Álvarez Pallete, también en Menorca

Con el PSOE que mantiene activado a fondo el modo electoral desde principios de año, nos encontramos con que los controladores aéreos imputados como autores del delito de sedición por el caos aéreo provocado en el puente de diciembre de 2010 han aceptado indemnizar con quince millones de euros a los afectados. Esta semana el Constitucional ha avalado que Navarra pueda expropiar viviendas cuando hayan estado desocupadas durante dos años, siempre y cuando los propietarios sean bancos o empresas del negocio inmobiliario una sentencia que tendrá repercusión en Balears.

El alquiler turístico, más restrictivo en Menorca que en las otras islas, ya se encuentra bajo la lupa de la Justicia, sin aún haber sido aprobada la famosa zonificación. Las decisiones finales corresponderán al Tribunal Supremo y a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Los primeros síndicos de la democracia menorquina. José Barber Allés, Gràcia Seguí Puntas y Emili de Balanzó admiten su inexperiencia, pero les duele más el desconocimiento de los menorquines sobre la existencia y las funciones de la Sindicatura de Greuges, que ya da sus primeros frutos. Foto: GEMMA ANDREU

Dos exconselleras de Turismo del PSOE -Joana Barceló en el Govern y Bel Oliver en el Consell de Mallorca, hoy diputada del Parlamenthan sido citadas a declarar por las defensas de los tres funcionarios de la Conselleria de Turismo imputados en el caso Rocamar de Sóller. Sin noticias sobre la inacabable tramitación judicial de los casos Citur y Nerer , donde se invocará la atenuante, muy cualificada, de dilaciones indebidas y gran retraso, e incluso el archivo. También se demoran las decisiones sobre las denuncias de Es Migjorn Gran.

Al sol de Menorca
Como Isidre Fainé, Sol Daurella y Salvador Alemany, también José María Álvarez-Pallete escoge Menorca por los mismos motivos.

El presidente de Gas Natural Fenosa y la Fundació La Caixa la presidenta de Coca-Cola European Partners y el presidente de Abertis coinciden con el presidente de Telefónica en que Menorca es un remanso de paz en un entorno natural privilegiado que les garantiza intimidad, seguridad y privacidad. Les gusta practicar el ver sin ser vistos .

El anonimato del que disfrutan en la Isla es uno de los activos que más valoran. Fainé opta por descansar cada año, en julio, en el entorno de Sant Tomàs, en un establecimiento hotelero situado a escasa distancia de la casa que adquirió el exjefe de gabinete de Mariano Rajoy, Jorge Moragas, hoy embajador permanente de España ante la ONU.

En cambio, Daurella, Alemany y Álvarez Pallete cuentan con vivienda propia en la Isla. En la decisión del presidente de Telefónica influyeron decisivamente Kim Faura, propietario de casa en la Isla, y Cuqui Samaniego, la esposa de quien relevó a César Alierta.

Pallete -cuyas pasiones son la familia los maratones, como el de que corre cada año en Nueva York y el Real Madrid- es un buen ejemplo de cómo dirigir una multinacional y no tener miedo a usar una cuenta en Twitter. Según Andrés Rodríguez, el presidente de Telefónica maneja personalmente su cuenta @jmalvpal: “Copia y pega los mejores titulares de la cuentas tecnológicas o deportivas que sigue. No emite opinión ni contesta, se limita a reproducir otras noticias que le parecen dignas de mención. Y todas las quejas que le llegan las remite al departamento de atención al cliente de la compañía”.

Síndicos desconocidos
Los tres animosos y esforzados integrantes de la primera Sindicatura de Greuges de Menorca -Emili de Balanzó, Gràcia Seguí Puntas y José Barber Allés- siguen siendo desconocidos por una gran mayoría de los menorquines.

En un sincero ejercicio de autocrítica admiten su inexperiencia en esta institución creada ex novo, pero ponen el acento en “el general desconocimiento que la mayoría de nuestros conciudadanos tiene de lo que es y de lo que puede llegar a significar el hecho de contar con la existencia de un organismo tan democrático como este, cuya responsabilidad consiste en la defensa y tutela de los derechos humanos de todos los habitantes de la Isla en sus relaciones con el Consell de Menorca”.

Preocupa que una institución de tanta relevancia sea tan desconocida.

El desinterés de la ciudadanía se traduce en una mínima asistencia a los actos de presentación de los Presupuestos que organiza el Consell. El trabajo de la Sindicatura está dando sus frutos, con la propuesta de consensuar las ordenanzas municipales de ruidos en los ocho ayuntamientos de la isla la justa reclamación de médicos especialistas en alergología, la reivindicación de la falta de pediatras, y dar un uso adecuado al amplio espacio situado sobre la estación de autobuses de Maó… que depende de Serveis Ferroviaris de Mallorca. Hallamos el origen de muchos problemas en la duplicidad de administraciones y competencias mal distribuidas y peor gestionadas.

El desplome de Podemos
Escribe Joan Riera en “Brisas”: “La pérdida de empuje de Podemos, la decepción de sus adormecidas bases y la acelerada pérdida de ilusión no pasa desapercibida. Los socialistas vuelven a respirar.

Ya no ven en los podemitas el implacable competidor que amenazaba en convertirlos en partido minoritario. La izquierda clásica huele buenos bocados tras el previsible desplome de Podemos, partido que ha extraviado las ideas y el proyecto, y por tanto, la unidad. De aquellos millares de activistas de los círculos apenas quedan en activo unos pocos puñados”.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Resultará suficiente el aumento en 30.000 euros para evitar que vuelva a quedar desierta la adjudicación de las obras de Maó-Es Castell?

¿Asumirá alguien responsabilidades políticas por los 200.000 euros de intereses que debe pagar el Consell por el inútil recurso de Princesa Son Bou?

¿Estará redactado en cinco meses el documento con los criterios de gestión para las escoletes ?

Si PSOE y PI se lavan las manos, y el PP critica la elección, ¿quién escogió el cartel del Dia de la dona de Sant Lluís?

¿Logrará reordenar APB los amarres del puerto de Maó con menos privilegios, sobre todo para los de uso taller?

 

Leave a Reply