9 años para la licencia del hotel Can Sastre

Cuando, el 1999, Josep Sastre Bagur decidió transformar en hotel urbano la casa donde la familia había vivido durante generaciones, no podía imaginar que necesitaría nueve años de trámites, proyectos y gestiones en las administraciones para conseguir las licencias.

Aquella vivienda, con tantos recuerdos y vivencias compartidas por la familia Sastre, es la casa situada en Sa placeta del Roser, en pleno centro histórico de Ciutadella, donde durante años estuvo abierta la mítica pastelería «La Sin Nombre».

Cena en el hotel Savoy de Londres a 245 euros el cubierto. A diferencia Bel Busquets, vicepresidenta y consellera de Turismo del Govern, la vicepresidenta y consellera de Turismo de Menorca, Maite Salord, no retuiteó esta foto.

Tras nueve años de proyectos y memorias a cargo de arquitectos, aparejadores, ingenieros e instaladores para conseguir las autorizaciones municipales, de Turismo e e instituciones varias, y a pesar de los muchos días de desánimo y cabreo, gracias a que Josep Sastre Bagur no perdió la ilusión y fue perseverante, logró cerrar la compleja tramitación administrativa y consiguió abrir, por fin, el Hotel Can Sastre. Lo explicó el jueves en el Foro Menorca Banca March de la Empresa Familiar ante la mirada atenta de la vicepresidenta Maite Salord, el alcalde Francesc Ametller, la diputada Águeda Reynés y el conseller Miquel Company. Los asistentes aplaudieron al tenaz empresario de Ciutadella, hoy al frente de la tercera generación de los negocios iniciados en 1868 por la familia Sastre. No es un caso aislado, porque Bosco Triay Barber añadió, a continuación, que su familia había necesitado seis años de trámites en las administraciones para obtener los permisos y licencias que les permitieron inaugurar, el 2010, el hotel rural Binigaus Vell.

Naturalmente, el astuto alcalde Ametller dijo que en Es Mercadal estos trámites van más rápido que en otros ayuntamientos de Menorca y expresó su extrañeza ante la ausencia de proyectos para crear hoteles urbanos en su municipio cuando están proliferando en el resto de Menorca. Josep Sastre y Bosco Triay dieron en la diana cuando apuntaron a la inseguridad jurídica y la insoportable demora de las administraciones de Menorca al retrasar e impedir de facto proyectos e inversiones. La consellera Maite Salord dijo que los políticos también sufren la maraña de las normas para dar salida a sus proyectos. Entonces, ¿por qué no se ponen de acuerdo para suprimir tantas normas y agilizar, ya, los trámites administrativos?

Cena en el hotel Savoy

La vicepresidenta y consellera de Turismo de Menorca fue uno de los asistentes a la cena de gala celebrada el lunes en el hotel Savoy de Londres, organizada por la Agencia de Estrategia Turística de les Illes Balears (AETIB) y pagada por la Conselleria de Turismo del Govern. Pero Maite Salord no incluyó en su cuenta de Twitter la fotografía de los dirigentes de Més con pajarita que, en cambio, difundió la consellera Bel Busquets.

A 245 euros el cubierto -un precio considerado excesivo- esta cena tuvo un coste de 20.000 euros, además del desplazamiento de la Coral de la UIB a Londres para actuar en esta gala, que tuvo lugar en el marco de la World Travel Market. El menú consistió en quesos, corderos y postres franceses.

Francina Armengol decidió no asistir, y en cambio acudió Cosme Bonet, conseller de Economía y Hacienda del Consell de Mallorca.

«La cena de gala del Savoy crispa la relación ente el PSIB y Més», escribe el periodista Juan Luis Ruiz Collado, enviado especial de «Ultima Hora» a la feria londinense. Según Ruiz Collado, «estaba cantado que el patrocinio de la gala organizada por la AETIB iba a traer consecuencias. Las relaciones entre el PSIB y Més son casi inexistentes y solo se toleran porque forman parte del Pacte. La presencia del conseller de Turismo de Mallorca, Cosme Bonet, no ha sentado nada bien en el PSIB. Es más, el vuelo de Palma a Londres, en el que coincidieron Francina Armengol, Cosme Bonet, Miquel Ensenyat, Bel Busquets y representantes de Més y el PSIB en el Govern, fue como una tumba. Saludos fríos y miradas». ¿Y la cena de gala?

Desvela que «fue larga y muy aburrida» y «el resultado final es que el discurso de 15 minutos de la vicepresidenta Busquets quedó enmascarado en medio de un rosario de entregas de premios interminable». Por cierto, aún no hemos visto fotografías de Maite Salord con hoteleros menorquines en la World Travel Market de este año. El viernes, en la comisión de la Fundació del Foment del Turisme de Menorca, con varias ausencias, pusieron sobre la mesa el documento «La gestión del SICTED en Menorca. Propuesta de Ashome», presentada el 2017 a la entonces consellera María Sellarés.

Dos años después y a siete meses de la convocatoria electoral para renovar el Consell y los ayuntamientos se plantea lo que era, sin duda, una buena iniciativa, pero la Asociación Hotelera de Menorca y CAEB-Menorca, en desacuerdo con la actuación de la conselleria menorquina, no acudieron a la reunión del viernes.

La factura y el cap de fibló

Además de dejar a miles de menorquines sin electricidad y otros servicios durante 56 horas y paralizar la Isla, el cap de fibló del 28 de octubre también ha afectado a la factura del consumo telefónico del entonces conseller de Medio Ambiente, Javier Ares, del pasado mes de agosto, que asciende a 8.801 euros. Desde el Consell nos indican, este miércoles: «Aquest tema, donat a les conseqüències del cap de fibló, va quedar endarrerit«. Vaya. Un cap de fibló que tiene también efectos políticos y administrativos.

Añaden desde el gobierno insular: «S aportarà la documentació referent a la factura que ens demanes un cop l abonament estigui fet, ja que es considera per part del Consell que fins que no estigui l abonament fet, l expedient no està tancat. Segons la informació de la companyia, aquest abonament es farà dins el mes de desembre». O sea que, con un poco de suerte,hablaremos de la factura de Ares después de Sant Antoni. De agosto 2018 a enero 2019.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Quién redactó el Plan de Contingencia de Red Eléctrica para Menorca que la ministra Teresa Ribera anuncia ahora que será reforzado?

¿Quién ha visto y leído este Plan de Contingencia de REE y cuáles eran sus previsiones?

¿Traerán a Menorca grandes generadores, como los instalados en Formentera, para actuar en caso de gran apagón?

¿Está previsto el próximo desplazamiento a Menorca del presidente de Red Eléctrica de España, Jordi Sevilla?

¿Asumirá alguien responsabilidades por la interrupción del servicio eléctrico en Menorca durante 56 horas al no estar garantizado el suministro?

Leave a Reply