PP+Podemos = mayoría absoluta

En Eivissa, Aitor Morrás y en Menorca, Montserrat Seijas son los dos diputados que lideran la estrategia de Podemos para marcar distancias respecto al PSIB-PSOE y, sobre todo, a Més, con el que disputan abiertamente el mismo espacio político.

Mientras persisten las dudas sobre la salida al escenario postelectoral español del 20-D -hipotéticos gobiernos sobre las arenas movedizas de minorías parlamentarias con equilibrios inestables o nuevas elecciones el 26 de junio- aumentan las discrepancias y los desmarques de Podemos frente al Govern Armengol: la ecotasa es el emblema del nuevo desacuerdo después de cuestionar, por activa y por pasiva, a Francisco Fernández Terrés.

Más diputados de podemos que de Més. La aritmética parlamentaria no admite dudas, porque el grupo de Podemos cuenta con más diputados (10) que los grupos de Més per Mallorca (6) y Més per Menorca (3)

Más diputados de podemos que de Més. La aritmética parlamentaria no admite dudas, porque el grupo de Podemos cuenta con más diputados (10) que los grupos de Més per Mallorca (6) y Més per Menorca (3)

Ahora es el rechazo a la Facultad de Medicina en la UIB y también las demoledoras críticas, con enmienda a la totalidad en forma de catorce alegaciones, al decreto lingüístico del Govern para la enseñanza de lenguas extranjeras. El partido de los círculos lo compara con el tan criticado TIl del anterior Govern. «Hasta aquí hemos llegado», proclamó Nel Martí, harto, muy harto de Podemos, de quien afirma que «ha hecho de la deslealtad y el mediatismo su forma de ser, su ADN».

Pero esto no ha hecho más que empezar, y Podemos acentuará sus decisiones y gestos -en forma de votaciones y enmiendas- que evidenciarán las dificultades y la soledad del Govern PSOE-Més a la intemperie, ‘salvado’ in extremis por los tres diputados del PI, cuya abstención evitó la aprobación de las enmiendas a la totalidad del PP y Ciudadanos al proyecto de la ecotasa: 24 votos en contra y 22 a favor.

Donde más duele
La aritmética parlamentaria es cruel porque solo admite la concesión del tránsfuga, y pone a cada uno en su sitio. El Govern ha constatado esta semana que no cuenta con el salvavidas de los diputados de Podemos. Pero la diputada Seijas, que el 6 de febrero ya disparó con bala: «Més sigue el modelo de siempre, que perjudica a Menorca», esta semana ha recordado lo que más duele. Que la suma de los veinte diputados del PP y los diez de Podemos en el Parlament arrojan mayoría absoluta. O sea, que cualquier acuerdo entre estas formaciones políticas, además de bloquear o impedir la acción del Govern, está en condiciones de imponer decisiones legislativas de calado.

Aitor Morràs, desde Eivissa, se mostró ayer tarde conciliador y se negó a replicar la andanada de Nel Martí con el diputado de Podemos: «Ja és tenir nassos que hagi de venir algú des d’Eivissa a qüestionar -amb xuleria i insults- els acords presos per la màxima institució menorquina», afirmó el viernes el diputado-portavoz de Més per Menorca. «No se trata de enfrentarnos menorquines e ibicencos, sino que Mallorca sea más solidaria a favor de las islas menores», manifiesta Morràs, quien subraya «he actuado como diputado de Balears, no de Eivissa, porque los 59 parlamentarios somos diputados del Parlament balear».

Punto de acuerdo
Desvela Aitor-azote de Més que «después de cinco horas de negociación, en la noche antes del pleno del Parlament, alcanzamos un punto de acuerdo para el reparto de los fondos recaudados con la ecotasa: tomar como referencia la nueva Ley de Financiación de los Consells insulars y no aplicar un porcentaje mínimo, sino una horquilla. El mínimo de esta horquilla podía ser mejorado en un 20 por ciento».

Tras recordar que el PSIB-PSOE y el PSM denostaban esta ley al calificarla de insuficiente, explica que «el Govern da un giro de 180 grados y advierte que este criterio no será aplicable sobre todo lo recaudado lo que pone de manifiesto que no hay voluntad de acuerdo. La negociación deja entonces de tener sentido entre otras razones porque Més ya se ha ausentado».

Biel Barceló-Casals
El debate sobre el proyecto de ley de la ecotasa, celebrado el miércoles en el Ateneo propició la primera conversación en serio, más allá de cortesías y apretones de mano, entre el vicepresidente del Govern y conseller de Turisme, Biel Barceló, y el presidente de Ashome, Lluís Casals. Estuvo hábil y convincente el presidente de los hoteleros, que contó, desde el público, con el apoyo de la gerente, Azucena Jiménez. El presidente del PP, Santiago Tadeo, insistió en el destino finalista de los fondos de la ecotasa. No obtuvo respuesta.

PREGUNTAS DE LA SEMANA
¿Por qué se demora la integración del ayuntamiento de Ciutadella en el Consorci de Disciplina en Sòl Rústic, prevista para febrero?

¿Cuándo habrá concluido la valoración jurídica en el Consell para decidir si se deroga, o no, la Norma Territorial Transitoria?

¿Qué calendario maneja el colegio de consultores de la diócesis para la ordenación del nuevo obispo de Menorca?

¿Por qué el PSOE votó en contra, en la oposición, a pedir la gestión de los puertos del Estado y ahora, en el Govern, la reclama?

Leave a Reply