No quieren a Joana ni a Marc

La expresidenta del Consell, doble exconsellera -de Trabajo y Turismo, además de portavoz- del segundo Govern de Pacte, y diputada autonómica desde 1991 ya ha pedido su reingreso en el Ayuntamiento de Ciutadella. Joana Barceló Martí se encuentra en situación de excedencia como inspectora municipal de Consumo al desempeñar cargo político y ya sabe, desde hace semanas, que no figurará en puesto de salida en las candidaturas con las que concurrirá el PSOEa las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo. Evitó, conscientemente, la confrontación interna en el PSOE-Ciutadella al renunciar a ser candidata en las primarias para liderar la lista municipal.

Era la gran baza de los socialistas para recuperar la alcaldía. Su experiencia, trayectoria y el alto nivel de conocimiento ciudadano la avalaban como una candidata que le habría puesto las cosas más difíciles a Juanjo Pons, pero los mismos afiliados de la agrupación local ya se encargaron de dinamitar la ‘opción Barceló’ al promover, a sus espaldas, la candidatura de una desconocida Noemí Camps, con quien se batirá el conseller de Cooperación Local y Deportes.

JUAN JOSE HIDALGO, CON EL CERCLE D’ECONOMIA.  El presidente de Globalia derrochó simpatía, ofrecio ejemplos de riesgo empresarial con su coraje y trayectoria. Propugnó la derogación del descuento de residente, en lo que coincidió con Marcos Martín y Joan Enric Vilardell. El sorteo de la Champions League, con el partido Atco. Madrid-Real Madrid le causó el disgusto del día.

JUAN JOSE HIDALGO, CON EL CERCLE D’ECONOMIA. El presidente de Globalia derrochó simpatía, ofrecio ejemplos de riesgo empresarial con su coraje y trayectoria. Propugnó la derogación del descuento de residente, en lo que coincidió con Marcos Martín y Joan Enric Vilardell. El sorteo de la Champions League, con el partido Atco. Madrid-Real Madrid le causó el disgusto del día.

Joana Barceló elude las polémicas, porque es persona de consensos, como los que cerraba con el entonces jefe de la oposición, el senador José Seguí Díaz. Incluso, cuando presidía la institución insular,  pactaba y escenificaba las discrepancias primero, y los acuerdos después, con Francesc Antich en el Govern y con Tuni Allès en el Consell. Todo esto ya es historia.

Cuando el presidenta Bauzá firme el lunes el decreto de convocatoria de elecciones, Joana Barceló continuará en el Parlament al formar parte de la Diputación Permanente, hasta junio. Se mantendrá en un voluntario segundo plano, sin declaraciones, pero después del 24-M, «ja veurem com ha acabat en ser cuit i després passarem comptes».

El debate que no evitó
Intentó -sin éxito- Barceló que no se debatiera en el pleno del Parlament la proposición no de ley del Grupo Socialista, redactada y defendida por Marc Pons, porque intuyó que «d’aquesta en sortirem amb sa camisa esquinçada». Pero Francina Armengol, que no sintoniza con la expresidenta menorquina ni en lo personal ni en lo político, desoyó la advertencia.

El ‘caso Cesgarden’ resonó en la Sala de las Cariátidades en el penúltimo pleno de esta legislatura. El presidente Tadeo no desaprovechó la oportunidad para exigir responsabilidades, políticas y jurídicas, y denunciar los errores cometidos por quienes tenían que haber remitido al Tribunal Superior de Balears un peritaje alternativo, reclamado en varias ocasiones por el juez Gabriel Fiol, para reducir la cuantía de la indemnización. Son los mismos que ahora piden al Govern que inyecte los recursos para pagar los 29 millones del ‘desaguisado Cesgarden’, y que, cuando gobernaban, se olvidaron de incluir una solución en la modificación en la modificación del Plan Territorial Insular aprobada en 2006. Por todo ello, y más, Joana Barceló quería evitar este debate. En cambio, el PSM ejerció la autocrítica cuando Nel Martí asumió la cuota de la responsabilidad que le corresponde  al haber formado parte del mismo equipo de gobierno.

La expresidenta del Consell expresó su contrariedad y agachó la cabeza cuando Tadeo, que se creció en la tribuna de los oradores, recordó que los consellers del actual equipo de gobierno de la institución ya han sido advertidos por el Juzgado que deberán pagar, cada uno, 600 euros semanales si el Consell no abona la segunda reclamación de Cesgarden, que asciende a once millones de euros. Ya era demasiado tarde para retirar la proposición. Seguía el debate.

El ‘día D’ para Marc Pons
El PSIB-PSOEdará a conocer este próximo miércoles las candidaturas para los consells y al Parlament en las cuatro circunscripciones insulares. Es el  ‘día D’ para Marc Pons.

Susana Mora, que encabeza la lista al Consell, contará en puesto de salida con Santiago Florit, al igual que Elena Baquero.
Saltará la sorpresa en la lista al Parlament, después del pulso entre Vicenç Tur y Francina Armengol. No repite Cristina Rita, además de Joana Barceló. El único que continuará, en función de los resultados, evidentemente, es Damià Borràs. ¿Y Marc Pons? Le ofrecen el cuarto puesto. La alternativa de Armengol es ser candidato a diputado en las elecciones generales de diciembre y marchar a Madrid.

José Mª González Ortea
El ingeniero que aprobó la primera Ley General Turística
Vital, liberal, enérgico, culto, ameno, metódico y riguroso. Son los  calificativos que definen la personalidad de José María González Ortea (Gijón, 1946), ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, que ha fallecido a los 68 años.  Ejerció como asturiano y mallorquín. Diputado autonómico desde 1987 a 2003, por la contundencia de sus intervenciones en el Parlament recibió el apodo de «la galerna del Cantábrico». Durante dos legislaturas desempeñó la portavocía del Grupo Popular. Fue recibido con reticencias y recelos por los hoteleros al ser nombrado conseller de Turismo por Jaume Matas en 1996, pero González Ortea no se amilanó y logró aprobar con el apoyo de todo el sector la primera Ley General de Turística de Balears, un instrumento pionero para ordenar y modernizar la industria turística. Su referente en Menorca era Manuel Jaén, con el que tejieron estrategias y discursos.

Pau Lluch Mesquida
Rechaza la propuesta del PI para encabezar la lista de Ciutadella
Adiferencia de los exalcaldes Llorenç Carretero y Andreu Moll, que buscan una segunda oportunidad, Pau Lluch ha declinado las propuestas y reiteradas ofertas formuladas por el presidente del PI, Jaume Font, para encabezar la candidatura de Proposta per les Illes al ayuntamiento de Ciutadella. Carretero, que se distanció definitivamente del PSOE, optará de nuevo a la alcaldía de Sant Lluís, pero no como candidato socialista, sino del PI, mientras que Andreu Moll, un verso suelto en el PP, será el ‘número 1’ de la candidatura municipal del PI para es Migjorn Gran. Moll siempre actuó por libre y ahora aspira a un nuevo mandato o a desempeñar un papel de bisagra durante el próximo mandato entre el hoy alcalde Pere Moll (PSOE) y Ramón Verdú (PP). El complejo microcosmos de Es Migjorn siempre nos trae sorpresas. En cambio, el doctor Lluch tiene en cuenta el consejo de su amigo y también médico Lluís Navas: «Pau, no t’hi fiquis».

PREGUNTAS DE LA SEMANA
¿Logrará la juez Belén Velázquez que la Fiscalía responda a los recursos sobre el ‘caso Citur’?

Recurrirá el diputado Guillem García Gasulla la multa de 600 euros por romper la disciplina al votar en contra del pacto antiyihadista?

¿Qué agrupación de electores de la Isla renuncia al proceso de primarias?

¿Qué asociación de Menorca pide ser eximida del pago de las costas procesales a la que fue condenada tras perder el recurso?

¿Presentará el PI candidatura para Es Mercadal, Alaior y Sant Lluís?

Leave a Reply