Compromiso de los Rotger con Alaior

La trayectoria personal y empresarial de Vicente Rotger Buils (Alaior, 1916-Palma, 2014) marcó toda una época al reunir momentos de dificultad y de privaciones con una voluntad emprendedora, visión de futuro y acierto en las decisiones. Este próximo sábado el antiguo convento de Sant Diego acogerá un concierto de la Coral Studium Aureum con la que Joventuts Musicals de Alaior, en nombre de la población natal de “Don Vicente”, le rendirán público homenaje. En 1924 los Rotger se vieron obligados a marchar de Menorca por motivos económico. Se instalaron en Mallorca.

Vicente Rotger Buils, un niño que a los ocho años que vendía golosinas en el Teatro Balear, dos años después empezó a trabajar en el kiosko de Es Born con el sueldo de una peseta a la semana.

Aquel niño, que nunca dejó de sonreír, se hizo mayor y aquella familia de Alaior pasó a gestionar tres kioskos. Fundaron Distribuidora Rotger y lograron la confianza de las principales empresas editoras de Barcelona y Madrid para que los diarios de la península llegasen a las manos de los mallorquines. Después, a partir de 1958, con la intuición de la expansión del turismo, vinieron las publicaciones extranjeras, la edición de las postales turísticas y la empresa se consolidó como un potente negocio de distribución, con activos en otros sectores como el agrícola-ganadero, así como los hoteles Son Vida y Bellver. Vicente Rotger -definido acertadamente por Joana Maria Roque como un hombre en el que cada dia era el seu temps- cultivó siempre la música y el canto. Organizó inolvidables veladas en Son Ripoll y también llevó a cabo importantes inversiones en las fincas Sa Font y Son Ripoll, de Menorca, y Santa Catalina, de Menorca.

Sus hijos, Vicente y Margalida Rotger Rebassa, mantienen vivo el recuerdo y la memoria del hombre humilde y bueno que cedió su casa natal para convertirla en Espai Rotger. Es el compromiso de los Rotger con Alaior.

 

Leave a Reply