell, poniendo al descubierto sus miserias y debilidades.

Ha sido un incendio político de nivel 2 que amenazaba con devastar y arrasar al segundo tripartito que preside Susana Mora.

Mal comienzo en la misma semana que Pedro Sánchez pierde, por cuarta vez, una votación de investidura en el Congreso y fracasa en la formación del nuevo Gobierno que el rey Felipe VI le encargó el 6 de junio. Para el PSOE toda la responsabilidad es de Podemos, no de quien, durante ochenta días, se ha negado a pactar con el propósito inconfesable de gobernar en minoría aplicando la geometría parlamentaria variable. Y así nos dirigimos a nuevas elecciones en noviembre.

EL FUNERAL DEL PRIMER PLENO. El tripartito de izquierdas arranca su segundo mandato con desmarques y fuegos fatuos de oficio de exequias. Los semblantes de las tres damas y el conseller Company, un poema. Foto: GEMMA ANDREU

Regresemos al Consell. Los acords programàtics firmados el 5 de julio por las tres damas frente a la fachada de la institución insular escondían varios flecos pendientes que afectaban a las presidencias del Consorcio de Residuos y de la Agencia Menorca Reserva de Biosfera. Més per Menorca, peu a retxa, lanza varios mensajes, que incomodan al PSOE y a Podemos. Los nacionalistas reivindican el valor de la vicepresidencia única -nueva expresión que hasta ahora no se había utilizado cuando había una sola vicepresidenciatras haber perdido la batalla por la presidencia compartida, que reivindicaron después de las elecciones del 26-M, rechazada por el PSOE.

Ruptura unilateral

A las 7,24 de la mañana del lunes Més lanzó el órdago con la difusión de un mensaje de urgencia remitido a los adheridos de la coalición. La negativa del PSOE a delegar a Més las dos presidencias cuestionadas «representa una ruptura unilateral, por parte del grupo del PSOE en el Consell, de los acuerdos de gobierno firmados el 5 de julio», se afirmaba en el comunicado.

Més blandió el hacha de guerra: «si esta situación no se resuelve antes del pleno, los tres consellers de Més votarán en contra del cartapacio de este mandato, y al finalizar el pleno, los consellers y directores insulares abandonarán la institución, se solicitará la convocatoria urgente de la comisión de seguimiento del pacto, y se convocará una asamblea de Més per Menorca para decidir la posición y las acciones pertinentes». Casus belli.

Con una Susana Mora agobiada y desbordada -su frase los de Més nos extorsionan aún resuena en los pasillos del Consell- el primer pleno del mandato transcurrió en un ambiente de funeral, en el que se mascaba la tragedia. Més consumó su amenaza y votó en contra del organigrama. Las caras de cabreo de la presidenta Mora y del conseller Miquel Company eran todo un poema.

Més no quería a Cristina

Cuando los ánimos se caldean, fluyen las verdades. Los indignados socialistas confirmaron que los de Més no querían a Podemos, léase Cristina Gómez, en el gobierno del Consell.

De haberlo conseguido, habría pasado de tripartito a bipartito.

La pretensión de los nacionalistas consistió en «Cristina, bonita, mejor que quedes fuera del equipo de gobierno». Total, ¿para qué? si PSOE y Més (4+3) ya sumamos mayoría, más a repartir entre menos, relegando al PP, Ciudadanos y también Podemos a la oposición.

El PSOE-Menorca se negó, siguiendo las directrices emanadas de la calle Miracle, 1, de Palma, sede del PSIB-PSOE.

A Cristina Gómez, dolida, le pudo la indignación porque ya estaba sangrando por la herida. «Muy decepcionada», apoyó la crítica del PSOE tanto en las formas: las discrepancias se resuelven a puerta cerrada, como en el contenido: la no delegación [a Més] estaba pactada y «se ha demostrado que hay personas que ponen por delante sus sillas». La consellera de Podemos se la devolvió a Més.

Grandioso espectáculo

La ejecutiva del PSOE se reunió el lunes por la tarde. Ambiente caldeado y caras serias. Se valoró la ruptura anunciada por Més a sus adheridos. De haberse consumado habría significado el gobierno más corto en la historia del Consell y habría conducido a otro gobierno bipartito, pero en minoría, formado por cinco consellers PSOE (4) y Podemos (1). La oposición, con ocho consellers, sería mayoritaria: PP (4), Més (3) y Ciudadanos (1).

La sangre no llegó al río. En el PSOE lamentaban que la izquierda menorquina estaba dando un grandioso espectáculo gratuito, que decepcionaba y causaba honda frustración a sus propios votantes.

Un pregunta sobrevoló durante el encuentro, aunque quedó sin respuesta ¿por qué los de Més nos hacen eso? Los socialistas, ofendidos, acudieron el martes a la comisión negociadora del pacto triste y humillado con la consigna de no hacer sangre.

Había que cerrar la hemorragia.

Las desconfianzas

En sólo quince días los recelos y las desconfianzas mutuas se han instalado en el gobierno del Consell, que, más allá de las declaraciones y los discursos, ha sufrido unos daños que deja heridas. «Esto no quedará así», es la frase pronunciada el martes por un dirigente socialista que resume el sentimiento en la dirección del PSOE-Menorca.

De Podemos a portavoz

Amadeu Bernadet Castelló, de Som Bases, que intentó competir desde Menorca con Juan Pedro Yllanes para encabezar la lista de Podemos al Parlament, pero se retiró, es el portavoz del colectivo «NoTòxic Menorca». Bernadet lidera hoy la protesta contra la central térmica de Maó.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿De haber aceptado el PSOE la presidencia compartida del Consell, habría reclamado Més las presidencias del Consorcio de Residuos y la Agencia Reserva de Biosfera?

¿Por qué el impuesto turístico que se cobra actualmente en Menorca está entre los más caros de Europa?

¿Abrirá este verano el aparcamiento de Favàritx?

¿Protestarán el Consell y la Mesa pel Transport Aeri por la licitación de la OSP Menorca-Madrid con un recorte de 65.500 euros al mes?

¿Quién asumirá responsabilidades del 94,7 por ciento de las inversiones no ejecutadas con la ecotasa en Menorca?

Leave a Reply