Transparencia con registro de entrada

Atiende, el periodista, la llamada-reprimenda del conseller de turno y cumple disciplinadamente sus instrucciones. El derecho a la información y el ejercicio de la transparencia -más allá de su mero enunciado, que siempre queda bonito- exigen registrar en la sede del Consell una petición por escrito para que la redacción de MENORCA “Es Diari obtenga una copia del informe emitido, el 7 de marzo pasado, por la responsable del Servei de Patrimoni, M. Cristina Rita, “en relació a l’afectació de les obres de la carretera general a les navetes d’enterrament de Rafal Rubí”.

La solicitud administrativa, con RE 1152/2018, de 16 de mayo, es respondida dos días después por el conseller Miquel A. Maria Ballester, que adjunta el hasta entonces secreto informe “relatiu al viaducte de Rafal Rubí”. La conclusión de la exdiputada autonómica del PSOE consiste en que “considera necesaria la elaboración de un informe sobre las afectaciones visuales a los bienes del patrimonio histórico de Menorca y al paisaje cultural por una persona especialista en paisaje”. O sea, de informe a informe, cuyo origen hallamos en la petición para “analizar y reconsiderar la solución del viaducto en construcción frente a las navetes de Rafal Rubí”, formulada el 7 de febrero por Enric Taltavull, presidente de la demarcación de Menorca del Colegio de Arquitectos Miquel Angel Limón, presidente del Institut Menorquí d Estudis Margarita Orfila, presidenta del Ateneu Carlos Coll, presidente del GOB Montserrat Anglada, vocal de Menorca de la sección de Arqueología del Colegio de Doctores y Licenciados de Balears y Carolina Desel, directora del Museu de Menorca. Hubo entidades menorquinas que declinaron firmar esta petición.

La consellera Cladera. Sonrisas y lágrimas. En octubre de 2015 Catalina Cladera se reunió con Maite Salord y Susana Mora, que aún no se habían intercambiado la presidencia. Ahora Salord y Mora quieren que Cristina Gómez lidie las ‘bestretes’ con la astuta consellera poblera y socialista

Cuando se puso a exposición pública -durante el anterior mandatoel proyecto de las obras de la carretera en el tramo Maó-Alaior ningún técnico del Servei de Patrimoni del Consell ni tampoco ninguno de los seis firmantes de esta solicitud efectuó queja, advertencia, reclamación u objeción. Pero ahora hay que hallar algún pretexto para justificar el derribo del viaducto de Rafal Rubí. Para ello se aplica la fórmula magistral del “ya que nos lo piden, vamos a encargar un informe externo”. ¿Por qué no quieren asumir esta responsabilidad los funcionarios del Consell? El informe bis, que debe estar redactado a finales de junio, ha sido encargado al geógrafo paisajista Rafael Mata, que forma parte del equipo revisor del Plan Territorial Insular. El doctor Mata, catedrático de análisis geográfico regional en la Universidad Autónoma de Madrid, “ha recomendado a su compañero de departamento, Daniel Ferrer, para ayudar en la redacción del estudio e informe”, según informó el Consell el 10 de mayo.

Naturalmente, nadie pone en duda cuál será el resultado y las conclusiones del informe que, contrarreloj, elaborará el compañero recomendado por su jefe de departamento. Ferrer Jiménez ejerce como profesor ayudante y su tesis versó sobre la conservación de la naturaleza y el desarrollo local en Chile, centrándose en el parque nacional Torres del Paine y la ciudad de Puerto Natales. Más garantía nos daría si hubiera estudiado estos mismos aspectos en Menorca.

El debate se sustancia entre una afectación visual (Patrimonio) que irrumpe de repente como elemento nuclear del proyecto paralizado y la mejora de la seguridad para la circulación rodada (Carreteras).

En el Ministerio de Fomento siguen con atención los pasos que está dando el Consell de Menorca en esta obra pública, financiada por el convenio de carreteras. ¿Cómo justificará el informe del profesor asociado Daniel Ferrer el derribo de la estructura del viaducto, ya construida? En este caso, ¿quién asumirá el coste y demoras de la demolición?

“Con vigencia indefinida”
Quienes antes reclamaban la tarifa plana, atribuyen ahora a “la presión de los partidos no estatales y la sociedad civil balear” la consecución del descuento del 75 por ciento para los residentes en territorios extrapeninsulares en los trayectos con la península.

Quien aprueba esta medida y la incorpora en los Presupuestos Generales del Estado de este año es el Gobierno del PP.

Forma parte de los acuerdos con otras formaciones en el Congreso de los Diputados, como el PNV, al carecer Rajoy de la mayoría parlamentaria suficiente. Pero el PSOE no aprobará estos presupuestos que aumentan del descuento de residente del 50 al 75 por ciento en las rutas con la península. Exigir y reclamar desde la oposición es fácil, sobre todo cuando gobiernan y deben pactar son otros.

En este contexto contextualizamos la enmienda de adición registrada el jueves por el Grupo Parlamentario del PP en el Congreso para añadir que “se autoriza al Gobierno para que, durante el 2018 y con vigencia indefinida” el 75 por ciento de descuento. El siguiente paso consistirá en blindar esta medida mediante su integración en el Régimen Especial que negocian con discreción, a tres bandas, la socialista Catalina Cladera, la consellera de Hacienda del Govern que quiere cobrar las bestretes al Consell de Menorca Gabriel Company y Antoni Costa, en nombre del PP balear y el siempre correoso ministro Montoro.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Optará Nati Benejam a liderar la lista al Consell de Podemos o repetirá en Ciutadella?

¿Cuáles son las ubicaciones alternativas que barajó y valoró el Grupo Juaneda para construir la nueva Clínica Menorca en Ciutadella?

¿Cuándo afrontará el Consell la creación de una ruta, alternativa y realmente operativa, a la carretera entre Ferreries y Ciutadella?

¿Cuál será el futuro de Villa Luisa, tras desistir los promotores del geriátrico de ejecutar este proyecto?

¿Qué medidas se aplicarán para reducir la elevada concentración de nitratos en el municipio de Maó?

 

Leave a Reply