Menorca se reconcilia con el príncipe ilustrado

Tuvieron que transcurrir casi noventa años –desde 1891 en que apareció publicado con textos originales en alemán, hasta 1980, con la traducción al castellano, editada por la Caixa de Balears Sa Nostra- para que la monumental obra Die Balearen, del archiduque Luis Salvador de Austria, empezara a circular y a ser consultada con normalidad. Después, a partir de 1999, el Grup Serra acometió la traducción y edición de la primera versión en catalán, que se distribuyó en nuestra isla con Ultima Hora Menorca. Los fascículos correspondientes a los dos volúmenes menorquines se entregaron en 2002 y 2003.

Más allá del halo romántico y trágico que envolvió la trayectoria vital de quien se registraba con el título de conde de Neudorf para ocultar su condición de príncipe de la familia imperial austríaca, Menorca no supo agradecer ni reconocer el extraordinario trabajo de investigación y recopilación de datos llevado a cabo durante el último tercio del siglo XIX. También su muerte, en octubre de 1915, en el castillo de Brandeys, en la Bohemia checa, pasa desapercibida para la prensa menorquina. Este silencio ha sido roto ahora por el doctor Miquel Angel Limón Pons con L’arxiduc Lluís Salvador. Columna vertebral d’un enciclopedisme menorquí en el Vuit-cents, luminosa obra que ha publicado el Institut Menorquí d’Estudis en la colección Cova de Pala.

Con este estudio –que marca un antes y un después sobre la fecunda relación intelectual que mantuvo con nuestra isla el noveno hijo de Leopoldo II, gran duque de la Toscana-  Menorca se reconcilia con Luis Salvador, que depositó su mirada sabia, con el rigor científico de la época, sobre la geografía, el paisaje, la historia y la cultura popular menorquina. Un libro imprescindible para reconstruir la crónica de los viajes científicos del autor de Die Insel Menorca a la balear menor en 1867, 1877 y 1887; y recuperar el mapa orgánico de sus colaboradores y la estructura cultural de la isla entre 1869 y 1891.

Leave a Reply