Archive for diciembre, 2017

De la ‘ley Marc Pons’ a la ‘ley Matutes’

Viernes, diciembre 22nd, 2017

No estaba alegre ni dicharachera ayer, en Menorca, la habitualmente risueña y vivaz presidenta Armengol. Sabía que los desplantes de Més y Podemos -socios poco, adversarios mucho- se irían acentuando a medida que se aproximasen las elecciones. Pero no había calculado ni el portazo de Més per Menorca, que abandonó el Govern por el ‘caso contratos’, ni que la Ley de Urbanismo, llamada a ser un proyecto-estrella de esta legislatura, se convirtiera en una cruz para ella y para Marc Pons.

El pleno del Parlament evidenció el martes que aquí cada uno va a lo suyo. Més crispó mucho al PSOE cuando votó en contra de una disposición de esta ley. Podemos también ejerció de oposición en lugar de apoyar al Govern. Al final salió adelante con el voto favorable del PP. La discrepancia se centró en la disposición que legaliza una zona de la Platja d’en Bossa (Eivissa), construida hace años y desarrollada en un 90 por ciento. Parte de los terrenos pertenecen a la familia Matutes, pero no son los únicos beneficiados.

 

Marc Pons no convenció a Més ni a Podemos. El pleno del martes evidenció la minoría de Francina Armengol, Marc Pons, Iago Negueruela y Catalina Cladera por los desmarques y las enmiendas de Podemos y Més. Jarabo y Pons protagonizaron momentos de tensión. Foto: MIQUEL À. CAÑELLAS

Nadie lo había cuestionado hasta que el GOB difundió un comunicado en el que criticó esta decisión. Aquí cambió todo, de forma que PSOE y PP acabaron votando juntos. Para más inri, la que debía ser ‘ley Marc Pons’ fue bautizada ayer por Terraferida como ‘ley Matutes’ con el pronóstico de que «traerá más urbanización, amnistías y un marco inestable».

Armengol está triste e irritada. Ha citado a Més para pedirles seriedad, porque, como manifiesta un alto cargo socialista: «El ruido que fabricamos nosotros mismos impide escuchar lo que hacemos bien». Una enmienda de Nel Martí abrió la puerta a la retirada de la Ley de Coordinación de Policías Locales para evitar que PP y el PI apoyasen la propuesta de Més per Menorca. Los nervios de la consellera Catalina Cladera y las presiones del PSOE lograron que Martí renunciase a la enmienda. También tuvo que retirar Martí otra enmienda en la que pedía la supresión del Institut Balear de Seguretat Social i Salut, un tema crucial para Iago Negueruela. El conseller de Trabajo, más rebotado y enfadado que Armengol, dijo, a puerta cerrada, que «estos de Més son menos de fiar que los de Podemos».

Respetar el fair play
El Govern había organizado, con mimo y astucia, la presentación del servicio de radioterapia, que se celebró ayer en el hospital Mateu Orfila. El guión del acto incluía la imprescindible fotografía de las presidentas Francina Armengol y Susana Mora con las asociaciones de pacientes de Menorca, que habían sido invitadas y avisadas con tiempo.

También habían sido avisados y convocados otros políticos, como algunos diputados del Parlament como Josep Castells (Més) y María José Camps (PSOE). Pero no todos los diputados. Por ello la consellera de Salut, Patricia Gómez, quedó traspuesta y pasmada cuando vio llegar a Coia Sugrañes, que no figuraba en la «lista oficial» de invitados, avisados y convocados. La diputada autonómica y alcaldesa de Alaior participó en el acto con el concejal del Ayuntamiento de Maó Mateu Aínsa (PP), que tampoco figuraba en la relación de los convocados, a diferencia de Héctor Pons (PSOE).

Sugrañes manifestó a la consellera que era un día importante para toda Menorca y comentó, después, que la decisión de instalar la radioterapia en Menorca y Eivissa había sido aprobada por el anterior Govern del PP, que adjudicó el servicio. El fair play debe respetarse en estos actos institucionales para evitar que se transformen en actos partidistas, invitando a unos e intentando excluir a otros. En cualquier caso, cabe preguntar por qué sólo habían sido convocados los diputados y consellers de unos partidos, mientras que los de la oposición tuvieron que ser informados por las asociaciones de pacientes de la Isla.

El duque de Calabria
En el transcurso del homenaje al almirante mallorquín de la Armada española Antoni Barceló (1738-1792), es capità Barceló, organizado por la Orden Constantinina de San Jorge, el caixer senyor del próximo bienio, Julio de Olives, invitó al duque de Calabria, Pedro de Borbón-Dos Sicilias y de Orléans. Testigos de la invitación -que acogió con gran interés el decano-presidente de las órdenes militares de Santiago, Calatrava, Alcántara y Montesa, primo del rey Felipe VI- fueron Carlos de Salort, conde de Torre Saura, y Ramón Pita da Veiga.

El jefe de la Casa Borbón-Dos Sicilias vendrá a Menorca en junio de 2018 para presenciar la entrada del caixer senyor, al galope, en el Caragol des Born. Los integrantes de la Junta de Caixers del próximo bienio ya han mantenido un primer encuentro familiar, convocado por el vicario general de la diócesis y caixer capellà, Gerard Villallonga, que transcurrió en un ambiente ameno y de cordialidad en la parroquia de Es Mercadal. A seis meses vista ya han empezado los preparativos.

Frase de la semana
Escribe Miquel Payeras en «Última Hora»: «De nada vale el clásico cliché de lo ‘insostenible’. En 1990, con 6,4 millones de turistas, la izquierda y el ecologismo ya nos decían que el turismo era ‘insostenible’. En 2010, con once millones, igual. Ahora, con más de 16, lo mismo. Para saber si sobran o hay que disponer de datos objetivos. O sea, lo que todos los políticos no quieren saber».

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Cómo se ha pasado con tanta rapidez de reclamar la tarifa plana a reivindicar el descuento de residente del 75 por ciento?

¿Por qué no se ha llegado a formar en Menorca la asociación de la «Memoria Històrica» a diferencia de Mallorca, donde mantiene una gran actividad?

¿Qué políticos menorquines han marchado de viaje durante esta semana-puente?

¿En qué sustenta el Consell la esperanza de un «vuelco judicial» que permita la anulación de la ‘sentencia Cesgarden’?

¿Qué diputado de Podemos llamó a otro del PP en el Parlament para pedirle que le explicara algunos artículos de la Ley de Urbanismo que no entendía?

 

 

Sin acuerdo en los cambios ni el método

Jueves, diciembre 21st, 2017

Los tres «padres» de la Constitución que viven en la actualidad -Miguel Herrero de Miñón y José Pedro Pérez Llorca, de UCD y Miquel Roca, de Convergència- han eludido pronunciarse sobre el alcance de los cambios, el método y las cuestiones de fondo de una eventual reforma de la Constitución.

El debate recurrente sobre la modificación del texto aprobado en diciembre de 1978 no se sustancia en un acuerdo político, hoy más difícil por el confuso intento de la Generalitat para proclamar, unilateralmente, la independencia de Catalunya y su transformación, de la noche a la mañana, en una república.

Reforma, ¿para qué?, cuando el marco constitucional en cuya redacción también participaron Gabriel Cisneros, Manuel Fraga, Jordi Solé Tura y Gregorio Peces-Barba, tiene mecanismos para ser actualizada sin perder su sentido original. Admite numerosas lecturas e interpretaciones sin incurrir en la desnaturalización, como ya ha manifestado Oscar Alzaga. Mientras no se haya resuelto el «problema catalán» no tendrá sentido plantear una reforma que exige pactos con el adversario y renuncias. ¿A qué y hasta dónde? Porque, según advertía Tirso Pons, el problema es que sabes cuándo empiezas pero no cuándo acabas.

No cabe incluir en una reforma constitucional que aún carece de hoja de ruta la controversia entre independentismo y recentralización, con la extraordinaria dificultad de que hemos pasado del bipartidismo a un sistema de cinco partidos. En la comisión para la reforma territorial creada en el Congreso de los Diputados a propuesta por el PSOE -ante la que han aceptado comparecer Miquel Roca, Pérez Llorca y Herrero de Miñón- no participan Unidos Podemos, PDeCAT, ERC ni el PNV en desacuerdo con la aplicación, suaviter in modo, fortiter in re, del artículo 155. Mal comienzo para llegar a acuerdos.

La Constitución ha sido un instrumento útil para consolidar la democracia. ¿Hay capacidad de acuerdo para ser reformada?

 

Ametller se desmarca del PSM y la Entesa

Jueves, diciembre 14th, 2017

Cuando el presidente del PSOE-Menorca y también alcalde de Es Mercadal, Francesc Ametller, pacta y aprueba en el pleno municipal la moción del PP para que el catalán sea un mérito y no un requisito en la sanidad pública de Balears no se desmarca del PSOE.

Ametller, con prolongada trayectoria en la política menorquina, además de dar la razón a los médicos y enfermeras -cuyos sindicatos y organizaciones profesionales también rechazan el decreto del Govern- no está únicamente dando la razón al PP. En realidad se desmarca del PSM y la Entesa, hoy Més y se alinea con el exalcalde y médico Antoni Gómez Arbona, hoy de nuevo al frente del IBSalut en Menorca. El doctor Gómez, consciente de las dificultades para cubrir las plazas en los hospitales de las Islas advierte que la exigencia lingüística constituye un problema que se añade y agrava la doble insularidad porque dificultará la llegada e incorporación de nuevos médicos y enfermera.

No hubo pacto PSOE-Entesa en Es Mercadal. Después de las elecciones municipales de mayo de 2015 se reunieron el PSOE y la Entesa para formar gobierno, pero no hubo acuerdo. Ametller gestiona en minoría, con la complicidad crítica del PP de Antònia Cantallops.
Foto: JOSEP BAGUR

Ametller justifica su desmarque de Més en la «aplicación del sentido común y que ha primado más la posición de alcalde que de representante de un partido político», con la leve circunstancia de que es el presidente de este partido en Menorca. Atención a la manifestación sin banderas convocada para el 17 de diciembre en la Explanada de Maó bajo el lema «Lo que importa a sa sanitat és sa salut, no sa llengua».

Sorpresas y comparsas
El desmarque del alcalde de Es Mercadal, que debe leerse en clave preelectoral, causa sorpresa en las filas del PSOE insular, según la diputada autonómica y vicesecretaria general, María José Camps, que insta a su presidente a «mantener una comunicación más ágil».

Ametller, hombre disciplinado tanto en su anterior etapa profesional en el Ejército como hoy al frente del doble municipio de Es Mercadal y Fornells, reclama que esta comunicación sea bidireccional.

En cambio, no causa sorpresa ni desazón en la dirección del PSOE-Menorca, con las funciones ejecutivas delegadas por Susana Mora a María José Camps, el desmarque de la alcaldesa de Ciutadella, Joana Gomila, de sus socios de gobierno. El PSOE-Ciutadella y Gent per Ciutadella han desaparecido de la escena política, carecen de discurso propio y visibilidad, de manera que Noemí Camps y Nati Benejam se han convertido en comparsas del PSM. Gomila, que controla con mano de hierro y fiscaliza la gestión municipal, ve al PSOE y Gent per Ciutadella como unos incómodos compañeros de viaje con los que no tiene por qué compartir la presentación de las propuestas -¿son de un gobierno tripartido o del PSM?para los terrenos de Santa Rita. Adquieren hoy más sentido las críticas del ingeniero Juan García Corro, que en abril renunció al acta de concejal del PSOE tras advertir que «de seguir esta deriva, el PSOE acabará en la irrelevancia en Ciutadella». No le escucharon.

Gatwick, muy lejos
Al no existir masa crítica que garantice una mínima ocupación y, por tanto, la rentabilidad, las aerolíneas optan por no operar durante el invierno en los trayectos con Menorca. El último fin de semana de octubre coincide con el final de la temporada. Cierran los hoteles, los restaurantes, las tiendas y las empresas de servicios y la Isla queda despoblada. Menorca para los menorquines.

Empieza la larga hibernación anual, hasta bien entrado abril, cuando la Isla volverá a recuperar el pulso. Febrero y marzo, y también las primeras semanas de abril se dedican a reparar, pintar y preparar la temporada que arrancará finalmente en mayo.

Durante el invierno de 2012 Menorca quedó sin trayecto directo con Madrid, porque no había suficientes pasajeros y no era rentable.

El Ministerio de Fomento tuvo que incluir en sus presupuestos la dotación para aprobar la declaración de servicio público (OSP) y evitar que volviéramos a quedar sin esta ruta. Lo avanzó una noche la ministra Ana Pastor en el espacio «24 horas» de TVE.

Ahora se repite la historia y el Consell se ve obligado a ofrecer 150.000 euros a la aerolínea que cubra la línea con Londres durante el invierno para evitar que Menorca siga sin trayecto directo con Inglaterra. Como no puede ser una subvención directa a una empresa privada al estar prohibido por la Unión Europea se vehiculará a través de la fórmula del co-marketing, o sea, acciones promocionales conjuntas.

El trayecto con Inglaterra, que ahora no existe, se reanudará gracias a Easyjet. A partir del 6 de febrero habrá un vuelo a la semana y a partir de la última semana de marzo -coincidiendo con la Semana Santa- tres conexiones semanales. Es un primer paso para paliar el peor invierno en conectividad aérea que ha sufrido Menorca. Hay un pero. El aeropuerto desde el que operará Easyset con la Isla: Gatwick.

Está a 45 kilómetros al sur del centro de Londres, la misma distancia que separa Maó y Ciutadella, con Croyden en lugar de Es Mercadal.

El tren Gatwick Express cubre el trayecto en 35 minutos, y el Easy Bus tarda ochenta minutos en llegar a la Estación Victoria.

Mejor no pedir un taxi, con precios de 85 a 110 libras. La colonia británica en Menorca se queja. Un último apunte: mucha atención a las novedades para la gestión de la Promoción Turística.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Crearán Xelo Huertas y Montse Seijas un nuevo partido con exmilitantes de Esquerra Unida?

¿Cuáles serán los resultados y las tendencias que aportará la encuesta pre-electoral que está realizando el IBES en Menorca?

¿Creará el Govern las guarderías ‘low cost’ a pesar del rechazo frontal de la comunidad educativa de Menorca, los alcaldes y el Consell?

¿Quién advirtió el error y convocó, in extremis, a los alcaldes a la reunión con los consellers Martí March y Fina Santiago para las escoletes?

¿Encargará el PI un estudio técnico, económico y medioambiental sobre la viabilidad y los costes de un tren Maó-Ciutadella?

 

 

Tarancón en Menorca, ‘finezza vaticana’

Lunes, diciembre 4th, 2017

Al cumplirse el 110 aniversario del nacimiento del cardenal Vicente Enrique y Tarancón (Burriana, Castellón, 1907-Valencia, 1994) ha sido valorada su trayectoria, sus discrepancias con el general Franco y el papel clave que desempeñó en la sociedad española de la Transición.

Según Juan G. Bedoya, Tarancón, al que define como «un eclesiástico liberal y naranjero», fue el cardenal que hizo llorar a Franco. Obispo a los 38 años -el más joven de España- de la pequeña diócesis de Solsona, que posteriormente fue regida por los obispos de Menorca Miquel Moncadas y Antoni Deig, Tarancón sobresalió por la valentía y de sus escritos que irritaban al régimen franquista. En la pastoral «El pan nuestro de cada día», publicada en 1950, denunciaba el hambre, el racionamiento, la prisión y la represión, lamentando que «después de la guerra, la guerra sigue». En sus memorias escribió: «no me lo perdonaron; alguien preguntó al nuncio Cicognani cómo yo seguía en Solsona después de 18 años, y el nuncio respondió: ‘mira, hijo, hasta que los del Gobierno no digieran el pan…».

En septiembre de 1976, siendo arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Tarancón vino a Menorca tras ser invitado por el obispo Moncadas. Ofreció una improvisada rueda de prensa en el aeropuerto, antes de concluir su estancia en la Isla. Recuerdo el cigarrillo humeante y unas cejas muy pobladas durante aquella conversación en la que afirmó: «es natural que en la Iglesia surjan tensiones porque, a pesar de que estemos de acuerdo en que la renovación es necesaria, en su intensidad es difícil ponernos de acuerdo». O sea, cómo acompasar el cambio.

Al preguntarle si Miquel Moncadas sería trasladado a una diócesis catalana, respondió que era «un rumor infundado, porque lo ha hecho bien en Menorca», pero al año siguiente Moncadas fue nombrado obispo de Solsona y después vino Antoni Deig. Finezza vaticana.