Otro formato para el 9 de Julio

La conmemoración del 9 de Julio atrae, todos los años impares, al salón gótico del Ayuntamiento de Ciutadella, a centenares de personas. No acuden interesadas en la lectura del ‘Llibre Vermell’ o en la intervención institucional que, semanas antes, ha preparado el conferenciante.

El amplio espacio donde se celebran los plenos municipales con escaso público resulta insuficiente y se desborda, con personas de pie tanto en la sala contigua como en la escalera de acceso. El motivo de la afluencia de tantos oyentes expectantes no es otro que el último punto del orden del día de la sesión extraordinaria: dar lectura -o proclamar- los seis integrantes de la Junta de Caixers de Sant Joan del próximo bienio.

El calor sofocante de la tarde de julio -el acto suele dar comienzo a las 19 horas- invade salones y escaleras, donde los abanicos no logran aliviar ni las impaciencias ni los sudores de los asistentes, sobre todo aquellos que se atreven con la americana y la corbata. Lo que debería ser una solemne ceremonia institucional acaba degenerando entre murmullos y comentarios.

El sufrido conferenciante sufre la falta de atención y el desinterés de quienes demuestran una actitud descortés e incorrecta. A pesar del molesto e incesante runrún, el ponente martirizado se esfuerza en mantener el hilo conductor de su disertación y el tono didáctico de un texto que ha redactado con tanta responsabilidad e ilusión. Esta escena se viene repitiendo desde hace años y ningún primer edil se ha atrevido a adoptar medidas para afrontarlo y reconducirlo. Faltan unos días para la celebración del 9 de Julio. Este año, al ser impar, se dará lectura a los caixers de Sant Joan del bienio 2020-2021 que ya habrán sido designados y nombrados por el rector de la Catedral (caixer capellà), la Junta de Caixers Senyors (caixer senyor); y los dos caixers pagesos, el casat y el fadrí que ha escogido el noble.

La alcaldesa Joana Gomila tiene la oportunidad de fijar otro formato más respetuoso y serio.

2 Responses to “Otro formato para el 9 de Julio”

  1. Lo que hace falta también es OTRO FORMATO DE FIESTAS, añadir protocolo al protocolo, como los protocolos de la informática se tienen que mejorar día Día 9 de Julio deberíamos hacer balance de las fiestas y entregar una buena buena suma de dinero como forma de caridad y gratitud de nuestros visitantes y paisanos y empresas
    Este es el simbolismo de la hospitalidad y la caridad de Sa Creu de Sant Jaon.
    Sant Joan es como un esqueleto que veneramos pero ya es todo exhibicionismo de una sociedad del Campo que a duras penas sobrevive.
    Sino tendremos pronto a jardineros que salen como payeses y los Palacios vendidos.
    Sant Joan se tiene que regenerar y Ciutadella de Menorca tiene que recuperar el control de las fiestas, sinó tenderemos que pedir permiso a no se sabe quién para celebrar las fiestas.
    Yo propongo un Sant Joan de generosidad y que entre todos los de Ciutadella escojamos un motivo para ser solidarios, una causa que escoja el pueblo, o dos causas y entre todos tengamos unas fiestas funcionales.
    Que hay mucha gente que lo pasa mal en el mundo.

    Después Sí que tendríamos mas control sobre las fiestas.

    Entre todos: Navieras, Aerolineas, Tour Operator, Hoteles, bares, restaurantes, empresas de transporte, gentes de Ciutadella, sociedad Civil, todos con un protocolo a defender y un objetivo de ser solidarios.
    Así podríamos estar todo el año involucrados con la Cruz que llevamos orgullosos, y mucha gente que no puede participar participaría desde fuera.

    Saludos con mucho respeto

  2. JOSEP LLUIS PONS CASASNOVAS dice:

    Sant Joan, se han convertido en fiestas turísticas más que del campo. No vienen campesinos de otros lugares de España a celebrar las fiestas. Ahora los palacetes nobiliares van a ser chic hoteles. Preveo dos Sant Joanes pronto, el turístico y el Sant Joan Privé, para franceses adinerados y sus proveedores menorquines.
    Y si no tiempo al tiempo. Sant Joan està descontrolado, ya no lo dominamos sa gent de Ciutadella. Los Nobles adinerados son los que pudieron vender sus terrenos palmo a palmo con las parcelas, los nobles que no han podido vender sus tierras como los de La Vall no han hecho el dinero como los nobles de Calan Blanes, y a estos nobles desvencijados los que non se han lucrado del turismo les debemos también un respeto. Y los nobles que han hecho fortuna con el turismo que lo reconozcan pero que no nos caiga tanto la baba por ellos por que ha tenido solo suerte.
    Por eso creo que institucionalmente es de derecho obligado que S’ Homo d’ es Be, cada año llegue a un hotel de una urbanización aunque sea que lleguen en autobús porque el dinero en esta isla entra con el turismo, máxime cuando esta programado reconvertir palacetes de nobles en hoteles chic.
    Un poco de respeto a la industria turística. O es Sant Joan un tabú y no se puede hacer critica de las fiestas.
    Yo considero que Sant Joan no son siempre <> . Sant Joan no es Non Plus Ultra, no hay nada mas allá de Sant Joan no es verdad. La tradiciones son vivas y se regeneran con añadidos, si no tenderemos pronto un Sant Juan que no podremos defender

Leave a Reply