Archive for julio, 2019

No son las obras, son los puentes, Susana

domingo, julio 14th, 2019

La segunda toma de posesión de Susana Mora como presidenta del Consell de Menorca sirvió para que Maite Salord recordase a los socialistas que los votos nacionalistas «han sido imprescindibles para formar la nueva mayoría».

Mora, que, en contra de las intenciones de Més, presidirá la primera institución menorquina durante los cuatro años, destacó que el nuevo equipo de gobierno está formado por cinco mujeres y tres hombres y proclamó, solemne, que «conformaremos un gobierno de ocho personas feministas».

Cuatro años después, los puentes seguían allí. Pero ahora ya no tiene sentido mantener el pulso interno en el Consell.

Pero el mensaje central de la secretaria general del PSOE-Menorca al ser reelegida presidenta del Consell insular se refirió al primer problema que debe afrontar sin de-Mora. «No hay excusa, la prioridad es dar solución a las obras de Maó a Alaior», aseveró Susana. Durante el anterior mandato el gobierno tripartito de izquierdas rescindió el contrato para la mejora de la carretera en este tramo. Las obras quedaron paralizadas. Més quiso, y no pudo, derribar los puentes de Rafal Rubí y L’Argentina. Ni el PSOE ni Podemos comparten este planteamiento, pero ya no pueden demorar Més -perdón, más- la decisión.

El problema no son las obras, Sra. Presidenta, sino los puentes construidos y pagados con recursos públicos, aportados por todos los contribuyentes. Es un asunto que ha colmado la paciencia de los menorquines, incapaces de comprender cómo han transcurrido más de cuatro años y ahí siguen los dinosaurios, como en el microrrelato de Augusto Monterroso.

La demolición de las estructuras ya construidas marcará la capacidad y la determinación de la presidenta Mora Humbert. Es su primera prueba de fuego, una decisión que fijará el rumbo político del nuevo mandato y que será escrutada con atención desde el Ministerio de Fomento que es quien financia, vía convenio de carreteras.

Ni addenda ni recursos

Pero no todo se reduce a destruir los puentes. Ya saben que justificar su demolición por motivos paisajísticos y talayóticos no prosperará en Madrid. No hay argumentos técnicos, avalados y suscritos por ingenieros de obras públicas -como Marc Pons y Pilar Carbonero ambos- que justifiquen el derribo imposible.

Para reanudar las obras de la carretera hay que contar con partida finalista consignada en los presupuestos del Consell. Y ahora mismo esta consignación presupuestaria está a cero -pregunten al nuevo conseller de Hacienda, Josep Pastrana- porque el Consejo de Ministros de Pedro Sánchez aún no ha aprobado la addenda que ampliará la ejecución y justificación de la obras de la carretera de Menorca hasta el 2023, o sea, hasta el final del mandato que arrancó el pasado sábado 6 de julio, festividad litúrgica de Santa María Goretti.

Se acumulan los problemas para esta épica obra viaria menorquina, que va camino de emular la construcción de la fortaleza de La Mola. Sánchez sigue al frente del Gobierno de España con los presupuestos aprobados por Mariano Rajoy en mayo de 2018. Al carecer de mayoría parlamentaria, el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno se vio obligado a prorrogarlos y convocar elecciones. Tres meses después seguimos con Gobierno en funciones y la amenaza de nueva convocatoria electoral.

En el proyecto de Presupuestos del Estado para el 2019 -que el PSOE no logró aprobar- se habían incluido 4,7 millones de euros para continuar las obras de la carretera de Menorca. A día de hoy el nuevo proyecto para el disputado tramo Maó-Alaior sigue en fase de redacción, pero el Consell no tendrá dinero para proseguir las obras hasta que haya sido autorizada la addenda y Sánchez logre aprobar sus primeros Presupuestos Generales.

Los obispos, en Eivissa

El jueves se reunieron en Eivissa los obispos, titulares y auxiliares, de la provincia eclesiástica de Valencia, encabezados por el cardenal arzobispo Antonio Cañizares. Entre los asistentes, los prelados de las tres diócesis de Balears. El objetivo del encuentro consistió en una reflexión pastoral conjunta sobre la Iniciación Cristiana, la atención pastoral a los enfermos y analizar la situación de la enseñanza religiosa en las escuelas concertadas.

Por cierto, dos institutos de Secundaria de Menorca -Josep Miquel Guàrdia de Alaior y Joan Ramis de Maó- han firmado el manifiesto de protesta por la inclusión de la asignatura de Religión en Segundo de Bachillerato.

Transcurridas las fiestas de Sant Joan, y resuelta la nominación de la Junta de Caixers para el 2020-2021, cesan los comentarios sobre la designación del caixer capellà. El rector de la Catedral nombró a Antoni Fullana, rector de la parroquia de Sant Antoni Mª Claret, que repetirá los próximos dos años con Borja Saura García. Con su hermano Gabriel ya ejerció Mn. Fullana como caixer capellà el bienio 1986-1987.

Hubo quien especuló con la posible designación de un obispo para ejercer como capellana en las fiestas de Ciutadella. Pero hubo una frase, certera y definitiva, que zanjó el interesado debate.

-Si algún día se nombra caixer capellà de las fiestas de Sant Joan a un obispo, primero será el titular de la diócesis de Menorca.

Ya no hubo más comentarios.

Una reunión ilegal

Al grito de «esta reunión es ilegal», penetró el súperconseller de asuntos varios Iago Negueruela en el despacho de Juan Pedro Yllanes. El vicepresidente del Govern estaba asignando las tareas entre los funcionarios. «Vete a la mierda», espetó el gallego al sevillano. Buen rollo entre los consellers de Armengol. Apunten en su agenda: el jueves viene Negueruela a Menorca.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Por qué no continuarán los directores insulares Eduard Soriano, Antoni Ferrer y Biel Pons en el Consell?

¿Por qué no se han acabado, dos años después de haber empezado, las obras de urbanización de la zona junto al cementerio de Fornells?

¿Cuándo demolerá AENA la torre de control del Aeropuerto de Mano y abrirá la sala visual de España?

¿Logrará concluir Naturgy la instalación de las redes para la distribución y suministro de gas natural en la isla?

¿Por qué no se ha hecho público aún el contenido del Plan Menorca 2030, para la descarbonización de la Isla?

Soluciones sin fecha para la vivienda

jueves, julio 11th, 2019

La primera demanda ciudadana de Balears continua siendo el acceso a una vivienda digna y a un precio asequible. El problema se agrava por el extraordinario aumento de la población del archipiélago, excepto Menorca, que al haber apostado por el decrecimiento, incluso registra caídas demográficas en relación a las otras islas.

El presidente de la Asociación de Promotores de Balears, Luis M. Martín Abati, denunció en marzo pasado que se necesitaban, con urgencia, 16.000 nuevas viviendas para atender la demanda más inmediata y acuciante.

Los promotores, conocedores de la realidad del mercado, han propuesto soluciones que pasan por viviendas con precios más baratos. ¿Cómo? Mediante pisos más pequeños y edificios que tengan más alturas.

Naturalmente, estas actuaciones han de ser autorizadas por las administraciones, léase Govern balear, consells insulars y ayuntamientos.

Pero Martín Abati, lúcido e inteligente, advierte que difícilmente se podrá alcanzar alguna mejoría durante la legislatura que ahora empieza por la lentitud del sector público, que se agudiza cuando hay que tramitar modificaciones en las legislaciones, normas y planeamientos urbanísticos.

Cambiar las actuales densidades en vigor para que sea posible la construcción de viviendas más pequeñas exige una tramitación de, al menos treinta meses, o sea, dos años y medio, siempre y cuando todos los grupos políticos se pongan de acuerdo para aprobar las modificaciones imprescindibles.

Los promotores de Balears reclaman, al mismo tiempo, un impulso decidido a la vivienda de protección oficial con la participación del sector privado en las Islas. Pero los hechos son tozudos y, aunque la crítica sea tan fácil, lo cierto es que durante el anterior mandato del Govern del Pacte no se inauguró ninguna nueva vivienda protegida en Balears. Las -empezaron a construir, y en ello están.

El día que el PSOE decidió gestionar Turismo

domingo, julio 7th, 2019

La decisión se adoptó en Madrid, durante la celebración de Fitur, en enero pasado, y con la intervención directa de quien sería investida de nuevo en junio presidenta del Govern balear. Francina Armengol, tras escuchar con atención quejas, reticencias y reproches, se comprometió a que Més no seguiría gestionando el área de Turismo -ni Promoción ni Ordenación- en aquellas instituciones donde gobernaría el PSIB-PSOE. «Nosotros asumiremos la gestión», zanjó Armengol. Aquella decisión en Madrid (¿o fue un acuerdo de los socialistas con los hoteleros?) marcó el futuro político de Bel Busquets en Mallorca y de Maite Salord en Menorca. La secretaria de Estado de Turismo, la mallorquina Bel Oliver, ofició como testigo del pacto.

La suerte ya estaba echada para Maite Salord porque su situación se había convertido en insostenible en diciembre del 2018, cuando las organizaciones profesionales del sector turístico de Menorca se conjuraron para rechazar los presupuestos de promoción turística del 2019. El voto en contra de las asociaciones empresariales de la Isla, en la tensa reunión del patronato del Foment del Turisme de Menorca, ante una atónita Susana Mora, obligada a repetir la votación para resolver el empate y salvar in extremis los presupuestos, evidenció el rechazo de Ashome, Aviba, CAEB y PIME a la política turística de Salord Ripoll.

ESPERANDO DE PIE EL REPARTO DE CARGOS. En la la presentación del acuerdo del Consell a la prensa, los consellers salientes y entrantes aguantaron de pie, firmes y en silencio, a la espera del reparto de cargos y despachos. Foto: JAVIER COLL

Comprendió entonces que estaba sentenciada y que ya no volvería a ser la consellera de Turismo en un futuro gobierno insular de izquierdas en el Consell. Así ha ocurrido. La nacionalista Maite Salord ha sido reemplazada por la socialista Susana Mora.

A la exconsellera de Turismo le han sido asignadas las competencias de Medio Ambiente y Reserva de Biosfera, que gestionó Javier Ares hasta que el primer conseller de Podemos fue relevado por el invisible Aram Ortega.

Tampoco continuará la también mallorquina Irene Moya, una fallida apuesta personal de Maite Salord, en la gerencia del Foment del Turisme de Menorca, que no llegó a comprender la idiosincracia de la realidad social y económica de Menorca, tan distinta y distante de Mallorca.

Dos líneas rojas del PSOE

Después del 26-M el PSIB-PSOE acordó ejercer de PSIB y redactó la hoja de ruta para negociar con Més y Podemos en la que marcó dos líneas rojas: «Las presidencias han de ser para los socialistas y nosotros vamos a gestionar Turismo bajo la dirección del gran Iago Negueruela para todas las Islas».

Pacta sunt servanda. Armengol tenía que cumplir los acuerdos que había cerrado en enero en Fitur. De ahí surge que la nueva consellera de Promoción Turística de Menorca sea la misma presidenta Mora, que mantendrá hilo directo con Negueruela, el gallego astuto que ha transitado de la Inspección de Trabajo a la superconselleria del segundo Govern Armengol.

Y así se escribe la historia de Balears. En Menorca, Més ha tenido que renunciar a la presidencia compartida del Consell y en Mallorca, Bel Busquets, que fue vicepresidenta y consellera de Turismo del Govern, con la que nunca se entendió Armengol, se transforma en vicepresidenta del Consell mallorquín, donde gestionará (por supuesto, Turismo no) Cultura y Patrimonio.

El PSIB-PSOE, que no tiene reparo en suprimir la Conselleria de Cultura del Govern -y, de paso, se carga a la mansa y cándida Fanny Tur- no cuestiona que Miquel A. Maria repita con Cultura, Educación y Patrimonio, áreas a las que le añade Deportes y Juventud, de las que descarga a Miquel Company. El joven Negueruela menorquín deberá gestionar Ordenación del Territorio y Ordenación Turística, además de Economía y Agricultura. Excepto Promoción Turística, que pasa de Maite Salord a Susana Mora, en virtud del acuerdo de Fitur.

Movilidad y las obras de la carretera Maó-Alaior sin terminar también seguirán en manos de Més, con traspaso de Miquel Preto -que volverá a desempeñar su puesto de funcionario en el mismo Consell- a la desconocida Francesca Gomis. Y Cristina Gómez, que ha creado un incendio con las oposiciones, ya no continuará como consellera de Servicios Generales. Asume esta función el nuevo conseller del PSOE Josep Pastrana, que redactará los presupuestos como conseller de Hacienda. A cambio de ceder Servicios Generales, la única consellera de Podemos recibe Cooperación Local, hasta ahora en manos de Maite Salord, y Ocupación -que gestionaba Micky Company-. Y para redondear, le añadimos Innovación a Cristina.

18 de julio, reelección

El jueves 18 de julio se celebrará en el nuevo agroturismo Santa Ponsa de Alaior la asamblea general de la Asociación Hotelera de Menorca. Luis Pablo Casals Villalonga, que ha sabido integrar y dar representación a todas las tipologías del negocio de alojamiento menorquín en Ashome, será reelegido para un segundo mandato.

En un principio quien está al frente del Grupo Galdana no tenía intención de seguir al frente de la asociación empresarial que agrupa a los hoteleros de Menorca, pero ha acabado cediendo a las peticiones desde diferentes ámbitos del sector turístico -no exclusivamente el hotelero- y ha aceptado seguir desempeñando la presidencia.

El reportaje sobre los agroturismos de Torre Vella y Santa Ponsa, promovidos por Guillaume Foucher y Frédéric Biousse, que publicamos el miércoles, ha provocado suspicacias y comentarios en algunos despachos de la administración insular. ¿Se repetirá la historia de Torralbenc, con el intento de revisar la licencia concedida a esta inversión?

Biblioteca de Maó

Joan Pau Salort Salort, coordinador del Arxiu d Imatge i So, relevará a Francesc Florit Nin en la dirección de la Biblioteca de Maó.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Llegará a albergar la Sala Augusta de Maó el Conservatorio Profesional de Música?

¿Qué día se reabrirá el campamento de Biniparratx, que sigue cerrado desde el 2016?

¿Cuándo decidió Enriqueta Camps entrar en el gobierno municipal de Ferreries?

¿Retirará Meliá Hotels la demanda contra el Ayuntamiento de Alaior al levantar la suspensión de licencias?

¿A cuánto ascenderá el aumento de las retribuciones y el coste de las dedicaciones en el nuevo gobierno municipal de Ciutadella?

¿Qué cambios se producirán en IB3 Menorca?

Deberes para el mandato 2019-2023

jueves, julio 4th, 2019

La lectura, y comparación, de los Acords pel canvi firmados en junio del 2015 con el Acord 2 de governabilitat –documento también denominado Acords de Bellver– señala los incumplimientos y la hoja de ruta para el mandato 2019-2023. No se redactó la Ley de la Reserva de Biosfera de Menorca y tuvo que ser Misericordia Sugrañes en el último pleno de la anterior legislatura quien forzó el acuerdo político a través de una proposición no de ley aprobada por unanimidad.

Tampoco fue transferida la gestión de los recursos hídricos a los Consells insulars, compromiso que, al aparecer citado en dos ocasiones en los pactos del 2015, ha sido doblemente incumplido. En los próximos cuatro años hay que pasar de las habitaciones hospitalarias con uso alojamiento en Son Espases a una residencia en Palma para los pacientes de Menorca y Eivissa y sus familiares.

La antigua estación marítima de Ciutadella sigue siendo titularidad de la Comunidad Autónoma y no se traspasó al Ayuntamiento. La inversión, presentada en febrero de 2018 por Francina Armengol, para destinar el edificio a Centro Integral de FP de Hostelería continúa siendo un anuncio, como la eliminación de los fangos contaminados de la depuradora de Ferreries, la nueva sede del Conservatorio de Música y la definitivo suministro desde la desaladora al núcleo urbano de Ciutadella porque las canalizaciones no cuentan aún con las autorizaciones de la Conselleria de Salud. En el capítulo de incumplimientos hay que añadir la recarga del acuífero de Migjorn con agua depurada, que debía constituir una experiencia piloto del Govern en política hidráulica.

Ni los acuerdos del 2015 ni los del 2019 contemplan un plan de desnitrificación de los acuíferos menorquines ni la reutilización de las aguas tratadas en la depuradora Maó-Es Castell, a pesar de constituir una reclamación unánime de ambos municipios. Son algunas de las actuaciones que el segundo Govern Armengol, con la participación de los consellers Marc Pons y Mae de la Concha, debería llevar a cabo hasta el 2023.