Consell 2015-2019: 1ª remodelación

Después de la sonora dimisión, con portazo incluido, de la consellera Esperança Camps, relevada por Ruth Mateu en el Govern, esta semana hemos asistido a la primera reestructuración del gobierno tripartito del Consell de Menorca. Y de la misma manera que Francina Armengol aprovechó la renuncia de la consellera nombrada por Més per Menorca para hacer más cambios en el PSOE -relevo de Joan Boned por Marc Pons e incorporación de Pilar Costa-, en el Consell se han producido dos dimisiones.

Cuando supo Santiago Florit (PSOE) que Maria Sellarès (Més per Menorca) presentaba la renuncia, decidió que había llegado su hora de dimitir. Hay motivos de carácter personal y familiar en ambos casos, pero como también hay razones políticas, en realidad nos hallamos ante dos ceses pactados. Es la primera remodelación de este mandato, porque en julio del próximo año Maite Salord debe traspasar a Susana Mora la presidencia de la institución insular, en virtud de los acuerdos cerrados el 4 de julio de 2015, horas antes de la constitución de la corporación.

MAYORIA DE SILLAS VACIAS. El primer Simposium Festes de Sant Joan de Ciutadella ha obtenido una pobre respuesta, con una escasa asistencia a las sesiones, a pesar del interés de los temas a tratar y los ponentes que han intervenido. El único acto de estas jornada que registró gran afluencia fue el ‘replec’ celebrado el domingo en Es Pinaret

MAYORIA DE SILLAS VACIAS. El primer Simposium Festes de Sant Joan de Ciutadella ha obtenido una pobre respuesta, con una escasa asistencia a las sesiones, a pesar del interés de los temas a tratar y los ponentes que han intervenido. El único acto de estas jornada que registró gran afluencia fue el ‘replec’ celebrado el domingo en Es Pinaret

Sale el hombre que, junto con María Cabrisas, logró quebrar el acuerdo Més-Podemos que habría conducido a un gobierno en permanente minoría inestable, formado por cinco consellers frente a ocho de la oposición. Una fórmula imposible.

En dos tiempos
Esta primera remodelación se resuelve en dos tiempos. Primero, los nuevos consellers; después los directores insulares.

Miquel Company y Miquel Preto serán los sucesores de Florit y Sellarés. Tomarán posesión en el pleno del 20 de junio, la semana de las elecciones generales. Después ya vendrá el nombramiento de los directores insulares. ¿Ha tenido en cuenta el PSOE que Company puede ser elegido senador por Menorca seis días después? En este caso, ¿quién le sustituirá?

Hábil, Maite Salord deja de gestionar las carreteras, un tema que se complicará mucho en los próximos meses, del que se encargará Miquel Preto; mientras que Susana Mora debe enfrentarse al doble reto de la ordenación territorial y la ordenación turística. Según Santiago Florit, que hoy respira aliviado, «es una conselleria monstruosa, que ha sufrido carencias de personal, se acumulaba el trabajo y faltaban brazos». La vicepresidenta primera tiene que lidiar los cambios en la Norma Territorial Transitoria, la revisión del PTI, el alquiler turístico, el caso Cesgarden, los aparcamientos en las playas y el impuesto turístico.

El conseller de Podemos Javier Ares que ha perdido la efervescencia inicial, ha dado tres pasos atrás y opta por una menor presencia mediática. Las llamadas perdidas se acumulan en su móvil. También coinciden en su caso los motivos familiares con las circunstancias políticas.

Y Aurora Herráiz, que ha sido propuesta como directora de Scholas Occurrentes en Europa, no presentará su dimisión como consellera del Consell de Menorca. No tiene esta intención.

‘Jaleos’ amenazados
Los tres partidos que apoyan al Govern del Pacte -PSOE, Més y Podemos, aunque no siempre- deben corregir su propio proyecto de Ley de Bienestar Animal. Tal como ya había advertido el PP, prohíbe las fiestas ecuestres de Menorca e incluso el Diumenge des Be. Todos los ‘jaleos’ amenazados. «Es un error», admiten.

El artículo 1 de este proyecto de ley prohibe el «uso de animales en fiestas». Implica que los caballos y los corderos, también sa somereta del fabioler, deben quedar en casa. «El Govern entra en zona de peligro», advierte Nekane Domblás. El conseller de Medi Ambient, Vicenç Vidal, de Més per Mallorca, que defiende las adjudicaciones a dedo a una consultora para la que trabajó «porque es la mejor», queda tocado por la moratoria que permite seguir construyendo en urbanizaciones que carecen de alcantarillado. Més per Menorca dice que no aprobará la enmienda del PP para mantener esta moratoria. El PSOE, a través de Marc Pons, y Més per Mallorca habían aceptado la enmienda. Se mantiene el pulso. El PSOE deberá pactar con el PP y el PI si quiere evitar que entre en vigor la exigencia de la UE que impide construir sin alcantarillado.

Apunte-pregunta sobre el Plan General de Alaior: ¿si en lugar de incluir cuatro geógrafos en el equipo redactor hubieran incorporado un abogado para advertir que falta el plan de telefonía se habría evitado su anulación?

Frase de la semana
Escribe Amaya Michelena, periodista, en UH, «el intento de Bauzá de conseguir que los estudiantes salieran del cole sabiendo inglés fue una chapuza impresentable, pero el que ‘hagan lo que quieran’ de Francina Armengol no ha hecho más que asegurar que ninguno de los chavales dominará este idioma. Seguramente tampoco los otros, porque el nivel de xigencia es mínimo».

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Quiénes son las «personas de diversos sectores y ámbitos» con las que se reunió el miércoles en Menorca el candidato nº 1 del PSIB-PSOEal Congreso, Pere Joan Pons?

¿Cómo resolvió Agueda Reynés el desplazamiento de María Dolores de Cospedal el próximo miércoles a Maó?

¿Cuándo cerraron Susana Mora y Vicenç Tur el cese-relevo-dimisión-renuncia del conseller Santiago Florit?

¿Qué consellers se han apostado que antes de fin de año habrá otra renuncia en el equipo de gobierno del Consell?

¿Llegará a funcionar correctamente la depuradora de Milà y garantizará el tratamiento eficaz de los lixiviados?

Leave a Reply