El sainete de las ‘escoletes’ en tres actos

Al ritmo, alegre, desenfadado y feliz de «la función va a empezar», el jueves se preparó y anunció la representación que tendría lugar al día siguiente, dentro y fuera de la sede del Consell insular. Los periodistas fueron convocados para ser los afortunados espectadores de «El sainete de las ‘escoletes’», cómico vodevil que acabó en tragicomedia, brindis con cava y la escenificación del desacuerdo que no cesa entre PSOE y Més por la regulación de la educación infantil 0-3 años que pretende aprobar y aplicar el Govern. Protagonistas estelares: Susana Mora, presidenta del Consell desde julio pasado gracias a Santiago Florit y María Cabrisas y Miquel Àngel Maria, conseller de Cultura y Educación.

Actores invitados del enredo: Nel Martí y Patricia Font, diputados autonómicos.

Susana, entre la oración y las disculpas. La presidenta del Consell, obligada a suspender la rueda de prensa que había convocado 24 horas antes, opta por invitar a cava para brindar por el año que empieza entre sobresaltos. Momento complicado, al notar en la espalda el aliento ardiente de los cargos de Més. Foto: JAVIER COLL

«De momento»
El jueves, a las 13.31 horas, difundió la responsable de Prensa del PSOE-Menorca, Joia Enrich Benejam, una nota de dos párrafos titulada «El Govern balear se compromete a paralizar la tramitación del decreto de las guarderías y priorizar el debate social».

No se refirió a la educación infantil ni a las ‘escoletes’, sino a las guarderías. Más de uno torció el gesto. El comunicado del Partido Socialista alude al «debate surgido en la quinta Conferencia de Presidentes celebrada en diciembre en Mallorca, a la que asistió [por este orden] la secretaria general del PSOE-Menorca y presidenta del Consell, Susana Mora». Explica después el PSOE-Menorca que «el Govern balear, presidido por Francina Armengol, se comprometió, tal como pidió Mora, a paralizar, de momento, el proceso de tramitación del decreto que ha de regular el servicio y la actividad de las guarderías». Un acuerdo de naturaleza institucional divulgado a través de una nota de prensa de un partido.

Dos horas después, a las 15.27 del jueves, la directora insular de Comunicación del Consell, Magdalena Arnau, adscrita a Presidencia, convoca rueda de prensa para el viernes a las 10.30 horas a cargo de la presidenta Mora Humbert y el conseller Maria Ballester.

Tema a tratar: «Posicionamiento del Consell insular sobre las ‘escoletes’» no guarderías.

Primer acto
Esta rueda de prensa no se llegó a celebrar, pero hubo declaraciones, a cargo de Més per Menorca e invitación a cava, por gentileza de la presidenta Susana, a los periodistas que presenciaron el sainete en tres actos. A primera hora de la mañana PSOE y Més ya sabían que se iba a suspender. Por ello aparecieron en escena los actores invitados, que actuarían después. Pícaras sonrisas.

Podemos no está ni se le espera. Empieza la función. El conseller Miquel A. Maria comunica que la rueda de prensa se ha cancelado y que «la presidenta lo explicará». Extrañeza. Mora abandona el despacho y empieza a cantar. Con sonrisa forzada, entre la oración y la disculpa confirma que no habrá comparecencia.

Nota Susana en su espalda el filo de la mirada socarrona y el aliento ardiente de los tres cargos de Més -socios, pero adversarios del PSOE- que observan el número, inédito en la historia del Consell-, de una presidenta, obligada a entonar «O mio babbino caro».

Segundo acto
Drama. El plañido musical de Susana Mora no enternece a Martí, Font y Maria, que endurecen la tensión escénica y marcan aún más distancias cuando oyen:

O, Dio, vorrei morir!

Babbo, pietà, pietà!

Prosigue la función con el mutis por el foro de los dirigentes de Més, que reaparecen en otro escenario, con cambio de vestuario.

Miquel A. Maria trueca la americana de conseller de Cultura por la chaqueta de miembro de la ejecutiva de la coalición econacionalista.

Fuera del Consell, desvela el motivo de la suspensión de la rueda de prensa: la consellera de Servicios Sociales del Govern, Fina Santiago, celebra reuniones para defender el decreto que reordena la educación infantil «a pesar de que el Govern se ha comprometido a paralizarlo». Añade M.A. Maria que «las reuniones de la consellera generan una reacciones que hace que nos temamos lo peor». Y críticas de Més a CCOO: «es un disparate reclamar a través de este decreto que se creen guarderías en las empresas, mediante una subvención del Govern». El «de momento» del PSOE se incumple.

Tercer acto
Regresan los periodistas a la sala de prensa, donde les espera la presidenta Susana. Brindis con cava para un año preectoral en el que la realidad volverá a superar la ficción. Més difunde a las 13 horas un comunicado en el que exige al Govern cumplir los ‘Acords’ e impulsar el plan educativo para la etapa 0-3 años.

En Palma, Francina Armengol relee con atención el artículo «Guarderías», de Marc González, publicado el 8 de diciembre: «Hace años que en Menorca funciona un modelo educativo que los consellers Galmés y Llinás quisieron importar y extender a todo el archipiélago, para lo cual se nombró al menorquín Vicenç Arnáiz director del Institut de Primera Infància del Govern. El modelo Arnáiz fracasó estrepitosamente, no sin antes llevarse por delante a decenas de centros que intentaron incorporarse a una red de semipública cuya financiación debía provenir de los ayuntamientos, vía subvenciones».

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Amparan las normas y planeamientos urbanísticos los proyectos que promueve la nueva propiedad francesa de Sant Patrici (Ferreries)?

¿Qué ha pasado con el proyecto de recarga del acuífero de Migjorn con aguas regeneradas para evitar la salinización?

¿Cuál será el pronunciamiento de los tribunales sobre las denuncias por el bloqueo de los proyectos de Santandria?

¿Cuándo empezará a andar la comisión municipal de investigación que debe analizar cuatro mandatos en Sant Lluís?

¿Habrá acuerdo el 12 de enero en la reunión Consell-alcaldes para definir la zonificación del alquiler turístico en la Isla?

 

Leave a Reply