Aviones de CanaryFly en Balears

La aplicación del 75 por ciento de descuento para residentes en Balears ha provocado un crecimiento en la demanda y ocupación en los vuelos interinsulares.

En marzo pasado Air Nostrum anunció que un avión ATR-72 de CanaryFly volaría hasta septiembre en las rutas interislas de Balears.

Un contrato “wet lease”, el primero de la aerolínea canaria fuera del archipiélago, que fue presentado como una cuestión comercial y operativa en la que una aerolínea alquila a otra. Después Air Nostrum informó que estaba operando sus vuelos entre Mallorca, Menorca e Ibiza con aparatos de CanaryFly y DOT. Al efectuar la reserva en la página web se indicaba cuáles eran los vuelos de Iberia y los que correspondían a las otras dos compañías.

A pesar de las quejas de los usuarios por la utilización de unos aviones con deficientes prestaciones y servicios -incluso en septiembre pasado una aeronave de CanaryFly tuvo que ser retirada por graves deficiencias y un estado de deterioro general- esta práctica se ha generalizado y consolidado. Ahora es el sindicato Sepla en Air Nostrum quien manifiesta el “profundo malestar” de los pilotos de esta compañía “ante el continuo desvío de rutas de la franquicia de Iberia Regional a terceras aerolíneas y la precarización del empleo por contrataciones a través de subcontratas”.

La denuncia del Sepla va más allá al desvelar que “desde hace meses Air Nostrum viene cediendo rutas que operaba a otras aerolíneas como CanaryFly, DAT, DOT y Fly Compass, generando un enorme descontento no sólo entre los pilotos, sino también entre los pasajeros, que compran un billete de Iberia sin conocer quién será el operador final”. La externalización continuará en noviembre, cuando la compañía maltesa MedOps comience a operar rutas interinsulares de Iberia en Balears. ¿Algo que decir, objetar o gestionar, señores Francina Armengol, Susana Mora y Marc Pons?

 

Leave a Reply