Archive for febrero, 2018

Joan Roca: memoria culinaria y modernidad

jueves, febrero 22nd, 2018

Sostiene que «lo más importante es hacer feliz a la gente con tu cocina» y afirma que «el éxito no es solo que la comida esté buena, sino tener en cuenta a las personas». Es Joan Roca i Fontané (Girona, 1964) que hoy, de la mano de Borja Matoses, se desplaza a Menorca para reflexionar, conversar y hablar en voz alta -pero sin levantar mucho la voz-, sobre la cocina menorquina y la excelencia de nuestros productos locales. Ni las distinciones ni las estrellas Michelin alteran el carácter sosegado y sencillo de quien ha sido reconocido como mejor chef del mundo, es doctor honoris causa por la Universitat de Girona, y El Celler de Can Roca, el restaurante que dirige y gestiona con sus hermanos Josep y Jordi es escogido como primer mejor restaurante del mundo por «The Restaurant Magazine». Joan Roca, que esta noche tiene cita a cuatro manos con Andoni Luis Aduriz en el Roca Moo de Barcelona, aplica su cultura, sensibilidad, talento, discreción, hospitalidad y creatividad a la transmisión de sabores, sensaciones, emociones y vivencias que describe en «Cocina Joan Roca a baja temperatura», un libro del que ha se escrito que «es para masticar con los ojos cerrados».

Porque tiene presente a su madre Montse y su iaia Angeleta, de cuyas recetas aprendió las bases de la cocina tradicional catalana.

«Comer en el restaurante de mi madre es un antídoto para protegernos del éxito. Comemos con ella alrededor de la mesa. Todos de pie. Es tocar el suelo cuando te dicen que eres el mejor restaurante del mundo. Nuestros padres hacen un menú a 11 euros en un bar de barrio. Es ver a los vecinos de toda la vida, un baño de normalidad», confiesa el mayor de los hermanos Roca, que hoy explica en el Hort de Sant Patrici las influencias culinarias y los recetarios que comparten Menorca y Girona, además de Josep Pla y la tramontana.

Joan Roca aúna memoria y tradición con inventos, audacia y modernidad.

 

El món vist des del carrer de Santa Bàrbara de Ciutadella

jueves, febrero 22nd, 2018

Resum de la comunicació presentada al Congrés Internacional Pau Faner. Ciutadella, 4 de novembre de 2017

Quan tenia setze anys, anava a entrevistar Pau Faner a la casa on vivia, al carrer Santa Bàrbara de Ciutadella, a l’altra banda del Pla de Sant Joan, en aquell indret llunyà de dalt es Penyals.

La mare d’en Pau, amb un somriure amable, donava la benvinguda i t’acompanyava a aquell estudi de la dreta, on el seu fill pensava, creava i escrivia.

Des d’aquella casa, Pau Faner observava amb atenció la imatge urbana de Ciutadella, l’skyline de la Medina Menurqa musulmana però el seu esguard abastava molt enfora, lluny de l’illa estant, on navegava sobre el mar, el temps i la història. La seva mirada arribava a tot el món i sa bolla, visitava països imaginaris, recorria ciutats llunyanes i un arcàngell’acompanyava en aquests viatges extraordinaris que va explicar per primera vegada a «Contes menorquins». Aquesta obra va ser proclamada finalista del premi Les Illes d’Or (1972) i publicada per l’Editorial Moll de Palma.

«Ciutadella es veia des de la nostra casa del camí de Santa Bàrbara, ventada pels vuit vents del món la casa que havia fet mon pare, en Doro Faner, amb l’ajut de mumare, na Paca Coll la casa on jo havia nascut, l’abril de 1949 la casa on vivíem amb la meva germana, na Clàudia Ciutadella es veia part d’amunt la paret seca d’allà davant, darrera la barana de sa Muradeta». [Paraules de Pau Faner en el lliurament de la Medalla d’Or de Ciutadella. Saló Gòtic de l’Ajuntament, 13-7-2012].

En setembre de 1975 Pau Faner, que tenia 27 anys, desvetlla: «Escric, senzillament, perquè m’agrada és allò que més m’agrada de les coses que sé fer, i també allò que me resulta més fàcil».

Però abans hi hagué un llarg periode de dubtes i incerteses entorn a la incipient vocació literària: «Vaig començar un parell de carreres que després vaig abandonar per a continuar els estudis de Filosofia i Lletres, que ara acabaré, per a llicenciar-me en Literatura Espanyola. Sempre vaig voler escriure, però no trobava el camí, una manera pròpia de fer».

Dubtà molt fins que, el 1971, poques setmanes després de la mort del pare, amb vint-i-dos anys, ho va veure tot molt clar: «Durant la darrera setmana d’aquell any vaig començar a escriure els Contes menorquins, i vaig dir-me que si allò no reeixia, mai arribaria a ser escriptor, i m’hauria equivocat. Però no va ser així, perquè va obtenir molt bon resultat». Enllestí les narracions en vint-i-tres dies perquè s’esgotava el termini per a enviar l’original. El darrer dia d’admissió ho acabà d’escriure i envià el text mecanografiat amb l’avió cap a Mallorca. Alea jacta est.

«Va anar molt bé, perquè va obtenir un molt bon resultat», assenyala l’autor. Tot i que aquella obra primerenca va provocar rodaments de cap al venerable mestre Francesc de B. Moll, Pau Faner va encertar amb un estil fresc i modern que trencava motlles i donava noves ales a la creació literària menorquina. Després del llarg silenci que ens feia retrocedir, en el temps, cap al segle XIX i la primera meitat del XX, amb els noms de Josep Maria Quadrado, Àngel Ruiz i Pablo i Màrius Verdaguer, apareix la fèrtil i portentosa imaginació del fill d’en Doro Faner i na Paca Coll.

En Pau va decidir ser escriptor per sempre més. La publicació de «Contes menorquins» anima al jove Faner. És l’empenta que necessita i que el condueix a continuar la seva tasca literària.

No defalleix. Tot bull i sorgeix en aquella casa del carrer de Santa Bàrbara, des d’on:

«Es veia un seguit de cases blanques i finestres verdes es veien els murs ocres de can Faustino, i els arbres de pisos dels patis senyorials, i l’esquena de pedra de la catedral, amb el seu campanar quadrat, i el Socors. Cap a la dreta es veia l’agulla de sa Piràmide, ben enmig del Born i sobre tot es veia el cel blau, el cel més blau del món, amb uns quants ennivolats blancs de l’any 1956, l’any de la gran nevada que va fer net places i carrers coberts de sauló, que potser i tot va gratar alguna consciència com la llengua fina d’una glacera». [Paraules a l’Ajuntament de Ciutadella, 13-7-2012].

Pocs dies abans de la mort del general Franco, en aquella Ciutadella encara rural i industrial -sabates i bijuteria, a les fàbriques i a les cases, on les dones allargaven el jornal dels homes-, amb una societat encara levítica i senyorial, de senyors i pagesos, ordenada segons els principis de l’Església, l’Exèrcit i el poder polític, Pau Faner anuncia que «el projecte més ambiciós el duré a terme aquest hivern de 1975». Es referia, sense esmentar-la, a «Un regne per a mi».

Aquell desconegut escriptor sorprenia a tothom per la seva capacitat de feina, la seva aptitud per a la fabulació i la creació literària, l’habilitat per a crear personatges i teixir narracions, i perquè, sense moure’s de la casa del carrer Santa Bàrbara, viatjava des de Ciutadella pel cel, per la terra i per la mar recorria tots els continents i s’endinsava en totes les èpoques històriques.

Josep Maria Llompart també ens descriu aquella casa del carrer Santa Bàrbara, on Pau Faner treballava sense descans i des d’on veia Menorca, fora de Mallorca, París-França i terra de moros:

«Pau Faner viu en una casa dels afores, anant cap a Cala en Blanes, a l’altra banda del port. La casa on habita Pau Faner, fill de viuda, amb sa mare i sa germana, té el posat humil i com un poc màgic. Discretament aïllada, voltada d’una insinuació de jardí i amb aqueix eco somort i rutinari d’arquitectura colonial britànica que sempre us sobta, potser no és més que un pur miratge, a tot arreu de Menorca, és atraient com un misteri amable. Diríeu que hi resideix algun estrany, amatent heroi de Juli Verne algun solitari, algun savi inventor de naus siderals amb velam de bergantí, o algun agosarat viatger voltat de pergamins i mapes, somiant expedicions al centre de la Terra. Assegut a la taula de treball -tabac, gin tocadiscos-, l’escriptor pot contemplar el perfil de Ciutadella, decorat de bastions vaubanescos, d’ales i campanes lentes un dels més il·lustres perfils urbans de les illes. A l’hivern, entre la boira agomboladora o amb la pluja regalimant pels vidres, Ciutadella es deforma a tall d’adorable esperpent, s’omple de rares visions, esdevé un territori en el qual, com a les rondalles, les coses són i no són un regne senyorejat, a títol de sobirà absolut, pel novel·lista». [Pròleg de Josep M. Llompart. Primera edició d’«Un regne per a mi». Premi Sant Jordi 1975. Edicions Proa, 1976].

Doro Faner, el pare de l’escriptor, escoltava i callava quan el fill deia que volia ser escriptor, però mai no ho va arribar a veure.

«Mon pare feia de cuiner a sa Fonda. Els migdies, en haver acabat de servir el dinar, venia al Casino a fer la manilla amb els vells. Quan no venia al Casino anava a l’hort de Santa Bàrbara a sembrar patates, cebes, alls i tomàtigues. Era un home alt i prim, de cabell vermellós, que havia patit molt. Va envellir prematurament i encara venia al Casino, a fer la manilla. Quan jo me n’anava a estudiar, venia a donar-li una besada per dir-li adéu, i veia una llàgrima que pugnava per guaitar-li a la pupil·la emocionada. Va morir una nit de setembre de 1971. No va arribar a saber mai que allò que deia jo, que volia ser escriptor, era alguna cosa més que una fantasia d’adolescent». [Paraules de Pau Faner, amb motiu de l’homenatge al Casino 17 de Gener. 18-12-2010].

Tot açò ens ho explicava Pau Faner en aquella casa del carrer Santa Bàrbara de Ciutadella:

«Des de la nostra casa perduda dalt es Penyals sonaven crits d’ou i arri a les bísties que arrossegaven els carros, salutacions dels qui anaven en bicicleta, bramuls de les vaques que s’arriscaven a travessar la ciutat, grunyits dels porcs que eren menats fermats per una cama, plors estridents d’ases de bram i sobre tot campanes.

La campana de Ca-los a la banda esquerra, contestada per les campanes poderoses de la catedral i per l’eco de les campanes de Sant Francesc. Jo era petit i imaginava que aquelles campanades sortien dels arbres de pisos, com si estiguessin ben plens de picarols, i que convocaven a la fantasia. Vegades, però, les campanades eren lànguides i solitàries i tocaven a morts. Mumare alçava el cap i deia: «Qui deu haver mort?». Ningú. Jo sé que ningú ha mort en la Ciutadella del meu record, la que nodreix les pàgines dels meus llibres, la que avui em dóna una medalla que és el preu d’un tros de vida. Ciutadella». [Paraules de Pau Faner. Lliurament de la Medalla d’Or de Ciutadella. Saló Gòtic de l’Ajuntament, 13-7-2012].

Finalitzada la conversa, que apareixerà publicada en format entrevista, pregunta-reposta (allò que els periodistes anomenam de diàleg directe), l’escriptor amic queda a ca seva per a continuar la tasca quotidiana, el seu compromís ferm i indefugible amb les lletres i les paraules. Pau Faner deixa de comptar -sense perdre mai sa babalúa- les hores, dels dies i les nits, per a pensar, fabular, crear i escriviure, com diu el mestre filòsof Ponç Pons.

Sol post, ara surt de la casa de na Paca Coll i el seu fill, i m’en vaig cap al carrer Santa Bàrbara després de tornar a recórrer el caminet del fantàstic pati-jardí amb els xipresos erectes on hi habiten, transiten i conversen tots els personatges que protagonitzaven les seves novel·les i les seves històries. En tancar la porta, el món d’en Pau Faner, en la fosca i el silenci del vespre, enceta idees i ritmes, troba altres arguments i vivències per a destil·lar nous llibres que fan realitat el repte i el compromís d’aquell jove de Ciutadella que un dia va decidir ser escriptor. L’escriptor de Menorca.

 

 

 

El secreto de los 22 encuestados para el PTI

jueves, febrero 22nd, 2018

La revisión del Plan Territorial Insular es una fuente de sorpresas y ocurrencias. Por ejemplo, el desvío de autobuses y camiones por el Camí d’en Kane cuando la carretera general esté saturada -así aparece recogido en la página 188 del avance- o la “construcción de diques y rompeolas” (página 144) como mecanismo de protección de las playas de Menorca por los efectos del cambio climático. Hallamos más información en la página 146: “Construcción de nuevas estructuras defensivas”.

El avance del PTI quedará aprobado en el pleno extraordinario de mañana y después se someterá a información pública, tal como marca la ley. Pero la transparencia que invoca el equipo de gobierno en la elaboración y tramitación de un documento de esta naturaleza -que afectará a todos los sectores de la sociedad y la economía menorquinas- se diluye cuando intentamos averiguar la identidad de los 22 expertos (13 hombres y 9 mujeres) que han sido consultados de entre los 94.190 habitantes de Menorca para contestar el cuestionario Delphi . Permanecen en el anonimato estos 22 “expertos en diferentes materias y representantes de la sociedad civil” que opinan en nombre de todos los menorquines sobre modelo territorial, medio ambiente y recursos, modelo de desarrollo económico, población y mercado de trabajo, calidad de vida y movilidad.

Pasodobles y rancheras en la Residència de Gent Grant. Tras haber sido severamente amonestado por el parque jurásico, el conseller Miquel Company ha empezado con mucho brío la precampaña electoral para el próximo año. Participó en “Les melodies de sempre” del programa “Moviments per a viure”. Foto: CIME

Desde el gobierno tripartito del Consell responden: “quan es van fer ses entrevistes els hi van comunicar que seria an?ònim, per tant, no es poden dir els noms d aquestes 22 persones”. Gracias por la respuesta. Únicamente ha trascendido que un 41 por cien son “personalidades e intelectuales” (??), el 30 por cien son autoridades locales -o sea, despotismo ilustrado- un 9 por ciento, “miembros de sindicatos” y las “autoridades insulares, representantes del medio agrario, de universidades e instituciones, organizaciones sociales y medios de comunicación” representan el 5 por ciento. ¿Y el 15 por ciento restante?

¿Por qué se mantiene en secreto la identidad de estos 22 expertos y representantes en un tema tan relevante?, ¿quién los eligió?, ¿con qué criterio fueron escogidos?, ¿por qué estos y no otros?

Elegidos y designados
La vieja guardia del PSOE menorquín -con jurásicos como Damià Borràs- ha advertido a los jóvenes cachorros que deben espabilar.

O sea, marcar terreno con perfil propio, tener iniciativas y mejor gestión en las instituciones para atraer electores. Con otras palabras, desmarcarse de Més y de Podemos. “No podemos ir a remolque”, es la frase que se escucha, a puerta cerrada, en las reuniones de los socialistas.

Porque las sondeos que manejan Francina Armengol y Marc Pons en la calle del Miracle de Palma, sede del PSIB-PSOE, no son halagüeñas, con la conclusión de que está todo en el aire. No lo recogen sólo las encuestas de intención de voto que elabora Gonzalo Adán para el IBES, lo corroboran los estudios demoscópicos que van desde la calle Miracle al Consulat de Mar. Hay nervios.

El mensaje del sanedrín se dirige a Susana Mora, Héctor Pons, Miquel Company y Noemí Camps, llamados a ser los elegidos para las candidaturas de mayo de 2019, pero que pueden acabar sin ser los designados. El conseller Company se lo ha tomado tan en serio que ya ha empezado a bailar pasodobles y rancheras, derrochando salero y alegría, con usuarios e internos de la Residència de Gent Gran por aquello de “no vayamos a perder un voto”.

Héctor Pons, en cambio, no está para regocijos porque, con la alcaldesa Conxa Juanola de perfil, debe lidiar el problema de los amarres del puerto de Maó y afrontar la presión del lobby de las empresas náuticas locales.

El kiosko de la plaza de Es Born ha motivado el primer desmarque del PSOE en Ciutadella. Los socialistas se oponen a la demolición que propugna Més, tras demonizar Josep Juaneda esta construcción con el PEPCHA (*).

En el PSOE ya descuentan que Conxa Juanola aspirará a un segundo mandato en la alcaldía de Maó, igual que Joana Gomila en la alcaldía de Ciutadella. En Més habrá algún cambio, porque Nel Martí ya ha comunicado que el próximo año no optará a puestos institucionales para dar paso a otro candidato al Parlament.

476.953 euros
La proyección en Menorca de “La vida lliure”, de Marc Recha, una coproducción catalano-mallorquina realizada por La Perifèrica y Turkana Films, se efectúa después de haberse estrenado el pasado noviembre en el Festival de Cine de Gijón. Las aportaciones económicas de las administraciones e instituciones públicas para esta película suman, en conjunto, 476.953 euros.

Televisió de Catalunya (TV3) ha pagado 60.000 euros IB3 Televisió, 20.000, y el Institut Català de les Empreses Culturals (ICEC) ha destinado 271.690 euros. El Govern del Pacte, a través de un convenio entre las conselleries de Turismo y Cultura con la Agència de Turisme de Balears (ATB) y Illes Film Commission, otros 55.263 euros en concepto de alojamientos y desplazamientos.

La Conselleria de Cultura del Govern aportó directamente 40.000 euros el Consell de Menorca otros 20.000, y la Fundació Foment del Turisme, 10.000 euros.

(*) Plan Especial de Protección del Casco Histórico de Ciutadella.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Quién recontará este verano los bañistas en Macarella para no superar la cifra de 480 que puede soportar la playa?

¿Cuál será la duración de los meses de gracia que da el Consell de Menorca a la oferta ilegal de alquiler turístico?

¿Cuándo se formará la comisión en Sant Lluís para investigar las costosas sentencias condenatorias en materia urbanística?

¿Dónde está la reivindicación por la tarifa plana ante los resultados del 75 por ciento en el descuento de residente?

¿Quiénes optarán a formar parte de la Cámara de Comercio de Menorca y quién desempeñará la presidencia en la próxima nueva etapa?

 

“Amarres taller” en el puerto de Maó

jueves, febrero 22nd, 2018

El concurso público para la gestión de puestos de amarre y taller en el puerto de Maó da respuesta a la necesidad de ordenar y legalizar un gran número de puntos de atraque de embarcaciones de pequeña eslora situados en la ribera sur. No pretende “generar una oferta de amarres completamente nueva”, explican los firmantes de las bases de esta convocatoria: Juan Carlos Plaza, director de Autoritat Portuària de Balears, Fernando Berenguer, jefe del área de gestión y Armando Parada, jefe del departamento de explotación.

El impulso de este concurso, tan necesario como oportuno, corresponde al presidente del ente gestor de los puertos del Estado en Balears, Joan Gual de Torrella, que conoce desde hace años el puerto de Maó -es un experto navegante- y los entresijos de la Autoritat Portuària de Balears, porque fue cocinero antes que fraile primero consejero y después presidente. Es un hombre íntegro, al que no le ha temblado el pulso cuando, en su trayectoria personal profesional, ha tenido que adoptar decisiones relevantes. Sabe Gual de Torrella que hay muchos intereses creados y prácticas consentidas en la gestión de estos amarres-taller, lo que ha provocado la ocupación de facto de estos espacios públicos por parte de determinadas empresas, lo que ha implicado su privatización en la práctica.

También lo saben Jesús Fernández-Reyes, que lidió con la incomprensión durante su etapa al frente de Autoritat Portuària en Menorca, y Vicent Fullana, su sucesor. La decisión de no prorrogar las autorizaciones en los pantalanes flotantes y no renovar la prestación en gestión directa a un importante número de amarres en el muelle de poniente provoca el rechazo de quienes, hasta ahora y durante años, se han beneficiado de una dulce alegalidad. El Ayuntamiento de Maó y las instituciones menorquinas han de avalar los criterios de racionalidad y de sentido común de APB para evitar que vuelvan a ganar los de siempre.

 

Carretera y alquiler, en tiempo de espera

domingo, febrero 18th, 2018

Tiempo de demoras. Ya ha concluido el proceso de selección de dos técnicos -uno laboral fijo, otro, interino- para la Fundación Foment del Turisme de Menorca pero el Consell aún no ha dado conocer quiénes han sido los elegidos. Sus funciones incluyen la “dinamización y promoción del producto turístico de Menorca”.

Entre los requisitos exigidos figura “estar en posesión del título de Grado en Turismo, Tecnologías de la Información, Márketing e Investigación de Mercados, en Publicidad y Relaciones Públicas, Administración de Empresas, Humanidades o licenciatura en Historia.

“Enfora des sembrat”. El diputado Josep Castells (Més) mira con arrobo a Armengol y Martí March (PSOE) durante el desembarco con el que el Govern de Pacte dio pistoletazo de salida esta semana en Menorca a la campaña electoral de 2019. Detrás, el séquito acompañante se divierte con comentarios impublicables.
Foto: JOSEP BAGUR

¿Ha seleccionado el Consell a un historiador para gestionar la promoción turística? Es tiempo de espera.

También aguardan la citación del juzgado de instrucción de Palma que tramita la querella presentada por la Fiscalía Anticorrupción los imputados por el caso Contratos , entre ellos dos menorquines de Més: la exconsellera Ruth Mateu y el exdirector general de Cultura Jaume Gomila. Los delitos que les imputan los fiscales Juan Carrau y Ana Lamas consisten en tráfico de influencias y prevaricación. En estudio si también incluyen el delito de fraude a la Administración.

En la lista de las asignaturas pendientes siguen esperando la adjudicación y los plazos de ejecución la eliminación de los fangos tóxicos de la antigua depuradora de Ferreries así como la recarga del acuífero de Migjorn con agua regenerada y cuál será la definición de las actividades en la antigua batería de Son Olivaret, tras ser adquirida por los galeristas Iwan y Manuela Wirth.

Las dos interpelaciones
El pleno que mañana celebra el Consell tratará dos de los temas de más actualidad: la carretera Maó-Alaior, con unas estructuras ya construidas cuyo futuro suscita discrepancias entre PSOE y Més y las restricciones de vehículos en el acceso a Macarella.

La controversia sobre los costes judiciales que acarreó al Consell la demanda con la que el GOB quiso, a finales de 2013, paralizar las obras desvía la atención sobre el elevado lucro cesante a pagar a la UTE adjudicataria de las obras en caso de haber prosperado. La cuantía de la demanda -desestimada en marzo de 2014- se fijó en 10,7 millones de euros. El GOB, que fue condenado a pagar 9.000 euros, desistió.

Se olvida que los contratos cuestionados afectan a Rodrigo del Pozo, el mismo director de la variante de Ferreries y redactor de los proyectos Maó-Alaior y Ferreries-Ciutadella, que sigue trabajando en el Consell para estas obras. Tiempo de espera para el tramo paralizado Maó-Alaior mientras avanza, sin protestas y camisetas verdes, la rotonda de Alaior. No debe causar impacto.

La controversia se trasladará ahora al tramo Ferreries-Ciutadella, donde el proyecto aprobado durante el anterior mandato ha sido maquillado con la eliminación del enlace frente a la cantera de Son Sintes y el carril-bici que enlazaba ambas poblaciones.

¿Qué ocurrirá cuando tengan que aslfaltar, una vez realizados los movimientos de tierras y construidas las estructuras de hormigón? ¿Paralizará las obras la constructora adjudicataria para negociar 600.000 euros más en la partida de aglomerados? Tiempo de espera.

El alquiler, sin acuerdo
Se suceden los aplazamientos sobre la decisión del Consell para el alquiler turístico Continuamos en tiempo de espera porque no ha sido posible el acuerdo.

La alcaldesa de Alaior, Coia Sugrañes, solicita a Susana Mora una reunión extraordinaria de los ocho primeros ediles para analizar la propuesta del PP-Menorca que propugna el alquiler turístico en todos los edificios unifamiliares de la Isla, establecer limitaciones en los plurifamiliares y dar libertad a los ayuntamientos que quieran aplicar medidas más restrictivas. Y que todo el litoral menorquín, sin excepciones, sea apto para el alquiler vacacional.

Propone el PSOE-Ciutadella: “En los núcleos tradicionales no permitir el alquiler en viviendas plurifamiliares y sí en las viviendas unifamiliares aisladas y entre medianeras, pero con una serie de restricciones que dejen margen al alquiler para los residentes”. ¿Habrá acuerdo PP-PSOE?

En este contexto situamos la sentencia dictada en marzo de 2017 por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias que anuló parte de la normativa de zonificación que ha sido copiada por el Consell de Menorca. Advierten los magistrados del Contencioso canario que “el reglamento infringe claramente la libertad de empresa y la libertad de prestación de servicios, limitando la oferta turística sin justificación suficiente”. Aviso a navegantes.

Los amarres-taller
Cierra Jesús Fernández-Reyes su larga etapa profesional como responsable de Autoritat Portuària de Balears. Ha actuado con rigor y navegado con acierto en las procelosas aguas del puerto de Maó, a pesar de las zancandillas y las críticas gratuitas.

Le releva Vicent Fullana, ingeniero técnico de Obras Públicas.

Al igual que el presidente de APB, Joan Gual de Torrella, el nuevo responsable del ente gestor de los puertos del Estado en Balears en la Isla ya conoce la historia y los personajes. Lo demuestran ambos con el concurso para la gestión de los amarres-taller en el puerto de Maó. Porque hay ocasiones en que los criterios justos no son los más acertados.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Cuándo se constituirá y quiénes formarán parte del consorcio público que asumirá la gestión del Lazareto?

¿Qué partidos han propuesto a Úrsula Mascaró incorporarse a sus formaciones políticas?

¿Organizará el Consell la sesión informativa sobre el PTI, que pide el PP, con el formato Tengo una pregunta para usted?

¿Lograrán ponerse de acuerdo PSM, PSOE y Gent per Ciutadella sobre el kiosko des Born, porque unos quieren derribarlo y otros desean conservarlo?

¿A quién ha denegado el Consell la petición para que fuera valorada como mérito su experiencia laboral en el PSOE-Consell insular?

 

Llorenç Carretero pide que le investiguen

miércoles, febrero 14th, 2018

La solicitud de una comisión para investigar cómo actuó Llorenç Carretero en la concesión de licencias a Binifadet y Orfila SL, formulada el martes por el exalcalde de Sant Lluís Cristóbal Coll, hoy concejal portavoz del PP, en la oposición, motivó que 48 horas después el exalcalde del PSOE presentase una propuesta en este mismo sentido.

Al ver concluida su trayectoria política en el PSOE, donde perdió la confianza de sus compañeros, Llorenç Carretero dio el salto al PI, formación política por la que fue elegido concejal en mayo de 2015 y hoy es el segundo teniente de alcalde en el tripartito gobierno local integrado por Volem Sant Lluís, PSOE y Carretero.

Busquets pone nerviosa a Armengol. La decisión de nombrar a Bel Busquets como vicepresidenta del Govern y consellera de Turismo para relevar a Biel Barceló -arrasado por un huracán caribeño- fue adoptada por Més al constatar que pone nerviosa a Francina Armengol. Tiempos revueltos. Foto: JOAN TORRES

El exprimer edil alude a las sentencias condenatorias que hipotecan la hacienda municipal de Sant Lluís por el pago de millonarias indemnizaciones «lo que genera dudas sobre los actos o acuerdos adoptados desde junio de 1999 a junio de 2015» y se refiere a «la responsabilidad que como alcalde tenía en aquellos momentos».

La «comisión de investigación urbanística» que reclamó primero el PP-Sant Lluís y de la que después se apropió Carretero Tudurí para investigarse a sí mismo tiene por objeto «aclarar de una vez por todas las dudas y sospechas que tienen algunos». Naturalmente, la propuesta de autoinvestigación del exalcalde bajo sospecha fue aprobada por unanimidad. Otra cosa será, a 18 meses de las próximas elecciones, el contenido, el ritmo al que avanzará y las conclusiones de la «comisión Carretero».

El hoy concejal del PI -autor del insuperable titular «Nitratos ha habido siempre y nadie se ha envenenado» (octubre 2007)- arranca con pase de balón al Consell, a quien pide la Norma Cautelar de 2001, la aprobación del PTI de 2003 y la modificación del mismo plan en 2006. ¿Comisión o espectáculo mediático? Continuará.

Los relevos
Cambios en entidades y asociaciones. Cesa Jaume Obrador en la presidencia del GOB-Menorca, que ha desempeñado desde diciembre de 2013, y es relevado por el polifacético Carlos Coll, empleado de banca en la feliz jubilación, que había desempeñado la presidencia de Cruz Roja en Maó y organizado viajes de grupos de menorquines a Londres donde ofrecieron varios recitales.

Hace pocas semanas Coll, que ya formaba parte de la directiva del GOB, y su esposa, Deborah Heyller, que ejerció como cónsul honoraria del Reino Unido en Menorca, se incorporaron a la junta directiva del Cercle d’Economia de Menorca.

El presidente de Artiem Hotels, José Guillermo Díaz Montañés, que a partir de enero empieza a gestionar un nuevo establecimiento en Asturias, releva a Joan Melis en la vicepresidencia menorquina de CAEB. La reelección de la farmacéutica Carmen Planas al frente de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares implica la renovación en las vicepresidencias de la confederación en Menorca y Eivissa.

Planas vendrá en enero a Menorca para oficializar el relevo y para reconocer la doble dedicación de Joan Melis a ASHOME y CAEB.

Diaz Montañés, que en su momento declinó la propuesta política para ser nombrado conseller de Turismo del Govern, formará tándem con Luis Pablo Casals. Ambos quieren implicar al empresariado menorquín, con independencia de su afiliación a CAEB o a PIME, en proyectos insulares y objetivos comunes.

El presidente de la Asociación Hotelera de Menorca mantuvo un muy discreto encuentro con la presidenta Francina Armengol, del que evitó informar el Govern. Se celebró, en presencia de Susana Mora, en la mañana del sábado 9 de diciembre. La reunión no apareció en la agenda oficial de la presidenta. Sobre la mesa se pusieron tres grandes cuestiones: la transferencia de la promoción turística a Menorca, sin fecha para su entrada en vigor los criterios y el destino de los recursos obtenidos con la ecotasa y el alquiler turístico, aún sin concretar.

Las duras críticas difundidas por ASHOME al conseller de Trabajo Iago Negueruela, que vio frustrada su intención de forzar una reunión con la junta que preside Luis Casals, movilizaron a Armengol.

Conclusión: las anuncios y buenas intenciones deben dar paso a las realizaciones. El traspaso de la promoción, anunciado al inicio del mandato para el 1 de enero de 2017, no está cerrado en muchos aspectos.

El encuentro Armengol-Casals se celebró cuando aún no había decidido Més per Mallorca ningunear a la secretaria general del PSIB-PSOE y presidenta del Govern con el nombramiento unilateral de la nueva consellera de Turismo. Desahuciado y ejecutado Biel Barceló por su partido, gracias a sus torpezas y errores, Armengol se traga el sapo de Bel Busquets, que aún no se ha reunido con los hoteleros. Todos piden datos sobre la exprofesora del colegio «Mata de jonc» de Palma.

Alquiler turístico
Ha pasado prácticamente desapercibido, pero el Gobierno alertó el miércoles de «conflictos» por la disparidad de leyes sobre el alquiler turístico. La heterogénea regulación de autonomías y municipios es fuente de «incertidumbres». El sector reclama una normativa estatal para regular el mercado del arrendamiento en España. El Gobierno endurecerá el control fiscal sobre las plataformas de alquiler vacacional.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Por qué no llegó a celebrarse la mesa redonda prevista para el miércoles en el Ateneo sobre las modificaciones en la Norma Territorial de Menorca?

¿A qué política, que está en las filas del PP, empiezan a llamar la Arrimada de Balears?

¿Cuántos políticos en ejercicio asistieron a la manifestación para rechazar el requisito del catalán en la sanidad pública?

¿Dónde se ubicará el centro de baja exigencia para personas sin hogar en Maó que promueve el Consell y cuándo se construirá?

¿Cuándo será reparado la climatización de los cines de Ciutadella, de propiedad municipal, averiada hace dos semanas?