De Gomila a Català: de Més al PSOE

Atronador silencio de Més per Menorca y del PSM en las redes sociales tras el gol político del PSOE, marcado por Francina Armengol y Marc Pons, con el nombramiento de Joana Català como nueva directora general de Cultura del Govern. Mutismo absoluto e incomodidad manifiesta de los nacionalistas.

Tras renunciar Més per Menorca a la gestión de la Conselleria de Cultura del Govern, como medida de protesta por la destitución de Ruth Mateu para apagar el incendio de los contratos menores, Armengol nombró el 7 de abril a la ibicenca Fanny Tur sucesora de la menorquina Mateu. Dos semanas después, Marta Fuxà, de Es Mercadal, que votó en contra de la salida de Més per Menorca del Govern, fue ratificada por Tur como directora general de Política Lingüística.

LA PRIMERA TENIENTE DE ALCALDE QUE DESEMPEÑÓ «FUNCIONES TÉCNICAS». En el Ayuntamiento de Ciutadella entre 1999-2003, con gobierno PSOE-PSM-Inme, Joana Català que fue primera teniente de alcalde, desempeñó ‘funciones técnicas’, según la nota remitida por el Govern.

Se hace eco Pere Vicenç, experto en políticas culturales, de la felicitación que recibió Fuxà de Maite Salord y de Miquel Angel Maria, pero añade: «Su relación sentimental con Antoni Noguera [PSM, primer teniente de alcalde de Palma, que en junio ha de relevar José Hila (PSOE) en la alcaldía de Palma] puede ser otro elemento a tener en cuenta, aunque cada día que pasa la alcaldía de Palma parece estar más lejos». En esta ocasión, Joana Català no ha recibido ninguna felicitación desde las filas de Més.

Los que dijeron ‘no’
No ha sido fácil convencer a Català porque solo quedan dos años para acabar la legislatura y por la conflictividad de una Conselleria que ya se ha llevado por delante a dos menorquinas: Esperança Camps y Ruth Mateu. Las gestiones para designar al sucesor de Jaume Gomila -a la espera de la citación de la Fiscalía Anticorrupción por el ‘caso Alfabaguera’, que  investiga la Unidad de Delicuencia Económica del Cuerpo Nacional de Policía- toparon con el rechazo del periodista y escritor Emili Manzano; el crítico literario Nadal Suau; la periodista Cristina Ros; y la gestora cultural Mar Rayó.

La nota oficial difundida el viernes por el Govern recoge que «Joana Català fue concejal de Cultura del Ayuntamiento de Ciutadella, con funciones técnicas, entre 1999 y 2003» pero no explica que en las elecciones municipales de 1999 fue candidata del PSOEa la alcaldía de Ciutadella y también formó parte de la lista socialista al Consell, encabezada por Joana Barceló. Català fue elegida concejal y consellera por el PSOE. Renunció al cargo insular al prosperar el pacto entre Inme (Independents de Menorca), PSM y PSOE, por el que Pau Lluch, con dos concejales, fue investido alcalde de Ciutadella y Joana Català, primera teniente de alcalde.

Mañana se cumplen treinta días del cese de Ruth Mateu y aún no han sido nombrados el director del extinto Institut d’Estudis Baleàrics, hoy Illenc, ni de la Orquestra Simfònica de les Illes Balears. Mar Rescalvo, de Més per Menorca -que también  cesó al caer Mateu- fue la responsable política de la Orquesta Sinfónica. Uno de los contratos  adjudicados a dedo a Jaume Garau, hoy en manos de Anticorrupción, definió el perfil del  público que acude a los conciertos.

De la sombra al Govern
Hay que apuntar otra incorporación a la Conselleria de Cultura -en clave menorquina- gestionada desde la cocina del PSOE: Montserrat Berini Pérez, nombrada directora general de Transparencia y Buen Gobierno, con una trayectoria en las instituciones vinculada a Joana Barceló. Ha pasado del Govern en la sombra, del que formaba parte como secretaria general técnica de la Conselleria de Trabajo, al primer plano político como directora general. Anteriormente fue directora insular de Régimen Interno del Consell (2007-2010) y Joana Barceló la trasladó a Palma al ser nombrada consellera de Turismo y Trabajo para ejercer como secretaria general técnica (2010-2011).

Sin declaraciones
La semana trae más novedades: en el tripartito equipo de gobierno de Sant Lluís, con una eufórica Montse Morlà dispuesta a seguir «disfrutando de la experiencia fantástica de ser alcaldesa», anuncian para el 5 de mayo la primera «reunión de trabajo» de personas nombradas por cada partido. Mientras, no harán declaraciones.

En cambio, en su despedida, Juan García, hasta ahora concejal del PSOE-Ciutadella, se declara «vencido», en referencia a «aquellos con los que no he tenido una buena sintonía. Les deseo que los años les ayuden a mejorar, sin es que ellos son capaces de derrumbar desde dentro esos muros. Sus propios muros». El PSM prefirió no darse por aludido, pero, ¿habrá entendido el PSOE a quién iba dirigido este mensaje?

No prosperó en el pleno del Consell la propuesta de Santiago Tadeo para suprimir el peligroso carril central en el cruce de La Argentina. Falló Miquel Preto en la réplica al agitar el fantasma de la rotondas, y perdió la oportunidad de contestar en positivo. El debate era sobre la seguridad y los giros a la izquierda, no sobre la política.

PREGUNTAS DE LA SEMANA
¿Logrará Llorenç Huguet ser reelegido rector de la UIB en las votaciones del 24 de mayo?

¿Ha nombrado el PSOE a Joana Català directora general de Cultura del Govern con la perspectiva electoral de 2019?

¿También serán menorquines el director de Illenc -antiguo Institut d’Estudis Baleàrics- y de la Orquestra Simfònica de les Illes Balears?

¿Quiénes son las personas nombradas por PI, PSOE y Volem Sant Lluís, ajenas a la corporación, para acabar con el cabragate municipal?

¿Aplicará el Ibavi, que pertenece a la conselleria de Marc Pons, las conclusiones de la Mesa d’Habitatge de Menorca que preside Cristina Gómez?

Leave a Reply