Archive for Julio, 2015

Semana de decepciones para Nel Martí

Lunes, Julio 27th, 2015

Esta semana hemos sabido quién sería el director general de IB3 si Més per Menorca gobernase en solitario en Balears, pero al no gobernar lo suficiente no ha conseguido designar a su candidato. La plataforma que agrupa en Menorca a PSM, Iniciativa-Verds, Equo y ERC se siente dolida y disgustada porque los aliados con los que firmó el Acord de Governabilitat per a les Illes Balears no han actuado como socios ni leales ni fiables.

Nel Martí, que ya conocía desde los bancos de la oposición los entresijos de la política, ha descubierto esta semana el triple juego de la política a la mallorquina, donde nada se corresponde con su apariencia virtual. La estrategia desplegada por el PP, que apoyó de entrada -como el PSOE con la OTAN- la designación del candidato propuesto por Més per Menorca, fue interpretada por PSBIB-PSOE y Podemos como una ‘pinza Més-PP’.

MAGRO CONSUELO.  La consellera Esperança Camps y Alberto Jarabo -el diputado de Podemos al que le gustaría ser director general de IB3- intentan aliviar el dolor de Martí. Detrás, Damià Borràs practica el beatus ille

MAGRO CONSUELO. La consellera Esperança Camps y Alberto Jarabo -el diputado de Podemos al que le gustaría ser director general de IB3- intentan aliviar el dolor de Martí. Detrás, Damià Borràs practica el beatus ille

Después de muchos titubeos, dobles discursos y grande oscuridad, el pleno del Parlament del martes al final no votó ninguna propuesta para la dirección general de IB3. Tenía que ser el tema más importante de esta sesión, pero el punto a votar fue retirado del orden del día porque los partidos de izquierda no lograron ponerse de acuerdo.

Martí, tras advertir que «en la moqueta de la vieja política de los partidos que lo quieren acaparar todo -y controlar todo, desde el Tribunal Constitucional al jefe de informativos- no nos encontrarán», denuncia el pánico a la pluralidad territorial: «hay periferia si hay centralismo, de la misma manera que hay menores si hay mayor. El problema surge cuando algunos han convertido a los menores en periferia». La conclusión no invita al optimismo: «por este camino no tiene futuro IB3 ni Balears, ni mucho menos ningún Govern de les Illes Balears». La designación del director general de IB3 ha evidenciado recelos, desconfianzas, así como unos usos y costumbres muy arraigados en la clase política mallorquina.

¡Deroguemos la ley!
En diciembre de 2010, a seis meses de las elecciones de mayo del 2011 que dieron la victoria de los 35 diputados  del PP, el Parlament balear aprobó una ley por unanimidad. Fue la norma que regulaba el funcionamiento de IB3, sus órganos de dirección y cómo elegirlos.

Impulsada por el segundo Govern del Pacte, obtuvo el apoyo del PP, en la oposición. También de Unió Mallorquina, que aún no había empezado su particular via crucis judicial. El entonces conseller de Presidència Albert Moragues -antecesor de Marc Pons en este cargo- destacó que los nueve integrantes del consejo que iba a dirigir la Ràdio i Televisió de les Illes Balears «serán escogidos por el Parlament, por una mayoría cualificada de la Cámara y por un periodo de seis años, una legislatura y media; obliga a un amplio consenso y garantiza la independencia de la radiotelevisión». Nueve personas de Balears, de reconocido prestigio. e independientes del poder político.

Pero esta ley, tan elogiada y tan aplaudida, no ha funcionado porque no ha sido posible el acuerdo. Lo confirma que hace meses deben ser renovados cinco de los nueve miembros del consejo de ‘profesionales independientes’ (?) pero aún no han sido nombrados. Y la posibilidad de elegir, transcurridos seis meses, al director general sin los dos tercios exigidos en primera instancia, desvirtúa el tan invocado consenso.

Cuatro años después, regresa la izquierda al Consulat de Mar y al empezar su andadura el tercer Govern de Pacte, constata, como Manolete, que no es posible aplicar aquella ley maravillosa, que debía perdurar sobre las legislaturas y sobrevivir a cambios de gobierno, ¿qué decide? Solución: derogarla, porque la letra y el espíritu no permiten nombrar de forma inmediata a quien interesa.

Delegados y gerentes
La indignada decepción y el severo reproche de Nel Martí por el cambalache-paripé del director general de IB3 que debía haber sido y no fue, quedaron recogidas el jueves en el blog del diputado de Més per Menorca. Este mismo día incorporó otro comentario demoledor (No tocava, sobre el delegat d’Educació i el gerent de Salut a Menorca) en el que critica al PSOE por los nombramientos del delegado en Menorca de la Conselleria d’Educació (el exconseller-portavoz del Grupo Socialista durante el anterior mandato, Joan Marquès) y el gerente del IBSalut en Menorca (exalcalde de Alaior, exconseller y exdiputado del PSOE en el Parlament Antoni Gómez Arbona).

El diputado del PSM-Més per Menorca afirma que «se han equivocado porque no transmiten la idea del cambio». Ante el estropicio, sale Vicenç Tur a la palestra para desvelar que el PSOE-Menorca propuso a «personas más alejadas de la estructura del partido, más jovenes y activas en sus respetivos sectores». Apunta los nombres de Jordi Guerrero, Ramón Fernández-Cid, Meritxell Mercadal y Enric Camps. Pero… «desde Palma se optó por políticos con más bagaje». ¿Y quién es ‘Palma-PSOE? ¿acaso son Marc Pons y Francina  Armengol? Palma, siempre miramos a Palma.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Qué concejales del equipo de gobierno de Ciutadella aplicarán finalmente el ‘Protocol per als mitjans de comunicació’?

¿Por qué el ahorro en el coste del nuevo gobierno del Consell asciende a 277.000 euros en lugar de los 340.000 que se anunciaron?

¿Qué municipios de Menorca quieren, además de Alaior, actualizar los valores catastrales para ajustarlos a precios de mercado?

¿Qué día realizará Francina Armengol su primera visita a Menorca como nueva presidenta de la Comunidad Autónoma’

La casa Venecia, espejo en el agua

Lunes, Julio 27th, 2015

Mercedes Milá mantiene una antigua relación de afecto y de vivencias compartidas con Menorca, mucho más intensas con el puerto de Maó, que conoció de la mano de su padre, el abogado catalán José Luis Milá Sagnier, segundo conde de Montseny; y sobre todo gracias a su tío Alfonso, el arquitecto. Campeón de España de motociclismo en 1949 y socio de Federico Correa, Alfonso Milá fue el primero de la familia que recorrió s’altra banda y adquirió una concesión en La Solana. La periodista provocadora, presentadora inquieta y comunicadora audaz renunció al título de condesa de Montseny que Alfonso XIII había otorgado en 1926 a José María Milá Camps, su abuelo, por la gestión en la Diputación de Barcelona.

«Menorca es mi paraíso», exclama Mercedes, que después de tantos años de estancias en la isla conoce a fondo el microcosmos de Menorca. Aquí ha tenido la oportunidad de mantener veladas irrepetibles y largas conversaciones con personajes ilustres, como el gran Gabo, el Nobel amable que no quería marchar de la hamaca donde sesteaba en la terraza de los Milá, en el puerto de Maó, por supuesto.

La asociación de vecinos Tanques del Carme acogió ayer tarde la proyección de Historia de la casa mágica, un cortometraje dirigido por la periodista, con realización a cargo de Sofía Wittert. Una sucesión de imágenes -al ritmo de la canción de José Luis Ortega Monasterio Plora guiterra, en versión de Duncan Dhu- que nos invitan a descubrir los secretos y los ecos de la casa Venecia, arquitectura excepcional integrada en la ribera de s’altra banda des port de Maó. Richard Branson rehabilitó este espacio único, pero no prosperaron otros proyectos del fundador de Virgin para Menorca por la negativa de Autoritat Portuària. Como el escultor vasco Eduardo Chillida, Branson también renunció a esta isla.

Esta casa Venecia, espejo en el agua, construida en 1912, nos evoca lo que pudo haber sido y no fue, porque la vida está por delante.

El Consell, a ritmo de la ‘ley Montoro’

Martes, Julio 21st, 2015

La estructura, organigrama, retribuciones, delegaciones y áreas de gestión en el gobierno tripartito PSOE-Més-Podemos del Consell de Menorca exige una lectura muy atenta -tanto por los políticos como por los funcionarios de la institución a quienes corresponde interpretar y aplicar las normas- de la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local.
Abreviadamente, la ‘ley Montoro’ que ha introducido significativas modificaciones en la Ley de Régimen Local. Por ejemplo, un nuevo artículo (75 ter.3) que establece: «en los Cabildos y Consejos Insulares el número máximo de miembros que podrán prestar sus servicios en régimen de dedicación exclusiva se determinará en función del siguiente criterio: en las islas con más de 800.000 habitantes se reduce en dos respecto al número actual de miembros de cabildo, y en las de menos de 800.000 habitantes, el 60 por ciento de los cargos electos en cada cabildo insular».

ENTRE EL  GOBIERNO CENTRAL Y LA FISCALÍA.  Marc Pons, que representó al Govern en la toma de posesión de la jefatura del Sector Aéreo de Balears, se situó muy sonriente entre Teresa Palmer y Bartomeu Barceló

ENTRE EL GOBIERNO CENTRAL Y LA FISCALÍA. Marc Pons, que representó al Govern en la toma de posesión de la jefatura del Sector Aéreo de Balears, se situó muy sonriente entre Teresa Palmer y Bartomeu Barceló

Este artículo es de obligada aplicación desde hace 19 días. A partir del 30 de junio pasado, de acuerdo con la propia ‘ley Montoro’. Por tanto, el Consell de Menorca puede nombrar los consellers ejecutivos -electos o no- que desee, pero en cualquier caso solo podrán tener dedicación exclusiva un máximo de ocho, que es el 60 por ciento de los trece que integran la corporación insular. Y, casualmente, ocho es el número de consellers del gobierno tripartito: tres del PSOE, tres de Més y dos de Podemos.

Las retribuciones
El nuevo gobierno Salord-Mora-Ares ha decidido que, a partir de ahora, los plenos del Consell se celebrarán a la muy taurina hora de las 5 de la tarde «para facilitar la participación ciudadana». Habrá que tomar nota de la afluencia que registrará el salón de sesiones de la Plaça de la Biosfera y preguntar si los plenos se van a seguir retransmitiendo en streaming.

A 340.000 euros  asciende el ahorro anual que -según los cálculos del gobierno, ya conoceremos los números de la oposición- se conseguirá con el nuevo cartapacio que será debatido y aprobado en el pleno del próximo jueves. Un conseller ejecutivo menos, doce direcciones insulares -el mismo número del anterior mandato-, tres administrativos menos para los grupos políticos, y una dedicación más a media jornada para cuatro de los cinco consellers de la oposición, el PP.

Aquí  también es de aplicación la ‘ley Montoro’, al determinar que un conseller con dedicación exclusiva debe cobrar un 25 por ciento menos que un Secretario de Estado, y la presidenta, un 70 por ciento del sueldo del alcalde del municipio más poblado de la provincia, o sea, Palma.

Funcionarios de carrera
La cuestión de la ‘ley Montoro’ que provocó mayor controversia se suscitó en torno al artículo 32. Al final se aprobó con esta redacción: «el nombramiento del personal directivo que, en su caso, hubiera en las Diputaciones, Cabildos y Consejos Insulares, deberá efectuarse de acuerdo a criterios de competencia profesional y experiencia, entre funcionarios de carrera del estado, de las Comunidades Autónomas, de las Entidades Locales o con habilitación de carácter nacional que pertenezcan a cuerpos o escalas clasificadas en el subgrupo A1».

Después de mucha negociación se añadió esta coletilla: «salvo que el correspondiente Reglamento Orgánico permita que, en atención a las características específicas de las funciones de tales órganos directivos, su titular no reúna dicha condición de funcionario». Gracias a este ‘añadido final’ se consiguió desactivar la carga del artículo 32, que solo permitía nombrar directores insulares a quienes son funcionarios de carrera.

El reglamento orgánico
La exigente ley del ministro Montoro incluye otras dos aportaciones más que afectan de lleno, a partir de ahora, al Consell de Menorca. La Disposición Adicional 16a en su apartado 2 establece que «la aplicación de esta Ley a los Consejos Insulares de las Illes Balears se realizará en los términos previstos en su legislación específica y con estricta sujeción a los principios de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera».

Y  la Disposición Transitoria 8 advierte que «el régimen previsto en el artículo 32 bis de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local, serán de aplicación a los nombramientos que se produzcan con posterioridad a la entrada en vigor de esta Ley». Ni la Ley de Consells Insulars de 2000 (artículo 13) ni el Reglamento Orgánico del Consell de Menorca (artículos 91-95) han sido modificados después de la entrada en vigor de la ‘ley Montoro’. Ahora mismo, por tanto, no establecen ninguna excepción en relación al artículo 32 bis de la Ley de Régimen Local que se debe aplicar necesariamente a los nombramientos que se hagan durante este mandato.  Conviene, por tanto,  aclarar, con la ley en mano, si los nuevos directores insulares del Consell deben ser funcionarios de carrera, o no.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Quiénes serán los dos menorquines que formarán parte de la dirección regional del PP balear hasta el próximo congreso?

¿Qué temas debatirá el Ayuntamiento de Ciutadella en el pleno extraordinario que celebrará el próximo 30 de julio?

¿Qué opina Més per Menorca del nombramiento de delegados insulares de las consellerias del nuevo Govern balear de Pacte?

¿Cuándo serán nombrados los dos directores insulares aún pendientes en el organigrama del Consell de Menorca?

Chillida y Pilar Belzunze en Menorca

Jueves, Julio 16th, 2015

En el jardín de Quatre Vents, aquella finca que perteneció al futbolista Estanislao Basora, a caballo entre Alcaufar y S’Algar, imaginaron, idearon y compartieron ambos, Eduardo Chillida y Pilar Belzunze, dos proyectos que les entusiasmaban: un taller y una torre-escultura.

Menorca atrajo al gran escultor vasco, pero sedujo más a Pili, su esposa; la guardiana implacable, sombra, tutora y promotora de la carrera artística. Pilar Belzunce ha fallecido a los 89 años en San Sebastián tras haberlo compartido todo con Eduardo. Fueron padres de ocho hijos; durante veinte años acondicionaron el caserío Zabalaga, en Hernani, que transformaron en la casa museo Chillida Leku, abierta en septiembre de 2000. «Entonces, Belzunce era la voz de un Chillida ya enfermo, aquejado de Alzheimer», escribe con afecto Inés P. Chávarri.

Tuve la oportunidad, gracias a los buenos oficios de Emili de Balanzó y a la «autorización expresa» que concedió Pilar Belzunce, de entrevistar a Chillida en aquella casa, rodeada de altos muros blancos, en Alcaufar.

El artista construía las esculturas móviles inspiradas en la espiritualidad y el misticismo de San Juan de la Cruz mientras dibujaba aquella torre-escultura en la costa de Menorca, inspirada en las taules y los talaiots, para rendir homenaje a la luna, cuyos rayos nocturnos atravesarían los espacios abiertos.

Todos aquellos proyectos menorquines se frustraron porque las restricciones urbanísticas los impidieron. Los Chillida Belzunce se sentían incomprendidos en esta isla que no les entendía ni valoraba la gigantesca capacidad creadora del autor de «El peine del viento». Marcharon disgustados y dolidos. Menorca, al igual que el proyecto de la montaña de Tindaya (Fuerteventura), se convirtió en una asignatura pendiente. Pili Belzunce decidió que ya no regresarían jamás.

El 4 de julio llegaron a la tierra prometida

Lunes, Julio 13th, 2015

Después de cuarenta días de travesía por el desierto, donde surgieron dudas, recelos y temores; abrasados por el sol de la desconfianza, exhaustos en el páramo inhóspito de la  presidencia imposible, cuando se agotaba el tiempo -tic, tac; tic, tac- para la constitución del nuevo Consell, in extremis, como si de la revelación de la zarza ardiente se tratara, aprobaron la presidencia alterna. La fórmula «dos años Més y dos años PSOE», que había estado sobre la mesa desde el primer día, pero era mirada de soslayo, permitió alcanzar la ansiada tierra prometida del gobierno del Consell de Menorca, «una tierra que fluye leche y miel».

Durante estos cuarenta días, PSOE, Més y Podemos han vivido su particular apertura de las aguas del Mar Rojo -gracias a  los viejos rockeros como Ramón Orfila, siempre de guardia, como Pere Pons Florit, padre de Marc Pons, todos de Es Mercadal- para avanzar hacia la península de Sinaí, léase la sede del Consell. Y se otorgaron los diez mandamientos para los primeros cien días de gobierno, que transformaron en las 85 «líneas programáticas» de este mandato 2015-2019.

Maite Salord habló en la tarde del viernes de «sacrificio»; Susana Mora ya lo daba todo por perdido y se veía a sí misma pactando la estrategia de la oposición con Santiago Tadeo; y Mae de Concha no entendía nada. Las tres llegaron exhaustas, sudorosas y muy agotadas a la toma de posesión de la nueva corporación insular. No eran los únicos negociadores que han adelgazado durante la complicada gestación y parto de los acuerdos que se resistían a nacer. En cambio, Javier Ares compareció fresco y rutilante, con muchas ganas de mover la ficha de Podemos en el área de Medi Ambient.

Oposicion y Gobierno.  La presentación del buque «Adriático» en Maó permitió visualizar el nuevo orden político, mientras Vicenç Tur ya prepara las pruebas de técnico municipal. FOTO: GEMMA ANDREU

Oposicion y Gobierno. La presentación del buque «Adriático» en Maó permitió visualizar el nuevo orden político, mientras Vicenç Tur ya prepara las pruebas de técnico municipal. FOTO: GEMMA ANDREU

El disgusto del PSOE
Todo cambió en los tres últimos días. Consiguieron pasar de las acusaciones de «deslealtad y hecho a medida» contra el famoso argumento de «3+2 somos más que tres» a «ahora cumplimos el mandato ciudadano resultante de las urnas».

Susana Mora, nombrada vicepresidenta y portavoz del Consell, ya había solicitado su reincorporación al Tribunal de Mediación y Arbitraje (TAMIB) donde desempeñaba funciones de asesoría jurídica. En cambio, la también abogado Cristina Gómez, hoy vicepresidenta segunda, sabía -sí o sí- que iba a formar parte del nuevo gobierno insular, con gobierno bipartito Més-Podemos o con gobierno tripartito, al añadirse el PSOE. Gómez había tramitado antes su baja como letrada en ejercicio para dedicarse, de forma exclusiva, al Consell.

Los socialistas estaban doloridos, tristes y disgustados porque se sentían ninguneados hasta que los del «somos 3+2» descubrieron su verdad revelada cuando se dieron cuenta de que para gobernar y evitar la inestabilidad crónica del 5+3 -ocho en la oposición y gobierno de cinco, ecuación imposible de resolver- necesitaban a los tres consellers socialistas. Sin Susana Mora, Santiago Florit y Maria Cabrisas la tierra prometida se habría transformado en un agreste paraje de rocas, rastrojos y espinas.
Miquel Angel Maria se sintió obligado a pedir perdón a los votantes de izquierdas por el espectáculo de las rupturas y las negociaciones interminables. El conseller de Cultura, que había tendido puentes de acuerdo con el PSOE a través de Mateu Martínez, era consciente de la decepción que han ocasionado las controversias en torno a la disputada presidencia del Consell.

La patata caliente
El primer gran problema que debe afrontar el gobierno tripartito consiste en solucionar el tratamiento y la eliminación de las basuras de Menorca. El vertedero de Milà fue clausurado en diciembre por contaminar los acuíferos. Desde entonces, las basuras menorquinas son trasladadas a Mallorca en barco para ser incineradas en Son Reus.

El conseller Javier Ares afirma que la «primera opción» no pasa por llevar más basura a Mallorca, tal como propone el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat (Més). El vertedero de Milà es una herida abierta, léase una grave agresión medioambiental, que sangra en el corazón de la Reserva de Biosfera, junto a s’Albufera des Grau. Su impacto paisajístico contradice los principios de la protección de los valores ecológicos. Además, la Unión Europea ha puesto fecha de caducidad a los vertederos. Tic-tac.

En el ayuntamiento de Ciutadella son tres, y uno, las patatas calientes que tiene sobre la mesa la alcaldesa Joana Gomila: los juzgados de can Saura; el Teatre des Born y la Escola d’Art.

La salida ordenada
En el PP-Menorca, tras la pérdida del poder institucional y el pase a la oposición, aguardan las próximas decisiones de Santiago Tadeo, que prepara una salida ordenada, sin precipitaciones, con relevos después del verano. El nuevo orden en los populares menorquines se visualizará con la designación de los candidatos al Congreso y al Senado. Tadeo no tiene prisas.

PREGUNTAS DE LA SEMANA

¿Que día decidió Marc Pons nombrar a Carol Marquès jefe de gabinete de la Conselleria de Presidència del Govern balear?

¿Aceptarán Ara Maó y PSOE que el PP pueda asistir con voz y sin voto a las reuniones de la Junta de Gobierno del ayuntamiento?

¿Qué otros candidatos fueron valorados para ser designados caixer senyor de las fiestas de Sant Joan del bienio 2016-2017?

¿Logrará Juan Carlos Grau los apoyos para repetir por tercera vez como candidato del PP al Congreso de los Diputados?

Unos los nombran; otros los proclaman

Jueves, Julio 9th, 2015

Las fiestas de Sant Joan de Ciutadella cuentan, desde el pasado lunes, con la Junta de Caixers para el bienio 2016-2017.

Lorenzo de Salort y de Salort fue elegido por la Junta de Caixers Senyors, y Joan Camps Serra, el sacerdote más joven de Menorca, que fue ordenado el pasado mes de marzo, ha sido designado por el rector de la Catedral, Gerard Villalonga.

El nuevo caixer senyor, con el asesoramiento y la colaboración de quienes ya han desempeñado esta función, ha elegido a los dos caixers pagesos, al caixer casat y al caixer fadrí, que este bienio será menestral.

Estos nombramientos son comunicados al ayuntamiento, y en la sesión extraordinaria del 9 de julio, esta tarde, un funcionario municipal dará lectura a los dos escritos con los seis nombres ya nombrados, en lo que constituye su proclamación ante los asistentes al acto que arranca con el Acta de Constantinopla.

Porque para ser proclamados, los caixers deben haber sido elegidos previamente. Y una cosa es su nombramiento, y otra, la lectura de las decisiones acordadas.

Hechos que corresponden a momentos y espacios distintos, aunque algunos puristas de la fiesta, en pleno siglo XXI, en la época de los IPhones, las tablets y las redes sociales, pretenden cuestionar, invocando inexistentes argumentos que no aparecen ni en los Protocols de Josep Pons Lluch ni gozan de base histórica

El ayuntamiento de Ciutadella ni oficializa ni legaliza los nombramientos de los caixers. El papel que desempeña hoy la administración municipal se limita a la simple lectura, en el pleno del 9 de julio de los años impares, de quienes ya han sido nombrados. A los medios de comunicación nos corresponde ejercer con eficacia nuestra función, o sea, informar, en lugar de pretender ocultar o silenciar en el tiempo decisiones ya adoptadas.

Sort i ventura, senyors caixers!

El PSOE gana en la prórroga del pacto

Lunes, Julio 6th, 2015

El PSOE ha actuado con mucha más determinación y decisión que Més y Podemos, por lo que ha conseguido dar la vuelta al resultado -léase presidencia y organigrama- en el tramo final de las negociaciones para formar el gobierno del Consell. Los socialistas no estaban dispuestos a que Joana Gomila (PSM)desempeñara la alcaldía en Ciutadella, Conxa Juanola (Ara Maó) la de Maó, y que Maite Salord (Més per Menorca) presidiera el Consell insular durante los cuatro años del mandato.

El gobierno bipartito era inviable por imposible. La inestabilidad y la tensión permanente estaban garantizadas con un gobierno de cinco consellers (el famoso ‘somos 3+2’ de Més para reclamar la presidencia) y una oposición de ocho (5 del PP y 3 del PSOE, disgustados por el resultado de las negociaciones) .

'Fair play' en el despacho de presidencia del consell.  Los consellers entrantes y salientes en un ejemplo de diálogo institucional antes de la toma de posesión de la nueva corporación. FOTO: JOSEP BAGUR GOMILA

‘Fair play’ en el despacho de presidencia del consell. Los consellers entrantes y salientes en un ejemplo de diálogo institucional antes de la toma de posesión de la nueva corporación. FOTO: JOSEP BAGUR GOMILA

Lo sabían todos, pero fue el conseller del PSOE  Santiago Florit quien actuó de delantero centro y chutó con energía sobre la portería defendida por las cancerberas Salord y Mae de la Concha, que no adivinaron la jugada porque Nel Martí y Javier Ares habían dejado ambos flancos  abiertos  Florit marcó el 1-0 al anunciar que iba abstenerse en la votación de investidura de una presidencia de Més para cuatro años. Le secundó Mari Cabrisas, que subió el marcador al 2-0 porque al equipo Més-Podemos le fallaban las defensas y aún no había modificado la estrategia de juego. No era lo que habían previsto.

Así que hemos pasado del Més per Menorca i Podem formen govern al Consell insular de Menorca, amb Maite Salord de presidenta. La formació menorquinista lamenta l’autoexclusió del PSOE (comunicado difundido el sábado 27 de junio a las 18:55 horas) al Acord polític per a la constitució del govern del Consell insular de Menorca, 2015-2019, firmado a las 19:41 horas del viernes 3 de julio en el Centro de Convenciones de Es Mercadal por Vicenç Tur (PSOE), Miquel A, Maria (Més) y Mae de la Concha (Podemos).

Empieza la prórroga
El martes se empezó a disputar la prórroga de las negociaciones en Es Mercadal.      Ramon Orfila, astuto y veterano zorro plateado de la política, llamó a Vicenç Tur: «hem de rallar». Un mensaje de tres palabras que resumía la situación. Marc Pons, que también ejerce de mercadalenc, como Orfila, no era ajeno a la aproximación-reconciliación.

El secretario general del PSOE-Menorca se desplazó desde Maó a Es Mercadal. Empezaba la prórroga con la presidencia alterna sobre la mesa. Al mismo tiempo, en una maniobra con varios interlocutores al mismo tiempo, todos con el mismo objetivo, reconducir la situación, Miquel Àngel Maria también contactaba con Enric Camps, que fue director insular de Urbanismo cuando Marc Pons dirigió la conselleria.

Ayer, en el pleno de la primera investidura de este mandato, el protocolo (?) sentó a Vicenç Tur junto a un pletórico Ramon Orfila que se resiste a la jubilación. Por cierto y por lo que pueda ocurrir, Tur ha registrado la solicitud para ser incluido en la bolsa de trabajo del Ayuntamiento de Maó como técnico superior.

El miércoles feneció antes de nacer el gobierno bipartito, transformado en un espejismo. PSOE y Més ya estaban de acuerdo en compartir/repartir la presidencia para evitar males mayores. El comité insular del PSOE encargó a los negociadores «un nuevo escenario», que ya no implicaba estar en la oposición, sino gobernar con Més y Podemos «por el bien de Menorca». Empezaba a reconstruirse el tripartito.

La asamblea de Més comprendió que con un gobierno bipartito con Podemos no había mucho recorrido, por lo que acordó «hacer un esfuerzo y ceder todos» a favor del gobierno de tres en uno. Pero quien tendrían que ceder más eran Més y Podemos.

El problema se convirtió en cómo convencer a Podemos. Empezaron entonces las llamadas a Mae de la Concha, Javier Ares y Cristina Gómez. El mensaje también llegó, escueto, pero claro: «tenemos que hablar». Hablaron y en la tarde del jueves se reunió el Consejo Ciudadano Insular del partido de Pablo Iglesias.

El posible gobierno de 6
La respuesta de Podemos llegó a la redacción a las 23:42 del jueves. Aceptaba la presidencia alterna, los dos primeros años de Més y los dos últimos del PSOE, pero puso condiciones: «una vez transcurridos los dos primeros años, Podemos convocará a su asamblea insular, que votará y decidirá si desea seguir en el Consell durante el resto de la legislatura como parte del tripartito y aceptar la presidencia del PSOE, si es que llegado el momento éste la reclamara». O sea que «si la decisión de la asamblea insular rechazara seguir en el gobierno, Podemos pasaría a la oposición».  En una palabra, que Susana Mora puede verse abocada en julio de 2017 a un gobierno de 6 consellers, formado por PSOE y Més.

Acuerdo in extremis, cerrado a menos de 24 horas de la constitución del Consell. Santiago Florit, infatigable, marcó en tiempo de descuento el tercer gol para el PSOE: gestionará Ordenación del Territorio y Ordenación Turística.

PREGUNTAS DE LA SEMANA
¿Por qué no ha convocado aún la alcaldesa de Ciutadella el pleno para aprobar el cartapacio, las delegaciones y retribuciones?

¿Cuántos directores generales de Menorca habrá en el nuevo Govern, además de Marta Fuxà y Montserrat Berini?

¿Qué relación tienen los últimos nombramientos eclesiásticos con la designación del Caixer Capellà de Sant Joan para 2016-17?

¿Saldrá el rey Felipe VI del despacho de presidencia del Consell insular tras la toma de posesión del nuevo gobierno?

Así empieza el mandato 2015-2019 en el Consell

Lunes, Julio 6th, 2015

El inédito y extravagante escenario de un gobierno del Consell en minoría -integrado por Més per Menorca y Podemos- con una oposición mayoritaria se ha demostrado inviable e imposible antes de constitución.

Vulneraba los más elementales principios de la democracia representativa que los dos partidos más votados por los menorquines el 24 de mayo, PP y PSOE, que suman el 54 por ciento de los votos, deban ejercer como oposición y fiscalizar a un gobierno que representaría al 31 por ciento.

Més decidió ayer flexibilizar su postura tras el desmarque del PSOE, que se desentendió de las líneas programáticas elaboradas con los otros dos partidos de izquierda para el mandato 2015-19; el severo toque de atención de los consellers Santiago Florit y Mari Cabrisas, con abstención en la votación de investidura; las críticas de Susana Mora, que calificó de «desleal y hecho a medida» el argumento del 5+3 esgrimido por Més y Podemos para investir presidenta a Maite Salord; la carta de Félix Fernández Terrés y el malestar sordo de los militantes del PSOE… Pero, porque los econacionalistas comprendieron que era ingobernable una institución con cinco consellers en el gobierno y ocho en la oposición.

Durante la jornada de ayer se sucedieron los contactos entre los protagonistas -léase dirigentes y cargos públicos de PSOE, Més y Podemos- para superar un desencuentro que dinamita todos los mensajes de cambio y cohesión, y para reabrir el callejón sin salida en el que se han situado ellos mismos, mientras Santiago Tadeo aún aguarda como presidente en funciones en el despacho de la plaza de la Biosfera de Maó para realizar el traspaso de poderes. A 48 horas de la sesión constituyente de la nueva corporación insular se valoran nuevas opciones. Hoy sabremos quién cederá más. ¿2-2?