El consenso posible

La Associació de Restauració de Menorca, integrada en CAEB-Menorca, ha decidido no presentar alegaciones a la nueva ordenanza municipal que regulará el uso de los patios interiores en Ciutadella.

Afirma esta organización profesional que en las reuniones convocadas por el ayuntamiento «se buscaba un consenso imposible». Renuncia a las alegaciones porque sus consideraciones «no han sido atendidas ni tomadas lo suficientemente en serio» y porque podría retrasar, aún más, la aprobación de la ordenanza.

En abril pasado el gobierno municipal tripartito de Ciutadella, formado por PSM, PSOE y Gent per Ciutadella, anunció que limitará el aforo de las terrazas interiores y que las cerrará a medianoche. Los clientes no podrán permanecer en los patios de bares y restaurantes más allá de las 00.30 horas, y, en caso de infracción, se enfrentan a multas de hasta 1.000 euros diarios. La nueva normativa, que regulará horarios y aforo en función de la temporada y la superficie de cada establecimiento, no recibirá propuestas de la Associació de Restauració porque no quiere «retrasar un proceso que está siendo demasiado largo».

En cambio, Ciutadella Vella, que integra a vecinos y residentes en el centro histórico, y la Asociación Menorquina de Cafeterías, Bares y Restaurantes, que forma parte de la Federació de PIME-Menorca, han anunciado alegaciones. El proyecto del gobierno municipal queda a medio camino y no satisface ni a unos ni a otros. Los vecinos lo consideran excesivo y los restaurantes, alejado de sus peticiones.

El conflicto que desde hace meses vive Ciutadella no se repite en otros municipios de Menorca, que han alcanzado un consenso posible. Mientras, avanza la temporada de 2016 y en la ciudad de poniente los patios interiores siguen cerrados.

Leave a Reply