Archive for abril, 2018

Hoteles de Son Bou: ¿a la carta o menú?

martes, abril 3rd, 2018

El Govern del Pacte-1, porque en marzo del 2017 Més per Menorca ya se marchó, tiene tres frentes abiertos que le incomodan, especialmente con Menorca, en este año tan preelectoral: el decreto del catalán en la sanidad pública, que ha provocado el surgimiento -precisamente en Menorca-, de la plataforma Mos movem, una erizada cuestión que provoca discrepancias tanto en el seno del PSIB-PSOE como entre los socios del Govern.

Podemos califica este tema de «asunto delicado». El decreto sigue paralizado mientras aumenta la indignación de Més y se oyen con más claridad las voces del PSOE que piden una reflexión sobre la conveniencia y oportunidad, o no, de aprobarlo. Los socialistas quieren parar, ya, las movilizaciones que está provocando entre médicos y otros profesionales sanitarios, así como la percepción ciudadana de que es una imposición política que no beneficia a la asistencia sanitaria.

Del alquiler a los hoteles de Son Bou. El mismo día que Susana Mora destapa la caja de la revisión del PTI, Misericordia Sugrañes presenta la alternativa para los hoteles Milanos-Pingüinos. En el despacho de la presidenta del Consell se amontonan las cajas con las críticas a la propuesta del alquiler turístico. Foto: GEMMA ANDREU

En segundo lugar, el decreto de las escoletes, paralizado por las protestas que ha generado en la comunidad educativa menorquina y todos los partidos de la Isla, PSOE incluido. El rechazo menorquín se sustanciará en una proposición que debatirá el pleno del Parlament.

En caso de salir aprobada, el Govern tendrá que recular y retirar este decreto.

La tercera cuestión es, naturalmente, el controvertido alquiler turístico que, a pesar de haber traspasado hábilmente el Govern a Consells y ayuntamientos, sabe que le acaba salpicando. Además de abrir nuevas fricciones entre quienes deberían ser socios y aliados pero son adversarios y competidores por un mismo espacio electoral -véase el desmarque de Gent per Ciutadella respecto al PSM y PSOE- ha tenido la virtud de fastidiar, irritar y digustar a todos. Tanto en Mallorca como en Menorca, mucho más restrictiva, las propuestas de los consells no satisfacen a nadie.

Las incoherencias
El gran error de la propuesta del Consell para regular el alquiler turístico en Menorca consiste en su incoherencia, que, al carecer de un criterio homogéneo, tiene un grave efecto discriminatorio, con unos menorquines perjudicados y otros beneficiados.

El principio inspirador de la prohibición general de esta actividad en todos los núcleos urbanos y en todo el suelo rústico de la Isla -con independencia de su clasificación y su nivel de protecciónchoca con la excepción de Fornells, que sería aplicable a otras zonas de Menorca la protesta de los vecinos de Cala Llonga, que rechazan el veto impuesto por el Consell el desmarque, sensu contrario, de los residentes en Es Murtar las críticas de los alcaldes de Alaior, Es Castell y Es Migjorn el desacuerdo de El PI, que rompe la unidad en el gobierno de Sant Lluís las alegaciones que anuncian los ayuntamientos de Maó y Ciutadella y la contundente crítica de PIME. Para la federación empresarial menorquina, la regulación que pretende aplicar el Consell, además de llegar tarde y mal, ni ordena, ni resuelve ni afronta el problema, porque se seguirán alquilando viviendas en toda la Isla. Como hasta ahora, sumergidas en la economía local opaca. Naturalmente, el PP-Menorca anuncia que, si recupera en mayo de 2019 el gobierno del Consell, una de las medidas de los primeros cien días será la derogación de esta norma, cuestionada y muerta antes de nacer.

«El alquiler no es malo»
Falta sensibilidad y sobra radicalismo. Escuchemos a Víctor Cornell, abogado de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH): «Mucha gente de la PAC ha podido pagar sus hipotecas gracias a que han ofrecido sus viviendas para alquiler vacacional», afirma.

A favor, de acuerdo, ¿pero cómo se regula? «Es tan fácil cómo ver cuántas propiedades tiene una misma persona. No es lo mismo un particular que alquila su piso que un fondo buitre que ha comprado veinte o treinta viviendas y las dedica a alquiler turístico», responde Cornell. A continuación añade: «alquilar un piso los meses de verano como ayuda para pagar la hipoteca no es negativo.

El problema es que también ha sufrido una burbuja y ha habido quienes han acumulado pisos para especular y sin pagar los impuestos.

Esto ha provocado un lógico rechazo al alquiler vacacional, pero como idea no es mala».

En ningún momento aparecen los tres conceptos -veto, prohibición y restricción- con los que el Consell de Menorca no da respuesta a la antigua demanda de la ordenación del alquiler vacacional, pero además la agrava.

Las casuísticas
La propuesta de la alcaldesa de Alaior, Misericordia Sugrañes, para los hoteles de Son Bou pilla con el pie cambiado a la izquierda y descoloca a Junts per Lô, con el GOB que quiere dinamitar los dos establecimientos. Susana Mora dice una cosa y otra, distinta, al mismo tiempo. Afirma que «no hará una revisión del PTI a la carta» y también admite que «existen casuísticas concretas que necesitan un trato personalizado».

¿En qué quedamos, señora presidenta? ¿A la carta (casuística personalizada) o menú (PTI)? Todo lo que implique reducir alturas será aceptado. Este asunto ya estaría resuelto si se pudiera aplicar el decreto del Govern para acelerar sus proyectos y soslayar los trámites y «papeleo» que exige a los ciudadanos corrientes.

Siempre gana la administración.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Seguirán aumentando los ‘hortals’ ilegales, con o sin PTI?

¿Cuándo conseguirá reparar el Consell los molinos averiados del parque eólico de Milà?

¿Acabará retirando el Govern el decreto para regular las escoletes, que provoca un amplio rechazo en Menorca?

¿Devolverá Trapsa a Autoridad Portuaria los amarres del Moll de Llevant de Maó?

¿A qué se refiere el comité de empresa de Quesería Menorquina cuando «reclama más implicación del Govern»?

¿Estarán concluidas la revisión del PTI y del Plan General de Ciutadella antes de acabar el actual mandato?

 

Podemos y PSOE: del rechazo al pacto

domingo, abril 1st, 2018

Con el 90 por ciento de opositores que cayó en la primera prueba para las 45 plazas del cuerpo superior de la Comunidad Autónoma -de los 605 presentados sólo aprobaron 60- y la impugnación de los interinos a las oposiciones en Educación por «fraude de ley», en el Govern Armengol ya se preguntan si la convocatoria de oposiciones en año electoral es acertada. Provocará frustraciones, conflictos y decepciones que pasarán factura política en mayo de 2019.

Las oposiciones siempre las carga el diablo, porque recurren quienes no aprueban o se consideran injustamente eliminados.

Susana Mora, de bolos por Es Migjorn. La presidenta del Consell fue el lunes a Es Migjorn, en un acto organizado por el PSOE local, para explicar inversiones públicas en proyectos de infraestructuras y servicios . Los acompañantes de Mora superaron a los migjorners asistentes

Susana Mora, de bolos por Es Migjorn. La presidenta del Consell fue el lunes a Es Migjorn, en un acto organizado por el PSOE local, para explicar inversiones públicas en proyectos de infraestructuras y servicios . Los acompañantes de Mora superaron a los migjorners asistentesUn ejemplo: cinco doctores en Filología no han sido capaces de ponerse de acuerdo en qué quería preguntar exactamente el Govern en una oposición para limpiadores. La cuestión, planteada en el ejercicio práctico de una convocatoria de 2011, ha desembocado en un procedimiento penal en el que sólo la imposibilidad de repetir todo el ejercicio siete años después ha salvado de una condena a la Administración autonómica. La oferta pública de empleo en Educación, anunciada con vehemencia e ímpetu por el conseller Martí March, que debe iniciarse el Dissabte de Sant Joan, 23 de junio, depende de la impugnación a cargo de la Associació d Interins Docents de les Illes Balears. Los interinos reclaman la suspensión cautelar del proceso hasta que la Justicia haya dictaminado su legalidad al considerar que incurre en discriminación al no darles opción previa para consolidar todas sus plazas.

Sí, pero sin el PSOE
Las bases de Podemos en Menorca -128 inscritos- han decidido concurrir a las próximas elecciones municipales y autonómicas en coalición con otros partidos de izquierdas «del cambio» y mantener la marca del partido morado en las candidaturas.

Pero este acuerdo, aprobado con siete votos en contra y una abstención, excluye expresamente al PSOE, porque no es considerado ahora como una fuerza del cambio , aunque después de las elecciones los cargos públicos de Pablo Iglesias no tienen inconveniente en formar gobierno con los socialistas. O sea, no hay coaliciones preelectorales con el PSOE, pero en la hora suprema, cuando hay que optar entre ir a la dura oposición o el apetecido cargo institucional, no le hacen ascos a los pactos con quienes primero desprecian y ningunean.

Saben, en Podemos, que no prosperó la candidatura con Més y EM-EU al Senado por las exigencias de la dirección nacional. Ahora se diseñarán estrategias específicas para cada isla y para cada ayuntamiento, en clave local. Sant Lluís ha sido el municipio donde la propuesta para concurrir en coalición con otras formaciones ha obtenido menos apoyos, con sólo un 76,9 por ciento, frente al 97 de Maó, el 98 de Ciutadella y el cien por cien cosechado en Es Castell.

El día de la marmota
En el Ayuntamiento de Sant Lluís, aunque el pacto entre Volem, el PSOE y el PI, está roto de facto desde hace meses por la sucesión de desacuerdos entre quienes deberían ser socios y cada día son más adversarios, se mantendrá en la ficción hasta el final de mandato. Lo explica gráficamente el concejal Pedro Tudurí Mercadal, del PP, al calificar la situación en el municipio lluïsser de el día de la marmota .

«Ni dimisión, ni ruptura, ni nada de nada, la poltrona atrae más que el anillo del Señor de los Anillos», afirma Tudurí, quien añade: «Volem Sant Lluís, el PSOE y el PI gobiernan en este pueblo anclado en el tiempo y cíclicamente ocurre lo mismo, crisis y más crisis, dimisiones de concejales y continuas amenazas de ruptura de gobierno, como en Atrapado en el tiempo , pero la poltrona y la paga a final de mes les susurra a la oreja mi tesoooro , lo que interesa es apoltronarse cuanto más tiempo mejor». El PI local -o sea, el exalcalde Llorenç Carretero- intenta desmarcarse de una situación que cada día le incomoda más, pero no se vislumbra una salida a la migjornera . En Es Migjorn Gran el PP de Ramón Verdú, Manuel Triay y Ricki Camps, a pesar de seguir en la oposición, porque no han aceptado delegaciones de gestión y mantienen las denuncias en sede judicial contra Pere Moll, han impedido que el PSOE masacrara al alcalde, e influyen decisivamente en la gestión municipal. En Sant Lluís, Montse Morlà sabe que está en la cuerda floja, pero el fingido pacto del gobierno municipal seguirá hasta el final.

Sugrañes en Málaga
La alcaldesa de Alaior y presidenta del PP-Menorca, Misericordia Sugrañes, se ha desplazado a Málaga. De la mano del presidente de la Diputación, Elías Bendodo, ha vivido varios actos de la Semana Santa malagueña y, al mismo tiempo, se ha entrevistado con los ministros de Justicia y Cultura, Rafael Catalá e Iñigo Méndez de Vigo, a quienes planteó cuestiones menorquinas y les invitó a desplazarse a la Isla.

Filtraciones
Las presiones ejercidas sobre el Consell Consultiu por el decreto del catalán han motivado que Marta Vidal denuncie que «el análisis de la legalidad del decreto ha resultado afectado por consideraciones ajenas a la función consultiva y que se evidencian con las continuas filtraciones de las deliberaciones del alto órgano de consulta».

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Qué otros llocs de Menorca han sido valorados por el médico-empresario Víctor Madera para su adquisición?

¿Cuántas veces ya ha vendido y anunciado el Govern que construirá cuatro pisos sociales en Sant Lluís?

¿Qué datos provocaron que el Govern no apoye ni avale la opa de Quesería Ibérica sobre Quesería Menorquina?

¿Cuántas alegaciones motivará la aprobación inicial de la zonificación para el alquiler turístico y cuándo serán contestadas por el Consell?

¿Qué políticos menorquines han participado como cofrades y penitentes en las procesiones de Semana Santa?