El PSOE gana en la prórroga del pacto

El PSOE ha actuado con mucha más determinación y decisión que Més y Podemos, por lo que ha conseguido dar la vuelta al resultado -léase presidencia y organigrama- en el tramo final de las negociaciones para formar el gobierno del Consell. Los socialistas no estaban dispuestos a que Joana Gomila (PSM)desempeñara la alcaldía en Ciutadella, Conxa Juanola (Ara Maó) la de Maó, y que Maite Salord (Més per Menorca) presidiera el Consell insular durante los cuatro años del mandato.

El gobierno bipartito era inviable por imposible. La inestabilidad y la tensión permanente estaban garantizadas con un gobierno de cinco consellers (el famoso ‘somos 3+2’ de Més para reclamar la presidencia) y una oposición de ocho (5 del PP y 3 del PSOE, disgustados por el resultado de las negociaciones) .

'Fair play' en el despacho de presidencia del consell.  Los consellers entrantes y salientes en un ejemplo de diálogo institucional antes de la toma de posesión de la nueva corporación. FOTO: JOSEP BAGUR GOMILA

‘Fair play’ en el despacho de presidencia del consell. Los consellers entrantes y salientes en un ejemplo de diálogo institucional antes de la toma de posesión de la nueva corporación. FOTO: JOSEP BAGUR GOMILA

Lo sabían todos, pero fue el conseller del PSOE  Santiago Florit quien actuó de delantero centro y chutó con energía sobre la portería defendida por las cancerberas Salord y Mae de la Concha, que no adivinaron la jugada porque Nel Martí y Javier Ares habían dejado ambos flancos  abiertos  Florit marcó el 1-0 al anunciar que iba abstenerse en la votación de investidura de una presidencia de Més para cuatro años. Le secundó Mari Cabrisas, que subió el marcador al 2-0 porque al equipo Més-Podemos le fallaban las defensas y aún no había modificado la estrategia de juego. No era lo que habían previsto.

Así que hemos pasado del Més per Menorca i Podem formen govern al Consell insular de Menorca, amb Maite Salord de presidenta. La formació menorquinista lamenta l’autoexclusió del PSOE (comunicado difundido el sábado 27 de junio a las 18:55 horas) al Acord polític per a la constitució del govern del Consell insular de Menorca, 2015-2019, firmado a las 19:41 horas del viernes 3 de julio en el Centro de Convenciones de Es Mercadal por Vicenç Tur (PSOE), Miquel A, Maria (Més) y Mae de la Concha (Podemos).

Empieza la prórroga
El martes se empezó a disputar la prórroga de las negociaciones en Es Mercadal.      Ramon Orfila, astuto y veterano zorro plateado de la política, llamó a Vicenç Tur: «hem de rallar». Un mensaje de tres palabras que resumía la situación. Marc Pons, que también ejerce de mercadalenc, como Orfila, no era ajeno a la aproximación-reconciliación.

El secretario general del PSOE-Menorca se desplazó desde Maó a Es Mercadal. Empezaba la prórroga con la presidencia alterna sobre la mesa. Al mismo tiempo, en una maniobra con varios interlocutores al mismo tiempo, todos con el mismo objetivo, reconducir la situación, Miquel Àngel Maria también contactaba con Enric Camps, que fue director insular de Urbanismo cuando Marc Pons dirigió la conselleria.

Ayer, en el pleno de la primera investidura de este mandato, el protocolo (?) sentó a Vicenç Tur junto a un pletórico Ramon Orfila que se resiste a la jubilación. Por cierto y por lo que pueda ocurrir, Tur ha registrado la solicitud para ser incluido en la bolsa de trabajo del Ayuntamiento de Maó como técnico superior.

El miércoles feneció antes de nacer el gobierno bipartito, transformado en un espejismo. PSOE y Més ya estaban de acuerdo en compartir/repartir la presidencia para evitar males mayores. El comité insular del PSOE encargó a los negociadores «un nuevo escenario», que ya no implicaba estar en la oposición, sino gobernar con Més y Podemos «por el bien de Menorca». Empezaba a reconstruirse el tripartito.

La asamblea de Més comprendió que con un gobierno bipartito con Podemos no había mucho recorrido, por lo que acordó «hacer un esfuerzo y ceder todos» a favor del gobierno de tres en uno. Pero quien tendrían que ceder más eran Més y Podemos.

El problema se convirtió en cómo convencer a Podemos. Empezaron entonces las llamadas a Mae de la Concha, Javier Ares y Cristina Gómez. El mensaje también llegó, escueto, pero claro: «tenemos que hablar». Hablaron y en la tarde del jueves se reunió el Consejo Ciudadano Insular del partido de Pablo Iglesias.

El posible gobierno de 6
La respuesta de Podemos llegó a la redacción a las 23:42 del jueves. Aceptaba la presidencia alterna, los dos primeros años de Més y los dos últimos del PSOE, pero puso condiciones: «una vez transcurridos los dos primeros años, Podemos convocará a su asamblea insular, que votará y decidirá si desea seguir en el Consell durante el resto de la legislatura como parte del tripartito y aceptar la presidencia del PSOE, si es que llegado el momento éste la reclamara». O sea que «si la decisión de la asamblea insular rechazara seguir en el gobierno, Podemos pasaría a la oposición».  En una palabra, que Susana Mora puede verse abocada en julio de 2017 a un gobierno de 6 consellers, formado por PSOE y Més.

Acuerdo in extremis, cerrado a menos de 24 horas de la constitución del Consell. Santiago Florit, infatigable, marcó en tiempo de descuento el tercer gol para el PSOE: gestionará Ordenación del Territorio y Ordenación Turística.

PREGUNTAS DE LA SEMANA
¿Por qué no ha convocado aún la alcaldesa de Ciutadella el pleno para aprobar el cartapacio, las delegaciones y retribuciones?

¿Cuántos directores generales de Menorca habrá en el nuevo Govern, además de Marta Fuxà y Montserrat Berini?

¿Qué relación tienen los últimos nombramientos eclesiásticos con la designación del Caixer Capellà de Sant Joan para 2016-17?

¿Saldrá el rey Felipe VI del despacho de presidencia del Consell insular tras la toma de posesión del nuevo gobierno?

Leave a Reply