El alquiler turístico, talón de Aquiles

Las reacciones que nos llegan, desde Eivissa y Mallorca, sobre el antiguo e inconcluso debate  de cada verano: «masificación vs sostenibilidad» (capítulo 88) contrastan con el espléndido silencio del Consell de Menorca. Su presidenta y consellera de Promoción Turística, Maite Salord, dice que ahora no toca hacer declaraciones y que ya lo abordará en la Fundació Foment del Turisme. Pues vamos a esperar.

Según el conseller de Economía y Hacienda del Consell de Mallorca, Cosme Bonet (PSOE, «la solución para paliar la saturación que están padeciendo las Islas en verano no es cerrar las puertas, sino mejorar las infraestructuras», Advierte a continuación: «hay que tener mucho cuidado con decir que tenemos un destino turístico saturado».

LA CONSELLERIA DE TURISMO DEL GOVERN, EN EL PUNTO DE MIRA DEL GOB. El vicepresidente y conseller Biel Barceló, de Més per Mallorca, parodiado por el GOB, retrasa la regulación de las viviendas vacacionales.

LA CONSELLERIA DE TURISMO DEL GOVERN, EN EL PUNTO DE MIRA DEL GOB. El vicepresidente y conseller Biel Barceló, de Més per Mallorca, parodiado por el GOB, retrasa la regulación de las viviendas vacacionales.

El presidente del Consell d’Eivissa, Vicent Torres, también del PSOE, proclama que «hay países a los que les encantaría tener el PIB de esta isla», aunque matiza, en la línea de lo ya manifestado por el doctor y catedrático Antoni Riera en el ciclo «(re)Pensar Menorca: «no puede haber una brecha tan grande entre el PIB que generamos y el bienestar social de la isla».

Medidas, no campañas
El GOB, en Palma, ya se ha manifestado frente a la Conselleria de Turismo del Govern para reclamar al vicepresidente y conseller de Turismo, Biel Barceló, de Més per Mallorca, que actúe para «cambiar el actual modelo insostenible y evitar la masificación».

Un montaje con el que ha criticado la campaña «Bienvenido turismo sostenible», ideada por Pere Muñoz, director de la Agència de Turisme de Balears.

Algunos dirigentes del PSIB-PSOE aún no han perdonado a Miquel Àngel March, entonces portavoz del GOB y ahora alcaldesa de Pollença, la pared de bloques de cemento que levantó ante la estupefacta y compungida mirada del presidente del primer Govern de Pacte, Francesc Antich, frente al Consulat de Mar, a una semana de las elecciones de 2003.

La  alcaldesa en funciones de Palma, Aurora Jhardi, de Som/Podem, asevera que «el debate sobre el modelo turístico llega tarde antes hubiésemos podido hablar de parar daños, pero ahora ya tenemos que hablar de minimizarlos». Aquí esperamos.

«Muy complicado»
El vicepresidente Barceló se había comprometido -sobre todo con el PI- a aprobar en septiembre la modificación de la Ley General Turística para regular las viviendas vacacionales. Pero el 4 de agosto compareció en el Parlament para anunciar que es un «tema muy complicado». Ahora dice que lo aprobará antes de final de año. El alquiler turístico es el talón de Aquiles de este Govern. Dispara Joan Riera: «Ya puede darse prisa Barceló porque este verano se está alquilando por todas partes. Se están creando derechos adquiridos. Son millares los beneficiados toda este gente vota. El que lesione la posibilidad de obtener una renta con el alquiler de sus propiedades puede salir escaldado en las urnas».
El encuentro discreto
Algo se mueve y se está gestando, este agosto, entre las organizaciones empresariales menorquinas. Hace pocos días se celebró un encuentro, en Maó, en el que se sentaron en torno a la misma mesa cualificados dirigentes de PIME-Menorca, CAEB, ASHOME y el Cercle d’Economia.

El diálogo giró en torno a dos preguntas: «¿hacia dónde va Menorca?» y «¿por qué somos la isla de Balears que genera hoy menos renta?».

Desde el compromiso de la discreción y la confidencialidad, los asistentes se conjuraron para no revelar los planteamientos y las propuestas de cada uno. Cuando pedimos valoraciones , todos respetan el pacto  de silencio. Nadie confirma ni desmiente su asistencia. Solo uno de ellos, via wasapp, apunta: «la sociedad civil menorquina es el motor que puede sacarnos de la actual depresión económica y quien puede impulsar y promover este cambio son las asociaciones de empresarios y emprendedores de Menorca si somos capaces de fijar los diez objetivos en los que coincidimos».

«Un verdadero acuerdo de estado -prosigue- basado en el consenso, en aquello que nos une, dejando a un lado lo que nos separa, sin personalismos». Habrá, pronto, un segundo encuentro.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Se transformará en realidad el proyecto final de carrera del arquitecto Josep Rotger Vinent para la estación de autobuses de Ciutadella?

¿Tendrá en cuenta el Ayuntamiento de Ciutadella la petición del Consell para no limitar los patios
interiores a los ya existentes?

¿Logrará el Consell aprobar durante estemandato la revisión del Plan Territorial Insular y derogar
la Norma Territorial Transitoria?

¿Destinará el Govern una parte de los fondos de la ecotasa al sector agrícola-ganadero, tal como piden las organizaciones profesionales?

Leave a Reply