Más promoción, pero menos turistas

El diputado Josep Castells (Més per Menorca) se sumó el miércoles a la huelga convocada en Cataluña contra la aplicación del artículo 155. Renunció a participar en el debate en la Comisión de Hacienda y Presupuestos del Parlament durante la comparecencia del conseller de Educación del Govern, Martí March, y exhibió una pancarta con este texto: «Presos polítics, PSOE còmplice». Ya se imaginan las caras amables de los diputados y altos cargos socialistas.

Depuso la huelga Castells al día siguiente e intervino en la presentación de los presupuestos de la Conselleria de Turismo e Innovación, a cargo del vicepresidente Biel Barceló, quien minimizó el descenso de turistas por el incremento de la ecotasa, augurado y cuantificado por los hoteleros en un millón de visitantes durante la World Travel Market.

Tensión en el pleno del Consell Econòmic i Social. Las críticas de PIME y ASHOME al reparto de la ecotasa y la propuesta para el traspaso de la promoción turística incomodaron al tripartito gobierno del Consell representado por Mora, Salord y Gómez. FOTO: JAVIER COLL

Según Nekane Domblás, «la intervención más llamativa sobre este asunto no fue precisamente la de Biel Barceló, sino la del diputado de Més per Menorca Josep Castells, quien animó al vicepresidente a que continúe en esta línea y le propuso que, si no se cumplen los pronósticos de los hoteleros, siga subiendo el impuesto hasta que deje de venir este millón de visitantes». Este mismo día el director insular de turismo del Consell, Isaac Olives, difundió un mensaje envenenado, coincidente con la advertencia de los hoteleros -y en evidente contradicción con el vicepresidente Barceló- consistente en que «igual ahora no es el momento de duplicarla». Según Olives, «nadie dejará de venir a Menorca por este impuesto, pero si se devalúa la libra, se recuperan los destinos competidores… Todo suma». Turquía, Egipto y Túnez devaluarán su moneda respecto al euro y la libra para hacer más competitivos sus destinos y arrebatar cuota de mercado a Balears y Grecia, que son sus principales competidores.

Ecotasa para vivienda
También el jueves se reunió el pleno del Consell Econòmic i Social de Menorca. Las intervenciones de las representantes de PIME y ASHOME, María García y Azucena Jiménez respectivamente, alteraron al triunvirato Mora PSOE-Salord Més-Gómez Podemos. Provocaron críticas de ‘demagogia’ con disculpa posterior. Los hoteleros menorquines piden que sea renegociada la propuesta para transferir la promoción turística a los Consells.

Al mismo tiempo, el Consell de Mallorca, que discrepa con la dotación entre islas, anuncia que presentará alegaciones, porque «sólo hay un acuerdo político y las competencias aún no han sido asumidas». PIME denuncia que el 2019 la recaudación de la ecotasa se destinará a viviendas en lugar de invertir en infraestructuras turísticas. Sólo dos de los 46 proyectos aprobados con la ecotasa el 2016 han sido ejecutados, y la mayoría se encuentran pendientes de iniciar las obras.

Coello, el mediador
Lo avanzó primero Carlos Segovia y lo confirmó después Enric Juliana. Lo que pudo haber sido y no fue. «He decidido disolver el Parlament y convocar elecciones. Es una decisión que sólo puedo tomar yo, antes que el Senado apruebe la activación del artículo 155. No es la decisión que más me gusta, pero es la que corresponde en estos momentos y en esta circunstancia…».

Este era el mensaje que el jueves 26 de octubre Carles Puigdemont, aún presidente de la Generalitat, había decidido leer ante los periodistas, ya convocados para las 13,30 horas, en la galería gótica de la sede autonómica en la Plaça de Sant Jaume.

El lehendakari Iñigo Urkullu, que había desplegado una intensa agenda de contactos 72 horas antes, y el jefe de gabinete de Rajoy, Jorge Moragas -cuyas habituales vacaciones en Menorca pasan muy desapercibidas- habían sido informados del mensaje de Puigdemont. La intervención del presidente del gobierno vasco resultó decisiva para propiciar esta salida. ¿Cómo y quiénes convencieron a Urkullu para que actuase? La iniciativa partió de Emiliano López Atxurra, presidente de Petronor, y de Joaquín Coello, que había reflexionado y madurado la propuesta este verano en Menorca. Desde su casa en Ciutadella, el ingeniero naval Coello -que hoy desempeña la presidencia de Anesco (Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias de Buques y de la Fundació Carulla- concluyó que Urkullu, templado y curtido en la escuela del PNV y sin la crispación ni la precipitación de los independentistas catalanes, era la persona indicada.

Joaquín marchó a Vitoria con Emilio Cuatrecasas, fundador del bufete al que puso su apellido el notario Juan José López Burniol, vicepresidente de La Caixa e interlocutor del PSC con Miquel Iceta, y Marian Puig, presidente de Barcelona Global. ¿Qué pasó? Con la CUP en pie de guerra, la dimisión de dos diputados del PDECat y aquel demoledor tweet con «veneno bíblico» de Gabriel Rufián: «155 monedas de plata» que transformó al aclamado «president» en un denostado «botifler», Puigdemont incumplió todos los compromisos pactados con Iñigo Urkullu, pacientemente tejidos por Coello, habitual en los encuentros del Cercle d’Economia de Menorca.

Un presidente debe mandar siempre sobre el vicepresidente, pero en este caso se impusieron Junqueras y la CUP.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Serán modificadas las bases del concurso de perreras para que las protectoras de animales puedan optar a su gestión?

¿Instalará la Dirección General de Tráfico el radar fijo en Es Pla Verd, que pide el Consell?

¿Prosperará la petición del PP para debatir los presupuestos municipales de Ciutadella del 2018 en un pleno específico o se tratarán en sesión ordinaria como un tema más?

¿Cuál ha sido la causa de los desprendimientos en las obras de la carretera general, junto a Sa Costa Nova?

¿Reabrirá el Teatre des Born antes de mayo de 2019 o quedará en una voluntad del gobierno municipal de Ciutadella?

Leave a Reply