La mirada de Matoses

Es como un niño grandullón, con sus mofletes sonrosados y su mirada entre pícara y perspicaz. Inquieto, emprendedor, excelente conversador y con una curiosidad innata que le lleva a descubrir nuevas actividades y fronteras. Pero también metódico, con una gran capacidad de trabajo y hombre de palabra. Borja Matoses renunció a sus empresas en Estados Unidos para trasladar su trayectoria vital a Menorca, donde se ha integrado plenamente. Alma, corazón y vida.

Su pasión por la gastronomía le ha llevado a recorrer cada año más de 250.000 kilómetros para visitar unos 300 restaurante de todo el mundo, hasta que ha recalado en Menorca, la Isla que navega sobre el Mar. Amante de los puestos callejeros y las mesas más sofisticadas, opina como Grouxo Marx que «El mejor banquete del mundo no merece ser degustado a menos que se tenga alguien para compartirlo». Es la persona más indicada, por su experiencia y su conocimiento sobre la realidad menorquina -paisaje y paisanaje-, para redactar una guía de autor sobre la gastronomía menorquina. Lo ha hecho con ilusión y con ganas. Hoy hojeamos y leemos esta publicación que explica y da valor a la gastronomía menorquina y al producto local. Una guía con criterio propio, práctica y visual, que describe las propuestas, las sorpresas y las mejores sugerencias culinarias, municipio por municipio.

El autor de la «Guía Matoses 2017» forma parte del movimiento que en la última década se ha producido en Menorca para «realzar el orgullo por la identidad local, por enaltecer las materias primas autóctonas, las tradiciones heredadas y los recetarios menorquines».

Porque Menorca, esta tierra de contrastes, isla creada por Dios a la medida del hombre, interpela y no deja indiferente a Matoses. Su poderosa atracción consigue dejar huella al combinar, en el ámbito culinario, historia, poso de culturas, climatología, orografía, paisaje rural y producto propio. Tan bueno como desconocido. El autor de esta guía nos lo descubre. Tranquil·litat i oliaigua!

 

Leave a Reply