Francina, ministra… ¿y Marc Pons?

Desde el minuto uno, léase la noche del 20 de diciembre, Francina Armengol y Marc Pons -la primera más exultante; el segundo, más comedido- se pronunciaron abiertamente a favor de un pacto de izquierdas que aúpe a Pedro Sánchez a La Moncloa.

Las urnas arrojaron unos resultados de complicada gestión para investir al nuevo presidente del Gobierno, y lo más difícil: garantizar su estabilidad y la acción colegiada del Ejecutivo. Armengol, al igual que Sánchez para el PSOE el 20 de diciembre,  obtuvo en las autonómicas de mayo del 2015 los peores resultados del PSIB-PSOE, pero logró ser investida presidenta de la Comunidad Autónoma.

El ‘pacto madrileño a la balear’  con Podemos, que aconseja Armengol a Sánchez, abre la puerta a la incorporación de la farmacéutica de Inca al Consejo de Ministros. Es una opción que planea desde hace semanas sobre la política balear, y que, de confirmarse, exigiría una nueva sesión de investidura en el Parlament. PSIB-PSOE y los dos Més (Mallorca y Menorca) se plantarían con el previsto ‘hasta aquí hemos llegado’ y, en contrapartida, exigirían la incorporación de Podemos al Govern para que los morados sufran en sus carnes la erosión del día a día y la toma de decisiones en lugar del toma y daca desde los escaños del Parlament, donde practican el ahora te apoyo, ahora no; ahora exijo y os critico; ahora te hago la pinza con el PP; ahora pacto enmiendas con el PI…  No va más.

EL IDILIO POLÍTICO PEDRO-FRANCINA. La presidenta del Govern balear y secretaria general del PSIB-PSOE ha apoyado desde el primer momento un pacto de izquierdas para que Sánchez sea presidente

EL IDILIO POLÍTICO PEDRO-FRANCINA. La presidenta del Govern balear y secretaria general del PSIB-PSOE ha apoyado desde el primer momento un pacto de izquierdas para que Sánchez sea presidente

La opción ‘Francina ministra’, negada desde el Consulat de Mar, implicaría la elección del segundo presidente del Govern de esta legislatura. Apunten el nombre de Marc Pons. También lo niegan, pero el hijo del panadero sabe interpretar los tempos de la política. Sería el primer presidente menorquín de la Comunidad Autónoma.

La herida dolorosa
Siete meses después, los socialistas de Balears -y cada día que pasa, más se dan cuenta también en Més- son conscientes de la dolorosa precariedad y el equilibrio inestable del tercer Govern de Pacte, que quiere seguir gobernando a pesar de Podemos.

Pone el dedo Miquel Payeras donde más sangra esta herida al escribir que «los podemitas de las Islas se lo hacen pasar mal a sus aliados y sin embargo enemigos, tanto a los socialistas como a los econacionalistas». Ya no se hacen los diputados de Més aquellos divertidos selfis con Podemos que ponían tan nerviosos a los socialistas, ni ríe David Abril las ocurrencias de Alberto Jarabo y Laura Camargo, a cuya  estrategia se han incorporado con ímpetu y estrépito los diputados menorquines de Podemos Montserrat Seijas y David Martínez. Ambos se permiten el lujo de interpelar públicamente, con nombres y apellidos, a los otros once parlamentarios autonómicos de Menorca para que «es posicionin sobre el repartiment dels dobles de l’ecotaxa» (sic). Conclusión: los choques entre Podemos y el Govern PSOE-Més no  pararán porque la guerra es a muerte política por el liderazgo y la utilidad de la izquierda. Tampoco caerá el Govern, pero los desacuerdos por la ecotasa «no serán nada comparado con lo que les vendrá encima a los del PSOE y Més. Podemos los está acorralando» (Payeras).

Estalla Nel Martí
Después de los desacuerdos por el reparto de la ecotasa -PSOE y Més han vetado al diputado de Ibiza Aitor Morrás en la comisión negociadora- ha venido el rechazo de Podemos a la propuesta de creación de una facultad de Medicina en la Universitat de les Illes Balears, anunciada con alegría por la  presidenta Armengol; y ahora, las catorce alegaciones-reproche contra el decreto lingüístico del Govern para la enseñanza de las lenguas extranjeras. En realidad, una enmienda a la totalidad porque le acusa de fomentar la desigualdad y la discriminación, crear guetos en la enseñanza, no responde a los acuerdos del Pacte, y no ha sido negociado con el socio (y adversario al mismo tiempo).

Indignado, estalla Nel Martí al escribir que «Podemos ha hecho de la deslealtad y el mediatismo su forma de ser, su ADN y su ARN». El portavoz de Més per Menorca ya está harto cuando solo han transcurrido siete meses de esta larga legislatura: «harto, muy harto; así nos sentimos muchos de los que nos hemos comprometido y trabajamos para el Govern del cambio». El desmarque de Martí va más allá: «el socio, como el amigo, actúa pensando en el otro. El mal socio… lo dejaré aquí». Lo que más duele al PSIB-PSOE y Més es que Podemos compare su decreto con el denostado TIL del Govern Bauzá: «Igual que en la legislatura anterior, nos encontramos con un decreto hecho sin consenso ni participación, y que aplica la Lomce», rugen los leones morados.

La puerta giratoria
La intrahistoria de La Vanguardia, vivida en primera persona, y otra manera de hacer periodismo, constituyen la trama de Aquella porta giratòria, espléndida novela con la que Lluís Foix ha obtenido el Premi Josep Pla 2016. La etapa menorquina es explicada en dos capítulos:  Un any a Menorca y El diari des doctor Seguí, que merecen una lectura atenta. A Foix le aguarda una próxima cita con la Isla.

PREGUNTAS DE LA SEMANA
¿Será posible el entendimiento entre administraciones: Govern-Consell, sobre el proyecto de gasificación de Menorca?

¿Por qué no participa PIME-Menorca en el debate sobre la ecotasa que se celebrará el próximo miércoles en el Ateneo?

¿Prosperarán las invocaciones de prescripción en el ‘caso Nerer’ cuya investigación reanudará en abril el juez Hidalgo?

¿Qué dijo la diputada Mae de la Concha cuando Podemos le dijo que formará parte de la Comisión de Defensa del Congreso?

One Response to “Francina, ministra… ¿y Marc Pons?”

  1. manumenorca dice:

    … Primo, sorprende esa alegría en elucubrar alegremente con la ministrabilidad de la socialista Francina, cuando a la más mínima insinuación de que Podemos sueña con equis ministerios y una vicepresidencia, todo son burlas y recriminaciones… curioso. / Y Secondo, el Sr. Payeras debería pulir aquello de lo políticamente correcto, ya que si usa la denominación “podemitas”, en justa correspondencia ha de hablar de “peperos” y “sociatas”. Espero que lo corrija…

Leave a Reply