De la oposición al (duro) gobierno

La acción transcurre en Maó, el miércoles; y en Ciutadella, el jueves. Los protagonistas son dos consellers/as del gobierno tripartito del Consell.

—Hemos creado muchas expectativas de cambio en Menorca y ahora debemos ser capaces de dar respuesta a las medidas  y propuestas que constituyen los  compromisos contraídos. La Administración funciona con sus propios ritmos y cuatro años transcurren muy rápido.

¿Expectativas o expectación?
— Las expectativas provocan expectación, empezando por las obras de la carretera, que hemos paralizado para revisar el proyecto. Hemos comunicado al Ministerio de Fomento que queremos reprogramar las obras, que dependen de un convenio con este Ministerio, relacionado con el Plan Director Sectorial de Carreteras de Menorca.

Un plan que aprobó inicialmente el Consell en 2010…
— El anterior gobierno del PP no desistió de este plan, como  hizo con el de Comercio. Ahora queremos reactivarlo y recuperarlo y para ello hemos remitido la memoria ambiental a la Comisión Balear de Medio Ambiente.

¿Y conseguirán reactivarlo?
— Agilizaremos los trámites, pero también somos conscientes de que habrá que cumplir todas las exigencias de exposición pública; no es fácil. Luego vendrá el debate sobre el modelo de la red viaria menorquina.

MAHON. CONSELL. Consell Insular Pleno aprobacion cartapacio Aurora Herráiz / Santiago Tadeo / Cristina Gómez /  Maite Salord  y  Susana Mora  - Gemma Andreu

EL TRIUNVIRATO CRISTINA-MAITE-SUSANA.  Atención al próximo pleno del Consell, en el que pueden saltar chispas entre el gobierno y la oposición. Después de los cien días, y tras el comunicado difundido solidariamente por el gobierno tripartito, el PSOEconvocó rueda de prensa para marcar perfil propio desde la sede socialista. Més y Podemos no añadieron nada más

¿Qué se podrá consultar en el Portal de Transparencia?
— Ya hemos incluido las declaraciones de bienes de los consellers del equipo de gobierno. Se harán públicas sus actividades y sus agendas. Lo vamos a colgar absolutamente todo: presupuestos del Consell, del IME y de las fundaciones; todos los datos posibles hasta donde permita la Ley de Protección de Datos.

Pero algún conseller remite a su declaración de IRPF y después no aparece.
— Pues habrá que subsanarlo.

¿Lograrán más recursos de este Govern para el Consell?
—Este es el problema número 1. Para gestionar las competencias transferidas necesitamos mejorar las dotaciones asignadas, pero cuando vamos al Govern balear nos dicen que su situación también es crítica y que no pueden aumentar el déficit.

¿Y cómo van a redactar los presupuestos del 2016?
—Está siendo bastante complicado, porque debemos elaborar los nuestros, antes que los de la Comunidad Autónoma. Heavy.

El PP se negó a aceptar la promoción turística, porque venía mal dotada  ¿Qué pasará?
— Nosotros tampoco estamos dispuestos a aceptarla si la dotación económica no se ajusta a las necesidades, pero, de momento, se plantea para el 2017, porque para el 2016 no será posible. El fondo de la cuestión es que los consells deberían ejercer como Govern de cada isla.

El debate sobre la arquitectura institucional de la autonomía balear: consells versus Govern.
— Quien llega al despacho del Consolat de Mar [presidencia del Govern balear] se olvida de que somos una comunidad formada por islas, y le resulta difícil ver más allá de Mallorca. Es un déficit histórico.

¿Habrá más sensibilidad?
— Tendría que haberla, pero en Mallorca todos los despachos de las consellerias y las empresas públicas del Govern siguen abiertos. Nosotros nos negamos a ser una sucursal para ejercer poder vicario.  Habría que cambiar muchas rutinas y avanzar hacia la descentralización.

En cien días, de la oposición al gobierno: baño de realidad.
— Cuando estás en la oposición y durante la campaña electoral te comprometes y anuncias inversiones que después deberás cumplir. El día a día es muy duro, porque implica tomar decisiones con responsabilidades administrativas y judiciales; contenciosos y reclamaciones.

¿Cuáles son  las prioridades?
— Después de derogar el TIL y la Ley de Símbolos, cumplir con la apertura de los centros de salud  por las tardes; suprimir el nivel 33 de los funcionarios-políticos; la tarifa plana interinsular; y obtener más recursos para que el Consell de Menorca pueda ejercer políticas propias.

El PP-Menorca ha calificado este inicio de mandato como «cien días en blanco».
— Ha sido una crítica excesiva, porque hemos trabajado mucho. Es cierto que en cien días no se puede hacer todo y fuimos muy ambiciosos. Tuvimos el fair play de reconocerles que habían saneado las cuentas del Consell, pero si piensan practicar esta oposición tan dura, nos encontrarán. En el próximo pleno también vamos a ser muy duros con ellos.

Pero la crítica política está sujeta a la subjetividad.
— Cierto, pero todos los consellers estamos coordinados.

¿Qué ha fallado?
— La suspensión inmediata de artículos de la Norma Territorial. Esto es muy largo y complicado.

¿Y Susana Mora será la presidenta en julio de 2016?
— Así se acordó.

PREGUNTAS DE LA SEMANA
¿Qué propuestas formularán CAEB y el Cercle d’Economia al nuevo presidente de Autoridad Portuaria de Balears?

¿Se evitará la disolución de la Germandat de Donants de Sang de Menorca con otro  equipo que asuma la gestión?

¿Será una realidad el traspaso de competencias en promoción turística al Consell de Menorca durante el 2017?

¿Cuáles son los trámites y el calendario mínimo para el debate, redacción y aprobación del nuevo Plan Director Insular de Residuos?

¿Cuántos candidatos optarán finalmente a la nominación a diputado y senador en la junta que el PP-Menorca celebrará el 28 de octubre?

Leave a Reply