Mae de la Concha, 3 – Agueda Reynés, 41

El curso político arranca mañana con el pleno extraordinario que celebra el Parlament para convalidar el decreto que se vio obligado a aprobar el Govern para aportar seny a la ley del alquiler turístico de Balears. Porque el primer texto era tan obtuso y abstruso que no sabían ni explicarlo los mismos diputados que lo aprobaron.

Més per Menorca, que califica lo ocurrido de ‘chapuza’ y responsabiliza a Podemos, escenificará mañana su desacuerdo con una abstención.

Es un gesto que no impedirá la convalidación del decreto. Desde que, el 31 de marzo, Més per Menorca abandonó el Govern en desacuerdo con el cese de Ruth Mateu -el cortafuegos ideado por PSIB-PSOE y Més per Mallorca para apagar el incendio político de los contratos del jefe de campaña de Biel Barceló- los econacionalistas menorquines andan tristes y cabreados, porque se sienten ninguneados. Ya no llaman desde el Consulat al teléfono de Martí. Ya no son consultados.

DIVIDIDOS EN PODEMOS. Pablo Iglesias apoya a Mae de la Concha.
A Juan Pedro Yllanes le ha pasado factura su apoyo a Errejón y el conflicto con Monedero. Irene Montero es la jefa de gabinete de Iglesias. Y Alberto Jarabo, que no puede aspirar a la reelección, confía en el triunfo de Mae de la Concha sobre Laura Camargo

El Govern del Pacte -en el que sólo gestionan el PSIB-PSOE y Més per Mallorca- se preocupa únicamente de los ocho diputados de Podemos.

El enfado y la incomodidad de Més per Menorca han aumentado esta semana con el episodio de la exención del catalán a médicos y enfermeras, que aprobó la Conselleria de Salud -cuyo decreto publicó el BOIB-, con forzada rectificación posterior el rechazo del PSOE a crear la política autonómica en Balears y la decisión unilateral de incrementar la ecotasa de manera uniforme para todas las islas. El Més menorquín anuncia que no apoyará el techo de gasto para el 2018. Pero, ¿hasta dónde piensa llegar?, ¿bloqueará los presupuestos autonómicos? Tendrá que optar, porque no se puede estar al mismo tiempo en misa y repicando. O sea, no es posible estar con el Govern y ejercer como oposición.

Sorprende ASHOME
Ha sorprendido -y dolido- en el Govern el tono y la dureza de la Asociación Hotelera de Menorca tras anunciar que duplicará la ecotasa el próximo año. La organización encabezada por Luis Casals, denuncia «poca seriedad, oscurantismo y poca transparencia» y pone el dedo en la llaga al afimar que este impuesto «sirve de comodín al Govern para sus ajustes económicos». Lamenta Casals que «es una decisión no consensuada» y dispara con bala: «en cuando a las inversiones que se ejecutarán con este impuesto, se ha demostrado que no era finalista no había ninguna urgencia ni tampoco se ha destinado a eliminar la ‘huella del turismo’.

Es un impuesto recaudatorio». Se olvidó de añadir que todos los proyectos presentados este año de buena fe por los ocho ayuntamientos de Menorca fueron rechazados. Ya lo advirtió Coia Sugrañes: « aquí hay gato encerrado, hacen correr a los alcaldes para que redactamos propuestas y presupuestos, nos dan esperanzas… y al final nos dan con la puerta en las narices».

¿Y el Consell? No sabe, no contesta. Ocupados en los actos del 200 aniversario del Lazareto dicen con la boca pequeña que no se pronunciarán mientras no sea firme la decisión de que los turistas paguen el próximo año el doble de lo que se paga el 2017 en concepto de ecotasa. Salta la consellera portavoz del PP en el Consell, Salomé Cabrera: «el Consell sigue sin definir la zonificación para el alquiler turístico y sin pronunciarse sobre medidas del Govern como la moratoria que impide legalizar plazas al menos durante un año». Añade que «este Govern permite que las plazas ilegales no paguen el impuesto, lo que supone un agravio comparativo y una discriminación para quienes cumplen».

Temas en el Congreso
Dos menorquinas participan en las primarias de Podemos-Balears para relevar a Alberto Jarabo en la secretaría general. Primero se postuló la diputada Mae de la Concha y esta semana ha saltado a la palestra la vicepresidenta segunda del Consell menorquín, Cristina Gómez Estévez, que encabeza la plataforma ‘Som Bases Illes Balears’, crítica con la actual dirección del partido morado en Balears. De la Concha cuenta con los apoyos de Pablo Iglesias -fue quien la animó a presentarse- y de Jarabo, cuestionado por el grupo parlamentario.

El análisis de la actividad realizada durante su primer año en el Congreso por los ochos diputados elegidos en Balears pone de manifiesto que los dos parlamentarios de Podemos, el mediático juez Juan Pedro Yllanes y Mae de la Concha, han presentado únicamente cuatro iniciativas, y sólo una de ellas se refiere a las Islas.

Yllanes encabeza el ranking de escasa actividad con un solo tema, seguido por Mae de la Concha con tres, relativas a la alimentación saludable según el nivel de renta o la alimentación insana.

En cambio, Agueda Reynés ha registrado 41 iniciativas junto con José Vicente Marí y Teresa Palmer sobre los vuelos interinsulares, subvenciones al transporte de mercancías, contratos indefinidos en Balears y desahucios.

 

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Coincidirán Francina Armengol y Gabriel Company en las fiestas de la Mare de Déu de Gràcia de este año?

¿Por qué ‘el plan B’ para el 200 aniversario del Lazareto el jueves consistió en ‘todos para casa’ con la suspensión definitiva del concierto de las bandas de música?

¿Cuáles son los próximos proyectos que desarrollará en Menorca el promotor francés Laurent Morel-Ruymen?

¿Qué empresarios de la Isla participan mañana en el encuentro con el obispo Francesc Conesa que convoca el Cercle d’Economia de Menorca?

¿Qué novedades aportará la designación de Hipólito Mercadal como nuevo presidente de la Fundació Rubió i Tudurí?

 

 

Leave a Reply