Manera no acusa a los hoteleros

Un año después de haber tomado posesión y en pleno debate -social y político- sobre si debe limitarse la llegada de turistas a Balears, el Govern que preside Francina Armengol encarga a la Universitat de les Illes Balears un estudio sobre cómo frenar la saturación turística. En realidad ha sido el vicepresidente y conseller de Turismo, Biel Barceló, o sea Més, quien se ha dirigido a la institución académica regida por el menorquín Llorenç Huguet.

Hablamos de dos informes. El primero será redactado por el exconseller de Economía y Hacienda del Govern (2007-2011) Carlos Pablo Manera Erbina, veterano dirigente del PSIB-PSOE, aspirante al rectorado de la UIB (perdió en 2007) y buen conocedor de la realidad menorquina por sus vacaciones en Sa Roca de Es Mercadal durante su etapa conyugal con la exconsellera de Salud de Balears, Aina Salom, también del PSIB-PSOE.

CARLES MANERA estuvo en el PSOE-Menorca en 2010. El entonces conseller de Economía y Hacienda del segundo Govern de Francesc Antich presentó el Plan de Competitividad con Lorenzo Bravo

CARLES MANERA estuvo en el PSOE-Menorca en 2010. El entonces conseller de Economía y Hacienda del segundo Govern de Francesc Antich presentó el Plan de Competitividad con Lorenzo Bravo

Manera, doctor en Historia y en Ciencias Económicas, redactará el «Estudio de destinos maduros en el turismo de masas: comparación histórica y propuestas de actuación». Su coste asciende a 11.500 euros. El segundo informe ha sido encargado al profesor de la UIB Iván Murray, con un precio de 10.142 euros, para valorar «Indicadores que inciden en la sostenibilidad del turismo». Un año después de formar el tercer Govern de Pacte, el vicepresidente y conseller Barceló anuncia que estos dos estudios «ayudarán a definir las políticas turísticas del Govern, especialmente para mejorar el modelo turístico de Balears». Que así sea.

¿Qué es saturación?
El profesor Manera ya está redactando el informe en su casa de veraneo de la mallorquina Colònia de Sant Jordi. Anuncia que la primera cuestión a resolver consiste en definir qué es saturación: «En el segundo Pacte de Progrés [del que fue conseller, con Francesc Antich en la presidencia] se creó el Indicador de Presión Humana, que ofrece datos objetivos, como el que indicó que a principios de agosto habíamos superado los dos millones de personas». La población de Balears es de 1,1 millones de habitantes. O sea, ya duplicamos, y subiendo.

Antes de proponer al actual Govern medidas de política turística, económica y territorial, se pregunta Carles Manera: «¿Eso quiere decir que tenemos un problema de saturación? No necesariamente», responde el mismo.

Apunta y dispara «a priori parece que la llegada de más cruceros y la oferta de alojamiento fuera de los hoteles pueden ser dos motivos importantes. Por contra, la planta hotelera se ha mantenido estable y no es el causante de esta subida de la presión humana».

Resumen: los hoteleros no son los culpables de la masificación, en la línea de lo manifestado por Luis Pablo Casals, presidente de la Asociación Hotelera de Menorca.

El presidente de ASHOME denuncia la falta de ordenación y regulación de la oferta ilegal. Durante estos últimos quince años apenas ha aumentado el número de plazas hoteleras en Menorca, que se mantiene estable en torno a las 50.000, controladas y vigiladas por las administraciones. Está limitado a 52.000 plazas por el techo que impone el Plan Territorial Insular. En cambio, proliferan las plazas no reguladas ni legalizadas en casas, pisos y apartamentos. Esta oferta, que en Menorca suma actualmente unas 50.000 plazas, además de no tributar, porque escapa del control de Hacienda, constituye un agravio y una competencia desleal.

De la oposición al Govern
Mientras la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, presiona a portales de Internet como Airbnb y Homeaway, que comercializan viviendas turísticas ilegales, con el cierre de 256 pisos en la Ciudad Condal y la investigación de otros 406, nuestro conseller Barceló anuncia que Balears tendrá en 2017 otro verano de saturación por el incremento del turismo internacional, y con Turquía, Egipto y Túnez que siguen sin recuperarse de los atentados yihadistas.

Al mismo tiempo, el conseller de Turismo del Govern Armengol proclama que «no hay soluciones mágicas» para el alquiler turística vacacional.

El escenario ha cambiado, porque Biel Barceló ha pasado de la oposición -donde tanto criticaba al PP, en el Govern, por ser demasiado restrictivo con el alquiler vacacional- a la mesa del Consulat de Mar con la cartera de Turismo. Ahora se da cuenta de las extraordinarias dificultades que entraña la regulación y ordenación de una actividad que no ha parado de crecer en Balears.

Debate en las cenas
Esta cuestión, así como controversia sobre el modelo de crecimiento de Menorca a partir de los datos aportados por el doctor Antoni Riera, es debatido en las cenas de verano que reúnen, entre otros, a Alfred Pastor, Guillem López Casasnovas, Francisco Tutzó, Joaquim Coello, Rafel Suñol, Antoni Cavaller y Rafel Torrent. Mañana tendrán la oportunidad de conocer las propuestas de Kike Sarasola en La Mola.

PREGUNTAS DE LA SEMANA
¿Llegarán a ejecutarse algún día la ampliación de planta fotovoltaica de Son Salomó y la gasificación de Menorca?

¿Tendrá en cuenta el Govern las alegaciones del Consell contra las excepciones en suelo rústico para las fincas agrícolas?

¿Cuántas empresas ya se han incorporado al Centro BIT-Menorca en Alaior?

¿Con qué dirigentes del PP-Menorca almorzó y cenó Cristina Cifuentes durante su estancia en la Isla?

¿Por qué ha retirado Més per Menorca en el Parlament, a petición del PSIB-PSOE, la propuesta para reducir al 3% el mínimo de votos para obtener diputado autonómico?

Leave a Reply