Genéticas distintas para los mismos gobiernos

Se necesitan, pero recelan. La articulación de las mayorías de izquierdas para formar los nuevos gobiernos y garantizar la estabilidad exige acuerdos entre PSOE, MÉS per Menorca y Podemos, formaciones de genéticas distintas que han de crear un mismo tejido.

Una semana después de las elecciones, los menorquines desconocen quién presidirá finalmente el Consell y quiénes serán los próximos alcaldes. Tres municipios decididos: Alaior, Ferreries y Es Migjorn, porque PP (Misericordia Sugrañes), Entesa (Josep Carerres) y PSOE (Pere Moll) cuentan con mayorías absolutas.

El PI-Menorca, aun cuando no ha conseguido representación ni en el Consell ni en el Parlament, logra dos concejales, decisivos para definir los gobiernos municipales de Sant Lluís y Es Castell. El PP puede mantener las alcaldías de Lluís Camps y Cristóbal Coll. El exsocialista Llorenç Carretero ya se ha pronunciado a favor de la lista más votada.

Ciutadella contará por primera vez con alcalde del PSM-Més per Menorca, en este caso alcaldesa. Joana Gomila abrirá el 13 de junio -fecha prevista para la toma de posesión de las nuevas corporaciones locales- una nueva etapa inédita, pero aún no está decidida la configuración del gobierno municipal 2015-2019.

PAISAJE DESPUES DE LA BATALLA. Javier Ares,Podemos:2 consellers; Juanmi Gomila,EM-EU,0; Maite Salord, MÉS, 3; Santiago Tadeo,PP, 5; FranciscoTutzó, CMe-UPCM,0; José Luis Sintes,PI, 0; y Susana Mora,PSOE, 3

PAISAJE DESPUES DE LA BATALLA. Javier Ares,Podemos: 2 consellers; Juanmi Gomila,EM-EU,0; Maite Salord, MÉS, 3; Santiago Tadeo,PP, 5; Francisco Tutzó, CMe-UPCM,0; José Luis Sintes,PI, 0; y Susana Mora,PSOE, 3

PP: la refundación
El PP, que obtuvo sobrerrepresentación en 2011, es arrastrado por la marea que ha castigado a los populares. El enfado de sus votantes tradicionales provocó una desafección primero y una desmovilización después en las urnas que ha sido letal. Los acuerdos postelectorales para excluir al PP de los gobiernos acentuarán esta derrota dolorosa, con caracteres de tragedia griega, cuyo acto final serán las elecciones generales de noviembre. Está muy averiada la ‘marca PP’, hundida por los casos de corrupción, la falta de gestos y más política en la gestión.

José Ramón Bauzá anuncia un congreso extraordinario del PP Balears para septiembre, pero sus críticos no admiten demoras. Hay pactos de alcaldías en juego, tanto en Mallorca como en Menorca, que dependen de la continuidad del aún presidente regional del PP. Santiago Tadeo propugna en Menorca una sucesión ordenada. Sabe que ha terminado su ciclo en la política, que cerrará con dignidad, sin portazos.

«Mantengo la confianza y mi compromiso con Tadeo. Difícilmente encontrará Menorca una persona de sus características», afirma Luis Alejandre, quien a las 8.10 horas del lunes recibió la petición del presidente del PP insular saliente para que no tome posesión como conseller de la oposición. La gran pérdida de las elecciones del 24-M en Menorca es la retirada, obligada, del presidente Tadeo, hombre prudente, equilibrado, moderado y educado. Maite Salord ha reconocido y agradecido su buen trato.

La dirección del PSOE-Menorca empieza a asimilar que la próxima presidenta del Consell será una profesora y escritora; no una abogada laboralista. Salord Ripoll tendrá la oportunidad de continuar, con otro gobierno evidentemente, la lealtad institucional que ha practicado Tadeo con todos los grupos de la institución. La relación personal ha sido excelente; otra cuestión son los debates ideológicos y los diferentes modelos políticos.

De Marc a Vicenç Tur
Los socialistas acentúan la caída iniciada en 2011. Francina Armengol y Vicenç Tur firman los peores resultados electorales del PSOE en Balears y Menorca, con menos votos, menos diputados, menos consellers y menos concejales que los conseguidos hace cuatro años por Marc Pons. Un mal resultado que le costó ser expulsado de la secretaría general de los socialistas menorquines. Relegado en el cuarto puesto de la lista, no revalida el acta de diputado autonómico. Los socialistas históricos preguntan si Tur ha puesto sus cargos a disposición del partido.

MÉS, el más hábil
Los excelentes resultados cosechados por la coalición de izquierdas MÉS le otorgan un papel fundamental en los gobiernos de izquierda. Los socialistas, aún cuando consiguen tres consellers, los mismos que MÉS, demuestran tanta ingenuidad como torpeza al reclamar -cuando aún no han empezado las negociaciones- la presidencia del Consell, lo que justifican en los 1.300 votos más que han logrado, porque el PSOE está atrapado por la pinza de MÉS y Podemos, a favor de la investidura de Maite Salord como nueva presidenta. Pablo Iglesias veta la participación de los dos consellers de Podemos en un gobierno que presida Susana Mora.

La decisión corresponderá a los militantes menorquines del partido anti-casta -hoy el PSOE ya lo es menos que el PP- que votarán a través de internet. Nuevos tiempos, antiguas discrepancias. Habrá más sorpresas, porque Francina Armengol, para ser investida presidenta del Govern ya está dispuesta a ceder la presidencia de los Consells de Mallorca y Menorca a MÉS.

PREGUNTAS DE LA SEMANA
¿Qué día se celebrará la primera reunión oficial de PSOE, MÉS y Podemos para negociar en Menorca después del 24 demayo?

¿Cuáles son los criterios y cantidades máximas que fija el código ético de Podemos para aprobar los sueldos de los cargos públicos?

¿Aplicará el PI-Menorca el mismo criterio en la investidura de los alcaldes de Sant Lluís y Es Castell el próximo 13 de junio?

¿Cómo se distribuirán los siete consellers que han de integrar el nuevo gobierno del Consell insular, según la Ley Montoro?

Leave a Reply