De aquellas risas a los desacuerdos

Lo proclamó Francina Armengol con premeditado énfasis, porque quería convertirlo en el gran titular del debate de política general del Govern: «els vull anunciar que tenim sobre la taula un Pla d’Infraestructures que preveu la construcció de centres educatius, sanitaris, residències, equipaments culturals, infraestructures hídriques…». La presidenta tiraba la casa por la ventana al prometer todo y más. Pero después vinieron las rebajas y lo que debía ser el gran anuncio se ha transformado en un rosario de reproches y discrepancias entre los partidos del Govern del Pacte.

El Govern de La Conga pierde el compás. En realidad bailaron el «Stamattina mi sono alzato: o bella, ciao! bella, ciao! bella, ciao, ciao, ciao!» hace un año para celebrar la derogación de la Llei de Símbols. Ahora, entre el plan de infraestructuras de Armengol y la retirada en las causas judiciales contra Jaume Matas han perdido el compás

El Govern de La Conga pierde el compás. En realidad bailaron el «Stamattina mi sono alzato: o bella, ciao! bella, ciao! bella, ciao, ciao, ciao!» hace un año para celebrar la derogación de la Llei de Símbols. Ahora, entre el plan de infraestructuras de Armengol y la retirada en las causas judiciales contra Jaume Matas han perdido el compás

Porque la única infraestructura prevista para Menorca -de hecho, la única referencia en este plan- consiste en el servicio de radioterapia, una mejora que proyectó y adjudicó el anterior Govern, que el actual Ejecutivo prevé poner en marcha el 2017.

El ‘plan Armengol’ incluye, para Eivissa, «la remodelación integral del viejo [hospital] Can Misses para ubicar el centro de salud, una hospedería para el personal sanitario desplazado a Eivissa y Formentera, y un espacio de trabajo para las entidades sociosanitarias».

Para Mallorca, avanzó la presidenta de la Comunidad Autónoma que «estamos ultimando el Plan Director del Hospital Son Dureta, que redefinirá completamente este espacio de Palma y lo orientará a la atención de las personas con enfermedades crónicas».

¿Y el hospital Verge del Toro? No está ni se le espera. Al día siguiente lo empeoró al dar la razón a Santiago Tadeo y admitir que el antiguo hospital de Maó se halla en ruina, cuando la alcaldesa Conxa Juanola espera el informe de los técnicos de la dirección general de Arquitectura del Govern sobre un edificio tan obsoleto como deteriorado.

Resultados y consecuencias de la impactante revelación de Armengol: Menorca no existe en el plan de infraestructuras o solo aparece la radioterapia, cuyas obras ya han empezado y grande de irritación entre los socios de Més per Mallorca y Menorca. Los econacionalistas mallorquines se desmarcan: «el anuncio del plan director de usos de Son Dureta es una propuesta de la Conselleria de Salud, dirigida por la socialista Patricia Gómez, que no se ha pactado». Y los menorquines remachan y advierten que «destinar 119 millones de euros a Son Dureta absorberá buena parte de la partida del Plan de Infraestructuras y perjudicará inversiones en otras islas».

El segundo frente abierto por el Govern ha sido la retirada de la Abogacía de la Comunidad de dos causas judiciales contra Jaume Matas: el «palacete» y la ópera de Calatrava. Armengol dice que lo desconocía, y Més y Podemos rechazan y reprochan esta decisión.

La presidenta marcha mañana tres días a Bruselas, al Comité de las Regiones. Allí no estarán ni los de Més ni los de Podemos.

El PP incidirá donde más duele, porque sabe que ya nada volverá a ser como antes.

Dejan huella
La repentina muerte del presbítero Rafel Portella Moll, pocos días después de haber tomado posesión como rector de la parroquia de su población natal, Sant Cristòfol des Migjorn Gran, ha provocado una viva conmoción tanto por su temprana edad como la dedicación y vocación de servicio a la Iglesia diocesana.

Al día siguiente de la misa exequial en la Catedral, en la que oficiaron los dos obispos -Joan Piris y Salvador Giménez, ambos desplazados expresamente a Menorca- con los que Portella ejerció como vicario general, se celebró la Eucaristía en la parroquia de Sant Cristòfol. Una despedida muy emotiva con una masiva asistencia, que puso de manifiesto el gran aprecio migjoner a este sacerdote sencillo, amable y firmemente comprometido con los valores evangélicos. Gerard Villalonga glosó con acierto su trayectoria y los numerosos servicios prestados a la Iglesia menorquina.

El reto, ahora, consiste en mantener vivo y aplicar el ejemplo de Rafel Portella. Su inesperada muerte ha coincidido con un año de sede vacante en la diócesis, que ha sido administrada durante estos doce meses, con el consejo del Colegio de Consultores, por Gerard Villallonga. Desbloqueada la situación en Mallorca, con el nombramiento del obispo menorquín Sebastià Taltavull como administrador apostólico, octubre se perfila como el mes en el que se sustanciará el nombramiento del próximo titular de la sede episcopal de Severo.

También nos ha dejado esta semana, tras una intensa vivencia de 101 años, Paz Sirerol Guzmán, viuda del médico y exalcalde de Maó José María Escudero Monjo, y madre del exsenador Martín Escudero. Mujer inquieta, discreta y culta, Paz Sirerol fue alumna de Federico García Lorca en Madrid, donde compartió vecindad con el entonces presidente de la Segunda República, Niceto Alcalá Zamora. Ejerció, durante más de cuarenta años, la docencia en el Instituto de Maó, donde supo transmitir su amor por las letras como profesora de Lengua y Literatura Castellanas. Rafel Portella y Paz Sirerol: dos personas buenas que dejan huella en Menorca.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Volverá a proponer el Consell el cese de Andreu Hernández al patronato de la Fundació de Discapacitats?

¿Cuántas propuestas de resolución sobre cuestiones de Menorca serán aprobadas por el pleno del Parlament el martes y cuántas serán aplicadas?

¿Por qué el Consell insular no participa en el grupo de trabajo para impulsar la reactivación del puerto de Maó?

¿Recurrirá la Asociación Hotelera de Menorca el reglamento de la ecotasa como han hecho los hoteleros de Mallorca?

¿Quiénes integran el «grupo reducido de socios» que invertirá con Borja ‘Matoses’ 10 millones de euros en una fábrica de mahonesa en Maó?

Leave a Reply