Archive for junio, 2015

84 votos deciden la presidencia del Consell

lunes, junio 29th, 2015

Un gobierno de cinco consellers en minoría de Més (3) y Podemos (2) en el Consell de Menorca, o sea de cinco consellers, implica una oposición de ocho más numerosa (5 PP y 3 PSOE) que el gobierno electo y exigirá la designación de varios consellers no electos para la gestión y la gobernabilidad de la institución en un escenario de inestabilidad y difícil equilibrio.

La pinza Més-Podemos sobre el PSOE tiene efectos devastadores sobre los socialistas de Vicenç Tur que constatan como se les escapa la presidencia del Consell para Susana Mora al formarse un gobierno con las listas menos votadas de las cuatro que han obtenido representación.

A pesar de ser la del PSOE la candidatura más votada de las tres de izquierdas, el veto de Podemos a Mora situa a Maite Salord en la presidencia. El PSOE  pasa a la oposición a pesar de apoyar la investidura de Més para evitar que Santiago Tadeo continúe como presidente del Consell al ser el PP quien encabeza la lista más votada. Cuenta con el mismo número de consellers que los miembros electos del próximo gobierno insular.

La abstención socialista -opción que fue secretamente barajada en la sede insular de los socialistas menorquines- abriría un escenario inédito, con Tadeo que iniciaría un segundo mandato, lo que obligaría a una nueva ronda de negociaciones entre las tres formaciones de la izquierda para pactar otro gobierno insular y presidencia, que pasarían de potencia a acto mediante una moción de censura. Esta audaz opción fue desechada.

CON LAS MANOS EN (su) CINTURA.  Al final el PSOE no es pareja de baile ni de Més ni de Podemos. Un mes después, se constata la inviabilidad del gobierno tripartito. Los socialistas serán oposición. FOTO:  J. BAGUR

CON LAS MANOS EN (SU) CINTURA. Al final el PSOE no es pareja de baile ni de Més ni de Podemos. Un mes después, se constata la inviabilidad del gobierno tripartito. Los socialistas serán oposición. FOTO: J. BAGUR

La votación vinculante
Aunque la decisión de Podemos ya estaba tomada de antemano desde el primer día -con el veto a entrar en un gobierno presidido por el PSOE, lo que conducía indefectiblemente al gobierno bipartito Més-Podemos (opción 3 para los socialistas)- la secretaria general de Podemos-Menorca, Mae de la Concha, organizó una consulta telemática, vinculante, a la que convocó a los más de 700 adheridos con que afirma contar en la actualidad el partido de Pablo Iglesias en Menorca.

Advirtió por escrito de la Concha sobre la trascendencia de esta votación: «que decidirá el futuro de la isla en los próximos cuatro años». Todas las llamadas a la participación y las advertencias sobre la importancia de la consulta obtuvieron escasa respuesta, porque solo votaron 147 de los 700 miembros del partido. O sea que el pronunciamiento del 21 por ciento de las bases de Podemos-Menorca -con una abstención del 79 por ciento- decide quién debe desempeñar la presidencia del Consell insular durante los próximos cuatro años.

Si analizamos con detalle los resultados, descubrimos que un 6,64 por ciento de quienes responden no apoya la entrada de Podemos en el gobierno del Consell. De las tres opciones de gobierno (tripartito PSOE+Més+Podemos; PSOE+Podemos y en tercer lugar, la que ha prosperado, Més+Podemos), el 45,4 por ciento apoya la presidencia para Més en el tripartito y el 13,19 por ciento en un gobierno Més+Podemos.

Con estos porcentajes, la conclusión es que 84 adheridos de Podemos -el 58,59 por ciento de los 140 por ciento que apoyan «el espíritu y el pacto de las líneas programáticas que se están negociando» y por tanto siguieron votando- son los intérpretes de la voluntad de los 4.558 menorquines que votaron a Podemos al Consell el 24 de mayo.

El gobierno bipartito  
El resultado final, un mes después de reuniones y negociaciones en un ambiente cada vez más tenso y enrarecido, consiste en que se impone la pinza Més-Podemos sobre el PSOE, que pasa a la oposición. Susana Mora resumió ayer la situación con esta frase «trabajar en un equipo de ocho consellers de tres partidos no era posible con un bloque de cinco en contra de tres». Porque desde el primer día los tres consellers de Més y los dos de Podemos han actuado de forma coordinada y cohesionada. No había química ni empatía con el PSOE, porque es la «casta».

La gran artífice de las decisiones que conducen a Maite Salord a la presidencia del Consell ha sido la abogado Cristina Gómez, que transmitió con entusiasmo su admiración por la candidata de Més a Alberto Jarabo, secretario general de Podemos-Balears, esperado el 4 de julio en la sesión de constitución de la nueva corporación insular.

También vendrá Biel Barceló, que ya ejercerá como flamante vicepresidente económico del tercer Govern de Pacte. En cambio, a Francina Armengol, que ya se veía venir que la negociación de la izquierda en Menorca acabaría como el rosario de la Aurora, ni está ni se la espera.

Empieza un tiempo nuevo pero con un escenario complicado. Més y Podemos deberán gobernar con cinco consellers, de los que solo dos tienen experiencia de gobierno. Los dos grandes retos, cerrar el cartapacio sin un excesivo número de consellers ejecutivos y después la gestión del día a día. El tercer milagro, aprobar los presupuestos.

PREGUNTAS DE LA SEMANA
¿Cuál fue la reacción de Francina Armengol al ser informada de la decisión del PSOE de pasar a la oposición en el Consell?

¿Qué efectos tendrá la ‘ley Montoro’ sobre la composición del nuevo gobierno del Consell en el número de consellers no electos?

¿Quién intervendrá como conseller portavoz del PP en la sesión de constitución de la nueva corporación del Consell de Menorca?

¿Quién será el diputado del PP-Menorca que relevará a Antoni Camps en la portavocía adjunta del Grupo Palamentario’

Més quiere presidir Mallorca y Menorca

lunes, junio 15th, 2015

El duro castigo al PP-Menorca ya quedó claro en la noche del 24-M. La humillación al PSOE se confirmó ayer, sobre todo en Maó, superado por la nueva izquierda y porque la emblemática alcaldía en manos de Conxa Juanola (Ara Maó, o sea, PSM-Més, Iniciativa-Verds, Equo y ERC) supone una derrota personal para Vicenç Tur, que lo apostó -todo o nada- a las llaves del despacho que en junio del 2011 entregó a Agueda Reynés. Cuatro años después, ni Tur ni Reynés, sino Juanola. En agosto del 2014 cesó como presidenta interinsular del GOB para transitar hacia la alcaldía mahonesa.

La constitución de los nuevos ayuntamientos y la elección de los alcaldes del 2015-2019 ha transmitido la potencia e intensidad del cambio político que han aportado las elecciones del 24 de mayo. En Menorca, el mayor porcentaje de poder municipal lo obtiene esta nueva izquierda, con cuatro de las ocho alcaldías, entre ellas las de Maó y Ciutadella, que concentran el 66 por ciento de la población.

El PSM-Més per Menorca levanta por primera vez la vara de mando en Ciutadella, que ayer recibió la hasta ahora concejal de la oposición Joana Gomila, cuya mano se nota en el texto del pacto de gobierno (Bases per a conformar un govern de canvi a Ciutadella. Acords per capgirar l’Ajuntament de Ciutadella).

En Maó el secretario general del PSOE menorquín y exalcalde Vicenç Tur no ha recuperado la alcaldía. Tur es consciente de que su relevo al frente de los socialistas menorquines es cuestión de semanas, porque no ha conseguido lo que ha logrado el PSOEen el ayuntamiento de Palma: cerrar un acuerdo para repartirse la alcaldía con Més. Dos años para mí (José Hila, PSOE) y dos años para ti (Antoni Noguera, Més), y tiro porque me toca.

La presidencia del Consell de Menorca, vinculada al Govern.  Los negociadores del PSOE, Més y Podemos para el Consell insular no saben aún quién formará el gobierno ni quién desempeñará la presidencia

La presidencia del Consell de Menorca, vinculada al Govern. Los negociadores del PSOE, Més y Podemos para el Consell insular no saben aún quién formará el gobierno ni quién desempeñará la presidencia

La estrategia intransigente de Mateu Martínez y el enroque de Conxa Juanola, que desde el primer día apeló a haber sido más votada que el secretario general del PSOE menorquín, han frustrado la alcaldía compartida, que habría desempeñado dos años Tur y dos años Juanola, tal como pretendía el exalcalde.

-O Juanola alcaldesa, o Reynés sigue los próximos cuatro años. La decisión es vuestra.- es el mensaje que desde el minuto uno transmitió Martínez. Ara Maó no se movió un milímetro. Ganó la partida y la alcaldesa in pectore ya no asistió a las últimas reuniones para cerrar el pacto, lo que aumentó el nerviosismo y la incertidumbre del PSOE.

PSOE y PP se quedan con dos alcaldías cada uno. Los socialistas mantienen en Es Mercadal a Francesc Ametller, que aún no comprende cómo no alcnzó esta vez la mayoría absoluta; y en Es Migjorn Gran, a Pere Moll.

Los populares, que el anterior mandato sumaron ocho alcaldías, solo retienen Alaior y Es Castell, donde Misericordia Sugrañes y Lluís Camps han iniciado su segundo mandato. Los cuatro alcaldes que pierde el PP pasan a la nueva izquierda. Son los casos de Ferreries, con el regreso de Josep Carreres, de la Entesa; y Sant Lluís, con Montserrat Morlá, de la agrupación de izquierdas Volem Sant Lluís, apoyada por el PSOE y el PI.

Prosigue la partida  
Una vez constituidos los ayuntamientos, entramos en la semana decisiva con la constitución del nuevo Parlament, el próximo jueves. Se activan los mecanismos para la sesión de investidura del residente de la Comunidad Autónoma, la formación del próximo Govern y la constitución de los consells.

La enrevesada partida que disputan PSOE, Més y Podemos en todos estos escenarios al mismo tiempo resolverá -y habrá sorpresas- las presidencias de estas instituciones. Mañana arranca la negociación final, con dos puntos de partida ya conocidos: el PSIB-PSOE reclama la presidencia del Govern para Francina Armengol, al encabezar la lista más votada de las izquierdas; y Podemos se niega a entrar en un Ejecutivo presidido por la secretaria general del PSIB-PSOE.

Los socialistas barajan dos escenarios posibles y ambos pasan por un Govern en minoría, bien con Més, bien en solitario, opción que no que agrada a ninguno de los partidos de izquierda. Antoni Diéguez, Marc Pons y Pilar Costa, los dinosaurios negociadores del PSIB-PSOE, descartan una presidencia rotatoria, como la pactada para la alcaldía de Palma. Armengol, sí o sí.

Entre el PSOE y Podemos se sitúa Més, que fija exigencias y objetivos. Biel Barceló ya está dispuesto a ceder en su pretensión inicial de presidir el Govern, para lo que contaba con el apoyo de Podemos. Més advierte en Palma a Armengol que no le basta la presidencia del Consell de Mallorca, y transmite al PSIB-PSOE que plantea batalla por el Consell de Menorca.  O sea, reclama la presidencia  de la institución menorquina para Maite Salord, que, al igual que Conxa Juanola, no demuestra ninguna prisa. La candidata de Més sabe que además cuenta con el aval de Podemos.  La presidencia de los Consells de Menorca y Mallorca se convierte así en moneda de cambio para que Armengol presida el Govern. Esta sería la humillación definitiva para Vicenç Tur.

PREGUNTAS DE LA SEMANA
¿Se encargará el periodista-concejal Sergio Servera de informar sobre la gestión del nuevo gobierno tripartito de Ciutadella?

¿En quién ha pensado Més per Menorca para relevar a Maite Torrent al frente de la delegación de Educació en la isla?

¿Estará la expresidenta Joana Barceló, como inspectora municipal de consumo, a las órdenes de la concejal Noemí Camps?

¿Cuándo supo Cristóbal Coll que Llorenç Carretero (PI) pactaría con Volem Sant Lluís y el PSOE, y pasaba a la oposición?

Demasiadas incógnitas 18 días después

lunes, junio 15th, 2015

Cuando ya han transcurrido 18 días de la jornada electoral para renovar municipios y autonomías, persisten todas las incógnitas sobre quiénes desempeñarán las responsabilidades de gobierno en el Consell de Menorca, el Govern balear y el ayuntamiento de Maó durante los próximos años.

Desconocemos aún si los dos consellers de Podemos formarán parte del nuevo equipo de gobierno insular; tampoco sabemos si el nuevo Govern de la Comunidad Autónoma será tripartito, bipartito o formado por un único partido; y constituye una incógnita si el PSOE se incorporará al próximo equipo de gobierno municipal de Maó.

Aceptamos que hemos entrado en un tiempo nuevo y que, como ha advertido Més per Menorca, «vivimos un cambio de época, democrática, institucional y relacional, que no se puede encarar con los mismos esquemas de siempre». Pero, ¿qué sentido tiene negociar programas de gobierno, que después son difundidos como gran ejemplo de pacto y entendimiento, si quienes han participado en su redacción no saben si formarán parte de los equipos encargados de gestionarlos y aplicarlos?

La guerra abierta entre Podemos y PSOE a nivel balear se está trasladando a Balears y dificulta los acuerdos, aseveró ayer Biel Barceló, consciente del enroque que impide avanzar en lo fundamental: quiénes van a formar los nuevos gobiernos en Balears y quiénes los presidirán.

La primera pregunta está condicionada a la segunda. El PSOE no renuncia a las presidencias en las instituciones donde ha sido la lista más votada y Podemos se niega a entrar en gobiernos presididos por socialistas. Este escenario de recelos, reproches y desconfianzas mutuas dibuja segundas vueltas y gobiernos en minoría, lo que no constituye garantía ni de estabilidad ni de gobernabilidad.

Pero, ¿quiénes formarán el Govern?

lunes, junio 15th, 2015

La pregunta resonó, alta y clara, en la sede del PSOE en la calle Ferraz de Madrid:

-Oye, Francina, ¿y quiénes son estos señores de Més?

El secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, no acertaba a comprender cómo un partido del que antes no había oído hablar, «que ha obtenido menos diputados que PSOE y Podemos en el Parlamento de Baleares», se atreviera a cuestionar la investidura de la secretaria general del PSIB-PSOE «como presidenta de ‘Baleares’, y encima Podemos quiere que invistamos presidente a un tal Biel Barceló».

-¿Este señor es el propietario de la cadena de los hoteles Barceló?- inquirió Sánchez.

Francina Armengol resopló, y con calma le explicó que Més no es una partido, sino una coalición; que Biel Barceló es el secretario general del PSM-Més per Mallorca y con Més por Menorca sumará nueve diputados en el próximo Parlament.

-¿Y cuántos son los de Més de Ibiza?.- pidió el secretario general.

Era un diálogo complicado. «Més no se ha presentado en Ibiza, Pedro. El problema es que desde la noche del 24 de mayo, con los quince diputados del PSIB-PSOE, estoy atrapada y tiesa por el pinzamiento de los diez  diputados de Podemos y los nueve de Més». La secretaria general de los socialistas de Balears se sinceró: «Pedro, yo ya he crecido; no quiero que me hagan la cama; y me niego a ser la presidenta del Parlament con Biel Barceló en el Consolat de Mar».

-¿Y quién es hoy el cónsul del mar?.- le interrogó Sánchez con cara de absoluto desconcierto. Decidieron continuar la conversación otro día. Pero antes de marchar, Armengol escuchó la frase definitiva: «El adversario es el PP; el enemigo, Podemos».

TRECE NEGOCIADORES para un govern incógnita .  Dos menorquines —Marc Pons (PSOE) y Nel Martí (Més)— en la gestación de un Govern que ni los mismos negociadores saben qué  partidos lo formarán

TRECE NEGOCIADORES para un govern incógnita . Dos menorquines —Marc Pons (PSOE) y Nel Martí (Més)— en la gestación de un Govern que ni los mismos negociadores saben qué partidos lo formarán

Atasco negociador  
Dos semanas después de las elecciones, desconocemos quien presidirá el Consell de Menorca y el Govern balear y quién  será el alcalde/sa de Maó. El rechazo atávico de Podemos a incorporarse a gobiernos presididos por el PSOE y la exigencia del PSIB-PSOEpara desempeñar la alcaldía de Palma ha bloqueado las negociaciones.

Los socialistas exigen esta alcaldía como requisito imprescindible para firmar el acuerdo; Som Palma rechaza entrar en un gobierno municipal liderado por el PSOE; y Més pide que estén las tres formaciones También se han roto las negociaciones para el Consell d’Eivissa por el reparto de cargos y los sueldos. Está atascada la madre de todas las negociaciones para cerrar el acuerdo ¿imposible? PSOE-Més-Podemos del Govern balear. No hay avances porque ni los mismos negociadores saben quiénes van a formar el Govern.  Podemos insiste que no entra ni participa en un Govern presidido por el PSOE.

Un planteamiento que no comparte Més, a favor de un Govern tripartito, propuesta rechazada por Francina Armengol, cuyo deseo es un Ejecutivo autonómico integrado por PSOEy Més, presidido por ella, naturalmente. En las reuniones para el gobierno del Consell de Menorca no participa el número 1 de Podemos y conseller electo, Javier Ares.

El hombre de Armengol  
A Francina aún le duele el último congreso insular del PSOE-Menorca, celebrado en marzo del 2012,  cuando resonaban los ecos de la derrota electoral de mayo del 2011, con gobiernos de mayoría absoluta del PP en las instituciones.

En aquel congreso dieron portazo a Marc Pons, a quien los mismos que le apoyaban le negaron una segunda oportunidad para continuar como secretario general de los socialistas menorquines y dirigir el partido durante la travesía en la oposición.

El hijo del panadero de Es Mercadal fue rechazado. Algunos, como Damià Borràs, no se despeinaron al alinearse en el bando contrario porque ganó la candidatura crítica del exalcalde de Maó Vicenç Tur. Al día siguiente Marc renunció al acta de conseller en el Consell y retuvo la de diputado autonómico. En las pasadas elecciones del 24 de mayo, la dirección del PSOE menorquín le «castigó»  al relegarlo al cuarto puesto en la candidatura al Parlament. Marc Pons no revalida el acta de diputado, pero Tur empeora los resultados de mayo del 2011. A pesar del retroceso que ha sufrido el voto socialista, el PSOE, gracias al potente ascenso de Més y la irrupción de Podemos, participa hoy en las negociaciones para intentar formar gobiernos de izquierda, tanto de Menorca como de Balears.

Armengol, que no comprendió nunca por qué Tur se empecinó en volver a ser alcalde de Maó y renunció a liderar el Consell insular y el Parlament, ha calificado de «desastrosos» los resultados obtenidos por el PSOE en Menorca el pasado 24 de mayo.

Y ahora es cuando Marc reaparece en primer plano, en Palma, como uno de los cuatro negociadores del PSIB-PSOE para el pacto del nuevo Govern. También es el autor intelectual de la astucia del texto alternativo al REB y la tarifa de 30 euros en los vuelos interinsulares. Armengol y Marc Pons son quienes rechazan con más ímpetu la entrada de Podemos en el nuevo Govern.

PREGUNTAS DE LA SEMANA
¿Cuántos menorquines formarán parte del próximo Govern balear, como consellers o bien como directores generales?

¿Ha previsto el PSOE que Marc Pons sea el conseller de Economia y Més espera que Nel Martí dirija la conselleria de Educació?

¿Serán nombrados Llorenç Pons Llabrés director insular en Menorca y Joana Barceló directora general del Govern balear?

¿Formará parte Podemos del próximo gobierno del Consell insular, o estará integrado finalmente por PSOE y Més?

La astucia de Marc Pons

lunes, junio 15th, 2015

Las tres prioridades que comparten PSOE, Més y Podemos para formar el nuevo gobierno del Consell -proyecto de Milà, solicitar la paralización de dos rotondas en las obras de la carretera y reducir más la estructura política de la institución insular- no incluyen ninguna reivindicación ni referencia a la mejora del transporte aéreo.

Pero este mismo día se avanza y se desmarca el PSIB-PSOE al presentar una propuesta de texto alternativo al proyecto de ley de Régimen Especial de Balears (REB) que antes de las elecciones pactaron José Ramón Bauzá y Mariano Rajoy. Esta iniciativa socialista, que dieron a conocer Marc Pons y Francina Armengol en Palma, incluye la tarifa plana de 30 euros para los vuelos interinsulares.

Marc Pons, el hombre de Armengol en Menorca, forma parte del equipo del PSIB-PSOE que negocia con Podemos y Més el nuevo Govern balear. El expresidente del Consell, que no ha revalidado el acta de diputado al ser castigado por Vicenç Tur al cuarto puesto de la candidatura al Parlament, está llamado a ser conseller del próximo Govern.

La astucia de Marc Pons obligará ahora a pronunciarse a Més y Podemos en estas propuestas para compensar los costes de la insularidad, que no podrán rechazar. El PSIB-PSOE juega con ventaja y lidera la reclamación.

En Menorca llama la atención que la extraordinaria movilización de las formaciones de izquierda contra las obras de la carretera se traduzca hoy en la «solicitud formal» para paralizar las obras en dos rotondas: Biniai, que aún no se ha iniciado, y Rafal Rubí. El proyecto de mejora del tramo Maó-Alaior consta de seis rotondas. ¿Y las otras cuatro?

Mañana, en la reunión para fijar las líneas programáticas de cada formación, esperamos algún pronunciamiento sobre la modificación o derogación de la Norma Territorial Transitoria.

Genéticas distintas para los mismos gobiernos

lunes, junio 15th, 2015

Se necesitan, pero recelan. La articulación de las mayorías de izquierdas para formar los nuevos gobiernos y garantizar la estabilidad exige acuerdos entre PSOE, MÉS per Menorca y Podemos, formaciones de genéticas distintas que han de crear un mismo tejido.

Una semana después de las elecciones, los menorquines desconocen quién presidirá finalmente el Consell y quiénes serán los próximos alcaldes. Tres municipios decididos: Alaior, Ferreries y Es Migjorn, porque PP (Misericordia Sugrañes), Entesa (Josep Carerres) y PSOE (Pere Moll) cuentan con mayorías absolutas.

El PI-Menorca, aun cuando no ha conseguido representación ni en el Consell ni en el Parlament, logra dos concejales, decisivos para definir los gobiernos municipales de Sant Lluís y Es Castell. El PP puede mantener las alcaldías de Lluís Camps y Cristóbal Coll. El exsocialista Llorenç Carretero ya se ha pronunciado a favor de la lista más votada.

Ciutadella contará por primera vez con alcalde del PSM-Més per Menorca, en este caso alcaldesa. Joana Gomila abrirá el 13 de junio -fecha prevista para la toma de posesión de las nuevas corporaciones locales- una nueva etapa inédita, pero aún no está decidida la configuración del gobierno municipal 2015-2019.

PAISAJE DESPUES DE LA BATALLA. Javier Ares,Podemos:2 consellers; Juanmi Gomila,EM-EU,0; Maite Salord, MÉS, 3; Santiago Tadeo,PP, 5; FranciscoTutzó, CMe-UPCM,0; José Luis Sintes,PI, 0; y Susana Mora,PSOE, 3

PAISAJE DESPUES DE LA BATALLA. Javier Ares,Podemos: 2 consellers; Juanmi Gomila,EM-EU,0; Maite Salord, MÉS, 3; Santiago Tadeo,PP, 5; Francisco Tutzó, CMe-UPCM,0; José Luis Sintes,PI, 0; y Susana Mora,PSOE, 3

PP: la refundación
El PP, que obtuvo sobrerrepresentación en 2011, es arrastrado por la marea que ha castigado a los populares. El enfado de sus votantes tradicionales provocó una desafección primero y una desmovilización después en las urnas que ha sido letal. Los acuerdos postelectorales para excluir al PP de los gobiernos acentuarán esta derrota dolorosa, con caracteres de tragedia griega, cuyo acto final serán las elecciones generales de noviembre. Está muy averiada la ‘marca PP’, hundida por los casos de corrupción, la falta de gestos y más política en la gestión.

José Ramón Bauzá anuncia un congreso extraordinario del PP Balears para septiembre, pero sus críticos no admiten demoras. Hay pactos de alcaldías en juego, tanto en Mallorca como en Menorca, que dependen de la continuidad del aún presidente regional del PP. Santiago Tadeo propugna en Menorca una sucesión ordenada. Sabe que ha terminado su ciclo en la política, que cerrará con dignidad, sin portazos.

«Mantengo la confianza y mi compromiso con Tadeo. Difícilmente encontrará Menorca una persona de sus características», afirma Luis Alejandre, quien a las 8.10 horas del lunes recibió la petición del presidente del PP insular saliente para que no tome posesión como conseller de la oposición. La gran pérdida de las elecciones del 24-M en Menorca es la retirada, obligada, del presidente Tadeo, hombre prudente, equilibrado, moderado y educado. Maite Salord ha reconocido y agradecido su buen trato.

La dirección del PSOE-Menorca empieza a asimilar que la próxima presidenta del Consell será una profesora y escritora; no una abogada laboralista. Salord Ripoll tendrá la oportunidad de continuar, con otro gobierno evidentemente, la lealtad institucional que ha practicado Tadeo con todos los grupos de la institución. La relación personal ha sido excelente; otra cuestión son los debates ideológicos y los diferentes modelos políticos.

De Marc a Vicenç Tur
Los socialistas acentúan la caída iniciada en 2011. Francina Armengol y Vicenç Tur firman los peores resultados electorales del PSOE en Balears y Menorca, con menos votos, menos diputados, menos consellers y menos concejales que los conseguidos hace cuatro años por Marc Pons. Un mal resultado que le costó ser expulsado de la secretaría general de los socialistas menorquines. Relegado en el cuarto puesto de la lista, no revalida el acta de diputado autonómico. Los socialistas históricos preguntan si Tur ha puesto sus cargos a disposición del partido.

MÉS, el más hábil
Los excelentes resultados cosechados por la coalición de izquierdas MÉS le otorgan un papel fundamental en los gobiernos de izquierda. Los socialistas, aún cuando consiguen tres consellers, los mismos que MÉS, demuestran tanta ingenuidad como torpeza al reclamar -cuando aún no han empezado las negociaciones- la presidencia del Consell, lo que justifican en los 1.300 votos más que han logrado, porque el PSOE está atrapado por la pinza de MÉS y Podemos, a favor de la investidura de Maite Salord como nueva presidenta. Pablo Iglesias veta la participación de los dos consellers de Podemos en un gobierno que presida Susana Mora.

La decisión corresponderá a los militantes menorquines del partido anti-casta -hoy el PSOE ya lo es menos que el PP- que votarán a través de internet. Nuevos tiempos, antiguas discrepancias. Habrá más sorpresas, porque Francina Armengol, para ser investida presidenta del Govern ya está dispuesta a ceder la presidencia de los Consells de Mallorca y Menorca a MÉS.

PREGUNTAS DE LA SEMANA
¿Qué día se celebrará la primera reunión oficial de PSOE, MÉS y Podemos para negociar en Menorca después del 24 demayo?

¿Cuáles son los criterios y cantidades máximas que fija el código ético de Podemos para aprobar los sueldos de los cargos públicos?

¿Aplicará el PI-Menorca el mismo criterio en la investidura de los alcaldes de Sant Lluís y Es Castell el próximo 13 de junio?

¿Cómo se distribuirán los siete consellers que han de integrar el nuevo gobierno del Consell insular, según la Ley Montoro?

En clave estatal o en clave menorquina

lunes, junio 15th, 2015

El PP de Tadeo ha movido ficha y le ha ofrecido al PSOE lo que -hoy, cuatro días de las elecciones- le niegan y también cuestionan MÉS y Podemos. Los populares proponen un ‘pacto de estabilidad’ a los socialistas para formar el próximo gobierno del Consell insular, que estaría formado por los cinco consellers del PP y los tres del PSOE. De la presidencia no se habla. El secretario general del PSOE-Menorca, Vicenç Tur, ha rechazado este ofrecimiento y vuelve a difundir las declaraciones de la noche electoral: «queda clara la postura del PSOE para impulsar gobiernos de izquierdas».

En Mallorca, donde se definirá el próximo Govern, Podemos y MÉS, que se definen como «la izquierda emergente y decisiva», hurgan en la herida del PSIB-PSOE -la pérdida de 20.000 votos y de cuatro diputados en el Parlament- e invocan que suman más votos y escaños que el PSIB-PSOE. El partido de Pablo Iglesias rechaza incorporarse a un Govern presidido por la socialista Francina Armengol, que es ninguneada por la «izquierda verdadera». En cambio, el líder de Podemos acepta entrar en un Govern que presida Biel Barceló.

Al mismo tiempo, el PI insta a MÉS y PSIB-PSOE que «huyan de extremismos» y que no pacten con Podemos. El presidente de Proposta per les Illes sostiene que «MÉS y PSIB-PSOE tienen fuerza para gobernar sin necesidad de radicalizarse con Podemos». Estamos en los inicios de unas largas y complicadas negociaciones postelectorales que han creado un escenario endemoniado. No será fácil cerrar acuerdos con Podemos, que ha hecho de las descalificaciones a los partidos de la casta, PP y PSOE, uno de los motores de su crecimiento. Porque el partido de Pablo Iglesias plantea su estrategia política en clave estatal, de elecciones generales, no en clave balear ni menorquina.