El veto del PSOE y el PI a Montse Morlà

Son dos incógnitas distintas que se despejarán en dos fases sucesivas.

En las próximas semanas sabremos cuáles son, de los ocho alcaldes de Menorca investidos en junio de 2015, quienes aspiran a la reelección y en junio del 2019, quienes consiguen su objetivo.

Porque para ser reelegido y emprender un segundo mandato es preciso, primero, ser proclamado candidato.

Esta es la aspiración de Montse Morlà, truncada por el veto de quienes han sido -hasta abril de este año- socios de gobierno y hoy, junto con el PP, ejercen la oposición en el Ayuntamiento de Sant Lluís. Tanto el PSOE como el PI, que el 17 de junio de 2015 firmaron el pacto de la discordia con Volem, ya han transmitido que no apoyarán ni participarán en un nuevo gobierno municipal para el próximo mandato 2019-2023 en el que participe quien hoy está gobernando en minoría con los tres ediles de Volem Sant Lluís (Maria Teresa Martínez, Joan Miquel Pons Sintes y Remigio Lora).

El acuerdo que empezó mal y acabó peor. El 17 de junio de 2015 Teresa Borràs (PSOE), Montse Morlà (Volem) y el exalcalde Llorenç Carretero (el PI) firmaron el pacto de gobierno que saltó por los aires en abril de este año. Los semblantes de Borrás y Carretero ya hacían presagiar la catástrofe. Foto: GEMMA ANDREU

De facto el PSOE y el PI están vetando la continuidad de Morlà, que al sentirse rechazada y muy cuestionada en el seno de Volem, dio el salto y se incorporó a Més per Menorca, donde fue acogida.

¿Cuál será la fórmula para repetir un gobierno de izquierdas en Sant Lluís, apoyado por el PI? Implicará la designación de otro candidato a la alcaldía que no se llame Monserrat, llamada al sacrificio político para ofrendar su cabeza a Teresa Borrás y Llorenç Carretero, muy dolidos tras ser expulsados del paraíso del gobierno local.

En este escenario, el candidato a la alcaldía de Volem sería el segundo teniente de alcaldía, Joan Miquel Pons Sintes, que tiene delegadas las áreas de Economía y Hacienda, Seguridad y Movilidad (que incluye Policía Local y Protección Civil), Fomento del Empleo, Turismo y Empresas, y Servicios Generales (que incluye Personal). Este ocurre el gestionar Sant Lluís con solo tres ediles.

¿Y doña Montse? Més per Menorca le buscaría acomodo en la candidatura para otra institución, aún por definir. El 16 de diciembre serán elegidos los números 1 que encabezarán las candidaturas al Consell y al Parlament en las elecciones de mayo. Y el 17 de febrero, el resto de integrantes de las listas, en un proceso que controlan Francesca Florit, Pilar Pons y Fanny Riudavets. En caso contrario, la hoy alcaldesa deberá reincorporarse, muy a su pesar, a su actividad docente como profesora de Educación Física.

PERE MOLL TAMBIÉN

También quisiera repetir al frente de alcaldía de Es Migjorn Gran el actual primer edil, Pere Moll Triay, en situación de equilibrio inestable, y que, como Montse Morlà, gobierna en minoría desde que el PSOE pasó a la oposición al no lograr que prosperase la anunciada moción de censura.

Moll es consciente de su precaria situación, con temas pendientes en sede judicial que pueden saltar en cualquier momento, y que hasta el final del mandato depende de los apoyos puntuales del PP-Es Migjorn, lo que irrita y pone de los nervios a los concejales socialistas. Descartada la fórmula de la agrupación de electores, el alcalde de Es Migjorn miró hacia el PI de Jaume Font como hipotética plataforma para encabezar una candidatura en mayo del 2019. Sería otro ejercicio de funambulismo político en el microcosmos de Es Migjorn, donde María José Camps, Elena Baquero y Joan Mascaró escrutan en la agrupación socialista para resolver quien encabezará la próxima lista municipal que se batirá con la candidatura del PP, liderada por la presidenta local Antonia Camps Florit. ¿Optarán por el exalcalde Pere Riudavets i Fayas?, forzado a dimitir tras ser inhabilitado, y que hoy de nuevo es concejal. Aunque hay quienes advierten que ello sería como entrar en la máquina del tiempo.

LOS PLATOS FRÍOS

La tramitación, en el Parlament, de la Llei de Camins ha provocado un serio rifirrafe entre el PSOE, Podemos y Més per Menorca.

Ocurrió el miércoles. Al día siguiente Més per Menorca anunció que no apoyará esta ley “ante la decisión del PSIB y Podem de no aceptar las enmiendas que procedían del Consell de Menorca, y que permitían que la ley mallorquina en tramitación fuera extensible a Mallorca”. Prosigue el comunicado de Més: “los soberanistas pedirán [¿no sería más lógico utilizar el pediremos ?] a estos dos grupos parlamentarios que reconsideren su postura y dejen de vetar y marginar a Menorca”. El mismo día contestó Podemos para anunciar su “total apoyo” a la Llei de Camins: “nuestro voto contrario a las enmiendas de Més per Menorca es debido a que no respetan la participación de la sociedad civil menorquina y los plazos para las alegaciones, que desde Podemos consideramos fundamentales para que la ley se adapte de la mejor forma a Menorca”.

No hubo comunicado de respuesta del PSOE a Més, porque al concluir la ponencia parlamentaria ya se había registrado este pedagógico diálogo político:

Josep Castells (Més): Ja veig que no es compleixen els pactes.

La venjança es serveix en plat fred.

Damià Borràs (PSOE): Atenció, els plats freds hi ha vegades que s indigesten.

(Continuará, naturalmente).

Por la derecha se anuncia la implantación de Vox en Menorca y por la izquierda la exdiputada de Podemos Monse Seijas -tras calificar a Mae de la Concha de “un monigote más y quien manda de verdad es Madrid”- anuncia que concurrirá a las elecciones del 2019. En octubre decidirá “si vamos como una lista independiente o en la plataforma Actúa de Gaspar Llamazares y Baltasar Garzón en la que, además, están muchos intelectuales”. Y esto no ha hecho más que empezar.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Cuántos hortals quedarán fuera de ordenación si se limita su superficie a 90m2?

¿Aprobará la UE la supresión del tope de la ley de minimis (200.000 euros en tres años) en las ayudas al transporte de mercancías?

¿Responderá el conseller Miquel A. Maria la carta sobre la carretera que le remitió el exconseller Luis Alejandre?

¿Pagará Trapsayates a Autoritat Portuària el canon del 2018 para los amarres del Moll de Llevant que asciende a más de 700.000 euros?

¿Por qué el PSOE votó finalmente a favor de la moción para reducir el IBI durante el 2019 en Es Migjorn Gran?

 

Leave a Reply