Quadrado y Francesc d’Albranca

Coinciden, en este 2019, el bicentenario del nacimiento del ilustre intelectual menorquín José María Quadrado Nieto (Ciutadella, 1819-Palma, 1896) y el noventa aniversario del fallecimiento del médico y folklorista Francesc Camps i Mercadal, Francesc d’Albranca (Es Migjorn Gran, 1852-1929). La trayectoria vital y toda la obra de estos dos homenots de Menorca está marcada por un intenso catolicismo militante, rasgo que descubrimos en sus escritos periodísticos, libros y la ideología que impregna sus ensayos e investigaciones. Miquel Pons-Portella, que ha analizado a fondo el legado de es doctor Camps , destaca su compromiso católico y su firme rechazo al laicismo. Con Angel Ruiz y Pablo (Es Castell, 1865-Barcelona, 1927) el inquieto hijo de los payeses del lloc Albranca tuvo una presencia constante y destacada en la prensa menorquina de la época, además de promover la fundación de la Adoración Nocturna en Es Migjorn Gran.

José Mª Quadrado, asociado a la antigua definición del polígrafo balear , se formó con los jesuitas en el colegio de Montesión de Palma. El periodista y escritor nació en Ciutadella pero desde muy niño, tras el temprano fallecimiento de su padre, su familia se trasladó a Palma, donde desarrolló su actividad profesional como archivero y literato. El autor de “Forenses y ciudadanos” fue uno de los introductores en Balears del Romanticismo frente a la Ilustración, que supuso el arranque de la Renaixença en las Islas. Activo militante católico, promovió intensas campañas a favor de la unidad religiosa. Los razonados argumentos de Quadrado fueron decisivos para que Ciutadella mantuviera la sede episcopal frente a las pretensiones expresadas desde Maó.

La relación con Francesc d’Albranca y la figura polifacética de quien fue discípulo y admirador de Jaime Balmes será analizada este año en las XVII Jornades de Recerca Històrica de Menorca, que convoca la Societat Històrico-Arqueològica Martí i Bella.

Leave a Reply